Ambientación
Staff
Interés
Créditos

Ambientación
Nos encontramos en el año 129, en el apogeo del poder de la casa Targaryen. Los Targaryen son numerosos al igual que sus dragones lo cual ha provocado que su hegemonía no tenga discusión por parte de las casas inferiores, no obstante, ese mismo poder puede hacer que la casa reinante se devore a si misma, o eso es lo que los rumores dicen. Las demás casas luchan por conseguir el favor de la casa real, algunas con mayor éxito que otras. Sin duda la casa que más ha logrado trepar ha sido la casa Hightower quien ha hundido sus colmillos fuertemente en la corte del rey y no parece dispuesta a aflojar, algo que molesta bastante a los Velaryon, la otra rama de la familia real, los cuales también arañan por tratar de llegar a la cima después de que el trono les fuera arrebatado en el concilio del año 101. Estas luchas se han intensificado recientemente ya que el rey Viserys está enfermo y cada vez más débil, se dice que no vivirá mucho más lo cual ha creado un ambiente tenso en los seis reinos que conforman el trono de hierro. El gran temor es que la unificación realizada por Aegon el conquistador sea destejida por sus descendientes y que Poniente arda. Dorne permanece independiente e inconquistable, hazaña de la que todos los dornienses se sienten orgullosos, especialmente los Uller los cuales derribaron a Meraxes tiempo atrás.

Reinos
Próximamente...
administración
dragon
Dragon
MP

Novedades
♦23/06♦ Inauguración del Foro
♦27/06♦ Primera trama global
Normas Gráficas
♦Se deben usar PBs de carne y hueso, nunca dibujos.
♦Avatar de 280x350px.
♦Firma Máxima de 500x250px.

Tramas
1° trama: Torneo en Desembarco

Link:
Lugar: Desembarco del rey
Fecha: 10 del mes I
Se Busca
Créditos
El diseño de los gráficos del foro Hermit the Frog, la edición y creación de codes pertenece a Balerion y en ambos casos este material es único y exclusivo de The Dance Of Dragons. El tablón está elaborado gracias a un foro de recursos y modificado igualmente para este foro.
Últimos temas
» fgffgff
Jue Oct 20, 2016 11:55 pm por probando

» Familia primero || Helaena +18
Sáb Sep 03, 2016 7:00 am por Aegon Targaryen

» Throne´s War - Rol Juego de Tronos - {Af. Élite}
Jue Ago 25, 2016 8:55 pm por Invitado

» Qoren Nymeros Martell se coge vacaciones
Vie Ago 19, 2016 2:23 pm por Aliandre Martell

» Pescando [Linys Daer]
Jue Ago 18, 2016 9:06 am por Torrhen Manderly

» La rockola del bardo.
Miér Ago 17, 2016 5:53 pm por William Stoneheart

» Make It Up As I Go - foro activo de famosos - Más de 3 años - Af. Élite
Miér Ago 17, 2016 3:17 pm por Invitado

» Dios bendiga a Estados Unidos, una nación renacida. —Elite
Miér Ago 17, 2016 5:54 am por Invitado

» Una verde tragedia en un mar de negros [Libre]
Miér Ago 17, 2016 12:30 am por Aegon III Targaryen

Estación



otoño
Primer Mes
Año 129
Habitantes
Más Allá del Muro
0
El Norte
2
Tierra de los Ríos
1
Occidente
5
El Valle
3
Islas del Hierro
3
Tierras de la Corona
14
El Dominio
4
Tierras de la Tormenta
1
Dorne
5
Ciudades Libres
1
Bahía de los Esclavos
1
Essos
0
Af. Élite
13/40

Af. Hermanas
4/8


Parte de ello — Privado

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Parte de ello — Privado

Mensaje por Aerahns Saltcliffe el Jue Ago 04, 2016 6:45 pm

Los días en Desembarco no eran lo que me esperaba, la gente sin más que decir: despreciable en todos los sentidos, tan siquiera una muerte había presenciado, tenía entendido de las justas en donde seguro se vería sangre, pero ese juego estúpido no me atraía en lo absoluto.

Se podría decir que casi nunca vengo a la capital por lo que la conozco en su minoría más los puertos sí son de mi conocimiento. ¿Qué secretos aguarda la tan aclamada Fortaleza roja? No tenía la mínima idea ¿Qué tenía para perder? Mis ansias no se hicieron esperar y hasta allí me aventuré. Es bien sabido que solo las grandes casas tenían cabida y alojo en la misma, los demás tenían que dormir en carpas a las afueras de ella. Yo no tenía que pasar por tal martirio pues para ello estaba el Penumbra.

Empecé a caminar por sus pasillos, algunos sirvientes se quedaban mirando impresionados mi cabello, mientras que otros en los cuales su falta de conocimiento estaba ocupada por su idiotez, me reverenciaban. Ande a saber qué clase de estúpidos son, no podía tampoco mentir me hacían creer más importante de lo que ya lo hacía, mi ego se alimentaba por esos que tan siquiera osaban a mirar mi rostro. Sonreí malicioso y continué mi camino.

En ello hurgué unas cuantas salas y habitaciones nada del otro mundo, excepto por una en la que se encontraban dos sirvientes follando, aunque salí rápido de allí, no me extraña que esta gente solo folle como medida de diversión su poca creatividad son vergüenza ante los demás. Llegué hasta una habitación en donde se encontraba una mujer pelilarga y rubia, quizás perdida en sus pensamientos; si mirando el horizonte no lo sabía bien. Tomé la osadía de tomar asiento y encimar los pies en otra silla tomando sin permiso parte la comida que se encontraba allí, al igual que una copa ya servida. — Divinidad hecha vino—admití al terminar de saborear tan buen trago — ¿Quién es la dama que aprecia tanta exquisitez?— pregunté de manera curiosa.

Aerahns Saltcliffe
Pueblo

Pueblo

Mensajes : 83
Fecha de inscripción : 07/07/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Parte de ello — Privado

Mensaje por Cerenna Lannister el Jue Ago 04, 2016 11:45 pm

Al igual que el resto de su familia, Cerenna Lannister permanecía en la Fortaleza Roja. A pesar de lo sucedido, sí. Era demasiado orgullosa como para huir con el rabo entre las piernas y además, seguía bajo la hospitalidad del rey. Se había arreglado como era habitual, pero no pensaba salir de su habitación hasta que el sol se escondiese. Demasiadas cosas en que pensar. Por otro lado, y dejando al margen las diversas cavilaciones, se había citado con un par de nobles para pulir algunos detalles relacionados con el intercambio de especias y diversos bienes. Todo había marchado según lo previsto, incluidos los diversos intentos de éstos por lograr un acuerdo más jugoso por su parte. Cerenna ya lo tenía en cuenta y por ese motivo se proclamó vencedora de la negociación, a pesar de que los otros creyesen lo contrario. Hombres. Una sonrisa, un poco de falsa confusión y se creían en el poder. ¿Por qué se sorprendía?  

Se sentó en la silla acolchada, dispuesta a deleitarse con algunos manjares que por capricho, había hecho traer a sus propios sirvientes. Frutas del Dominio e incluso otras más exóticas de más allá del mar Angosto. Vino dorniense de excelente calidad y unos dulces típicos del Valle que conquistaban al paladar más dulzón. Probablemente acabara dejándose más de la mitad, pero le traía sin cuidado. Lo que no le traía sin cuidado es que alguien se colase en su habitación sin que sus guardias se diesen cuenta, mucho menos que tuviese la desfachatez de sentarse frente a ella y comer de sus manjares. O peor todavía, beber de su copa.—La misma que os mandará cortar los pies como no los quitéis de encima de ese encaje myriense.—dijo al tiempo que alargaba el brazo para quitarle su copa. Hablaría seriamente con su supuesta escolta. Y con su sobrino. Puede que fuesen aquellos rasgos tan poco comunes en Poniente, o tal vez una necesidad imperiosa de delatar su procedencia.—Cerenna Lannister.—se rellenó la copa, esta vez alcanzando a degustar el brebaje. —¿Y quién sois vos a parte del maleducado que ha osado privarme del lujo de ser la primera en probar semejante divinidad?—respondió, empleando el mismo término que él.—Y lo que es más importante, ¿Por qué no debería avisar a mis guardias?—en ningún momento se alteró o levantó de la silla. Es más, estaba de lo más tranquila. Como era habitual.   

Cerenna Lannister
Dama

Dama

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 23/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Parte de ello — Privado

Mensaje por Aerahns Saltcliffe el Vie Ago 05, 2016 12:12 am

L
adeé mi cabeza de un lado a otro sin dar mucha importancia a lo que decía acomodando aún más mis pies, seguido vi como aquella arrebató a copa de mi mano a lo que enarqué una ceja, hice un gesto de disgusto burlón el cual desapareció al escuchar su nombre, despertó un gran interés en mí el tan solo escuchar su nombre a mi mente venían imágenes de montañas de oro y piedras preciosas.

Me torné de pie y caminé hasta su espalda quitando nuevamente la copa de sus manos, dando un gran sorbo — Aerahns Salcliffe— susurré a sus oídos de manera seductora cuando volvía a posicionar el recipiente en su mano. A lo que me fijé que la otra tenía un vendaje que despertaba cierta curiosidad en saber el motivo — Pues porque esta ciudad es extremadamente aburrida y nadie parece ser lo suficiente mente entretenido— me erguí y volví hasta mi asiento — Sin mencionar lo llena de mierda que está, tanto de dragón como de los mendigos— sonreí burlón — ¿Motivos suficientes?— levanté una ceja nuevamente a la espera de su respuesta, sabía que en parte estaba actuando como un idiota lo que no quitaba la gracia para eliminar tensiones.

Volví a ver su mano vendada y deslicé mi mano por la mesa y entre los platos hasta ésta tocando con mucha delicadeza — ¿Qué le ha pasado?—tomé unas cuantas uvas con mi otra mano y las eché en mi boca triturándolas salvajemente con los dientes. Tanto como el vino estaban deliciosas.

Aerahns Saltcliffe
Pueblo

Pueblo

Mensajes : 83
Fecha de inscripción : 07/07/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Parte de ello — Privado

Mensaje por Cerenna Lannister el Mar Ago 09, 2016 3:45 pm

Isleño, eso explicaba su falta de modales y la desfachatez con la que se movía. Los Hombres del Hierro estaban acostumbrados a tomar los que querían cuando querían, por lo que necesitaban que alguien les pusiese en su sitio y les recordase cómo debían comportarse. En parte, Cerenna Lannister era un poco como ellos, con la única diferencia de que ella era quien ponía al resto en su sitio, aunque fuese desde las sombras. Saltcliffe. La leona de la Roca enarcó una ceja cuando volvió a robarle la copa. Por atractiva que considerase la osadía, no le agradaba que le faltasen al respeto así.—Tenéis una muy mala costumbre, Saltcliffe.—advirtió haciendo referencia a tomar lo ajeno cuando le placía.—Una que el día menos pensado os explotará en la cara.—por un instante se planteó el llamar a sus guardias, pero quizás le resultase más fructífero un encuentro privado.—Son motivos mediocres, pero no podía esperar otra cosa de un Hijo del Hierro.—dibujó una sonrisa ladina sin apartar los ojos de los del otro.—Así que supongo que bastará.—se rellenó entonces otra copa, esa era su forma de darle la bienvenida. En cierto modo.

La osadía que mostró al rozar el vendaje del antebrazo la descolocó, y por muy suave que fuesen sus movimientos, era todavía una herida reciente. En lugar de retraer el brazo (que fue su primer instinto), le dio la vuelta y apresó con su zarpa la mano de Aerahns sobre la mesa.—Un pequeño altercado sin mucha importancia con alguien a quien cualquier maestre juraría le faltó el aire al nacer.—su sonrisa se amplió, pero no dio más detalles. 

Cerenna Lannister
Dama

Dama

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 23/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Parte de ello — Privado

Mensaje por Aerahns Saltcliffe el Jue Ago 11, 2016 9:03 am

Me encogí de hombros a lo que replicaba, no decía nada que no fuera cierto y lo sabía.  — Lo mediocre es relativo, hay mucha mediocridad que nos rodea y nunca nos percatamos de ello— acoté, sintiéndome ofendido por el vil comentario. No había duda que era uno de los mejores vinos que había probado casi que estaba a punto de tomar toda la jarra de golpe, pero ¿Qué modales son esos ante los de una dama? Aquella rubia pelilarga traía algo que causaba cierta fogosidad, entusiasmo en mí. Había conocido pocas mujeres así, aunque para ser sincero no había conocido alguna con tal ferocidad y poco temor por el dolor. — Pues yo le veo mucha importancia, aunque es lo que usted dice…— sonreí malicioso mientras aguantaba sus uñas encarnadas sobre mi mano, no me importó y la devolví hacia mí causando unos cuantos rasguños. Observé como la roja sangre se asomaba por los mismos, ardía, pero era más placentero que molesto — Hay retrasados que no debieron ver tan siquiera la luz—.


Me volví a recostar del asiento subiendo los pies en la silla nuevamente llevando mi mano hasta la mesa y tomando lo primero que tocase. En aquel momento recordé un pequeño altercado con un Lannister, ambos terminamos disgustados, bueno, él más que yo; disfruté plenamente aquellas muertes. No recuerdo su nombre puesto nunca tuvimos el tiempo de soportarnos mutuamente como para intercambiarlos, pero sí recuerdo muy bien su espada dorada como el oro. Aquél rubio defendía esa consta bajo el apellido Lannister, más mucha información sobre ese flacucho no poseía — Y bien cuénteme de su familia — una de las cosas que más odiaba en esta fétida ciudad era pretender ser “cortés” cosa que hacía muy mal. — ¿A quién engaño? Tanto tú como yo nos interesa en lo más mínimo saber de la familia del otro— admití — Soy una persona…— me quedé pensativo sonando mis dedos uno tras otro en un sonido con pausas constantes contra la mesa en busca de la palabra correcta — ¿Sanguinaria? Que disfruta ver sufrir al prójimo con tal de saciar sus deseos, que los gritos de sufrimientos son como la melodía más tierna capaz de dormir al indefenso bebé — me jactaba con las palabras esbozadas de mi boca, había más las cuales no me atrevía a expresar aún, había dicho suficiente y eso bastaba. ¿Sentiría miedo la leona por quién se encontraba a su frente?

Aerahns Saltcliffe
Pueblo

Pueblo

Mensajes : 83
Fecha de inscripción : 07/07/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Parte de ello — Privado

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.