Ambientación
Staff
Interés
Créditos

Ambientación
Nos encontramos en el año 129, en el apogeo del poder de la casa Targaryen. Los Targaryen son numerosos al igual que sus dragones lo cual ha provocado que su hegemonía no tenga discusión por parte de las casas inferiores, no obstante, ese mismo poder puede hacer que la casa reinante se devore a si misma, o eso es lo que los rumores dicen. Las demás casas luchan por conseguir el favor de la casa real, algunas con mayor éxito que otras. Sin duda la casa que más ha logrado trepar ha sido la casa Hightower quien ha hundido sus colmillos fuertemente en la corte del rey y no parece dispuesta a aflojar, algo que molesta bastante a los Velaryon, la otra rama de la familia real, los cuales también arañan por tratar de llegar a la cima después de que el trono les fuera arrebatado en el concilio del año 101. Estas luchas se han intensificado recientemente ya que el rey Viserys está enfermo y cada vez más débil, se dice que no vivirá mucho más lo cual ha creado un ambiente tenso en los seis reinos que conforman el trono de hierro. El gran temor es que la unificación realizada por Aegon el conquistador sea destejida por sus descendientes y que Poniente arda. Dorne permanece independiente e inconquistable, hazaña de la que todos los dornienses se sienten orgullosos, especialmente los Uller los cuales derribaron a Meraxes tiempo atrás.

Reinos
Próximamente...
administración
dragon
Dragon
MP

Novedades
♦23/06♦ Inauguración del Foro
♦27/06♦ Primera trama global
Normas Gráficas
♦Se deben usar PBs de carne y hueso, nunca dibujos.
♦Avatar de 280x350px.
♦Firma Máxima de 500x250px.

Tramas
1° trama: Torneo en Desembarco

Link:
Lugar: Desembarco del rey
Fecha: 10 del mes I
Se Busca
Créditos
El diseño de los gráficos del foro Hermit the Frog, la edición y creación de codes pertenece a Balerion y en ambos casos este material es único y exclusivo de The Dance Of Dragons. El tablón está elaborado gracias a un foro de recursos y modificado igualmente para este foro.
Últimos temas
» fgffgff
Jue Oct 20, 2016 11:55 pm por probando

» Familia primero || Helaena +18
Sáb Sep 03, 2016 7:00 am por Aegon Targaryen

» Throne´s War - Rol Juego de Tronos - {Af. Élite}
Jue Ago 25, 2016 8:55 pm por Invitado

» Qoren Nymeros Martell se coge vacaciones
Vie Ago 19, 2016 2:23 pm por Aliandre Martell

» Pescando [Linys Daer]
Jue Ago 18, 2016 9:06 am por Torrhen Manderly

» La rockola del bardo.
Miér Ago 17, 2016 5:53 pm por William Stoneheart

» Make It Up As I Go - foro activo de famosos - Más de 3 años - Af. Élite
Miér Ago 17, 2016 3:17 pm por Invitado

» Dios bendiga a Estados Unidos, una nación renacida. —Elite
Miér Ago 17, 2016 5:54 am por Invitado

» Una verde tragedia en un mar de negros [Libre]
Miér Ago 17, 2016 12:30 am por Aegon III Targaryen

Estación



otoño
Primer Mes
Año 129
Habitantes
Más Allá del Muro
0
El Norte
2
Tierra de los Ríos
1
Occidente
5
El Valle
3
Islas del Hierro
3
Tierras de la Corona
14
El Dominio
4
Tierras de la Tormenta
1
Dorne
5
Ciudades Libres
1
Bahía de los Esclavos
1
Essos
0
Af. Élite
13/40

Af. Hermanas
4/8


Insomnia | Privado

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Insomnia | Privado

Mensaje por Aegon III Targaryen el Lun Ago 01, 2016 10:20 am


Insomnia


Día XII | Mes I | Año 129
Cocinas de la Fortaleza Roja

La noche había caído una vez más sobre Desembarco del Rey. La capital estaba custodiada por la inmensa Fortaleza Roja, que se alzaba frente a ella como un dragón. Cuando el sol se perdía en el horizonte la bestia y todos sus intrusos descansaban en su interior. Todos salvo el pequeño príncipe, al que el sueño se olvidó de visitar.

Aegon se levantó de su cama tras haber dado en ella innumerables vueltas en un intento por encontrar la comodidad que le permitiese dormir, aunque en vano. Una vez se hubo calzado a tientas, prendió el candil que en su mesita de noche reposaba antes de cubrirse para salir al exterior. Al parecer también el fuego del dragón dormía, aunque solo superficialmente. En los anchos pasillos principales las llamas aún bailaban en sus antorchas para iluminar el camino.

El joven príncipe aún no recordaba del todo aquellas laberínticas cruzadas y direcciones, y a veces le costaba un poco orientarse, especialmente cuando quería dirigirse a lugares a los que no solía acudir, como era el caso aquella noche.
Deambuló durante unos minutos, deslizándose sigilosamente por los pasillos. Las cocinas no era un lugar donde los nobles solían acudir, y él no era la excepción. Solo la lady a cargo de su casa a veces bajaba para supervisar que todo iba bien.

Sus ojos se iluminaron cuando vislumbraron a lo lejos una puerta de la que salía luz. Si allí no había comida, se daría por vencido y se enfrentaría al camino de regreso con el sonar de su estómago, que no tardaría en hacerse notar pronto.

Una vez sus pasos le llevaron hasta allí, antes de aventurarse a entrar el miedo amenazó con tomar su mente, así que antes de verse paralizado en mitad de un pasillo perdido se abalanzó a abrir la puerta, que entonces estaba entornada.
¿Hay alguien? —preguntó antes de entrar.
La lumbre estaba encendida, por lo que supuso que tal vez alguien del servicio anduviese cerca.

Nami


Última edición por Aegon el Menor el Miér Ago 03, 2016 3:03 am, editado 1 vez
avatar
Aegon III Targaryen
Rey

Rey

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 28/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Insomnia | Privado

Mensaje por Thyia Stark el Mar Ago 02, 2016 4:18 am

“Todo en la vida tiene un precio” se decía mentalmente mientras secaba y acomodaba los trastes que parecían jamás terminar, ya había tenido sus días libres y ahora debía pagar con trabajo, pero a su opinión, le parecía injusto que le hubieran dejado sola con esa tarea y comenzaba a creer que la mujer a cargo de la cocina que por días había parecido agradable, simplemente intentaba deshacerse de ella al ocuparle en tareas específicas con las que no pudiera interrumpir con las tareas típicas de la cocina, ni tener que estar lidiando con su desconocimiento del idioma de Poniente, pero al menos en la soledad y el silencio de la noche, podía recordar épocas mejores e incluso entonar canciones que alegraran su espíritu mientras se hacía con la tediosa labor sin irritar a nadie y en absoluta libertad de ser ella, después de todo, el trabajo era tal que tenía toda la noche para terminar, se estiró antes de seguir con los platos comenzando a sentir el cansancio que ni siquiera debería sentir siendo tan temprano y con tanto por hacer
 
Sin embargo su tranquilidad se vio truncada por sonidos ajenos que anunciaban la llegada de un extraño, guardó silencio y esperó, tal vez lo habría imaginado, pero no, definitivamente alguien hablaba desde afuera de la cocina, miró a su alrededor sin saber qué hacer y entendió que definitivamente no debieron dejarla sola, ¿Qué haría ella sin saber hablar su idioma? Pero sería peor si no atendía, dejó el plato que tenía en las manos a un lado y salió en busca del visitante nocturno mientras secaba sus manos con el trapo que le había indicado la mujer antes de retirarse a dormir. A su salida se encontró con un pequeño que le recordó a la princesa por sus rasgos y esos ojos exóticos que alertaban peligro, tensó los labios antes de sonreírle levemente y hacerle una reverencia con la cabeza- ¿necesita algo?- logró articular suave y cordialmente con las manos a sus costados empuñadas levemente concentrada en la pronunciación que le había aprendido a las cocineras, pero antes que el niño respondiera se atrevió a aclarar que posiblemente no le entendería- ¿sabe alto valirio?, no conozco otro idioma- le explicó precisamente en ese idioma, esperanzada porque el infante fuera como los hijos de la princesa que también lo hablaban, sino que los dioses se apiadaran de ellos intentando entenderse
avatar
Thyia Stark
Pueblo

Pueblo

Mensajes : 62
Fecha de inscripción : 30/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Insomnia | Privado

Mensaje por Aegon III Targaryen el Miér Ago 03, 2016 3:26 am


Insomnia
Día XII | Mes I | Año 129
Cocinas de la Fortaleza Roja

Al príncipe le extrañó que hubiera alguien aún a aquellas horas en las cocinas, pero no le dio mayor importancia, aunque casi hubiera preferido que no hubiera nadie, así simplemente tendría que rebuscar lo que le apeteciera sin más. Aunque, pensándolo mejor, ¿qué se lo impedía?

Bajaba a por algo de comida —le respondió en la lengua común, que era la que solía utilizar, sin prestarle demasiada atención al hecho de que le hablase en alto valyrio. Fue después, cuando esta le dijo que no conocía otro idioma, cuando cayó en la cuenta de ello. El niño asintió a su pregunta, aunque no volvió a repetir lo que había dicho. De todos modos, ya se disponía a buscar algo por sí mismo.

Oteó el lugar con sus ojos purpúreos hasta divisar sobre el poyo de la cocina un montón de frutas amontonadas. Se acercó hasta allí y después tomó la manzana más verde que logró ver a simple vista.
¿Puedes lavarla? —Dijo entonces, ahora sí, en alto valyrio. Realmente solamente quería que esta se acercara para verla mejor, pues a simple vista le había parecido que los rasgos de la mujer no eran típicos de la zona, si bien era cierto que Desembarco gozaba de una mayor diversidad que en cualquier otro reino de Poniente. Tampoco había logrado reconocer su acento, que no acertaba a situar con exactitud. Pensó que seguramente viniera del otro continente, de Essos. ¿De alguna de Las Ciudades Libres, tal vez?
Por otro lado, le extrañó a su vez que no se dirigiera a él como príncipe Aegon. Aunque viéndolo por otro lado, era joven; tal vez no trabajara en la Fortaleza Roja cuando él aún vivía allí. O simplemente su trabajo estaba en las cocinas, y por eso no había tenido ocasión de verlo antes. ¿Por qué le daba tantas vueltas?

Nami
avatar
Aegon III Targaryen
Rey

Rey

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 28/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Insomnia | Privado

Mensaje por Thyia Stark el Jue Ago 04, 2016 7:38 pm

Escuchó que el niño decía algo en ese idioma que pese a desconocer, le removía recuerdos fugaces, como si lo hubiera aprendido hace mucho y dentro de su memoria ese conocimiento descansara como un guerrero que al volver de la guerra solo quiere dormir, pero esos pensamientos no se revelaron ante el infante al que solo le frunció levemente el ceño por la incertidumbre de sus palabras.
 
Al menos, el niño parecía diferenciarse de los hijos de los amos que había llegado a conocer en el pasado, ellos eran pequeños insolentes y a su opinión, inútiles, incapaces de hacer algo por cuenta propia, pero él, se abrió paso por la zona hasta coger una manzana mientras ella se acercaba con las manos a la espalda atenta de lo que pudiera querer y en ese momento le habló logrando que le sonriera, porque para su alivio si hablaba su lengua- por supuesto- atinó a decir recibiéndole la manzana para ir a lavarla, pero antes ir a donde estaban los trastes interminables, volvió la vista hacia él- ¿Algo más?- le propuso intrigándose del hecho que un infante rondara el castillo a esas horas; no importaba si era un mundo nuevo, estaba segura que incluso en ese lugar, los niños y hasta los adultos que no estuvieran celebrando o trabajando, deberían estar dormidos a esas horas- una vez escuché que las manzanas provocan desvelos- le contó acunando la fruta entre sus manos dándole la posibilidad de escoger otra fruta si así lo quería, no imaginaba que una persona por voluntad propia buscara el desvelo teniendo cosas por hacer el día siguiente, aun así inclinó la cabeza y fue a lavar la manzana para regresar con el niño
 
-¿El joven Señor no tendrá problemas por deambular a estas horas el castillo?- indagó entregándole la fruta con verdadera preocupación por las represalias que pudieran tener con el niño si alguien llegaba a saber de su fuga nocturna, le parecía tan frágil como cualquier otro niño que incluso temió por el pequeño como si siempre hubiera tenido debilidad por los niños, le sonrió con candidez y complicidad de no delatar su escape por un aperitivo nocturno logrando incluso relajar la postura rígida de sirviente- no te distingo, ¿Quién eres?- indagó de forma cordial empujando su propio cabello hacia atrás antes que el niño posiblemente volviera a sus aposentos, no era imprudencia, supo que él podría tomarlo así, pero era más con una necesidad de ir reconociendo los rostros del castillo, al menos aquellos que le recordarán a la princesa Helaena y pudiera relacionarles como familia real, porque si algo había aprendido en su vida es que el trato hacia los miembros de estas familias era más fino que hacia el resto
avatar
Thyia Stark
Pueblo

Pueblo

Mensajes : 62
Fecha de inscripción : 30/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Insomnia | Privado

Mensaje por Aegon III Targaryen el Vie Ago 05, 2016 12:31 am


Insomnia
Día XII | Mes I | Año 129
Cocinas de la Fortaleza Roja

El niño negó con la cabeza. No necesitaba nada más. Bueno, tal vez un poco de agua hubiera estado bien, pero de momento iba bien con la manzana, así que se limitó a dejarse caer sobre una de las sillas de madera del lugar mientras la observaba limpiar la fruta. Rara vez se comía una fruta directamente. Normalmente se la servían ya cortada en un recipiente de cristal.
Era gracioso. Probablemente fuera el único estúpido que se fijaba en aquel tipo de cosas, pensó. Él único que le daba importancia a comerse una manzana en un plato.

Oyó entonces que la joven comentaba algo sobre las manzanas, pero ensimismados en sus pensamientos, no alcanzó a escuchar lo que decía completamente, así que no añadió nada más y aguardó a que terminara de lavar la manzana.

No si nadie se entera —respondió a su pregunta. No le gustaba que le recordaran lo que debía o no hacer, mucho menos si no era un familiar directo, pero en esta ocasión no protestó, ya que por el tono de voz empleado pensó que no era su intención la de darle una orden, o por lo menos prefirió creerlo así, ya que no estaba de humor para discutir innecesariamente. Nunca lo estaba, en realidad, pero aquella vez tenía una excusa que lo justificase, y es que pese a su falta de sueño el cansancio tomaba cada músculo de su minúsculo cuerpo. El simple hecho de levantarse de su cama ya había supuesto un reto.

Tomó la manzana e hincó sus dientes en ella. Su paladar se heló y sintió un escalofrío. Odiaba aquella sensación, pero aquel dolor instantáneo y el sonido de la lluvia de otoño caer fuera era más agradable que los días eternos de sol y calor, pensó.
Soy el príncipe Aegon Targaryen, hijo mayor de Rhaenyra y Daemon Targaryen —respondió. Qué raro le era llamarse a sí mismo el "hijo mayor de", puesto que no era el mayor de sus hermanos, pero sí para el matrimonio de sus padres.
Sí, como suponía, no conocía su identidad. Eso explicaba que no se dirigiera a él como solía hacerlo el resto.

Nami
avatar
Aegon III Targaryen
Rey

Rey

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 28/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Insomnia | Privado

Mensaje por Thyia Stark el Vie Ago 05, 2016 7:09 am

Afirmó con una sonrisa en los labios al escuchar que el infante le aseguraba que nada le pasaría si nadie sabía- por mi parte, jamás le he visto entrar a esta cocina- prometió con seriedad porque cuando de la palabra se trataba, no se podía jugar- por suerte para ti, si has llegado hasta acá sin ningún imprevisto, sabrás volver- le dijo poniendo su voto de confianza en la astucia del niño para salirse con la suya tanto como para tutearle mientras ella se soltaba el cabello para volver a recogerlo haciéndose a la idea de terminar la tarea que le esperaba intacta

Exhaló y volvió la vista al niño que se había acomodado en la butaca para comer la fruta y no se dijeron nada hasta preguntar por él como tal y pese a que al príncipe pudiera no importarle saber quién era ella porque parecía ensimismado, optó por presentarse- un gusto alteza, soy Thyia de Meereen, pensé que los únicos infantes del castillo eran los hijos de la princesa Helaena- comentó más para sí misma tras hacer un asentimiento antes de girar hacia los trastes que seguían ahí para recordarle que eran su deber- si necesita algo más, solo dígame- le pidió haciendo una leve reverencia con la cabeza a la vez que su mente se intrigada realmente por el motivo que tuviera desvelado al niño, pero no preguntaría, por suerte para ella, a veces lograba controlar la curiosidad que parecía ser el motor de su vida, pero la presencia del pequeño, el sonido de la lluvia y el aroma que dejaba la misma le hizo más ligera la tarea de lavar y secar, ya solo quedaría organizar
 
Una vez apiló la primera torre de utensilios volvió la vista al niño intrigada por su silencio, jamás había conocido un niño que pareciera la sombra de uno, sin que jugara, correteara, riera, hablara o fuera simplemente infante, pero justo antes que aquello le pareciera extrañó, recordó sus palabras, él era un hermano mayor y sobretodo el primogénito del matrimonio de los señores que desconocía, tales roles le otorgaban a los infantes cierta madurez prematura que no tenían los hijos únicos y mucho menos los menores, o al menos así era con los hijos de los amos que había llegado a conocer.

Lamentablemente, pese a que le agradaba el silencio cómodo que había entre ellos, jamás se había sentido capaz de trabajar en silencio, le dejaba demasiado espacio a la mente y esta divagaba distrayéndola de sus labores o solo le recordaba lo pesada que era la actividad y ninguna de las dos le ayudaban a terminar, por lo que tarareó suavemente una melodía improvisada que posiblemente mezclaba la música de distintas zonas sin dejar de acomodar esa torre de platos para apilar de nuevo- si le molesta la “música”, me dice- le autorizó antes de repetir el proceso de apilar y guardar varias veces más
avatar
Thyia Stark
Pueblo

Pueblo

Mensajes : 62
Fecha de inscripción : 30/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Insomnia | Privado

Mensaje por Aegon III Targaryen el Lun Ago 08, 2016 9:48 pm


Insomnia
Día XII | Mes I | Año 129
Cocinas de la Fortaleza Roja

Le sorprendió que le tutease, puesto que solo su familia lo hacía. Nadie, salvo ellos, se había dirigido a él así. Bueno, nadie excepto el Hightower, claro. Pero esperaba que aquello se tratase de un caso excepcional. Solo de recordarlo sentía una extraña sensación amarga que ni tan siquiera la manzana que devoraba lograba endulzar.
Apartó de inmediato aquella imagen. No quería recordarlo.

Thyia de Meereen, repitió mentalmente. Nunca había escuchado aquel nombre. De primeras apostaría a que iba a olvidarlo, así que se forzó a ir repitiéndolo de vez en cuando para recordarlo. Realmente no le importaba no saber el nombre de una criada con la que no volvería a hablar, pero le gustaba retarse a sí mismo a la hora de recordar cosas.
En su apuesta por el lugar de origen de la desconocida, en cambio, había fracasado. Al menos parcialmente. No pertenecía a ninguna de las Ciudades Libres, pero sí a Essos, continente cuya geografía solo conocía a rasgos generales. Aún.

Contempló a la mujer, que tan exótica le resultaba, sin soltar palabra. Era muy observador, y a menudo solía observar al servicio en sus labores, aunque nunca lo había hecho de tan cerca, en silencio, sin la compañía de nadie más.

Escuchar el sonido de la lluvia al caer, el crujir de la madera quemándose en la lumbre, el movimiento del agua al lavar los platos y la voz de la criada entonando una melodía lo relajó, aunque no lo suficiente como para que el sueño volviera a visitarle.

¿Qué más sabéis hacer? —preguntó de repente pasado un rato. No era común en él indagar sobre alguien, pero en aquella ocasión su curiosidad le ganaba. Era la primera vez que tenía contacto directo con alguien del servicio, y para el pequeño dragón todo lo relativo a Thyia era nuevo y desconocido, especialmente tras enterarse de que venía de otro lugar.
¿Sabéis contar historias? —Añadió.

Nami
avatar
Aegon III Targaryen
Rey

Rey

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 28/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Insomnia | Privado

Mensaje por Thyia Stark el Jue Ago 11, 2016 5:41 am

Parecería absurdo pero no pudo evitar sobresaltarse al escuchar la pregunta del niño que la hizo dar un leve respingo por ser sacada de sus pensamientos melódicos tan abruptamente, volvió la vista al niño y le sonrió antes de apilar otra torre de trastes y guardarlos, para finalmente atenderle sin tener tarea pendiente

-Sé…- meditó levantando la vista hacia el techo y volvió a fijarla en el menor- pues todos los quehaceres del servicio, excepto cocinar, es decir, sé cocinar pero no los platos de aquí- corrigió y se apoyó en la lacena quedando frente al niño- eso en cuanto a ser… ¿sirviente? Desconozco como se denomina- comento a modo de excusa recogiendo los hombros- ya como persona, se cantar y danzar más que nada- admitió orgullosa y con agrado por las que serían sus actividades favoritas- me gusta el arte en general y soy buena en ello, a excepción de ser música, los instrumentos y yo no congeniamos- admitió con una sonrisa amplia, siempre le causaba gracia como podía moverse al ritmo de la música y cantar afinado, pero ser un desastre si tenía un instrumento en las manos- conocí el arte casi desde que era una bebé y tuve el privilegio de ser instruida en ello casi desde que tenía su edad- le contó y la sonrisa desbordante y divertida disminuyó hasta ser apenas una sutil sonrisa de melancolía al recordar la gran infancia que había tenido y en lo que se había vuelto su vida, bajó la vista y volvió a verle ya repuesta o al menos sin tristeza- ¿también le enseñan artes sus mentores?- indagó curiosa tras afirmarle a la segunda pregunta que hizo el príncipe

-Es un arte narrar, príncipe, pero sin duda si sé muchas historias ajenas a Desembarco o todo Poniente- le habló acercándose a él con las manos tras la espalda y una voz misteriosa, porque ella al ser curiosa como nadie más, sabía que el ambiente debía ser el indicado, místico e hipnótico para sostener la magia de las leyendas- algunas de ellas incluso, son vivencias propias o de allegados y no solo mitos que pasan de boca en boca- le aseguró cerca suyo sosteniéndole la mirada como si fuese a descifrar algo tras los ojos púrpura del niño- ¿Quiere oír una? Podría ser la captura del león que tiene ahora su tía, de los hombres que alaban el fuego y tienen visiones ante él, la de los seres de múltiples rostros que se encuentran en Braavos, incluso, el día en que vi un demonio a la cara- le propuso poniéndose de cuclillas quedando cara a cara con el príncipe que estaba en la butaca, le sonrió en un comienzo y a medida que le enlistaba sus historias favoritas su sonrisa desapareció hasta quedar con una expresión serena, pero la mirada desbordante de anhelo e ilusión, pero sobretodo expectativa a la respuesta del príncipe- o tal vez, quiera saber las cosas que se dicen de aquí en Essos y sino, como última opción mi joven Señor, podría contarle una que le ayudara a dormir, si lo prefiere- dijo vacilante volviendo a sonreírle esperando que escogiera pero dentro suyo rogando porque no optara por las ultimas, porque pese a saberlas de siempre se le hacían aburridoras, efectivamente lograban hacerla dormir, pero habían temas más fascinantes sería un desperdicio de noche
avatar
Thyia Stark
Pueblo

Pueblo

Mensajes : 62
Fecha de inscripción : 30/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Insomnia | Privado

Mensaje por Aegon III Targaryen el Jue Ago 11, 2016 6:45 pm


Insomnia
Día XII | Mes I | Año 129
Cocinas de la Fortaleza Roja

Su respuesta le decepcionó, o por lo menos lo hizo su inicio, aunque su rostro, que se mantuvo igual de serio, no lo reflejó. No buscaba saber sobre sus habilidades en una cocina. Por un momento temió que le fuera a hablar de sus labores como criada, aunque por suerte no fue así.

¿Danzar y cantar? Aquello pilló por sorpresa al pequeño dragón. Normalmente esas eran artes que se le solían enseñar a jóvenes ladies, y las pocas criadas que sabían bailar y entonar melodías trabajaban de ello para los nobles, por lo que le extrañó que entonces ella se encontrara en las cocinas. Claro que los bailes y celebraciones eran puntuales, y tal vez el resto de los días trabajaran en otras labores con el resto del servicio, supuso, y no le dio mayor importancia salvo por un detalle: ¿bailaría igual de bien que cantaba?
El único arte que se me ha sido enseñado es el de la literatura —respondió a su pregunta. Él solo era un aficionado del arte. Lo veía en la arquitectura de la Fortaleza Roja o en los poemas que el bardo recitaba, pero no había sido instruido ni en música ni en arquitectura, y como tal, sabía que aún no podía apreciarlo en todo su esplendor, como por el contrario hacía cuando pasaba las hojas de un libro. Ese era el único arte que conocía.

Había supuesto que -Thyia de Meereen, se repitió- tenía historias que contar porque procedía del otro continente, y seguramente había pasado por el servicio de distintos señores hasta llegar a la Fortaleza Roja. La respuesta de la joven, por tanto, no hizo más que corroborar las suposiciones del niño, quien entonces se sintió orgulloso de haber acertado.
Sostuvo la mirada, directa y opaca, que ocultaba la curiosidad que era alimentada por cada palabra de la joven extranjera, y que paulatinamente iba aprisionando al Targaryen. De repente sus ganas de volver a perderse por los pasillos de la Fortaleza Roja para volver a su cama se esfumaron, y se acomodó en la butaca a la par que dejaba lo que quedaba de manzana sobre la mesa.
Le gustaba leer historias hasta olvidarse de que simplemente eran eso, historias atrapadas en las hojas de un libro. Pero también disfrutaba escuchándolas, porque a veces, cuando su narrador elevaba su voz tanto como la hacía tenue y apagada, podías vivirlas.

Mientras la escuchaba, empezó a barajar sus posibilidades, pero cada una le parecía aún más intrigante que la anterior. La del demonio a la de los seres de múltiples rostros; la de los seres de múltiples rostros a la de los hombres que alaban el fuego, y la de los hombres que alaban el fuego a la captura del león de su tía. Para cuando le presentó sus otras propuestas, el niño ya estaba demasiado perdido evaluando las primeras.
Háblame de los hombres de múltiples rostros de Braavos —sentenció finalmente, casi por azar.

Nami
avatar
Aegon III Targaryen
Rey

Rey

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 28/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Insomnia | Privado

Mensaje por Thyia Stark el Vie Ago 12, 2016 8:54 pm

Exhaló molesta, poco le faltó para protestar que al príncipe no se le instruyera en artes, le era inconcebible esa idea, toda persona debería tener la posibilidad de al menos conocer un arte- ojala alteza, logre fugarse ante maestres que le instruyan, aunque la literatura no es una mala opción, pero ser siempre un espectador debe dejarle una sensación de vacío, ¿no ha intentado escribir? Podría ser su arte, si logra perderse entre las palabras, en su mente debe haber una gran recopilación de estilos que podría explorar hasta crear uno propio- le propuso con las manos en las caderas, ella misma le haría frente a los tutores del menor por omitir el arte de su formación personal, pero exhaló frustrada de saber que no podía hacer nada y le sonrió con comprensión- al menos de escribir nadie puede cohibirle- susurró con ternura, que por momentos se preguntaba de donde fluía, no lograba ser indiferente al menor, no cuando de verdad quería oír una de sus anécdotas, le sonrió levemente al ver que el niño dejaba la manzana a un lado escuchándola con atención, disfrutó como todo ser que tiene alma de artista de los sutiles y apenas notorios gestos que hacía el príncipe a medida que la escuchaba, era como si meditara que opción tomar, pero todo se redujo a su respuesta, logrando que Thyia exhalara aliviada porque el niño quisiera oír una historia fascinante y no simplemente un cuento para dormir, le sonrió ampliamente y se puso de pie mirando a su alrededor, el ambiente era idóneo, pero le faltaba ese algo de Braavos, chasqueó la lengua, tendría que improvisar
 
-¿Cómo empezar, príncipe? Bien podría contarle los mitos que hay sobre ellos, pero pudiendo darle un testimonio real, me permitirá omitir los cuentos que podría recitar sin emoción- le advirtió mientras llenaba un traste de con agua y lo ponía al fuego agregándole sal- Mi amo era mercader y uno de sus recorridos fue a Braavos, lugar famoso por tener un templo que llama la atención, son pocas las personas que salen del templo, todas entran, pero la gran mayoría no vuelven- exhaló e inhaló profundo mientras el agua al fuego comenzaba a desprender un suave aroma marino, tal como olían las calles de la ciudad libre- no es como si fueran a rendir tributos, ni elevar plegarias a dioses, simplemente esas personas desaparecen tras la puerta blanco y negro, tal templo es conocido por todo Essos, tal vez acá han oído tan siquiera de ese lugar- le contó planteándose si el príncipe había escuchado de esa casa y lo que se hacía dentro, aun así, sus palabras fueron dichas a modo de introducción casi en susurro como si le confiara el mayor de los secretos, pero exigente con su relato, sintió que algo le faltaba al ambiente, si iba a contar algo, debía hacerlo bien y transportar al infante de ojos purpura que parecía perdido en sus palabras, se levantó lentamente y buscó por el lugar una rama seca que había visto al empezar su tarea esa mañana- Braavos, es un lugar místico, tal vez más que cualquier otra ciudad de Essos, su aroma marino impregna todo el lugar y muchas veces se usan esencias de hiervas quemadas para cambiar el ambiente y hacerlo más armonioso- le contó acercando las hojas secas al fuego, bastó una chispa para que soltara su dulce aroma y se la entregó al niño- si se entra a las casas, así huelen casi todas y fue en una de ellas que nuestro cliente nos habló del dios de muchos rostros que se podía encontrar en el templo de blanco y negro, personalmente no le creí, pero igual curiosa indagué cuanto pudiera saber el hombre de ese lugar, pero cada palabra suya me sonaba más falsa que la anterior- admitió optando por contarle primero su encuentro con uno de esos seres antes de contarle los rumores que se decían de ellos
 
-Salí de esa casa casi molesta con mi amo, porque siguió insistiendo en ese tema mientras le altercaba que las palabras del hombre eran falsas, pero tal como si el dios me escuchara y se dignara a volverme una creyente, me hizo ver a uno de sus siervos, la noche había caído, tal como ahora, llevaba unas horas recorriendo la nueva ciudad, cuando se escuchó un grito- hizo una pausa y quitó toda sonrisa de su rostro- no debí ir, pero la curiosidad fue mayor y me acerqué, un hombre venía hacia mí y metros atrás yacía un cuerpo inerte, temí que supiera que le había visto pero sin descaro alguno le vi llevarse la mano al mentón y como si sujetara algo, haló hacia arriba- le contó imitando los movimientos del hombre, volvió a ponerse de cuclillas frente a él- era una mujer, me sonrió y hui, no era una máscara mi príncipe- le aseguró antes que pudiera pensar eso- se quitó el rostro o tal vez toda la piel, porque las hormas no mienten y quien venía ante mí era un hombre y ese mismo ser al seguir su camino, era una mujer- le juró aun impactada de ese recuerdo para guardar después silencio dando tiempo que los truenos se silenciaran- tal vez el dios no quiere que le revele esto, pero seguiré de todos modos, al llegar a casa le conté a mi señor lo ocurrido y el día siguiente visité de nuevo a su cliente queriendo saber todo de esos seres- le explicó sentándose en la lacena- se dice que trabajan para la muerte, son asesinos todos sus monjes, hay quienes aseguran que incluso tienen control sobre la magia, pero no es algo que se pueda comprobar, porque nadie sabe realmente su identidad, bien podrías ser uno de ellos y te estás regocijando de oírme hablar de tus colegas o tal vez de ti mismo- planteó con una sonrisa suspicaz sin levantar la voz para después bajar en el rostro guardando silencio unos segundos y entrecerrando los ojos susurró- o tal vez yo lo sea- propuso ensanchando su sonrisa- tal vez, vine en una misión, alguien me dio un nombre y aceptó pagar el precio para arrebatar la vida a quien se me encomendó y debo esperar- susurró tomando un cuchillo que pasaba de mano acercándose a él- solo bastaría un corte firme- comentó andándole alrededor, se detuvo tras él y le pasó la uña por el cuello fugazmente simulando el corte de un cuchillo- pero por suerte para usted, no es su nombre que me han dado-  djando el cuchillo en la mesa para seguir rondando el improvisado escenario
 
-Creí que jamás volvería a verle, pero esa mujer tenía cierta fascinación por desenmascararse ante mí, nunca la vi actuar, pero cada vez que ocurría un accidente ella estaba cerca, como hombre, como mujer, como joven o como adulto, jamás la vi ser infante, pero siempre estaba y todas las veces, se apartó el rostro dejándome ver que era ella, ¿con que motivo? Lo desconozco, pero ella fue la causa para querer irme de la ciudad creyendo que lejos de Braavos la olvidaría, pero no- aseguró deteniéndose frente a él tras pasearse por la cocina, le sujetó los hombros de la nada y sin expresión alguna concluyó- no se puede huir de la muerte, si se les da un nombre, irán tras esa persona hasta cumplir su misión, no sienten, no padecen, solo cumplen la voluntad del dios de los muchos rostros- le aseguró soltándole para sentarse en el suelo sobre sus propias piernas justo frente al niño que observó con el rostro en alto- hay quienes dicen- comentó con vacilación- que jamás debes verles o podrían ir tras ti incluso si nadie ha pedido tu muerte, pero yo al menos, sigo viva y fueron muchos encuentros para que me hubiese matado si así hubiera querido, por lo que creo no debe ser tan cierto y así mismo, escuché decir a un pescador que si un “nadie” se niegan a cumplir una misión deberán pagar con su muerte o el destierro si revelan su identidad ante alguien, porque ellos ni siquiera deberían tener una, son anónimos, han muerto ante la sociedad, ya no existen y por eso pueden andar entre las sombras al servicio de la muerte- guardó silencio e inhaló profundo aquel aroma logrando transportarse al intimidante Braavos en su mente, volvió a abrir los ojos y le sonrió tentada a desacomodarle el cabello- ¿dudas?- concluyó finalmente con su voz natural y las manos sobre su propio regazo
avatar
Thyia Stark
Pueblo

Pueblo

Mensajes : 62
Fecha de inscripción : 30/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Insomnia | Privado

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.