Ambientación
Staff
Interés
Créditos

Ambientación
Nos encontramos en el año 129, en el apogeo del poder de la casa Targaryen. Los Targaryen son numerosos al igual que sus dragones lo cual ha provocado que su hegemonía no tenga discusión por parte de las casas inferiores, no obstante, ese mismo poder puede hacer que la casa reinante se devore a si misma, o eso es lo que los rumores dicen. Las demás casas luchan por conseguir el favor de la casa real, algunas con mayor éxito que otras. Sin duda la casa que más ha logrado trepar ha sido la casa Hightower quien ha hundido sus colmillos fuertemente en la corte del rey y no parece dispuesta a aflojar, algo que molesta bastante a los Velaryon, la otra rama de la familia real, los cuales también arañan por tratar de llegar a la cima después de que el trono les fuera arrebatado en el concilio del año 101. Estas luchas se han intensificado recientemente ya que el rey Viserys está enfermo y cada vez más débil, se dice que no vivirá mucho más lo cual ha creado un ambiente tenso en los seis reinos que conforman el trono de hierro. El gran temor es que la unificación realizada por Aegon el conquistador sea destejida por sus descendientes y que Poniente arda. Dorne permanece independiente e inconquistable, hazaña de la que todos los dornienses se sienten orgullosos, especialmente los Uller los cuales derribaron a Meraxes tiempo atrás.

Reinos
Próximamente...
administración
dragon
Dragon
MP

Novedades
♦23/06♦ Inauguración del Foro
♦27/06♦ Primera trama global
Normas Gráficas
♦Se deben usar PBs de carne y hueso, nunca dibujos.
♦Avatar de 280x350px.
♦Firma Máxima de 500x250px.

Tramas
1° trama: Torneo en Desembarco

Link:
Lugar: Desembarco del rey
Fecha: 10 del mes I
Se Busca
Créditos
El diseño de los gráficos del foro Hermit the Frog, la edición y creación de codes pertenece a Balerion y en ambos casos este material es único y exclusivo de The Dance Of Dragons. El tablón está elaborado gracias a un foro de recursos y modificado igualmente para este foro.
Últimos temas
» fgffgff
Jue Oct 20, 2016 11:55 pm por probando

» Familia primero || Helaena +18
Sáb Sep 03, 2016 7:00 am por Aegon Targaryen

» Throne´s War - Rol Juego de Tronos - {Af. Élite}
Jue Ago 25, 2016 8:55 pm por Invitado

» Qoren Nymeros Martell se coge vacaciones
Vie Ago 19, 2016 2:23 pm por Aliandre Martell

» Pescando [Linys Daer]
Jue Ago 18, 2016 9:06 am por Torrhen Manderly

» La rockola del bardo.
Miér Ago 17, 2016 5:53 pm por William Stoneheart

» Make It Up As I Go - foro activo de famosos - Más de 3 años - Af. Élite
Miér Ago 17, 2016 3:17 pm por Invitado

» Dios bendiga a Estados Unidos, una nación renacida. —Elite
Miér Ago 17, 2016 5:54 am por Invitado

» Una verde tragedia en un mar de negros [Libre]
Miér Ago 17, 2016 12:30 am por Aegon III Targaryen

Estación



otoño
Primer Mes
Año 129
Habitantes
Más Allá del Muro
0
El Norte
2
Tierra de los Ríos
1
Occidente
5
El Valle
3
Islas del Hierro
3
Tierras de la Corona
14
El Dominio
4
Tierras de la Tormenta
1
Dorne
5
Ciudades Libres
1
Bahía de los Esclavos
1
Essos
0
Af. Élite
13/40

Af. Hermanas
4/8


Una derrota agridulce (Thyia)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Una derrota agridulce (Thyia)

Mensaje por Einar Stark el Miér Jul 27, 2016 3:40 am

Aquel maldito Greyjoy lo había derrotado, le había hecho caer en la arena y había provocado su eliminación. Odiaba perder, tanto, que tras salir de la zona donde se encontraba comenzó a golpear con su mandoble sin afilar un poste donde colgaba una de las banderas de los Targaryen, haciendo que cayera al suelo, para después tirar el arma al suelo, quitarse el yelmo y comenzar a caminar a paso firme hacia su pabellón.

A las afueras de su pabellón se encontraba su fiel escudero, al que le lanzó el yelmo para que lo cogiera y se lo llevara para lavarlo y guardarlo. Su escudero, conocedor ya del carácter de Einar corrió rápidamente, en parte a hacer su trabajo y en parte a esconderse, tratando así de evitar que Einar pagara con él su enfado, haciéndole trabajar más.

Einar comenzó a andar de un lado a otro delante de su pabellón, tratando de calmarse, respirando profundamente. Finalmente, cuando lo consiguió decidió entrar para quitarse la armadura y refrescarse un poco la cara, la cabeza y el cuello, poniéndose después unas ropas más sueltas y frescas.

Tras estar listo volvió a salir, sentándose sobre unas cajas que había junto a la entrada, saliendo tras él su lobo huargo, Invierno, ante la estupefacción y los gritos de algunos de los presentes. Einar los calmó, diciéndoles que estaba entrenado, mientras le acariciaba tras las orejas y bajo la mandíbula algo que al lobo le encantaba, demostrándolo al cerrar los ojos y mover la cola de un lado a otro.-Que bueno eres pequeño...

Einar Stark
Noble

Noble

Mensajes : 132
Fecha de inscripción : 24/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una derrota agridulce (Thyia)

Mensaje por Thyia Stark el Miér Jul 27, 2016 8:03 am

No supo si era por haberle agradado a la mujer a cargo de la cocina o si siempre era así, pero delante del grupo de mujeres le dijo que fuera a distintos establecimientos a hacer el pedido que necesitarían para el día siguiente y justo antes de salir a cumplir su deber, la mujer en complicidad le dijo que no había prisa por volver, que aprovechara para conocer el lugar y disfrutar del torneo, eso hizo. Le tomaría tiempo volver a oír las sugerencias como simples opciones a escoger y no como una orden a obedecer, pero en el fondo le intrigó el silencio y vacío que se encontró en las calles de Desembarco al salir del castillo, logrando despertar en ella tal curiosidad por ver lo que pasaba que después de hacer los encargos llegó a la arena donde se llevaba a cabo el torneo
 
Se mezcló entre las personas del pueblo intentando reconocer a alguien, pero obviamente en el mar de rostros solo encontró seres que le eran ajenos y tal como entró, volvió a salir justo para escuchar un coro conjunto que retumbó por todo el lugar, alguien había sido eliminado al parecer e intrigada permitiéndose explorar la zona avanzó con cuidado en busca del competidor que se retiraba, pero justo cuando creyó que no podría verle, pasó corriendo a unos metros suyo un sujeto que llamaba repetidas veces a alguien que evidentemente le ignoraba, volvió la vista hacia la arena dudosa y tras chasquear la lengua retomó su camino tras ellos tentada por la curiosidad que desde siempre le había acarreado problemas. Los siguió con varios metros de distancia y algo en sus recuerdos se removió al ver los estandartes con un lobo grabado, fue una visión peligrosa de verse en la nieve correteando para no congelarse, tal vez por eso entendía el idioma de ahí y le sonaba como un recuerdo lejano, empuñó las manos y siguió su camino perdida en sus recuerdos fugaces hasta ver que sus miras se detenían y de hecho se rodeaban de un lobo que la hizo acercarse casi hipnotizada ante la majestuosidad de la fiera que en las manos adecuadas era dócil- hermosa criatura- admitió con su acento extranjero a unos metros de ellos con las manos sujetas a su espalda queriendo sentir el pelaje del ser que hasta movía la cola, despegó la mirada turquesa del animal para ver al dueño y volver la vista al canino-¿es el dueño o quien le domó?- vaciló queriendo acercarse mientras veía con ternura a hombre y huargo que parecía tan cómodo con la presencia del norteño

Thyia Stark
Pueblo

Pueblo

Mensajes : 62
Fecha de inscripción : 30/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una derrota agridulce (Thyia)

Mensaje por Einar Stark el Miér Jul 27, 2016 2:00 pm

Era curioso, muchas veces se sentía mucho mejor y en paz consigo mismo en compañía de su lobo que rodeado de otros seres humanos. Aquel animal era su fiel amigo desde que lo había encontrado meordeando por Invernalia hacía unos cuantos años, cuando era un simple cachorro, sólo, débil. Aquel día y con sólo una mirada se estableció un vínculo entre hombre y bestia, un vínculo que duraba hasta ese mismo instante.

De pronto, una voz femenina y con un acento que le recordaba de sus viajes por Essos le devolvió a la realidad. Levantó la cabeza para mirar a la joven que se encontraba antes ellos.-Gracias, se llama Invierno.-Dijo simplemente mientras seguía acariciándolo, aunque al lobo comenzó a interesarle más la joven, en la que centró su atención.

Negó a su pregunta.-Al contrario que nosotros o cualquier otro animal, un lobo huargo no tiene dueño, eligé a sus compañeros, a sus amigos, como si de una manada se tratase. Lo encontré siendo un simple cachorro abandonado, nuestras miradas se cruzaron y el vínculo se forjó, yo lo acepté a él y él me aceptó a mí.-En ese instante su mirada se volvió a cruzar con la del animal durante un breve período de tiempo, volviendo después a mirar a la joven, algo que también hizo Invierno.-Acercaos, habéis llamado su atención, podéis acariciarlo si queréis.-Dijo, dibujando una sonrisa en su rostro.

Einar Stark
Noble

Noble

Mensajes : 132
Fecha de inscripción : 24/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una derrota agridulce (Thyia)

Mensaje por Thyia Stark el Dom Jul 31, 2016 2:58 am

Escuchó al hombre sonándole familiar esa historia, lo mismo pasaba con las mascotas de los amos en Meereen, las verdaderas mascotas tenían la libertad de rondar los terrenos hasta que aceptaran la presencia de los amos, privilegio que solo tenían las bestias que tendrían ese rol, las de caceria, venta o combate si eran adiestradas desde un comienzo e incluso habiendo visto esa situación tantas veces la historia que le contó el hombre con su huargo logró parecerle conmovedora- entonces algo digno de él ha de tener Señor...- se limitó a decirle guardando silencio para que incluyerá su nombre mientras acercaba con calma pero lentitud la mano al pelaje del lobo- tan sedoso como lo parece, hola Invierno, ¿qué habré hecho para ganarme tu cercanía?- le indagó al ser por el que se había acercado inicialmente a la vez que se puso de cuclillas a su lado- soy Thyia, por cierto- agregó a modo de presentación con ambos pero con toda la atención puesta en el animal

-¿Dónde usted vive, nieva?- se animó a preguntarle al hombre rascando ahora tras las orejas al lobo que casi se podía comparar con un perro grande, pero que incluso bajo su expresión dócil no dejaba de mostrar su fiereza, algo que le pareció que tenían en común hombre y animal- alguna vez estuve en un lugar que tenía por emblema un lobo, tal vez es de ahí... invierno, invernal, algo así era el nombre, tal vez le conozca- tanteo la posibilidad e incluso ilusión de estar en un acierto y de paso poder retomar el pasado que tuvo en poniente hace casi diez años

Thyia Stark
Pueblo

Pueblo

Mensajes : 62
Fecha de inscripción : 30/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una derrota agridulce (Thyia)

Mensaje por Einar Stark el Dom Jul 31, 2016 10:24 pm

Sonrió y asintió mientras seguía acariciando el lomo del animal.-Espero ser lo suficientemente digno de su amistad incondicional de por vida...-Dijo, volviendo a mirarla a ella.-Me llamo Einar.-En ese momento se levantó y tomó la mano con la que no acariciaba a Invierno para besarla de forma educada.-Encantado Thyia, es un placer.-Se incorporó y miró a Invierno.-Es un animal con un gran instinto, seguro que habrá intuído que sois una buena chica, con buenas intenciones, por eso se ha dejado acariciar.-Invierno, disfrutaba de las caricias de la joven, aprovechando cuando ella se agachó para lamer su mejilla, algo que hizo que Einar riera.-¡Invierno no! Lo siento mucho...

Enarcó una ceja curioso por la pregunta de Thyia y asintió lentamente.-Sí, es un lugar muy frío y casi siempre está nevado.-Sonrió y soltó una pequeña risilla cuando no atinó a decir el nombre de Invernalia.-Casi acertáis, pero sí, provengo del Norte, de Invernalia, el lobo huargo también es mi emblema, soy un Stark, mi familia gobierna esas tierras, siendo el cabeza mi sobrino Cregan.-La escudriñó unos instantes, tratando de averiguar si recordaba su rostro, algo que no consiguió.-¿Habéis estado en Invernalia? La verdad es que no os recuerdo, aunque estuve un cierto tiempo fuera...

Aquella mujer había llamado por completo su atención y no sólo por su belleza, sino por el hecho de que estuviera tiempo atrás en su hogar, de que conociera su emblema, pero que él no se acordara de ella.-Decidme, ¿de dónde sois vos? Tenéis rasgos exóticos que no son propios de este lugar. ¿Pertenecéis a alguna familia noble de Dorne?-Preguntó, tratando de averiguar su procedencia.

Einar Stark
Noble

Noble

Mensajes : 132
Fecha de inscripción : 24/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una derrota agridulce (Thyia)

Mensaje por Thyia Stark el Lun Ago 01, 2016 3:58 am

Aquel hombre logró agradarle, muchos amos habría visto ella en su vida y pocos nobles de poniente, pero con escasas excepciones, casi todos eran altivos, orgullosos y demasiado arrogantes como para ser de su agrado, pero el hombre incluso mostraba humildad ante un lobo que podría tener a su lado con una despreciable cadena como si de una cosa se tratase y no, le trataba como un igual digno de poder escoger si quería su cercanía o no y tal vez, por eso se limitó a sonreírle sutilmente- afortunado sea Invierno de caer en tan buenas manos, debieron haberse visto adorables en otras épocas donde él aun fuera un cachorro- le halagó con sinceridad intrigada como para querer escuchar esas anécdotas si el noble las quería contar, no todos los días se veía una fiera tan leal a un hombre
 
Chasqueó la lengua al oír su nombre, nuevamente las eternas R de poniente volverían a ser su rival, algo iba a decir sobre la manía que tenían en aquel lugar con las R entre palabras pero su mente se quedó en blanco ante el gesto del hombre que besaba su mano. ¿Qué hacia ella a esa edad colapsando ante la caballerosidad? no lo supo, pero le fue imposible no ruborizarse sin poder ocultar la sutil sonrisa que afloró y se volvería risita casi infantil ante el voto de confianza de ser alguien digna de su compañero canino, pero tras el beso a su mano rozó con sutileza la barba del hombre ensanchando la sonrisa- tienen la misma suavidad- bromeó pese a ser cierto y por defensa propia volvió su atención al animal que la lamió con cariño fundiéndole la ternura que solo su blanco pelaje pudiera despertarle y de hecho no dejó de mimarle mientras el hombre hablaba hasta nombrar su apellido y sobrino logrando que cientos de recuerdos que solían ser fugaces, cruzaran su mente con solidez, solo eso le bastó al hombre para dejarla inmóvil antes de sonreírle con más agrado afirmándole repetidas veces- estuve por dos años e iba al castillo cada vez que tenía oportunidad- resumió antes de detallarle con detenimiento- pero para su tranquilidad, tampoco le recuerdo, tal vez fue en esa época en que estuvo ausente, ¡por sus dioses!, adoré su tierra tanto como para que me doliera irme- le admitió antes que su expresión de intriga se formara en su rostro al ver que el noble intentaba atinar su procedencia
 
Arqueó la ceja escuchándole a la vez que entrecerraba los ojos- apunta usted muy alto Lord Einar, ni noble, ni de Dorne, pero efectivamente no soy de aquí, provengo de Meereen- le admitió con una sonrisa divertida en los labios dejando en paz el animal para hablarle al hombre con los brazos tras la espalda a la vez que le rondaba- mi Señor era comerciante y hace mucho tiempo fuimos a Invernalia y por azares de la vida ahora Desembarco y su castillo es mi lugar, pero incluso ahí estoy lejos de la nobleza- le explicó con simpleza y pausado antes de detenerse a su lado y sostenerle la mirada por unos segundos que le parecieron minutos debatiéndose si indagar o dejar el pasado quieto- su sobrino y yo éramos amigos en ese tiempo- divagó antes de morderse el labio en su enigma personal antes de animarse a preguntar por el personaje de su pasado- ¿ha venido?- preguntó sin rodeos y como si arma le sirviera le sostuvo con delicadeza su diestra y no le soltaría hasta tener una respuesta, claro que aquello era un acto reflejo más que voluntario, pero debía esperar para saber

Thyia Stark
Pueblo

Pueblo

Mensajes : 62
Fecha de inscripción : 30/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una derrota agridulce (Thyia)

Mensaje por Einar Stark el Lun Ago 01, 2016 2:08 pm

Suspiró y sonrió, con sus palabras aquella joven le había hecho retroceder hasta el momento en el que vio a Invierno por primera vez. Agachó la cabeza para acariciarlo y mirarlo a los ojos antes de mirar a la joven de nuevo.-Él llegó en el momento en el que más lo necesitaba, mi padre había fallecido, a pesar de que siempre he contado con el amor de mi familia, en aquel momento me sentía muy sólo, pero una noche, paseando por el patio del castillo escuché un pequeño llanto que provenía de un callejón oscuro, ahí me lo encontré, entre unas cajas, hambriento y al igual que yo sólo.-Volvió a suspirar, tratando de calmar el torrente de emociones que se avecinaban cada vez que hablaba sobre esas anécdotas.-Solo hizo falta extender mi mano hacia él y salió junto a mí, lo cogí, lo alimenté lo adiestré, lo vi crecer...-Miró de nuevo al animal y soltó una risa emocionada.-Era un cachorro muy travieso, le gustaba correr detrás de las gallinas, destrozar almohadas y cojines, asustar a las doncellas y de vez en cuando sentirse libre y salir del castillo. Fueron muy buenos momentos.

Rió al escucharla hablar de la suavidad de su barba, acariciándosela él mismo.-Bueno, ambos somos norteños, algo tenemos que tener en común, aunque sea la suavidad del pelo.-Bromeó, asintiendo después a sus palabras.-Espero que os trataran bien en esos momentos, aunque conociendo a mi sobrino seguro que fue así.-Sonrió y sacó pecho orgulloso al escucharla hablar de sus tierras.-Me alegra de que os hayan gustado, tanto Invernalia como todo el Norte son lugares mavarillosos y seguro que no habéis visto el Muro, es un lugar que hace empequeñecer hasta al más grande los dragones... En cualquier caso, sois bienvenida siempre que queráis.

Se acarició la barbilla al escuchar su procedencia.-Debí de acertar, durante mi ausencia en Invernalia recorrí mucho mundo y también estuve en Mereen, una bonita ciudad, aunque he de decir que detesto la esclavitud, algo que no me hizo estar mucho tiempo.-Era cierto, sólo sus ganas por conocer otras culturas y por ver de cerca La Gran Pirámide le hicieron ir a Mereen, pero al ver muchas situaciones desagradables con los esclavos optó por marcharse cuanto antes de allí. Hizo memoria, pero no recordó a ningún comerciante que estuviera tanto tiempo en Invernalia, definitivamente no habían coincidido. Dejó de hacer memoria cuando la joven le cogió la mano, algo que le hizo gracia y le pareció curioso. Escuchó su pregunta y asintió con una sonrisa.-Sí, ha venido, participará en las justas en los siguientes días, si érais amigos estoy seguro de que se alegrará de veros.-Dijo con una sonrisa.

Einar Stark
Noble

Noble

Mensajes : 132
Fecha de inscripción : 24/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una derrota agridulce (Thyia)

Mensaje por Thyia Stark el Mar Ago 02, 2016 5:36 am

Sonrió con agrado cuando el hombre le narró las anécdotas con su fiel compañero mientras le escuchaba hablar se sentía capaz que si cerraba los ojos vería ese pasado reflejado ante ella, ese par le despertaban empatía, lamentó la muerte del padre del noble pero prefirió no comentar nada, bien se conocía Thyia como para saber lo expresivos que podían ser sus gestos para hablar por si solos, además no quería interrumpir al hombre que detallaba desde que pronunció la primera palabra, se notaba que le agradaba el pasado que habían forjado juntos y casi logró hacerla sentir melancólica de su anécdota pero justo cuando el sentimentalismo podía ponerse en su contra lo escuchó hablar de las travesuras del canino que como todos los cachorros jugó y destrozó cosas, le sonrió con agrado al lobo como si le felicitará por haber sido todo un creador de anécdotas y se esperó que terminara de hablar para indagar- tal vez es porque veo su mejor faceta en un día en que esta de tan buen humor, pero ¿Cómo podían sus doncellas asustarse con él?- indagó realmente intrigada porque era algo que definitivamente no entendía, a ella, Inverno le parecía la gran maravilla del día y estaba segura que incluso de haberle visto cachorro sería admiración lo que despertaría en ella el animal que no dejaba de menear la cola- mi Señor, su vanidoso compañero sabe que hablamos de él- le aseguró acariciando la cabeza del animal- algo tiene que hacer para no quedar opacado por él- le recomendó sin tomarse enserio sus propias palabras mientras le afirmaba entretenida a su comentario por lo de ser norteños de pelo y vello suave
 
De todo imaginó Thyia al salir de la fortaleza roja, menos que encontraría alguien que le removiera un pasado que por alguna razón su mente había reprimido pero ahí estaba asegurándole al noble, que su estadía en Invernalia había sido uno de sus mejores recuerdos y tal vez apropósito y simplemente por ser de allá pero el hombre no dejaba de soltar comentarios exactos que despertaban en ella detalles exactos de su paso por el norte y tal como si fuera una infante de 8 años como cuando fue por primera vez a las heladas tierras de los Stark no pudo evitar el puchero por no poder ir al muro- jamás fui, mi amo se opuso a que tan siquiera me acercara, pero su sobrino me enseñó una torre desde donde se puede ver, roba el aliento realmente, de cerca tiene que ser más imponente- supuso y la sonrisa que llevaba grabada en su rostro desde que recordó aquellos años se ensanchó al escuchar que la invitaba- sería el primer lugar al que iría, todos ustedes merecen ser vistos en su ambiente natural, es una suerte que no estén sufriendo de desmayos por el cambio de clima- admitió recordando que varios de ellos al llegar al norte habían enfermado por las bajas temperaturas y a su vez recordaba muchos de los vendedores de esclavos que provenían de poniente también enfermaban al llegar a las calurosas tierras de Meereen- procure no exponerse tanto al sol, Señor, podría enfermar- le sugirió poniendo su mano en la frente del hombre solo para verificar que no fuera a sufrir una decaía por el ardiente sol que destellaba en toda la ciudad
 
Pero al menos parecía que el hombre sobreviviría, si había viajado debería estar acostumbrado a los cambios drásticos de clima y pese a que pudo aportar algo sobre Meereen lo vio innecesario, si él ya había estado ahí, ya había visto las maravillas que tenía para ofrecer su tierra mística, por ahora quería saber de su amigo de la infancia que para su sorpresa también rondaba Desembarco, trató de imaginarle como noble pero su mente no procesó nada exacto por lo que descartó ese intento- es cierto, el torneo, ¿Por qué no está allá?- le preguntó dejando de lado toda ensoñación y centrándose en el ahora- debería haber participado- le propuso intrigada de encontrarlo precisamente fuera de la arena y lejos del bullicio de la ciudad en torno al torneo

Thyia Stark
Pueblo

Pueblo

Mensajes : 62
Fecha de inscripción : 30/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una derrota agridulce (Thyia)

Mensaje por Einar Stark el Mar Ago 02, 2016 7:52 pm

Rió y se encogió de hombros mientras los ojos se le cristalizaban al recordar aquellos momentos.-Bueno, era bastante gracioso aunque a ellas no les hacía ninguna gracia ya que se escondía en los pasillos, en la cocina o donde fuera y cuando pasaban por ahí él se les avalanzaba y las asustaba, provocando que ellas tiraran al suelo copas, platos, jarrones... Vamos, causaba estragos.-Rió, volviendo a mirar a su compañero, feliz por la atención de la joven y sus caricias.-Es muy listo, además, le gusta ser el centro de atención.-Se rascó la barbilla y puso un gesto pensativo.-¿Qué puedo hacer para ganarme vuestra total atención y que mi noble compañero no me opaque?-Preguntó, medio en broma.

Sonrió al verla hacer un puchero cuando dijo que no pudo ir al Muro, asintiendo después para confirmar lo imponente que era.-Yo he tenido la suerte de ir al Muro e incluso llegar a lo más alto de él, ver lo que hay más allá. Te hace sentir como una simple hormiga al pensar qué magia fue tan poderosa como para construir semejante monstruo.-Volvió a reir, aquella joven era graciosa y más aún al decirle que tuviera cuidado con los cambios de clima.-Cuando queráis seréis bienvenida y yo mismo os llevaré a lo más alto del Muro para que comprobéis por vos misma que mis palabras son ciertas. Pero no os preocupéis por mi, estoy acostumbrado a estos cambios de clima por haber viajado tanto, aunque es cierto que las primeras veces lo pasé muy mal, al no estar acostumbrado en ese momento. Por suerte Invierno no tiene ese problema, disfruta de este clima y de bañarse en fuentes y ríos que no están congelados.

Miró a un lado y a otro tratando de encontrar a su sobrino que sabía que andaba por ahí o al menos debía de estar.-Yo salí antes que él de Invernalia, por lo que no sé si habrá llegado, sé que participará en las justas, por lo que si no ha llegado ya, llegará más tarde o mañana. Debía de resolver algunos asuntos antes de venir, por eso no pudimos salir juntos.-Suspiró.-No sé si lo sabéis, pero su esposa murió hace poco en extrañas circunstancias y el estuvo sumido en una enorme depresión, por suerte pudo salir con apoyo de los que le rodeamos, aunque tiene un hijo pequeño que criar, por eso ha tardado en venir.-Dijo serio, volviendo a suspirar para relajarse ya que hablar de aquello le costaba mucho.

Einar Stark
Noble

Noble

Mensajes : 132
Fecha de inscripción : 24/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una derrota agridulce (Thyia)

Mensaje por Thyia Stark el Jue Ago 04, 2016 7:42 pm

Poco le faltaba a Thyia para sentarse a los pies de Einar a oírle hablar del lobo que vanidoso estaba más imponente que antes, era como si les entendiera y presumiera orgulloso sus logros de la infancia, pero fue definitivamente la narrativa del noble lo que la hizo unirse a sus risas por las odiseas del huargo mientras intercalaba mirada entre animal y hombre para finalmente reír de verdad ante su pregunta - que Invierno no estuviera presente tal vez, solo mírele, no puede esperar que pase desapercibido, pero no sería tan cruel de hacer que se fuera o ¿sí?- le acusó siguiendo el tono bromista que había utilizado el noble, pero aquello merecía un análisis más detallado logrando que tuviera que agregar una confesión a sus palabras- puede estar tranquilo, por más que se esfuerza, Invierno no termina de opacarle por suerte para usted- le admitió dejando en paz el animal centrando la atención en el hombre tomando un veredicto- casi es como si se complementaran- concluyó sin más que decir, pero si con ganas de oírle hablar
 
Con calma volvió a perderse en las palabras del hombre sobre las misteriosas tierras blancas y frías del norte que en un pasado habían logrado maravillarla, algo que se notaba en la sonrisa que se había quedado grabada en su rostro mientras le rondaba escuchándole atenta a su voz, pero incapaz de quedarse quieta- felicidades Señor, ha logrado captar del todo mi atención, que sepa que le daré mi voto de confianza y de ir, me tendrá en su puerta para llevarle a rastras al muro- le advirtió entre broma y verdad, se lo acababa de prometer y para promesas, Thyia tenía muy buena memoria- pero por suerte para usted, eso no pasará pronto, mi lugar… supongo está aquí y así será por un tiempo- le admitió con desanimó volviendo la vista al soleado Desembarco, inhaló y exhaló con resignación, pero sin ganas de detenerse a pensar cosas que no se podían cambiar y optó con conservarse positiva ante la situación- ¿Quién habrá visto más en sus viajes, Usted o yo?- indagó en susurro acercándose a él lo suficiente para quedar frente a su rostro y detallar hasta el más sutil de sus rasgos gustándole casi que su piel no pareciera de porcelana, como quienes viven la vida rodeados de lujos inutilizándose con cada día que pasa- si algún día no tiene ocupación, le reto a contarme algo que logre sorprenderme- le propuso con una sonrisa casi altanera de estar segura que mucho tendría que haber vivido el noble para impactarle con una historia, pero su gesto fue tan fugaz, fue opacado en su rostro por una expresión neutral que no revelaba nada, solo le sostuvo la mirada al hombre juntando las manos hacia adelante mientras le oía hablar de la vida de Cregan, exhaló con pesadez y con una sonrisa apenas notoria lanzó un único pensamiento- vida ruin, ni siquiera ustedes siendo nobles se salvan de los estragos que causa- le rozó por segunda vez el rostro casi con comprensión ante el suspiro de él que a sus oídos sonó a lamento- al menos no pasó por eso solo y contó con personas como usted y le quedó un hijo para resurgir de nuevo, pero eso sobre él, y sobre usted ¿no debería estar en el torneo buscando la gloria para su familia, esposa, hijos, Invierno?- divagó en un intento de aplacar lo tenso que se había vuelto el ambiente, el día estaba siendo grato como para nublarlo por un pasado irremediable

Thyia Stark
Pueblo

Pueblo

Mensajes : 62
Fecha de inscripción : 30/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una derrota agridulce (Thyia)

Mensaje por Einar Stark el Vie Ago 05, 2016 1:10 am

Rió y negó rotundamente abrazándose al cuello de su compañero, respondiendo éste con unos cuantos lametones en la mejilla de Einar, haciendo que él se encogiera y riera aún más.-No sería capaz de ello, siempre me sigue a todos lados, incluso duerme conmigo... Bueno, a veces se ocupa tanta cama que es como si yo durmiera con él.-Volvió a bromear, acariciando de nuevo la cabeza de Invierno, suspirando después con tono de alivio.-Menos mal, ya estaba a punto de irme y dejaros a vos a solas con él.-Dijo con una sonrisa, dejando que su amigo se tumbara a su lado, con los ojos cerrados.

Había conseguido toda su atención e incluso una sonrisa, por lo que Einar hablaba del Norte de muy buena gana, incluso aún más de lo que lo solía hacer, si aquello era posible. Asintió y sonrió.-No tendréis que hacer eso, os llevaré encantado al Muro, incluso puede que os enseñe algún que otro lugar mágico que conozco... Si sois digna de ello, claro.-Bromeó, negando después a sus palabras y poniéndole una mano en el hombro de forma cariñosa.-No penséis así, el lugar de cada uno está donde queremos que esté, yo por ejemplo estoy aquí, mi deber ahora mismo es estar aquí, pero mi lugar es el Norte, siempre lo ha sido y siempre lo será... Después de escuchar esto reflexionad y decidme, ¿dónde está vuestro lugar?-Dijo mirándola fijamente a los ojos mientras ella se acercaba a su rostro para después rascarse la barbilla pensativo y encogerse de hombros.-No sabría deciros, pero muchas veces lo importante no es la cantidad de lugares vistos o conocidos, sino la belleza de estos, ¿no creéis?-Esta vez fue él el que suspiró ante su reto.-Eso será una ardua tarea, no sé si seré capaz de sorprenderos con alguna historia aunque intentaré conseguirlo, a cambio yo exigo lo mismo, ¿trato hecho?-Sonrió, extendiéndole la mano para cerrar el acuerdo.

Ella tenía razón, tanto la vida como la muerte no distinguían entre nobles, esclavos, plebeyos o animales, todos, absolutamente todos pasábamos por malos momentos en esta vida, sin excepción.-La vida no hace excepciones de ningún tipo, es implacable con todos... Lamentablemente.-Dijo, recordando con pesar la enorme tristeza que rodeó a su sobrino y a toda su familia con el fallecimiento de la esposa de éste. Sin darse cuenta, volvió a sentir la suavidad de su mano en el rostro, cerrando los ojos de forma automática para sentir aquella caricia de una forma más cercana, abriéndolos de nuevo y mirándola con una sonrisa que desapareció casi al instante.-Lamentablemente he sido eliminado del combate cuerpo a cuerpo, aunque no habría podido dedicarle la victoria ni a mi esposa ni a mis hijos, básicamente porque no tengo ni una cosa ni la otra... Sólo lo tengo a él-Miró a Invierno un instante para después mirarla a ella de nuevo.-Y al resto de mi familia, pero por desgracia aún no he formado la mía propia.-Volvió a suspirar para después forzar una sonrisa en su rostro.-Pero no todo es malo en el día de hoy, los Dioses han querido que cayera eliminado para que nos pudiéramos conocer y así yo poder hablar orgulloso de mi tierra y vos poder recordar vuestra infancia y acariciar de cerca a un precioso lobo huargo.-Dijo, ahora si con una sonrisa sincera mientras se perdía en la mirada de la joven.

Einar Stark
Noble

Noble

Mensajes : 132
Fecha de inscripción : 24/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una derrota agridulce (Thyia)

Mensaje por Thyia Stark el Vie Ago 05, 2016 8:29 am

Le sonrió al oírle reír tan abiertamente, algo tenía el norte que la llamaba, no podía ser coincidencia que se le diera tan fácil congeniar con las personas de esa zona, era como si hubiese nacido para rodearse de ellos- usted mismo lo ha dicho, si ellos escogen su manada, tal vez Invierno sea el macho alfa y por eso proclama la cama, mi Señor, búsquese una cama más amplia por el bien de la convivencia- le siguió el juego pero la carcajada que fluyo ante su suspiro de alivio fue espontanea como ya no se recordaba- oh no, podría ponerse tímido si me deja con él y ¿dígame que haría con alguien que se negara a hablarme?- volvió a ponerse a la altura del lobo rascándole el hocico como si fuese su propia mascota haciéndole un par de musarañas arrugando la nariz antes de dejar que se echara para dejarles solos a noble y doncella
 
Le gustó el brillo y la expresión que tomó el rostro del hombre al hablar de Invernalia como si no existiera un mañana para describirla y por momentos bajaba la mirada intentando recordar y recrear lo que él le contaba- cuidado Einar, estás comprometiéndote a mucho y no pienso dejar que las ofertas se vean reducidas a solo ver la nieve- le advirtió deteniéndose por un momento revisándole de pies a cabeza- entonces de ir contigo y ser digna, puedo asegurarme de ver hasta el último gran secreto de tu tierra… interesante- admitió con una sonrisa maliciosa que fluyó hasta sin querer pero no le vio problema a permitírselo, era un ser curioso después de todo, siempre lo había sido y lo sería para explorar y conocer, pero esa misma mirada se sostuvo mientras le sonreía con altivez estrechando su mano con firmeza- confío en su astucia, Señor, como un lobo que encuentra las presas incluso cuando están escondidas en la nieve, usted será capaz de dar con un recuerdo que pueda competir con las cosas que se ven en el misterioso y mágico Esssos. Y ¿sobre mi lugar?... dudó, dudó demasiado y pese a que no encontró un lugar, supo donde no quería estar- al menos sé que no es Meereen ni ninguna de las ciudades que conocí de Essos, tal vez está aquí en Poniente- se planteó no muy convencida de ello, pero para estar segura tendría que quedarse y descubrirlo- al menos usted me sirve de certeza que se puede encontrar el lugar y no pasar la vida buscándolo- admitió realmente aliviada relajando el gesto que tenía tenso mientras se decidía
 
Si tan solo toda la conversación hubiese sido igual, puede que pese a ser entretenida habría sido vacía y aburridora, pero ahí estaban ellos, cuestionándose incluso la imparcialidad de la muerte logrando abatirla por el amigo de la infancia y el hombre que cerró los ojos ante su tacto, ¿de que servía ser noble si no se podían evitar esos sufrimientos para los seres cercanos?, exhaló o más bien suspiró extrañándose por momentos de donde tanta ternura como para conmoverse pero todo pensamiento se aplacó cuando Einar volvió a abrir los ojos y le sonrió logrando que ella le correspondiera la sonrisa y apartara la mano retrocediendo un paso sintiendo alivio de ver que al menos su sonrisa parecía repuesta a los fantasmas del recuerdo, pero de nuevo se eliminó el gesto y preparándose a escuchar posiblemente algo muy desgarrador se dejó envolver en las palabras del noble, pero cuando le contó lo ocurrido, entendió porque en un comienzo ella se había visto siguiendo a su escudero mientras el pobre llamaba a Einar que pasaba de él rotundamente y logró suspirar aliviada que no tuviera un desenlace caótico y cargado de sufrimiento- mala suerte en el amor entonces, no sé de este lado del mundo pero hay seres mágicos que podrían ayudarle o al menos decirle cuándo ocurrirá y es bueno ver que algo al menos compensó su derrota para los dos tal como dice, Sabiendo aprovechar su tiempo, podrá hacer contactos y conocer personas incluso habiendo perdido un torneo, el destino de los dioses, no siempre son entendibles, tal vez por eso debía venir; ¿Cuánto tiempo estarán aquí?- indagó sin más tentada a salir seguido de la cocina si podía para recorrer la zona asignada para el norte en busca bien fuera de otro encuentro de coincidencia con el noble o con su amigo de la infancia- pero… ahora que ha terminado y ha optado por no estar viendo las otras… lo que sea del torneo, ¿Qué hará?- indagó curiosa por el itinerario de un noble, el suyo era fácil de deducir, volver al castillo hasta que no quedara destello de luz, pero ese día no lo haría

Thyia Stark
Pueblo

Pueblo

Mensajes : 62
Fecha de inscripción : 30/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una derrota agridulce (Thyia)

Mensaje por Einar Stark el Vie Ago 05, 2016 5:32 pm

Sin darse cuenta había congeniado estupendamente con aquella chica, incluso podía reír con ella, algo que hacía con muy pocos. Suponía que al haber estado ella en El Norte y él en Meereen les hacía tener muchas cosas y experiencias en común.Quizá sea él el macho alfa, pero seguro que tener una cama más grande no solucionaría el problema, haría lo que fuera con tal de ocupar el mayor espacio posible, además de pegarse a mi. No sé si soy estúpido, pero que haga eso me gusta.-Sonrió para despues encogerse de hombros.-Muchas veces no hace falta ni una sola palabra para estar bien acompañado, incluso muchas veces el silencio hace más compañía que estar rodeado de charlatanes.-Dijo a modo de reflexión.

Asintió con decisión, no sabía si ella hablaba enserio o sólo bromeaba, pero lo que si sabía era que su invitación era todo lo sincera que podía ser.-Sé a lo que me estoy comprometiendo y le puedo asegurar que mi invitación es totalmente sincera y que os enseñaré todos los secretos y los lugares má mágicos del Norte, siempre que seáis digna claro.-No pudo evitar sonreír de forma divertida al ver cómo lo había hecho ella de una forma peculiar, incluso se podría decir que algo maliciosa.-¿Y esa sonrisa que ha surgido en vuestro rostro? Cualquiera diría que queréis descubrir los secretos de mi tierra para arrebatármelos... ¿Es así?-Dijo con tono bromista mientras enarcaba una ceja.-Bueno, saber que no está en Essos es un buen comienzo para descubrir cual es vuestro lugar, os falta poco.-Apretó de forma cariñosa su hombro mientras la miraba a los ojos y le sonreía, tratando así de que relajara el rostro que se le había tornado tenso al no poder dar una respuesta clara sobre dónde estaba su lugar.

Negó con la cabeza, no le interesaba que ningún ser mágico le hablara sobre su futuro, sobre quién sería el amor de su vida o sobre cuantos hijos tendría. Todo eso era algo que debía surgir sin ningún intermediario y también estaba seguro de que no era algo que se pudiera saber con antelación.-No me interesa saber mi futuro con antelación, eso es algo que debe llegar por si solo, sin saberlo, es lo bonito, que llegue cuando uno menos se lo espere.-Se encogió de hombros, no sabía una fecha exacta para volver a Invernalia, primero se quedaría hasta el final del torneo y posteriormente ya vería si debía volver al Norte o le quedaba algo más por hacer después.-No sabría decirle a ciencia cierta cuanto tiempo estaré, lo que si sé es que será al menos hasta después del torneo. Pero estaría bien repetir este encuentro en otro momento, si así lo deseáis.-Miró a un lado y a otro tratando de recordar si tenía algo que hacer o si alguien lo esperaba.-Pues si os soy sincero no tengo nada más que hacer hoy, a no ser que me reclamen para algo.-Se rascó la barbilla pensando qué hacer.-Pensaba descansar un poco y comer algo, si lo deséais sería un placer para mi que me acompañárais a la mesa.-Miró al cielo, poniéndose la mano en la frente para evitar el reflejo del sol.-Además, estoy seguro de que con este calor estaréis sedienta.

Einar Stark
Noble

Noble

Mensajes : 132
Fecha de inscripción : 24/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una derrota agridulce (Thyia)

Mensaje por Thyia Stark el Jue Ago 11, 2016 5:51 am

Supo cuando no pudo contener la carcajada por el comentario sobre Invierno y su notoria necesidad de ocupar el máximo espacio posible, que ella había nacido para estar en el norte; desde su llegada a Desembarco había escuchado un par de comentarios contra las personas de esa zona, donde se les acusa de sobre su frívolos, metódicos, calculadores, serios y hasta de aburridos se les tildaba, pero junto al noble y los recuerdos propios que alcanzaba a tener, supo que eran rumores, de no ser así no estarían riendo a costillas del huargo que parecía haberle cedido lugar a Einar para hablar.

Le sonrió con agrado casi sintiéndose una norteña más, ella tendría un lobo, iría al tal muro, aprendería a no morir de frio y juraba por todo lo que fuera sagrado en Poniente que usaría pantalón, porque nadie la haría usar vestido con la nieve, pero era una doncella en el palacio de los Targaryen y eso, solo sueños, pero se valía soñar mientras el noble le aseguraba que no había razón para rodearse de personas vacías y superfluas, le afirmó dándole la razón- algunas veces se quiere sostener una conversación interesante y cuando de falsos se trata, es imposible, todo lo vuelven juego y banalidades… luego estamos quienes hablamos de Invierno- bromeó sabiendo que esa conversación tampoco era la más fascinante y enigmática de todas, pero a su opinión al menos era agradable o al menos para ella- pero tal como dice, los charlatanes nos hacen querer silencio- concluyó recogiendo los hombros con una sonrisa sutil en los labios, mientras se aseguraba de creer que aquello que tanto les criticaban a los norteños era por ser exigentes con ellos mismos y con las personas de su alrededor y si no se encontraban a gustos, no dudarían en conservar la seriedad mientras los demás reían por compromiso y eso le pareció más digno que la hipocresía- ustedes son verdaderos nobles- fue lo único que dijo de todo lo que pensó y justo antes de volver a ponerse serios soltó a reír ante sus sospechar de ser usurpado de tierras- ¿lo has descubierto?- indagó en el mismo tono jovial fingiendo indignación- ya no tiene caso fingir- se le apoyó en el hombro con una sonrisa divertida notando apenas que era mucho más alto que ella pero igual se puso de puntillas para hablarle al oído- tengo todo un séquito esperando a ver los mejores lugares para tomar, pero ya me ha dado su palabra y tendrá que explicarle a su sobrino que los perdió- sentenció apartándose de él con una sonrisa alegre pero mirada melancólica de recordar los juegos con Cregan y sin cambiar de expresión le afirmó optimista de saber que su lugar no era Essos, pero fue incapaz de decir algo al respecto pero sí logró sonreírle sin rastro de tristeza

Y al menos su respuesta le resultó tan jocosa, pero supo que él hablaba enserio sobre el no querer saber nada de su futuro con adivinos y bajó la mirada a forma de disculpa cuando se le escapó una carcajada- ¿ni siquiera por diversión? ¿Por ver como intentan decirle algo que quiera escuchar?- tanteó la opción pero prefirió afirmar a su invitación oculta en sus palabras- si vuelvo a tener un día libre durante el torneo, sabré que debo venir aquí, debo verles a los tres, a Cregan, a Invierno y a usted y si tengo suerte tal vez incluso al hijo de Cregan, entonces es muy probable que nos volvamos a ver, solo que la próxima planeado y no como simple favor del destino- acordó sonriéndole a la vez que se enganchaba a su brazo aceptando su invitación- si me invita a su mesa y puedo calmar mi sed del día, lo menos que puedo hacer es intentar ser una comensal digna, debo ganarme mi derecho a explorar sus tierras y es un buen modo de empezar- comentó avanzando con él para volver la vista al huargo que se había echado en mitad campamento- ¿no viene?- indagó con calma volviendo la atención al hombre revisándole de pies a cabeza minuciosamente- no parece que le hubiera pasado nada, pero siempre es bueno preguntar, ¿no está adolorido por el torneo?- le preguntó incapaz de quitarle la mirada de encima

Thyia Stark
Pueblo

Pueblo

Mensajes : 62
Fecha de inscripción : 30/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una derrota agridulce (Thyia)

Mensaje por Einar Stark el Jue Ago 11, 2016 2:20 pm

Asintió a sus palabras, confirmando así tanto lo que había dicho ella como él instantes antes.-Bueno, a veces una conversación sobre un bonito lobo puede desembocar en otra aún más interesante, todo es cuestión de tener paciencia y sobretodo de saber si la persona con la que se habla es capaz de hablar de algo más interesante y de si es digna de nuestra atención...-Hizo una breve pausa para enarcar una ceja, poniendo un gesto serio pero bromista.-Decidme, ¿soy digno de ambas cosas o sólo estáis esperando el momento para salir corriendo? Quizá yo sea un charlatán más...-Relajó la expresión en ese momento y sonrió mientras se cruzaba de brazos, esperando una respuesta.

Enarcó una ceja sin saber por qué había dicho aquello de que nosotros éramos los verdaderos nobles.-No os entiendo, ¿por qué decís que somos los verdaderos nobles?-Preguntó curioso antes de reír ante su pregunta.-Sois malvada, así que ese es vuestro verdadero plan...-Dijo, antes de dejar que se apoyara en su hombro para hablarle al oído, mirándola de reojo mientras ella hablaba.-Bueno... En ese caso no me dejáis más remedio que secuestraros para que no escapéis del Norte y así no podréis revelar esos lugares.-Le respondió en un susurro, antes de que se separara de él, volviendo a mirarla a los ojos.

Negó de forma rotunda con la cabeza.-Ni siquiera por diversión, no necesito que nadie me diga lo que quiero escuchar ni saber mi futuro. Si conociéramos nuestro destino, nuestro camino a seguir, ¿qué gracia tendría la vida si ya lo conocemos todo? Lo bonito está en vivir y experimentar cada momento sin saber qué pasará después.-Concluyó, sonriendo y asintiendo después.-Será un placer, además, yo ya os he contado muchas anécdotas, me gustaría escuchar algunas de vuestra infancia con mi sobrino. Aunque yo no esté por aquí preguntad por mi, buscadme quizá esté en mis aposentos, fuera de la Fortaleza Roja o en la zona de entrenamiento, pero sería un placer volver a tener una conversación agradable.-Le sugirió, dejando que se enganchara a su brazo para empezar a caminar, girándose cuando ella le preguntó por Invierno, sonriendo al ver que el lobo no se había percatado de su marcha al estar completamente dormido.-¡Invierno! Vamos a comer.-Eso bastó para que el lobo levantara la cabeza y corriera hacia ellos, poniéndose a su lado prácticamente en un pestañeo, mirándolos a ambos con cara de felicidad y colocándose al lado de Einar.-Ahora mismo no tengo casi dolores, sólo un poco de tensión en los hombros y el cuello, pero estoy seguro que mañana si tendré unos dolores insoportables.-Dijo, estirando el cuello mientras caminaba y recordando así los días interminables de entrenamiento en los que parecía haber acabado intacto pero que a la mañana siguiente le parecía un suplicio mover cualquier músculo de su cuerpo, al encontrarse con moratones por cualquier parte.-Tenemos que caminar un poco, me alojo fuera de la Fortaleza, en una pequeña casa, no me gusta verme rodeado por nobles aduladores, pero estoy seguro de que os gustará, además, la cocinera es muy buena.-Sonrió mirándola a los ojos unos instantes antes de volver a mirar al frente.

Einar Stark
Noble

Noble

Mensajes : 132
Fecha de inscripción : 24/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una derrota agridulce (Thyia)

Mensaje por Thyia Stark el Vie Ago 12, 2016 9:52 pm

Oh señor, le vuelve vanidoso al asegurarle lo bonito que es, será cuestión de tiempo para ver a Invierno contemplando su reflejo en el agua, pero si él es la causa de una agradable y diversa conversación tiene derecho a presumir- admitió acreditándole más importancia de la que podría tener cualquier animal, pero no, aquel lobo no era un animal más, era el lobo por excelencia, se puso a la altura del huargo y le rascó la cabeza con calma meditando la imagen que se estaba haciendo del hombre el tiempo que hablaban- no creo que sea un charlatán, de por si son seres demasiado vanidosos y no estoy segura que usted lo sea- admitió con franqueza antes de subir los hombros a su petición porque le explicara su comentario sobre nobles- en Meereen no hay nobles como aquí, no existe ese título como tal, por lo que ser noble es más bien una cualidad, a eso me refiero, parece buena persona Einar y gran compañero para él- le indicó con un ademán de cabeza que le señalaba al lobo- y si no lo es, sabe usted fingir muy bien- concluyó divertida segura que no era una farsa su fachada de agradable norteño pero siguió acariciando el pelaje de Invienro antes de dejarle dormitar para volver su atención al noble y asegurar que le robaría las tierras mágicas del norte y no pudo ocultar la risa al oír la solución que encontraba para evitar que le robara- que ruin de su parte arruinar mi perfecto plan- acusó con falsa indignación, sepa usted que no seré fácil de secuestrar- presumió y volvió la vista al campamento en que estaban- pero… si se tiene en cuenta que de oponerme podría volver a esta ciudad, puede que colabore, pero jamás lo sabrá hasta que ocurra- le aseguró dejando escondido entre palabras el verdadero mensaje de saber que de ir al norte, no tendría que secuestrarle, ella misma jamás se iría de las heladas tierras que había conocido en el pasado
 
Ella esperaba que aceptara poner a prueba un adivino, pero hasta en eso se negaba- le quita diversión al asunto, con lo cómico que sería reunirme con usted para escuchar las visiones que le aseguró el adivino tras una sesión- admitió quedándole una sonrisa plasmada en el rostro antes de afirmar a modo de reverencia cuando aseguró que podría acompañarle a su aposento- si algún día llega ante usted un mozo diciendo que buscan a su lobo y al dueño de paso, puede estar seguro que se trata de mí, puede estar seguro que les buscaré, pues comienzo a sospechar que jamás nos quedaríamos sin tema y cada día que se pase cada quien por su lado, solo sería nuevas vivencias que contar aunque me temo que las suyas serían más interesantes que lo que pueda decir de las cocinas del palacio- admitió y advirtió con una mueca de inconformidad, era pedirle demasiado a un ser como ella, ávida de conocimiento e impulsada por la curiosidad que se sintiera cómoda entre los cuchicheos de cocineras mientras hacían tareas repetitivas; exhaló haciéndose a la idea y enfocando su atención en Invierno que los siguió hasta alcanzarles- el tiempo que debió tomarle entrenarle para que dejara en paz a las criadas y atendiera al llamado tuvo que ser demasiado, y no se impaciente mi Señor, cuando lleguemos y haya bebido algo, pago su amabilidad contándole de mi estadía en sus tierras- le recordó viendo todo lugar por el que iban y varias veces hacia atrás memorizando el camino para regresar cuando fuera el momento antes de afirmar y volver su mirada a Einar con verdadera preocupación por sus dolencias
 
-¿Qué hace para que se le quiten o incluso evitarlas? En Meereen recurren a masajes, si no se siente intimidado ni sospecha de un atentado podría intentar evitarle la agonía venidera- le propuso entrecerrando los ojos al verle estirarse, temió por un momento que fuera a ganarse una dolencia extra por eso y su acto reflejo fue retenerle de la mandíbula- puede buscarse un dolor innecesario de seguir así- le explicó en voz baja antes que preguntara y le soltó para volverse a enganchar a su brazo afirmando atenta a la indicación de tener que salir de la fortaleza- le sigo y de usted depende la buena impresión que me lleve de sus gustos culinarios- se limitó a decir con gentileza dejándose guiar por el norteño hasta llegar al sitio- que acogedor- se le escapó de los labios al ver la casa- ¿Quién diría que fuera un hombre que pasa de las ostentosidades? Es muy bonita, Einar

Thyia Stark
Pueblo

Pueblo

Mensajes : 62
Fecha de inscripción : 30/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una derrota agridulce (Thyia)

Mensaje por Einar Stark el Sáb Ago 13, 2016 2:07 am

-Oh por eso no os preocupéis, ya lo hace, cada vez que tiene la oportunidad se mira en el agua, donde sea, ríos, charcos, fuentes... Por eso le estoy dejando presumir y ser el centro de vuestras caricias y mimos, porque gracias a él estoy en buena compañía y teniendo una agradable conversación. Es una especie de premio.-Sonrió, agachando la cabeza y mirándola mientras acariciaba a su peludo amigo.

La escuchó con curiosidad cuando hablaba de los nobles, asintiendo a sus palabras.-Entiendo... Son distintos conceptos... Pero os puedo asegurar que no estoy fingiendo, es más, no sé cómo se hace eso.-Dijo, encogiéndose de hombros y volviendo a sonreír.-Y aunque supiera no podría hacerlo con vos, ni yo ni Invierno nos lo perdonaríamos.

Se paró en seco y se giró hacia ella entrecerrando los ojos como si tratara de analizar a la joven, tratando de descubrir "sus malvados planes".-Vuestros planes son malos, por eso no dudaré en arruniarlos.-Asintió lentamente.-Os puedo asegurar que siempre consigo lo que me propongo y si llegado el momento mi objetivo es secuestraros lo conseguiré, aunque bueno... Si colaboráis y queréis ir de buen grado todo será más fácil.-Admitió ante sus palabras con una sonrisa mientras la miraba a los ojos, reanudando la marcha de nuevo.

Suspiró y la miró de reojo, intentando ponerse serio aunque sin llegar a conseguirlo, quedándole una media sonrisa.-Siento ser malo, pero os quedaréis con la duda sobre ello... No soportaría la cantidad de mentiras que escucharía de un adivino.-Se sintió aliviado de que aceptara su invitación a tratar de encontrarlo cuando tuviera tiempo libre.-Me alegra oír eso y me enfadaría mucho que no lo hicieráis. Quiero que estéis segura de que cuando ese mozo llegue para avisarme yo estaré disponible para vos.-Hizo un ademán con la mano para restarle importancia a su comentario sobre que ella tendría pocas vivencias que contar.-Eso no me importa, siempre será grato escuchar anécdotas de las cocinas o incluso lo que come la familia real.-Bromeó, observando a Invierno al venir corriendo.-Bueno no costó demasiado, sólo algo de comida y muchos cumplidos, es un lobo listo, aprendió rápido.

-Estas dolencias son díficiles de evitar, son parte de los entrenamientos y los intensos combates, para que se me quiten normalmente intento descansar unos días y no hacer muchos esfuerzos. Si os soy sincero no diría que no a esos métodos de Meereen, a ver si de verdad son eficaces.-No pudo evitar reír cuando ella le frenó el intento de estiramiento, enganchándose de nuevo a su brazo para seguir el camino.-Está bien, tranquila, no lo volveré a hacer.-Dijo aún riendo.

La guió por la casa hasta la terraza cubierta de la sala, dónde estaban protegidos del sol pero podían ver el jardín y la fuente que había en él, escuchando además el canto de algunos pájaros.-Me gusta la calma, me recuerda al Norte, dónde lo único que se escucha es la naturaleza.-La acompañó hasta la mesa y se soltó de ella para separar su asiento y permitir que ella se sentara para después servirle una copa de vino y sentarse frente a ella. La mesa era pequeña, sólo para dos personas por lo que no estaban muy distantes el uno del otro.-Espero que el vino sea de vuestro agrado, pero si no es así pedid lo que queráis, quizá agua fresca u otra cosa.-Él prefirió servirse un poco de agua bien fría para refrescarse la gargante y el cuerpo mientras esperaba a que sirvieran la comida.-¿Os gustan las vistas?-Dijo, mirando al jardín que había a su lado que tenía algunos árboles frutales, una gran varidad de flores y la ya menconada fuente en su centro.

Einar Stark
Noble

Noble

Mensajes : 132
Fecha de inscripción : 24/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una derrota agridulce (Thyia)

Mensaje por Thyia Stark el Sáb Ago 13, 2016 8:24 pm

No pudo intentó contener la risa pero no consiguió, volvió la vista al huargo y lo creyó muy capaz de ser así de vanidoso- le ha malcriado Einar, debió aprender a decirle que no a esa carita, pero ni quien le culpe, tampoco podría- admitió antes asentar levemente agradeciendo su cumplido- es bueno saber que no sabe fingir, aunque a veces tiene sus ventajas- admitió centrándose en el hombre sonriéndole apenas- sí, supongo que hay excepciones ante las cuales se puede ser franco, un honor que me considere digna de no ser engañada, ustedes tampoco, son demasiado agradables como para alejarles por farsas innecesarias- admitió con honestidad convenciéndose de lo honorable que era el norte
 
Por suerte para ella, divagar por todo tema entre seriedad y bromas fluía como si fuera parte del destino el hablar entre ellos y todo comentario anterior quedó en el pasado al hablar de hurtar el norte- ya que lo pone así, solo por no darle el gusto de celebrar victorioso el lograr secuestrarme, iré por cuenta propia y es así, como arruino sus ansias de gloria- contraatacó desarmando su “perverso” plan correspondiendo a su sonrisa consciente que ella más que nadie estaría en las heladas tierras que conoció alguna vez antes de exhalar en notorio reproche por negarse a ir con una adivina- siendo así, tendré que ir cuando pueda y preguntarle por usted, prometo traerle la información, porque bien puede no querer ir a buscarla, pero nada me impide decírsela, así que esté preparado para oír su futuro, cuando su mozo le diga que le busco- amenazó sonriendo con altivez, pese a que realmente no buscaría ningún adivino, cobraban demasiado y era un timo la gran mayoría de veces, pero se forzó por mantener la mente en el ahora y afirmó dudosa sobre lo interesante que fuera la cocina- uno pensaría que entre los pasillos del castillo se escucharían rumores de ustedes los nobles o algo así, pero solo hablan al mismo tiempo de sus propios problemas, se vuelve aburridor, pero trabajo no falta y eso ayuda a pensar en algo más- alcanzó a decirle antes que Invierno hiciera acto de presencia- eres un fácil- le acusó con fingida indignación al animal que se dejó amansar tan fácil, antes de escuchar a Einar hablar de lo acostumbrado que estaba a los entrenamientos- aceptar mi oferta de un masaje es la decisión más inteligente que ha podido tomar,- le prometió orgullosa de sí misma- no quedará queja o dolencia alguna y solo en ese momento podrá volver a estirarse sin correr el riesgo de quedar inmóvil, antes no- le aseguró notando en su agarre el tonificado brazo del hombre creyéndole el arduo entrenamiento que tuviera en su vida, pero todo pensamiento quedó a un lado al ver la casa
 
Estuvo tentada de soltarse del agarre del brazo de Einar para explorar por cuenta propia la casa por la que se abrieron paso hasta la terraza e incluso una vez sentada probó el vino con la mirada inquieta ignorando por completo al noble, le escuchaba, efectivamente, pero sus otros sentidos estaban en todos los detalles de la casa- el silencio del norte ha sido sin duda una de las cosas más extrañas que he llegado a vivir, antes de llegar ahí todo el camino había sido ruidoso y de repente la nieve aplacó todo sonido, es impactante su silencio hasta que uno se acostumbra, ya después es casi adictivo- le admitió perdida en sus recuerdos tamborileando la mesa en un intento vano de contenerse a recorrer la terraza- vino está bien- aseguró dejándolo la copa a un lado, suspiró sabiendo que había perdido la lucha consigo misma y la curiosidad exigía ser saciada- la vista no pudo ser mejor Einar, es, mística, no se ve nada igual a este lugar dentro de la fortaleza, como si fuera un espacio exclusivo y me siento Invierno, ante la fuente, lo demás es simple decoración, si después de comer, nos pierde a los dos por vernos en la fuente, tiene dos opciones, ir por ayuda o unirse a nosotros, pero procuraré recordar que le debo un masaje, pudiéndole ayudar no me perdonaría que despertara mañana doliéndole incluso respirar- aseguró volviendo a beber segura que una vez el sol bajara se recorrería todo el jardín hasta haber descubierto cada secreto del lugar- tiene un gusto refinado Einar, ¿Oculta algún gusto o delirio por la belleza? Porque no puede ser coincidencia el rodearse siempre de ella- indagó revolviendo el vino con un suave movimiento de mano viendo su reflejo distorsionado en el licor rojizo, inhalando levemente antes de sonreír gustosa de captar que traían la comida- que servicio tan rápido, por algún motivo en el castillo la comida esta lista desde antes pero hay demasiada ceremonia y no sé ustedes pero debe ser terrible ver banquetes sin poderlos comer, ¿Cómo toleras la tortura?- preguntó fijando toda la atención en el hombre y su copa de agua- sospecho que no era yo quien estaba tan sedienta- bromeó y esperó su respuesta a la etiqueta excesiva el castillo

Thyia Stark
Pueblo

Pueblo

Mensajes : 62
Fecha de inscripción : 30/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una derrota agridulce (Thyia)

Mensaje por Einar Stark el Sáb Ago 13, 2016 11:02 pm

-Vos lo sabéis muy bien, no se le puede decir que no, si fuera un hombre ninguna mujer se resistiría a sus encantos... Bueno, no es un hombre y aún así lo consigue.-Bromeó echándose a reír.-La verdad que no estaría mal saber fingir de vez en cuando, pero no va conmigo, soy una persona muy sincera y directa, supongo que por eso no le caigo bien a muchos sureños.-Dijo, soltando un suspiro pesado tras ello.

Su gesto se tornó en decepción cuando ella dijo que no quería darle el gusto de secuestrarla.-No sabéis lo que me apena oír eso... Tenía ganas de satisfacer mis ansias de gloria y lograr vuestro secuestro habría sido una gran victoria para mi.-Se llevó una mano al pecho, al lado del corazón como si de verdad le doliera por culpa de sus palabras.

-Bueno, si queréis gastaros el dinero en un mentiroso para que os diga cosas desacertadas sobremi futuro podéis hacerlo, pero os aseguro que haré lo imposible para evitar oírlas, aunque me cueste el hecho de dejar de oír vuestra voz.-Dijo con gesto serio para después volver a sonreír.-Espero que el masaje merezca la pena y no sea una artimaña para dejarme en casa dolorido toda la noche y el día de mañana y no poder volver a entrenar.-Entrecerró los ojos tratando de averiguar si esas eran sus verdaderas intenciones, aunque claro estaba que su gesto era bromista.

La observó mientras hablaba.-Cuando experimentas ese silencio, esa calma y serenidad que transmite cada lugar del Norte sabes perfectamente que jamás podrás a vivir sin ello, yo no soporto el bullicio, por eso tras un largo día entre nobles, torneos, fiestas y banquetes necesito retirarme a un sitio que al menos emule ese silencio.-Miró al jardín.-El lugar es bello, no se parece al Norte, pero al menos transmite una minúscula parte de ello y es... Reconfortante.-En ese momento Invierno, que corría por el jardín llegó a su lado para sentarse, como si supiese que la comida estaba a punto de llegar.-Encantado me uniré a vosotros, pero no prometo que si os veo a ambos despistados os tire dentro de la fuente, como ayuda para soportar este calor-Dijo con tono divertido y travieso.-Tranquila, que de aquí no os iréis hasta que no me cobre ese masaje, digamos que es el precio por la comida que vais a degustar.-Se encogió de hombros ante su pregunta.-El hecho de criarme en un entorno salvaje y rodeado de la naturaleza me ha hecho apreciar la belleza allá donde la veo, ya sea en lugares o personas, por lo que siempre intento rodearme de ella, transmite... Paz.-Concluyó mirándola a los ojos.

En ese momento comenzaron a servir la comida, con platos bastante variados con pescado, carne, ensalada y algo de fruta.-Bueno, normalmente como a la misma hora por lo que el servicio empieza a prepararla antes de mi regreso, así cuando llego ya puedo comer de inmediato.-Empezó a servirse algo de carne, además de darle a Invierno un enorme muslo de pollo que no tardó en agarrar y llevárselo a una esquina de la sala a engullirlo.-Mirad, no soy el único que tiene horarios para comer aquí, Invierno ya estaba hambriento.-Rió, viendo como el lobo los ignoraba y seguía comiendo.-Bueno, todo es cuestión de evitar mirar la comida o ir ya con algo en el estómago así uno no se desespera.-Reveló uno de sus secretos, dándole otro muslo de pollo a Invierno cuando volvió a demandar más comida, yendo esta vez al jardín, acostándose bajo uno de los árboles que había.-Sospecháis bien, estaba sediento y hambriento pero no quería que nuestra conversación quedara allí.-Bebió algo de agua y siguió comiendo, antes de volver a parar.-Espero que esté todo a vuestro gusto, si no es así pedid lo que sea, no hay problema.-Sugirió, miirándola.

Einar Stark
Noble

Noble

Mensajes : 132
Fecha de inscripción : 24/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una derrota agridulce (Thyia)

Mensaje por Thyia Stark el Lun Ago 15, 2016 8:35 pm

-El problema está en que él lo sabe- se limitó a decirle sabiendo que tenía razón, que Einar o ella supieran que a Invierno no le negarían ningún capricho, no traería problemas, pero el inteligente huargo lo sabía y se tomaría el derecho de salirse siempre con la suya- eres un lobo, precisamente porque serías un peligro como persona- le aseguró al lobo para finalmente dejarle en paz por el bien de todos o nadie podría con el orgullo del canino, además tenía más que oír del noble que tan integro le pareció, sonrió y bajó la mirada; curiosa sensación de incomodidad y admiración la que le causaron las palabras del norteño, ni en su pasado, ni ahora, había llegado Thyia a ser igual de honorable y tampoco le había importado, entendió desde muy pequeña que las personas más poderosas eran astutas y por eso habían llegado ahí, exhaló y le sonrió afirmándole al oírle decir que no le agradaba a muchos sureños- ¿Este es el sur?- indagó antes de soltar su veredicto final- si así es, es entendible, aquí son muy ruidosos y ustedes al parecer logran incomodarles por no ser igual de escandalosos, al menos en las cocinas se hablaba de lo serios y otras cosas más que supuestamente son- le contó balanceándose levemente incapaz de encontrar esa tal “frialdad e inhumanidad” de los norteños que aseguraban en la cocina
 
Ensanchó la sonrisa hasta casi entrecerrar los ojos al ver como arruinaba sus planes de secuestro- eso ha sido ruin- acusó conteniendo la risa antes de acariciar su barba con fingida lastima- ¿ahora cómo hago para no sentirme mal?- indagó mientras su gesto se tornaba serio ideando un plan practico como si de una estrategia de guerra se tratara- si se diera el caso, el no dejarme volver, por más que intentara fugarme contaría como secuestro- se explicó- algo tendrá que ocurrírsele, pero por suerte, ese viaje no será pronto así que tiene tiempo para idear un plan- le recordó con una dulce sonrisa antes de negarle por lo del adivino, había olvidado ese pequeño detalle llamado pago, chasqueó la lengua y se frotó la punta de la nariz decidiendo que hacer- no pretendo pagarle a nadie, me rehúso a hacerlo- aseguró con firmeza y casi indignación de tener que pagar para que le mintieran- siendo así, tal vez me invente algo sobre la marcha y usted jamás no podrá saber si lo que le digo, me lo aseguró un adivino o son ocurrencias divertidas- sentenció triunfante
 
Algún día entendería como se podía pasar de un minuto a otro de bromas a reflexiones profundas con añoranzas de estar lejos del lugar donde estaban, pero así de fresca y fluida era la conversación con el noble, al que solo le afirmó levemente dándole la razón a cada palabra suya referente al helado norte, solo se le volvió a escuchar cuando el lobo hizo acto de presencia, eso no lo esperaba, eso incluso la hizo dar un respingo por el sobresalto para luego soltar a reír de verle tan erguido- todo un caballero, ¿es que acaso ni las mascotas se salvan de ser de la nobleza?- alcanzó a preguntar antes de reír de verdad de solo imaginar la escena de caer al agua sin siquiera saber cómo había llegado ahí- se le agradece la advertencia así estaremos atentos a cada movimiento suyo cerca a la fuente o al menos yo lo estaré- corrigió al ver que Invierno parecía ocupado en su propia existencia, negó levemente y se irguió orgullosa al oírle decir que no la dejaría ir hasta saldar su promesa- entonces, ¿esto es considerado una práctica previa al secuestro real?- bromeó apoyando su codo en la mesa y a su vez su mejilla en su mano escuchándole hablar de belleza- la suerte que tiene, de saber de belleza y poder escoger rodearte de ella, es cruel saber y tener que rodearse de… bueno lo que no es bonito- se intentó explicar omitiendo detalles innecesarios acariciándole el dorso de su mano tras sostenerle la mirada unos segundos hasta la llegada de la mujer y los platos que la hicieron soltarle la mano para centrar toda su atención en la vistosa y llamativa comida que revisaba con cuidado volviendo a beber algo de vino mientras se decidía porque comer
 
-No hay pan de miel- comentó para sí misma y recordó que en Poniente, dentro de lo que recordaba comían cosas demasiado extrañas, sabían bien, no lo iba a negar, pero el pan caliente de hojaldre y miel serían tal vez lo que más extrañaría de Meereen, exhaló absteniéndose de hacer el puchero que quería fluir y tomando control de sí misma, sonrió levemente comenzando a comer optando por carne bañada en una salsa de especias que podría pasar la tarde intentando adivinar todos y cada uno de los condimentos que tenía, pero incluso ante la delicia del plato seguía revisando la mesa, tal vez de ese lado del mundo había algo parecido al pan de miel, no lo encontró, pero toda su atención se centró en el lobo que mostraba su fase más salvaje y ni así logró intimidarse ante él, ya no podía, ya había visto la mejor fase posiblemente de ambos lobos, y su primera impresión le había bastado para agradarles ambos- el pobrecito debió odiarnos por hablar tanto, tal vez por eso se echó a dormir cuando seguíamos en la fortaleza, en señal de protesta por demorar su comida- se planteó viéndole volver por más- solo espero que no le riña una vez me haya ido, no toleraría dejarle a su suerte con un huargo furioso e indignado por haberle hecho esperar- bromeó volviendo a beber algo del vino viendo a varios metros al lobo entretenida de imaginar tal situación- si le sirve de ayuda, cúlpeme a mí, ya me habré ido y no podrá hacer más que odiarme en silencio y tranquilo Einar, todo está exquisito, ha sido digno de un masaje de mi parte, siempre y cuando no sea de los que hace siesta después de comer- le recordó preocupándole por un momento esa opción, ¿Qué haría si el noble se dormía? Jugar con el lobo, no terminaba de acaparar el tiempo que quería estar fuera del castillo, porque realmente en ese momento no le apetecía volver a las cocinas- incluso si así es, haga un esfuerzo por no dormirse, eso significaría volver y…- le pidió y ni siquiera fue capaz de terminar esa frase, la mueca de desagrado se le adelantó- bien que podría meterse en la fuente si se siente tentado al sueño- le propuso entusiasmada en cuanto esa idea cruzó su mente- solo no duerma- concluyó finalmente estrechándole la mano sosteniéndole la mirada a poco de suplicar con tal de no volver aún.

Thyia Stark
Pueblo

Pueblo

Mensajes : 62
Fecha de inscripción : 30/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una derrota agridulce (Thyia)

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 2:36 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.