Ambientación
Staff
Interés
Créditos

Ambientación
Nos encontramos en el año 129, en el apogeo del poder de la casa Targaryen. Los Targaryen son numerosos al igual que sus dragones lo cual ha provocado que su hegemonía no tenga discusión por parte de las casas inferiores, no obstante, ese mismo poder puede hacer que la casa reinante se devore a si misma, o eso es lo que los rumores dicen. Las demás casas luchan por conseguir el favor de la casa real, algunas con mayor éxito que otras. Sin duda la casa que más ha logrado trepar ha sido la casa Hightower quien ha hundido sus colmillos fuertemente en la corte del rey y no parece dispuesta a aflojar, algo que molesta bastante a los Velaryon, la otra rama de la familia real, los cuales también arañan por tratar de llegar a la cima después de que el trono les fuera arrebatado en el concilio del año 101. Estas luchas se han intensificado recientemente ya que el rey Viserys está enfermo y cada vez más débil, se dice que no vivirá mucho más lo cual ha creado un ambiente tenso en los seis reinos que conforman el trono de hierro. El gran temor es que la unificación realizada por Aegon el conquistador sea destejida por sus descendientes y que Poniente arda. Dorne permanece independiente e inconquistable, hazaña de la que todos los dornienses se sienten orgullosos, especialmente los Uller los cuales derribaron a Meraxes tiempo atrás.

Reinos
Próximamente...
administración
dragon
Dragon
MP

Novedades
♦23/06♦ Inauguración del Foro
♦27/06♦ Primera trama global
Normas Gráficas
♦Se deben usar PBs de carne y hueso, nunca dibujos.
♦Avatar de 280x350px.
♦Firma Máxima de 500x250px.

Tramas
1° trama: Torneo en Desembarco

Link:
Lugar: Desembarco del rey
Fecha: 10 del mes I
Se Busca
Créditos
El diseño de los gráficos del foro Hermit the Frog, la edición y creación de codes pertenece a Balerion y en ambos casos este material es único y exclusivo de The Dance Of Dragons. El tablón está elaborado gracias a un foro de recursos y modificado igualmente para este foro.
Últimos temas
» fgffgff
Jue Oct 20, 2016 11:55 pm por probando

» Familia primero || Helaena +18
Sáb Sep 03, 2016 7:00 am por Aegon Targaryen

» Throne´s War - Rol Juego de Tronos - {Af. Élite}
Jue Ago 25, 2016 8:55 pm por Invitado

» Qoren Nymeros Martell se coge vacaciones
Vie Ago 19, 2016 2:23 pm por Aliandre Martell

» Pescando [Linys Daer]
Jue Ago 18, 2016 9:06 am por Torrhen Manderly

» La rockola del bardo.
Miér Ago 17, 2016 5:53 pm por William Stoneheart

» Make It Up As I Go - foro activo de famosos - Más de 3 años - Af. Élite
Miér Ago 17, 2016 3:17 pm por Invitado

» Dios bendiga a Estados Unidos, una nación renacida. —Elite
Miér Ago 17, 2016 5:54 am por Invitado

» Una verde tragedia en un mar de negros [Libre]
Miér Ago 17, 2016 12:30 am por Aegon III Targaryen

Estación



otoño
Primer Mes
Año 129
Habitantes
Más Allá del Muro
0
El Norte
2
Tierra de los Ríos
1
Occidente
5
El Valle
3
Islas del Hierro
3
Tierras de la Corona
14
El Dominio
4
Tierras de la Tormenta
1
Dorne
5
Ciudades Libres
1
Bahía de los Esclavos
1
Essos
0
Af. Élite
13/40

Af. Hermanas
4/8


De Hierro, Roca y Sal || Reunión de capitanes.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

De Hierro, Roca y Sal || Reunión de capitanes.

Mensaje por Dalton Greyjoy el Vie Jul 22, 2016 10:00 pm

A pesar de la tranquilidad que habían mostrado desde su llegada, aquel día los isleños parecían estar más emocionados de lo habitual. Los marineros rumoreaban que el Kraken Rojo había convocado a los capitanes presentes en Desembarco del Rey para una reunión en la Ira de Pyke. Ninguno de ellos sabía cuáles eran las intenciones del Greyjoy, pero aquellos hombres confiaban por completo en la pericia y la astucia de su joven capitán, que a sus escasos dieciséis años ya los había llevado a alguno de los saqueos más fructíferos de sus vidas. Por eso mismo, la disciplina en la poderosa galera, normalmente férrea, era excepcional aquel día. Salvo por las cicatrices de batalla en la madera, que Dalton insistía en conservar siempre que no afectasen a la integridad del barco, el navío parecía nuevo, limpio y reluciente. Los marineros realizaban las escasas tareas que les quedaban con rapidez y eficiencia, y absolutamente todos iban fuertemente armados, como si estuviesen esperando una única señal para convertirse en un torbellino de sangre y acero.

La sala de guerra del castillo de popa del barco tenía una larga mesa en el centro, con capacidad para una gran cantidad de personas. Sobre la misma, descansaba un enorme y detalladísimo mapa de las costas de Poniente y Essos, una bellísima carta náutica que no podía ser obra sino de los maestres de la Ciudadela de Antigua. Las paredes de madera estaban también cubiertas con mapas igual de detallados de zonas concretas de la costa, como los Peldaños de Piedra, las Islas Basilisco, la Bahía de Esclavos, las Islas Escudo, la Costa Pedregosa... Dalton conocía bien los mares, pero jamás cometía el error de creer que lo sabía todo sobre ellos. En la cabecera de la mesa, la gran silla de madera negra que había pertenecido a su padre indicaba el lugar donde el Lord Segador se sentaba. A su derecha se sentarían el Lord Capitán de la Flota de Hierro, Grederik Goodbrother, y su tío, Sigfryd Harlaw. A su izquierda, tomarían asiento su hermano Veron y la señora de la Casa Drumm, como le correspondía al ser gobernante de la isla más sagrada para los isleños. El resto de capitanes se repartirían las sillas restantes según su experiencia y veteranía.

Con Veron sentado ya a su lado y Anochecer apoyada de forma bien visible a un lado de la silla, el capitán del Ira de Pyke se recostó en su asiento, esperando a que el resto de los invitados a aquella reunión hiciesen acto de presencia, mientras un par de sus hombres ultimaban los detalles dejando algunos barriles de cerveza negra isleña cerca de las paredes, así como algunas viandas sencillas. Esperaba que no tardasen, si había algo que el Kraken Rojo no fuese era paciente.

El orden de posteo será según llegada, intentemos no hacer post demasiado largos para que esto sea dinámico. Nada de dobles post, a ser posible, y cada uno tendrá 24h para postear cuando le llegue el turno.

Dalton Greyjoy
Gran Lord

Gran Lord

Mensajes : 58
Fecha de inscripción : 24/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De Hierro, Roca y Sal || Reunión de capitanes.

Mensaje por Grederik Goodbrother el Sáb Jul 23, 2016 1:32 am

Aquella mañana lo había despertado uno de sus hombres avisándole de la presencia de un marinero de los Greyjoy en cubierta que al parecer tenía ordenes de entregarle un mensaje. De haberse tratado de cualquier otro asunto, quizá Grederik se habría permitido el rezongar un poco en la cama antes de atenderle, pero dado que sabía perfectamente que no solía ser buena idea aplazar aquello que tenía que ver directa o indirectamente con el Kraken Rojo, el Goodbrother se arrastró fuera de las sábanas (no sin emitir un par de gruñidos desganados) y se vistió antes de salir al encuentro del mensajero. Comenzaba a aburrirle su estancia en Desembarco, y el aburrimiento solía pasarle factura haciendo inquietas sus horas de descanso, así que ya esperaba con impaciencia el momento de poder volver a verse rodeado por mar abierto. Sin embargo, el mensaje que le entregó el marinero ayudó a calmar en parte el hastío del lord Capitán y transformarlo en interés. La nota no decía mucho, pero en aquellos pocos trazos de tinta él pudo detectar que algo tramaba el Greyjoy. No comentó nada con sus hombres sobre aquel respecto, pero tras tantas travesías juntos, estos enseguida supieron interpretar el cambio en su ánimo como señal inequívoca de que había motivos para mantenerse atentos.

Se encaminó hacia la Ira de Pyke justo antes de la puesta de sol, sin molestarse en disimular en absoluto su sonrisa más descarada. Le gustaba el ambiente que había en aquel puerto, allí la salitre del mar lograba que a Grederik no le llegara el olor pesado y denso que atufaba a todo Desembarco, donde se mezclaban los olores de las flores de los jardines y balcones con el de la mierda de los caballos que atestaban las calles a causa de tan señaladas fechas. Al subir a la embarcación solo perdió un momento en apreciar que los marineros de Dalton iban armados hasta los dientes, lo que le dio motivos para ensanchar su sonrisa; al parecer él no era el único que se aburría. Entró en la sala de guerra y se sorprendió de verla tan vacía. Quizá comenzaba a calar en él la responsabilidad de su cargo, porque el llegar de los primeros a una reunión no había estado nunca entre sus virtudes más reseñables.

Que me muerda una rata, ¿de verdad soy el segundo? Debo de estar haciéndome viejo. —comentó con media sonrisa. —Lord Segador... Capitán Greyjoy... —añadió saludándolos con sus respectivas inclinaciones de cabeza cargadas de lo que podría llamarse solemnidad si no fueran tan clara mofa de las que solía hacer su padre. —Supongo que tendré que esperar al resto para enterarme de los motivos de esta reunión, desventajas de ser de los primeros, llevo desde primera hora deseoso de conocer cual es el Orden del Día. —les comentó a los hermanos Greyjoy, pasándose por la mesa de las viandas de camino ha su silla y haciéndose con una manzana antes de plantar el culo en el asiento que había libre junto al de Dalton, a la espera del resto de capitanes.

Grederik Goodbrother
Lord

Lord

Mensajes : 39
Fecha de inscripción : 19/07/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De Hierro, Roca y Sal || Reunión de capitanes.

Mensaje por Wulfang Saltcliffe el Sáb Jul 23, 2016 4:28 pm

Noticias. Un mensaje se hizo llegar a los oídos de Lord Saltcliffe con rapidez y solemnidad, Dalton había convocado una reunión de su navío de todos los capitanes y como no podía ser menos, Wulfang debía ir. Su compromiso con las Islas era indiscutible y si tenía que dejar los principios en su barco para bajar a tierras paganas a su entender, lo haría por el bien de todos, aunque cargado de bilis hasta arriba. Raudo y sin apenas ataviarse, salió de camino hacia la Ira de Pyke, el barco de Lord Greyjoy. Paso tranquilo, seguro pero con ritmo, algo de altivez en su pose y manos atrás, poco a poco fue recortando distancias. El olor a mierda inundaba su pituitaria y esperaba que al llegar la cosa mejorase o estaría demasiado aturdido para hablar. No le costó mucho esfuerzo llegar, realmente se encontraba cerca del sitio elegido para la reunión. Pudo distinguir el navío y se adentró en él, observando los hombres armados hasta los dientes. ¿De qué se trataba aquello, algún tipo de intimidación? ¿De defensa? Fuera lo que fuese, a Wulfang no le hacía gracia pasear bajo la atenta mirada de tantos hombres armados, ya que él se dirigía a dicha reunión sin arma ninguna aparentemente.

Un gesto con la cabeza le bastó para que le dejaran entrar, donde pudo ver ya sentado a Dalton y a Grederik, el Capitán de la Flota del Hierro, un buen hombre, algo más joven que Wulfang y menos capacitado, pero digno de aquel puesto al fin y al cabo, y un buen hijo del hierro, merecedor de su respeto. Con una reverencia simple, se introdujo en la sala, observando los mapas a su alrededor, ninguno le escondía ningún secreto del que no hubiera leído u oído hablar, se sentía como en casa entre aquellas cartas de navegación.

-Buenas, camaradas. Lores, capitanes, gente.- Y terminó por saludar a todos con una media sonrisa, tomando asiento y esperando que diera comienzo la reunión. Tenía ganas de saber por que se había convocado y también de hablar.

Wulfang Saltcliffe
Lord

Lord

Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 22/07/2016
Localización : Si

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De Hierro, Roca y Sal || Reunión de capitanes.

Mensaje por Skaria Stark el Sáb Jul 23, 2016 11:02 pm

ATUENDO:


Las pesadas puertas de la sala se abrieron y me mostraron un recinto que estaba siendo ocupado por los nobles hijos de hierro. La reunión se llevaba acabo en la Ira de Pyke, algo bastante inusual así que el tema a tratar debía ser de suma importancia, no por nada nos habían reunido aquí hoy.-¿Llego tarde? Lo siento, en el camino tuve un contratiempo- dije con el aliento contenido en la garganta y cierta sorpresa en el rostro al ver los lugares ocupados por nuestro anfitrión Greyjoy, así como Goodbrother y Saltcliffe. -Señores- dije haciendo una pequeña reverencia antes de pasar a servirme una copa de cerveza. Tenía aun un poco adolorida la mano y hasta en ese momento me di cuenta de la salpicadura de sangre en la manga de la camisa, la tela era negra así que podía pasar desapercibida. Con el trago en la boca, miré a Wulfang con un atuendo bastante sencillo y su rostro amable. Desconocía el motivo principal de la reunión aunque si me atrevía a suponer algo: guerra. La cerveza bajo fría por mi garganta brindándome placer así como la idea de poder al fin, disponer mi flota al servicio de la casa Greyjoy. Retiré la capa para tomar asiento en la mesa, mirando los mapas que estaban esparcidos en orden sobre la misma, solo quedaba esperar.

Skaria Stark
Guerrero

Guerrero

Mensajes : 81
Fecha de inscripción : 07/07/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De Hierro, Roca y Sal || Reunión de capitanes.

Mensaje por Veron Greyjoy Targaryen el Dom Jul 24, 2016 4:38 pm

Obviamente fui el primero en llegar a la reunión porque, bueno, yo vivía en ese barco. Así que en cuanto Dalton me dijo que iba a llamar a los demás isleños de importancia me apresuré a seguirlo hasta la sala donde se celebraría y ocupé mi puesto como hermano y heredero del lord en el primer asiento a su izquierda colgando mi arco de huesodragón en el respaldo de la silla. Eso si, tenía la cabeza en otra parte, desde que habíamos llegado a Desembarco habían ocurrido demasiadas cosas y tenía demasiado en lo que pensar.

- Lord capitán. - saludé al Goodbrother en cuanto entró en la sala. Pronto llegaron el Saltcliffe y la Wynch a quienes saludé con idéntica educación como era costumbre en mi. De todos modos tampoco les presté demasiada atención ya que estaba centrado en mi hermano el cual debía de estar tramando algo.

Solo esperaba que no se hubiera ofendido por alguna chorrada de algun pisaverde y no estuviera pensando en prenderle fuego a algun asentamiento.

Veron Greyjoy Targaryen
Capitan

Capitan

Mensajes : 80
Fecha de inscripción : 23/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De Hierro, Roca y Sal || Reunión de capitanes.

Mensaje por Aerahns Saltcliffe el Miér Jul 27, 2016 1:18 am

Terminé agotado en la cama luego de toda aquella acción con esa ramera que había encontrado por ahí, la verdad es que no lo fue tanto para ella pues en el lecho se podía notar toda la sangre, y a ella se le podían notar los magullones que se le habían formado durante el acto, aquella solo temblaba de temor y sollozaba no muy alto — Te puedes ir—comandé al mismo tiempo que le tiraba unas cuantas monedas al suelo de madera del Penumbra.

Tomé una manzana de una vasija con frutas que se encontraba a un lado y di una gran mordida, cuando escuché que tocaban la puerta, el hombre al verme como el Dios Ahogado me trajo al mundo se inmutó y bajó la cabeza extendiendo su mano a lo que seguido le arrebaté lo que me ofrecía — Largo— ordené y empecé a leer la carta. Me parecía muy interesante lo que decía. ¿Qué quería el Kraken Rojo? ¿Qué se traía entre manos?

Me tomé mi tiempo en organizar unos pendientes y al finalizar emprendí mi camino hasta el Ira de Pyke, uno de mis hombres me acompañaba, no quería tener el más mínimo roce que alguno de esos inmundos, zarrapastrosos que habitaban las calles de desembarco, él se encargaba de alejarlos con un gran empujón, no cualquiera se podía atrever tan siquiera a tocar mi ropa recién comprada. Entré a mi destino al mismo tiempo que le dije a mi tripulante que aguardara allí, por lo que entré total y completamente solo, al entrar reconocí unos cuantos rostros hasta que vi ese… el imbécil de mi hermano. Fruncí el ceño y me apoyé del espaldar de una de las sillas — Rápido con esto ¿Por qué se ha convocado esta reunión? — mientras más rápido terminara aquello y saliera de allí, mejor. La tensión de mi parte hacia mi hermano era fuertemente notable.

Aerahns Saltcliffe
Pueblo

Pueblo

Mensajes : 83
Fecha de inscripción : 07/07/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De Hierro, Roca y Sal || Reunión de capitanes.

Mensaje por Eldün Drumm el Sáb Jul 30, 2016 4:51 pm

No era un rasgo característico de la nueva cabeza de la casa Drumm el llegar tarde, menos a una reunión tan significativa como aquella. No solamente era una reunión de capitanes, era la primera para ella, recordaba como de niña su padre había llevado a ambos hermanos con intención de que escucharan y aprendieran, pero siempre alejados de la mesa y en un papel anónimo. Cuando Erik asumió el cargo de señor, Eldün ya no tenía necesidad de ir, y jamás lo hizo, pero en aquella ocasión era diferente, ella era la nueva señora, la mitad de los capitanes ni siquiera sabrían quién era. Incluido aquel nuevo Lord Segador de Pyke, con el que no había tenido oportunidad de tratar en persona, Eldün tenía gran curiosidad por conocer al nuevo señor de las Islas, de quién se contaban pese a su juventud mil historias y mil hazañas que los isleños resaltaban con orgullo en sus salones y en las tabernas. La joven Drumm como una de sus vasallas mas signficativas, debía conocer a tal gobernante y aún se reprochaba a sí misma el no haber buscado ocasión para tratarlo en primera instancia en vez de en aquella reunión rodeada de nobles a quiénes tampoco conocía.

El caso era que hubiera preferido el poder planear aquello con más detenimiento...qué narices, hubiera preferido llegar a tiempo. Sin embargo el mensajero que había acudido a la posada donde se alojaba a entregarle la misiva con la hora de la reunión no había sido precisamente raudo-Debería abrirte en canal por esto-sentenció mientas arrugaba el papel y lo arrojaba al suelo de la habitación, antes de ir a vestirse a toda prisa, maldiciendo y soltando juramentos más grandes que ella, casi todos dirigidos al pobre mensajero que ya se precipitaba fuera de la posada, temiendo por su vida.

Aún adormilada y con un humor de perros pero al menos aseada, vestida y con Lluvia Roja en el cinto, se dirigió al lugar citado en la carta, rauda y con una mirada bajo el sombrero que no incitaba precisamente a cruzarse en su camino.


Ascendió por la rampa tendida que unía la embarcación del Kraken Rojo con el suelo portuario. Se dirigió hacia el lugar donde habían colocado la gran mesa que paulatinamente iba llenándose, reconoció al Saltcliffe que había llegado al mismo tiempo que ella, con quién había tenido encontronazo hacía ya más de una semana-Señores-saludó escuetamente antes de dirigir su mirada a quién presidía la mesa, solo interpuesta por otra silla a su lado, que ocupaba un muchacho muy joven, practicamente un niño "Pero qué coño?" pensó de golpe, encarando a la persona quién se suponía que era su gobernante.

Alzó las cejas de golpe, entre sorprendida y crispada, solo semioculta su expresión gracias a su sombrero y a su costumbre de no ser precisamente expresiva, pero en aquella ocasión como para no hacerlo. Era el muchacho de la taberna que se había encontrado hacía varios días, aquello parecía una broma pesada "Ahogado, eres un hijo de puta cruel" sentenció mentalmente mientras se sentaba en el sitio que correspondió a su padre antaño, en aquel momento junto al otro niño. Pensó en presentarse formalmente ante todos y ante su señor, pero desechó aquella idea casi de inmediato "Cómo si no me conociera precisamente, yo me lo cargo" seguía pensando, además, con Lluvia Roja visible en su cinto, era bastante obvio quién era. Se sirvió una jarra de cerveza y dió un hondo trago, espectante al motivo de la reunión.

Eldün Drumm

Mensajes : 26
Fecha de inscripción : 07/07/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De Hierro, Roca y Sal || Reunión de capitanes.

Mensaje por Dalton Greyjoy el Lun Ago 01, 2016 4:42 am

- Dentro de poco no vas a poder ni levantar la espada, anciano -bromeó el Greyjoy en respuesta a las palabras de su Lord Capitán, levantándose y estrechándole la mano como a un viejo amigo-. Aunque espero que ese poco aún tarde, voy a necesitar de todas las espadas posibles -rió ferozmente entre dientes.

Poco a poco, el resto de los capitanes fueron llegando. Lady Wynch, de Castroferro; Lord Saltcliffe, de Acantilado de Sal... La llegada de Aerahns y su modo arrogante de hablar hizo entrecerrar los ojos al Kraken Rojo. ¿Quién demonios se pensaba aquel medio valyrio que era? Los dedos del Lord Segador tamborilearon sobre uno de los brazos de la silla, molesto, pero contuvo su mal genio. Ya le pondría más tarde los puntos sobre las íes al capitán del Penumbra. La entrada de Lady Drumm y su momentánea expresión de sorpresa lo hicieron esbozar una media sonrisa burlona. Por supuesto, en la taberna él había reconocido a Lluvia Roja al primer vistazo, pero la señora de Viejo Wyk no lo había reconocido dado que no llevaba ninguna clase de enseña, ni tampoco a Anochecer encima. Aquella reunión iba a ser interesante. Muy interesante.

Dalton se inclinó sobre la mesa, mirando a sus capitanes. No eran todos, pero sí eran de los más importantes que había en las islas, todos veteranos y curtidos en combate. Necesitaría la fuerza de todos ellos para hacer lo que estaba pensando en hacer.

- Bienvenidos, camaradas -comenzó, con aquella voz fría y cortante tan característica suya-. No es ortodoxo que nos reunamos en mi barco en lugar de en Pyke o en la Colina de Naga, pero si os soy sincero, no tengo la paciencia necesaria para esperar a nuestro regreso antes de discutir todo esto -comentó, despreocupado, con una media sonrisa-. Habéis visto al Rey. Habéis oído de la rivalidad entre Verdes y Negros. Y si algo hemos aprendido de nuestro pasado es que en tiempos de conflicto, o nos movemos y hacemos lo que se nos da mejor, o los pisaverdes nos encierran en nuestras islas y nos joden vivos esperando que nos muramos de hambre. El problema -puntualizó- son esos lagartos gigantes que ensucian nuestros cielos, que el Ahogado los maldiga. Los pisaverdes valoran demasiado la "paz del rey", y si atacásemos a cualquiera de ellos, en lugar de resolver su problema como hombres, irían llorando a ese rey enfermo como niños. Y tendríamos a Vhagar o a cualquiera de esas otras lagartijas posada en Pyke antes siquiera de enterarnos de ello -Dalton no odiaba a los Targaryen por usar sus mejores armas, los dragones, en la guerra. No era el arma de un guerrero, sino de un tirano, pero aún así el Greyjoy respetaba el poder destructivo de las bestias. Lo que realmente lo molestaba era aquella dejadez por parte de los pisaverdes, que antes de enfrentarse a un problema, suplicarían a sus conquistadores que se lo solucionaran para poder seguir engordando en sus castillos-. Necesitamos ser más listos que eso. Ahora, varias generaciones después de la muerte de Harren el Negro, hemos recuperado prácticamente toda nuestra fuerza. Pero no podemos usarla sin más. Necesitamos controlar el Mar Angosto al igual que controlamos el del Ocaso. Y para eso tengo un par de ideas. En primer lugar, mi hermano Veron, aquí presente -explicó, poniéndole una mano en el hombro al muchacho- irá de pupilo de los Targaryen y Velaryon a Marcaderiva. A cambio, Lucerys, uno de los príncipes Velaryon, vendrá como pupilo a Pyke. Nos vendrá bien tener a alguien que nos pueda informar de los conflictos que tengan lugar en Desembarco y las Tierras de la Corona. Y tener a uno de los hijos de Rhaenyra con nosotros calmará la beligerancia de la Corona hacia las Islas, espero -al igual que sus capitanes desconocían aquello, ni siquiera el propio Veron había sido informado de ello hasta aquel momento-. En segundo lugar, pero no menos importante: no podemos saquear Poniente sin quebrantar la estúpida paz del viejo rey. Pero tampoco tenemos necesidad de hacerlo -sonrió ferozmente, señalando un punto muy concreto del Mar Angosto en el mapa-. Hemos perdido barcos y capitanes en los Peldaños de Piedra. Buenos hombres, buenos hijos del Hierro que ahora festejan en las salas acuosas del Ahogado. Corsarios del tres al cuarto que llaman barco a cualquier carraca con un par de velas. Piratas que usan las luces de los faros para engañar a los navíos. A esa escoria nadie la va a echar de menos. Y yo ya estoy harto de perder buenos guerreros a sus manos. Lo que propongo -concluyó, completamente serio, mirando uno a uno a sus capitanes a los ojos- es que conquistemos lo que ni Daemon Targaryen pudo mantener. Que hagamos lo que no se espera de nosotros. Que pasemos los Peldaños de Piedra por la espada, que paguemos el precio del hierro por esas islas, en nombre del Ahogado. ¿Qué opináis?

Perdonad la extensión del post, pero me pareció necesario para poner en claro la situación. A partir de ahora, podemos hacer ya post cortos.


Última edición por Dalton Greyjoy el Lun Ago 01, 2016 1:03 pm, editado 1 vez

Dalton Greyjoy
Gran Lord

Gran Lord

Mensajes : 58
Fecha de inscripción : 24/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De Hierro, Roca y Sal || Reunión de capitanes.

Mensaje por Grederik Goodbrother el Lun Ago 01, 2016 5:37 am

Apoltronado en su asiento vio llegar a los capitanes convocados a aquella reunión tan misteriosa como poco ortodoxa, saludándolos con un leve gesto de cabeza y siguiéndolos con la mirada hasta que tomaban asiento. Intentaba interpretar en sus gestos y expresiones qué esperaban encontrar en aquella reunión; un aburrido balance de cuentas, una charla sobre cómo evitar asustar demasiado a los pisaverdes durante su visita a la Capital... O si como él, intuían algo bastante más interesante detrás de la invitación a la Ira de Pyke. Sonrió con cierta sorna ante la brillante entrada de Aerahns Saltcliffe, regodeándose un poco en el tonillo imperativo del capitán al demandar que se despachara con el asunto que los había llevado hasta allí con premura. ¿Por qué tanta prisa? Lanzó una mirada a lord Saltcliffe, divertido por la evidente tensión que podía distinguirse entre aquellos dos. ¿Eran hermanos, no? De diferente madre, creía haber oído decir. Miró de soslayo a Dalton, y al ver que no hacía mención a la estelar aparición del rubio casi comenzó a sentir piedad del capitán del Penumbra.

Escuchó al Greyjoy con atención, ladeando ligeramente la cabeza y entrecerrando los ojos conforme las palabras del Kraken Rojo iban calando en su mente. Le gustaba lo que oía, y no solo porque se abría ante ellos la posibilidad de nuevos saqueos, sino porque coincidía plenamente con Dalton: Necesitaban ser más listos. La fuerza bruta ya la tenían, llevaba formando parte de los usos y costumbres de las Islas desde los inicios; pero si no añadían el factor de la estrategia y la planificación, esa fuerza terminaba convertida en esfuerzos perdidos. Un intercambio de pupilos forjaría las bases de una alianza y haría ver que las Islas también estaban dispuestas a jugar en el mismo tablero que los demás. Pero lo verdaderamente interesante fue la segunda noticia.

—Limpiar los Peldaños de Piedra... —su mente enseguida comenzó a sopesar los costes contra las ganancias, los riesgos contra los beneficios. —Una empresa digna de ser considerada una auténtica hazaña. Si lo logramos los beneficios serían cuantiosos, y no hablo solo de lo que podríamos sacarles a esos piratas... El navegar con seguridad por esas aguas nos sería muy rentable. Y lo cierto es que no solo a nosotros, esos piratas son el quebradero de cabeza de todo marino que ha de navegar por el Mar Angosto y de las economías de ambos continentes. —añadió, terminando por asentir con la cabeza, demostrando su conformidad con aquellos anuncios.

Grederik Goodbrother
Lord

Lord

Mensajes : 39
Fecha de inscripción : 19/07/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De Hierro, Roca y Sal || Reunión de capitanes.

Mensaje por Skaria Stark el Miér Ago 03, 2016 3:07 am

ATUENDO:



Fue imposible ocultar la sonrisa que me provocó la entrada tan arrogante de Aerahns, me recargué en el respaldo con los brazos cruzados mientras observaba la reacción de Dalton Greyjoy pero el muchacho ademas me mostrarse ligeramente irritado, no hizo nada mas. Mi sonrisa se desvaneció y torcí los labios con cierta decepción, la escena quedó olvidada pero no podía culpar a Aerahns. Se sentía la tensión de compartir el mismo espacio entre los dos hermanos y si en determinado momento decidían terminar sus problemas con puños...bueno, en ese caso me quedaría como espectadora, resultaba demasiado peligroso intervenir y francamente no sabría que lado tomar. Pero esa pelea entre los Saltcliffe no era el motivo de esta reunión. Recupere la compostura y dejé la cerveza a un lado, en el mapa sobre la mesa estaban especialmente señalados los Peldaños, y mis suposiciones estuvieron en lo cierto cuando Dalton explico a grandes rasgos de que se trataba todo. -La idea de que el joven Greyjoy este a merced de la locura Targaryen es desalentadora- dije mirando a Veron, estaba en un punto intermedio de la madurez y podía caer fácilmente en los engaños de la capital, aunque podía suponer que aceptaría la responsabilidad de su misión, no tenia otra alternativa. -Me parece mas una situación de rehenes que de pupilos, aunque...-dije haciendo una pausa, analizando la situación mirando a los Peldaños en el mapa. -Hace catorce años que Velaryon abandonó los Peldaños, ¿Podrían ver nuestra incursión ahí como una amenaza? Nunca se sabe que piensan estos albinos y poner en riesgo la vida de Veron no es una opción. Por otra parte, conquistar los Peldaños nos acerca a Tyrosh y Lys, hacernos con su flota nos daría una ventaja considerable ante los posibles enemigos, y también nos ofrece nuevas rutas comerciales como bien dice Goodbrother- expuse, mientras pensaba en todas las posibilidades que los Peldaños nos traerían. -Tomemos lo que es nuestro-

Skaria Stark
Guerrero

Guerrero

Mensajes : 81
Fecha de inscripción : 07/07/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De Hierro, Roca y Sal || Reunión de capitanes.

Mensaje por Eldün Drumm el Dom Ago 07, 2016 12:02 am

Poco a poco, los asientos vacíos de los capitanes y señores convocados dejaron de estarlo para dar paso a una serie de personas que no conocía, pero que por órden de asiento y por sus palabras, fue identificando poco a poco. Finalmente si era cierto que aquel muchacho con el que se había topado en el Dragón Pisador era ni más ni menos que el Kraken Rojo, surrealista para la isleña. Aerahns Saltcliffe rezongaba desde su asiento, visiblemente molesto por tener que estar allí, un hombre mayor que ella que por su asiento era un Goodbrother, de elegante forma de hablar pero sin añadir nada aparte de su conformidad con la empresa propuesta por su señor. El zagal aún más joven que se hallaba al lado de la pelirroja se trataba del kraken menor, que por lo visto iba a servir para crear un puente de relaciones con la corona...o para tener un motivo cada uno para no importunar al otro-Si son rehenes lo serán ambos, Pyke tendrá a uno de sus príncipes, saben lo que pasará si le dañan-respondió escuetamente a la opinión de la otra mujer, una Wynch si no se equivocaba, mientras señalaba con la cabeza al pequeño aludido que tenía al lado. Aunque por mucho que hubiera represalias para el otro en caso de cualquier amenaza para el pupilo en cuestión, la corona contaba con sus bestias escupefuego para hacerles el trabajo sucio, aquello no podía tomarse a la ligera, pero tampoco por ello debían amedrentarse.

Pero si estaba de acuerdo con la objeción de la Wynch sobre asaltar los Peldaños de Piedra, si al Velaryon le daba por reclamarla o por reconquistarla parte de los daños colaterales podría pagarlos el más joven Greyjoy, por mucho que pudieran tener a su retoño-Por qué no empezar con Dorne? Costa Salada, Lanza del Sol, son ciudades por las que podríamos comenzar antes de cruzar el Mar Angosto, los dornienses llevan siglos jactándose de su independencia y hasta han repelido a uno de sus dragones, qué paz del Rey alteraríamos atacando a un reino independiente?-propuso antes de llevarse la jarra de cerveza a los labios para dar un hondo trago.

Eldün Drumm

Mensajes : 26
Fecha de inscripción : 07/07/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De Hierro, Roca y Sal || Reunión de capitanes.

Mensaje por Dalton Greyjoy el Lun Ago 08, 2016 10:41 pm

- Mi hermano sabrá cuidarse -respondió el Kraken, ante las palabras de Skaria-. Y, lo que es más importante, tendrá información de primera mano respecto a los movimientos de la flota Velaryon y de los dragones. En los momentos realmente importantes, Veron aún no me ha decepcionado, y estoy seguro de que así seguirá -dijo, colocando una mano en el hombro de su hermano pequeño. En aquellas palabras iba implícita una amenaza, y el pequeño de los Greyjoy debía de saberlo perfectamente.

Una media sonrisa burlona torció los labios de Dalton mientras la señora de Viejo Wyk sugería atacar Dorne en lugar de los Peldaños, coincidiendo con las dudas de Skaria. Aquella había sido una opción de Dalton había considerado largamente, revisando los mapas y lo que sabía de la historia de ambos lugares, así como de las relaciones políticas de los Targaryen y los Martell. Daemon Targaryen había renunciado a los Peldaños catorce años atrás, lo que había llevado a la Triarquía a reconquistarlos brevemente, lo que había conducido a la zona al punto de partida de nuevo: una zona sin ley, dominada por flotillas piratas, nada más.

- También he considerado Dorne, pero lo he descartado por varias razones -explicó, cargándose de paciencia. A pesar de que para él eran completamente obvias, necesitaba que sus capitanes también entendiesen su modo de pensar-. Primero, el tema de la paz del rey. Si Dorne se toma nuestro ataque como una declaración de guerra de los Seis Reinos, habríamos roto esa estupidez de paz. ¿Conclusión? Aparecerían los Targaryen con sus lagartos gigantes a volver a confinarnos en las Islas. No es un riesgo que quiera correr. En segundo lugar, ¿qué saquearíamos en Dorne? ¿Arena? Los dornienses son como chacales y serpientes. No nos plantarán batalla. ¿Qué hicieron contra el Conquistador? Huir al desierto como ratas. No sacaremos provecho de Dorne, y no voy a arriesgarme a una incursión de la que no vayamos a sacar provecho. Por otro lado -puntualizó-. Daemon ha tenido catorce años para reconquistar los Peldaños de Piedra, primero de las manos de la Triarquía y ahora de las de los piratas. ¿Lo ha hecho? No. ¿Ha tomado decisiones al respecto el viejo rey? Tampoco. Y no sólo eso, sino que pese a quien pese, los Peldaños han sido siempre tierra de nadie. La cuestión es hacer las cosas de forma que no sólo estemos sacando provecho nosotros, sino también los Targaryen, aunque sea de forma indirecta. Plantearles las cosas de modo que ni siquiera se cuestionen la conveniencia de nuestro curso de acción. Por eso prefiero los Peldaños a Dorne. Por eso -rió entre dientes-. Y porque tener las Ciudades Libres a tiro de piedra puede ser extremadamente lucrativo luego de conquistar los Peldaños. No se trata solo de volver a hacernos al mar, no se trata de una simple expedición de saqueo -concluyó, mirando a Eldün y a Skaria a los ojos alternativamente-. Se trata de recuperar lo que perdimos a manos del Conquistador. Los Hoare están todos muertos, sí, pero con ellos murió algo más. Nos hemos convertido en simples saqueadores, cuando en tiempos llegábamos como conquistadores a las costas de nuestros enemigos. Quiero recuperar el espíritu de esos días, el verdadero espíritu de las Antiguas Costumbres. Y quiero hacerlo porque creo que es el único modo de asegurar un futuro para las Islas del Hierro que no nos obligue a enviar a nuestros capitanes al otro lado del mundo.

Dalton Greyjoy
Gran Lord

Gran Lord

Mensajes : 58
Fecha de inscripción : 24/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De Hierro, Roca y Sal || Reunión de capitanes.

Mensaje por Grederik Goodbrother el Mar Ago 09, 2016 3:36 am

Miró hacia Veron de soslayo mientras su hermano hablaba, tratando de decidir si compartía la aparente fe en él que Dalton acababa de demostrar ante ellos con sus palabras. Ya había cometido una vez el error de subestimar a un Greyjoy, y no estaba por la labor de repetir aquello. Si Dalton confiaba en él para aquella sensible e importante tarea, ¿quién era él para dudar? Era joven, pero ya capitán. Su carácter distaba mucho de parecerse al del lord Segador, pero le era fiel. El tiempo lo endurecería, como había hecho con todos.

Esperó también a que Dalton terminara de explicar por qué los Peldaños y no Dorne, y su explicación le pareció coherente y clara, parecida a la que habría dado él si le hubieran preguntado. Lo de Dorne no era una mala idea solo por los posibles problemas diplomáticos, sino porque simplemente podían declararles una guerra de guerrillas como hicieron con los Targaryen y hacerlo sin despeinarse. Atacados desde el aire o desde las costas, los dornienses siempre tenían la posibilidad de retirarse a los desiertos y joderles con todo desde allí. Eso para un saqueo no resultaba amenazante, pero si pensaban tomar un lugar y establecerse, los dornienses podían resultar una pesadilla difícil de combatir. Y lo peor es que les encantaba fardar de ello. Hacía generaciones desde que dieron muerte al jodido dragón, pero ellos seguían recordándoselo a todo el mundo cada vez que podían.

Si les planteamos el asunto con el debido tacto no tiene por qué haber conflictos internos. Nadie, ni siquiera los Velaryon, podrían tomar medidas contra nosotros si contamos con el beneplácito de la Corona para esta empresa. De momento. —puntualizó, alzando un dedo para dar a entender la fragilidad de aquel punto, o la fragilidad del rey, mejor dicho. No podían asegurar que los Velaryon o Daemon no fueran a resultar un problema en el futuro, así que una de dos; o contaban enseguida con el apoyo Real o se basaban en el intercambio de pupilos como forma de mantener la situación bien atada. —Además, como bien dice nuestro lord Segador, han tenido mucho tiempo para volver a intentar hacerse con los Peldaños y no lo han hecho. Puede que al ver nuestra intención les aguijonee la tentación de recuperarlos, pero si contamos con respaldo Real será demasiado tarde para berrinches.

Grederik Goodbrother
Lord

Lord

Mensajes : 39
Fecha de inscripción : 19/07/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De Hierro, Roca y Sal || Reunión de capitanes.

Mensaje por Skaria Stark el Mar Ago 09, 2016 8:25 pm

ATUENDO:



-No me refería a eso en absoluto. Atacar abiertamente a Dorne sería una estupidez. Es el único reino que a conquistado su libertad aunque si la aprovechan o no es problema de ellos pero, si Dorne pudo deslindarse de la Corona, también nosotros podríamos hacerlo con el liderazgo adecuado- dije entonces mirando a Dalton, aunque no estaba completamente segura si el era ese líder que nos llevaría por el camino independencia. -Recuperar los Peldaños no será una tarea fácil estando la Triaquía al acecho y quien piense lo contrarío estaría pecando de arrogante, bien nos convendría recibir apoyo en determinado momento de Dorne con suministros por ejemplo, no es nuestro enemigo y algo podríamos aprenderles- hable en dirección a Eldun con las manos cruzadas sobre la mesa, la muchacha pelirroja que por increíbles circunstancias del destino se había convertido en la heredera de la casa Drumm al morir su hermano y su padre, y con eso se había ganado un puesto importante en el consejo Greyjoy por lo ancestral de su casa. -Tener el respaldo de la corona en esto seria muy ventajoso, si...pero eso solo les dará una excusa para querer recibir alguna beneficio en tributo o impuesto, otra razón para tenernos en la completa sumisión- dije meditando la cuestión, pasando la uña del dedo pulgar por mi labio. Estaba cansada de estas situaciones, ¿Como podemos tomar lo que es nuestro sin tener que repartirlo con nadie? Creía que con Rhaenyra Targaryen en el trono las cosas cambiarían para mejorar, pero esos tiempos parecían que nunca llegaban. -Te acompañaré en esta misión, Dalton Greyjoy, confiando que en el futuro esto sea un beneficio para todos y las generaciones que nos sucedan. Los Peldaños son la primera parte, a ellos pueden seguirles la Triarquía ya que estamos por ahí- dije, pues sería una perdida de tiempo, hombres, y recursos el recuperar los Peldaños para que después la Triarquía viera su oportunidad y nos cayera encima. Un paso a la vez, esperando que mis hermanos lo vieran de ese modo.

Skaria Stark
Guerrero

Guerrero

Mensajes : 81
Fecha de inscripción : 07/07/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De Hierro, Roca y Sal || Reunión de capitanes.

Mensaje por Aerahns Saltcliffe el Jue Ago 11, 2016 1:38 am

Escuchaba con mucha cautela todo lo que añadían unos tras otros, luego de mis primeros comentarios no esbocé una palabra pues estaba sumergido en mis pensamientos ¿Por qué había sido invitado? Estaba claro que apreciaba la acción y se me tomase en cuenta, pero ¿qué podría decir? Cualquier cosa la palabra la tenía Wulfang. Yo solo tenía mando sobre mi tripulación y El Penumbra, sí sé que es de capitanes. ¿Qué isleño no está de acuerdo en saquear?

Casi carcajeé cuando escuché a la Drumm decir lo de Dorne, aunque me contuve no evité hacer una sonrisa burlona que intenté ocultar mirando hacia abajo. Si era el deseo de nuestro lord cegador el tomar Los Peldaños no estaría en contra, más las posibilidades no tienen que llevar al suicidio porque mi respuesta sería una rotunda negación. Interrumpí a los demás al carraspear — Estoy de acuerdo con que reclamemos Los Peldaños, somos los reyes del mar y tomamos lo que queremos. Solo hay que recordar que la Triarquía está ahí, presente y en cualquier momento de descuido toda la lucha sería en vano— tragué saliva — No es secreto para nadie aquí mi situación con la casa Saltcliffe— miré a mi hermano con desdén — Por lo que solo tengo para decir que El Penumbra está disponible para la causa. Es lo único de mi propiedad y lo único que puedo ofrecer más mis hombres— caminé hasta Skaria — Lo concerniente a la casa Saltcliffe queda a decisión de su lord— sentía como si me clavase yo mismo un puñal en el vientre, retorciéndole una y otra vez. — Si se realizará el cambio de pupilos, tenga cuidado joven Veron y no dude que el ahogado está con usted— aquellas palabras estaban demás de mi parte puesto que muriera o no, no era de mi interés. — Tengo asuntos pendientes y he de retirarme, a puesto que mi amiga acá…— llevé ambas manos a los hombros de la castaña — Me informará de la decisión que hayan decidido tomar— esperaba que fuese una sabia o todos estaríamos en problemas. Reverencié a los presentes y proseguí a retirarme del lugar.

Mi tripulante se sorprendió al tenerme de vuelta tan rápido preguntando lo que había ocurrido — Cosas de isleños, saquear— dije son semblante neutro y me aventuré nuevamente a las calles fétidas del Desembarco.


Off:
Como hemos visto nuestro compañero Wulfang ha estado inactivo estos días. Si cumple cierta cantidad de días sin postear se le retirará el color y pasará a ser un PNJ el cual manejaré yo en dado caso. Lo que quiere decir que si esto llegase a pasar y el tema continúa activo participaré con dicho PNJ en representación de la casa Saltcliffe.

Aerahns Saltcliffe
Pueblo

Pueblo

Mensajes : 83
Fecha de inscripción : 07/07/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De Hierro, Roca y Sal || Reunión de capitanes.

Mensaje por Eldün Drumm el Jue Ago 11, 2016 6:41 pm

Escuchó atentamente los motivos que podían echar hacia atras al Señor de las Islas con la idea de la pelirroja sobre Dorne. Asintió con la cabeza mientras meditaba aquellos contras en silencio, tenía sentido que los dornienses pudieran tomarse la afrenta de los isleños como un ataque de los demás reinos, lo quisieran o no, las Islas del Hierro aún se hallaban bajo el yugo de los dragones, pero en absoluto le parecía una mala idea si finalmente Dalton conseguía lo que se rumoreaba que más anhelaba, las Islas como reino independiente. Sin embargo optó por guardar silencio y seguir escuchando al joven Greyjoy, que a fin de cuentas era quién tenía la última palabra en aquella. Sin embargo su visión tranquila sobre el posible levantamiento de los Velaryon por los Peldaños de Piedra parecía ser contagiosa, pues lord Goodbrother tampoco parecía contrario a aquella incursión, por lo que levemente se encogió de hombros.

Sin embargo cuando la Wynch abrió la boca para opinar el ceño de la pelirroja se frunció, estupidez? Acaso se le ocurría algo mejor? No tardó en responder la otra isleña a su pregunta mental, definitivamente no-Claro, recibir ayuda de Dorne no es nada estúpido, así los Targaryen no nos tendrán en el punto de mira, verdad?-planteó irónicamente poniendo los ojos en blanco ante tal despropósito. Si arremeter contra Dorne según Dalton ya era mala idea por los conflictos que pudieran causar contra los demás reinos, ya el aliarse con ellos les pondría de cabeza contra los Targaryen abiertamente.

Escuchó el discurso del menor de los Saltcliffe, que por un lado daba a entender que él ni pinchaba ni cortaba en los asuntos de su Casa, algo medianamente lógico al ser solamente el hermano menor, sin embargo la atmósfera se tiñó por un breve momento de tensión y desdén contenido. Por otro lado aquella bravata sobre los reyes del mar y sobre que tomarían lo que quisieran le hizo alzar una ceja y ganas le dieron de enterrar la cara en su mano izquierda (sí, facepalm) "Flipado"-pensó- "Ya sabemos quién caerá el primero"-bien era sabido que los que entraban en tropel sin pensarlo y con la idea en la cabeza de que vencerían sin pensar eran los primeros en ser pasto de los gusanos. Se encogió de hombros mientras Aerahns se marchaba, y no tardó en romper el silencio para dirigirse al Greyjoy, a quién aún le costaba asociarle como el Kraken Rojo del que tanto había oído hablar.

-Mi casa ha acudido a la llamada de los Greyjoy desde hace generaciones, mi padre y mi hermano acudieron a vuestra llamada antes que yo-dijo de forma solemne pero escueta-No será hoy cuando cambie esa costumbre-sentenció con una ligera inclinación de cabeza, no necesitaba palabras bonitas ni frases elocuentes para adornar algo tan sencillo.

Eldün Drumm

Mensajes : 26
Fecha de inscripción : 07/07/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De Hierro, Roca y Sal || Reunión de capitanes.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.