Ambientación
Staff
Interés
Créditos

Ambientación
Nos encontramos en el año 129, en el apogeo del poder de la casa Targaryen. Los Targaryen son numerosos al igual que sus dragones lo cual ha provocado que su hegemonía no tenga discusión por parte de las casas inferiores, no obstante, ese mismo poder puede hacer que la casa reinante se devore a si misma, o eso es lo que los rumores dicen. Las demás casas luchan por conseguir el favor de la casa real, algunas con mayor éxito que otras. Sin duda la casa que más ha logrado trepar ha sido la casa Hightower quien ha hundido sus colmillos fuertemente en la corte del rey y no parece dispuesta a aflojar, algo que molesta bastante a los Velaryon, la otra rama de la familia real, los cuales también arañan por tratar de llegar a la cima después de que el trono les fuera arrebatado en el concilio del año 101. Estas luchas se han intensificado recientemente ya que el rey Viserys está enfermo y cada vez más débil, se dice que no vivirá mucho más lo cual ha creado un ambiente tenso en los seis reinos que conforman el trono de hierro. El gran temor es que la unificación realizada por Aegon el conquistador sea destejida por sus descendientes y que Poniente arda. Dorne permanece independiente e inconquistable, hazaña de la que todos los dornienses se sienten orgullosos, especialmente los Uller los cuales derribaron a Meraxes tiempo atrás.

Reinos
Próximamente...
administración
dragon
Dragon
MP

Novedades
♦23/06♦ Inauguración del Foro
♦27/06♦ Primera trama global
Normas Gráficas
♦Se deben usar PBs de carne y hueso, nunca dibujos.
♦Avatar de 280x350px.
♦Firma Máxima de 500x250px.

Tramas
1° trama: Torneo en Desembarco

Link:
Lugar: Desembarco del rey
Fecha: 10 del mes I
Se Busca
Créditos
El diseño de los gráficos del foro Hermit the Frog, la edición y creación de codes pertenece a Balerion y en ambos casos este material es único y exclusivo de The Dance Of Dragons. El tablón está elaborado gracias a un foro de recursos y modificado igualmente para este foro.
Últimos temas
» fgffgff
Jue Oct 20, 2016 11:55 pm por probando

» Familia primero || Helaena +18
Sáb Sep 03, 2016 7:00 am por Aegon Targaryen

» Throne´s War - Rol Juego de Tronos - {Af. Élite}
Jue Ago 25, 2016 8:55 pm por Invitado

» Qoren Nymeros Martell se coge vacaciones
Vie Ago 19, 2016 2:23 pm por Aliandre Martell

» Pescando [Linys Daer]
Jue Ago 18, 2016 9:06 am por Torrhen Manderly

» La rockola del bardo.
Miér Ago 17, 2016 5:53 pm por William Stoneheart

» Make It Up As I Go - foro activo de famosos - Más de 3 años - Af. Élite
Miér Ago 17, 2016 3:17 pm por Invitado

» Dios bendiga a Estados Unidos, una nación renacida. —Elite
Miér Ago 17, 2016 5:54 am por Invitado

» Una verde tragedia en un mar de negros [Libre]
Miér Ago 17, 2016 12:30 am por Aegon III Targaryen

Estación



otoño
Primer Mes
Año 129
Habitantes
Más Allá del Muro
0
El Norte
2
Tierra de los Ríos
1
Occidente
5
El Valle
3
Islas del Hierro
3
Tierras de la Corona
14
El Dominio
4
Tierras de la Tormenta
1
Dorne
5
Ciudades Libres
1
Bahía de los Esclavos
1
Essos
0
Af. Élite
13/40

Af. Hermanas
4/8


Decide con quien confiar [Erënya Mormont]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Decide con quien confiar [Erënya Mormont]

Mensaje por Daeron Targaryen Greyjoy el Lun Jul 18, 2016 12:06 am

Llevaba un día entero sin ver a Veron ni a Tessarion, era raro que aun estuviera en mi alcoba a esas horas, solo había salido a comer y poco más, aún tenía la pierna herida por culpa de aquellos bandidos los cuales me atravesaron con la flecha haciendo que no pudiera moverme, aunque bueno, al menos en la competición de arco pude participar sin problema, porque si hubiera sido la melé sí que estaría jodido hasta el cuello.

Me deje ir a un lado de la cama abrazando fuerte las sabanas, era raro, pero aún quedaba ese aroma de Veron, había sido una locura llevarle a mi alcoba a dormir pero por suerte nadie había entrado, sinceramente lo prefería mil veces de esa forma, sinceramente que nadie entrara en mi cuarto me hacía la vida un poco más tranquila, al menos si entraba alguna doncella era más fácil que no vieran nada ya que solo abrían la puerta y avisaban hasta que levantara, en cambio mi familia hubiera entrado sin pensarlo, a veces, carecía de intimidad.

Cerré un poco los ojos mirando la luz del sol como entraba por mi ventana, era raro, pero sabía de sobras que en un par de horas este se iba a empezar a esconder, tome un poco de aire para después dejarlo ir poco a poco —Veron…— Murmure antes de quedarme dormido por completo, realmente necesitaba descansar un poco, al menos una hora o un par de ellas, sin embargo iba a ir a ver a Tessarion antes de que oscureciera.

Di un leve salto en la cama algo asustado, de nuevo había tenido la pesadilla en la que intentaban atrapar a Tessarion y matarla, así que no dude ni dos segundos en ponerme de pie mientras me puse la primera vestimenta que pille del armario para después ir con cuidado al ponérmela con la herida de la pierna, por suerte esta estaba vendada, así que una vez listo o tome el arco con las flechas y salí por la puerta dirección a la salida.

Una vez recorrí todos los pasillos y llegue a la puerta de salida un guarda del castillo se me puso en frente cortándome el paso — Lo siento príncipe, hoy no se permite salir a nadie del castillo, además está a punto de oscurecer y no sería recomendable que saliera — Añadió el guardia. Fruncí el ceño dejando ir un leve suspiro acercándome a este un poco más para que pudiera verme — No le estoy pidiendo permiso y mucho menos estoy suplicando que me deje salir, así que le pediría por favor que se alejara de mi camino, tengo asuntos que resolver lejos de aquí — Añadí de forma seria mientras que este mismo se apartó poco a poco — Disculpe príncipe, solo le pediré que no regrese muy tarde — Añadió el soldado apartándose poco a poco del camino. Le mire y le dedique una sonrisa dulce asintiendo animado — Prometo no regresar tarde, pero que esto no salga de aquí — Añadí mientras seguí mi camino.

Poco a poco me fui adentrando en el bosque con sumo cuidado, había tenido que llevar a Tessarion a otro lugar más escondido, estaba en el interior del bosque, el cual había un río junto a un pequeño lago el cual cuando este caía la noche el agua se iluminaba con la luz de la luna, estaba totalmente escondido para la gente que amaba la ciudad y pocos que buscaban la tranquilidad llegarían a encontrar ese lugar, así que era un buen sitio para esconder a Tessarion, llevarle comida y cuidar sus pequeñas heridas fuera de Rocadragón.

Por el camino cace unos cuatro conejos los cuales até en mi cinturón, por suerte tuve buena puntería y acerté a la primera con los tiros, poco después de aquello me fui corriendo hacia donde se encontraba Tessarion, por suerte solo eran unos cinco minutos caminando por pequeños caminos.

—Tessarion! — Chille riendo mientras que esta levanto la cabeza animada, poco a poco me acerque a ella abrazándola por su morro riendo. Poco a poco me aparte de ella lanzándole los cuatro conejos, poco a poco mientras que esta se los tragaba enteros sin masticar.

Acto seguido de acabar tome una flecha y apunte detrás de unos árboles asustado, había escuchado algo moverse por detrás, o eso me había parecido a mí, no estaba seguro de ello así que no iba a bajar la guardia por nada — Quien seas…sale de ahí ahora mismo! — Chille.

Daeron Targaryen Greyjoy
Principe

Principe

Mensajes : 122
Fecha de inscripción : 29/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Decide con quien confiar [Erënya Mormont]

Mensaje por Erënya Mormont el Mar Jul 19, 2016 2:40 am

Si ya en Isla del Oso me había parecido una idea terrible acompañar a mi padre y mi hermano al torneo en Desembarco, tras unos cuantos días en la ciudad me reafirmé en mi posición. Cada vez que me levantaba por la mañana y abandonaba el pabellón que compartía con ellos, veía la Fortaleza Roja y la caótica, sucia y ruidosa ciudad en lugar de la verde espesura que se contemplaba desde la ventana de mi cuarto, en mi hogar. El constante titubeo y la hipocresía de la gente me exasperaban, así como las miradas entre curiosas y desaprobadoras que me lanzaban al verme vestida como un guerrero y no como una de esas frágiles zorras que frecuentaban la corte.

Harta de todo, aquel día me había levantado antes del alba, había ensillado a Noche, la magnífica yegua negra que había recibido años atrás como regalo de uno de mis amantes y había abandonado el campamento sin decir absolutamente nada a nadie, buscando internarme en los bosques que podían verse desde las afueras de la ciudad. Al llegar a la floresta, sonreí tranquila casi por primera vez en todos aquellos días. El olor del bosque era diferente al de los pinos de mi tierra, pero aún así resultaba relajante. Me bajé de Noche, lanza en mano, y tomé las riendas con la otra mano, haciendo que caminase junto a mí. Anduvimos durante lo que me parecieron horas, hasta llegar a un pequeño arroyo. Até a mi amiga a un árbol y me quité las botas, prácticamente sintiendo el pulso del bosque en las plantas de mis pies. Suspiré, feliz, cuando la fría agua me bañó los dedos de los pies, para a continuación recostarme contra el árbol y dejar vagar mi mente. Los sonidos del bosque se fueron apagando al tiempo que mis ojos se cerraban.

Sentí el frío del agua empapando mi pelaje, mientras mis mandíbulas se cerraban en torno al cuello de la morsa. El sabor de la sangre me llenó la boca, al tiempo que me impulsaba con las cuatro patas hacia la costa. Tensando todos los músculos, saqué a mi presa del agua. Era un ejemplar joven que, para su desgracia, se había separado de su manada. El agua salada chorreaba desde mi pelaje mientras me sacudía para secarme. Dejé un momento a mi presa en el suelo, sintiendo una presencia a mi alrededor, como la caricia de la madre que ya no recordaba. Miré a mi espalda por un momento, esperando verla a ella allí, cubierta de pieles, con los ojos grisáceos brillantes de cariño, hablándome con aquella grave y tranquilizadora voz. Una sensación de decepción recorrió la mole de músculos y pelo que era mi cuerpo, mientras bajaba el morro hacia la morsa muerta y me disponía a comer. Algo me faltaba.

Me desperté de pronto, con los ojos llenos de lágrimas. Sabía lo que me había ocurrido, porque no era la primera vez. En mis sueños, mi mente había viajado hasta mi isla, tocando la de mi compañero, Hielo. Nunca habíamos estado tanto tiempo separados desde que lo había encontrado, herido en la nieve, cuando era un osezno, pero tampoco nunca me había afectado tanto compartir su mente en sueños. Contuve un sollozo al darme cuenta de lo mucho que me faltaba su compañía. No era simplemente echar de menos a una mascota, Hielo y yo compartíamos una mente, éramos una misma alma repartida en dos cuerpos. Estar tan lejos de él se sentía como si me hubiesen arrancado un pedazo y me hubiesen dejado la herida abierta. Limpié mis lágrimas, con rabia. Tenía que ser más fuerte que eso.

Me incorporé, estirando mi cuerpo, dejando caer las pieles que cubrían mis hombros. Un chaleco de cuero sobre la cota de malla y la camisa de lino cubría mi pecho, pero dejaba al aire mis hombros y mis brazos, en los que se marcaban los músculos de toda una vida de practicar con las armas y los tatuajes rituales que había grabado voluntariamente en mi piel durante mi estancia con los Pies de Cuerno. Unos extraños ruidos provenientes de la parte superior del arroyo me hicieron ponerme en guardia, tomando mi lanza. Las ramas crujieron bajo mis pies, al tiempo que Noche soltaba un relincho asustado. Escudriñé el bosque, pero la zona de la que provenía el sonido estaba oculta a mi vista tras varias enormes piedras, maleza y árboles. Con la agilidad que me caracterizaba, salté de una piedra a otra, descalza, con la lanza en la mano. Me encaramé a las rocas, mirando a través de los árboles, silenciosa como un gatosombra. Abrí los ojos con sorpresa al ver al dragón, enorme y azul como el mar en un día despejado. ¿Cómo no me había dado cuenta de su presencia antes? Mi mirada se detuvo en aquel momento en el chico que me apuntaba con el arco. Uno de los príncipes Targaryen, si la memoria no me fallaba. Aunque también podría ser un Velaryon o un Celtigar, los valyrios me parecían todos casi iguales. Alcé la lanza, apoyándola sobre mi hombro en ademán conciliador.

- Baja eso, chaval, que te vas a hacer daño -dije, con voz indiferente. La verdad, no me preocupaba que disparase, a esa distancia podría lanzarme al suelo o cubrirme con los árboles, y si me acertaba en el pecho o el vientre, la cota de malla se encargaría de parar la flecha. Además, no lo estaba amenazando, no creía que disparase. Aunque tampoco creía que ese día hubiese esperado encontrarse con una norteña descalza con aspecto medio salvaje en medio del bosque-. ¿Es tuyo? -pregunté, señalando al dragón y acercándome con parsimonia, sin hacer movimientos bruscos. La bestia alzó su cabeza, mirándome a los ojos con una inteligencia extraña en un animal. Sonreí-. Es un azul bastante bonito, la verdad. Me llamo Erënya. Erënya Mormont. ¿Y tú, arquero?

Erënya Mormont
Noble

Noble

Mensajes : 45
Fecha de inscripción : 14/07/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Decide con quien confiar [Erënya Mormont]

Mensaje por Daeron Targaryen Greyjoy el Jue Jul 21, 2016 3:27 am

Al parecer cuando “ordené” que saliera quien estaba detrás de aquellos árboles y arbustos, solo apareció una norteña, o eso creía yo, aunque su forma de vestir era más de un norteño que no de otro tipo de persona, la mujer me dijo que bajara eso que iba a hacerme daño, supongo que si fuera otra persona hubiera disparado sin pensarlo pero el aura de esa mujer, era diferente a todo el resto, no parecía que fuera a hacerme daño, era tranquila y libre, tan solo deje ir una dulce sonrisa al verla guardando el arco y la flecha sin pensarlo dos veces mientras mire a la dragona como esta dejo ir un leve rugido a lo que automáticamente deje ir una leve risa —¿Qué? Me dirás que parece mala mujer — Añadí mientras esta me miraba de rojo con una mirada burlona — Oh, venga, que sea norteña no quiere decir que vaya a hacernos daño — Añadí rodando los ojos mirando como la mujer se acercaba poco a poco.

Note como Tessarion se miró a esta con algo de desconfianza a medida de que se iba acercando mientras que la mujer me preguntó que si era mío, asentí con una enorme sonrisa de oreja a oreja — Más bien es mía, es una chica — Añadí mientras Tessarion ladeo la cabeza bufando algo ofendida por haberla confundido con un dragón, intente aguantarme la risa pero no pude así que empecé a reírme a carcajada limpia mientras que la dragona poso su mirada en la mía y acto seguido me golpeo con cuidado con su cola haciendo que me cayera al suelo de golpe, aun así seguí riéndome por un tiempo hasta levantarme y acomodarme un poco.

La mujer se presentó como Erënya, Erënya Mormont, asentí un par de veces con la cabeza hasta que se me quedo el nombre de esta memorizado en la cabeza hasta que me pregunto por mi nombre — Mi nombre es Daeron, Daeron Targaryen, pero puedes llamarme Dae, si no te importa — Añadí con una dulce sonrisa.

—Por cierto, ¿Cómo has encontrado este lugar? — Pregunte con algo de miedo y confuso, realmente era muy extraño ver a alguien tan adentro del bosque y más en aquellas horas de la tarde — Es raro ver a alguien por aquí, es un lugar, secreto, por así decirlo. Se me hace raro que alguien ande por estos lares, aunque solo quiero pedirte una cosa, por favor, no cuentes que mi dragona anda aquí…n-no quiero que intenten matarla de nuevo y t-tampoco quiero llevarla con los demás…— Exclamé mientras mi voz se entristeció un poco por eso.

Deje ir un suspiro y me acerque a la dragona con cuidado tomando una bolsa de tela en la cual dentro habían un par de manzanas escondidas, tome ambas manzanas y me acerque a la mujer norteña con una dulce sonrisa estirando mi brazo con la manzana en la mano —¿Quieres? — Pregunte con un tono dulce y calmado.

Daeron Targaryen Greyjoy
Principe

Principe

Mensajes : 122
Fecha de inscripción : 29/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Decide con quien confiar [Erënya Mormont]

Mensaje por Erënya Mormont el Miér Jul 27, 2016 4:34 am

Uso la magia de cambiapieles para tener empatía con Tessarion, para hacerle comprender que no soy enemiga.
Dificultad: 8.

Reí al escuchar al chico hablar con la dragona, mientras me acercaba con parsimonia. Al igual que solía hacer al acercarme a cualquier animal, respiré hondo, sintiendo el pulso del bosque en mi propio cuerpo. A pesar de que no había arcianos en el Sur desde hacía milenios, casi podía escuchar las voces de los dioses en el viento. Miré a Tessarion a los ojos, con una sonrisa, mientras mi propio ánimo exudaba tranquilidad y seguridad, como una reacción instintiva. Me acerqué poco a poco a la dragona, hasta estar frente a frente ante ella, con la admiración y el respeto escritos en los ojos. Era una bestia magnífica, con un azul tan intenso como el de las olas que bañaban la Isla del Oso en días despejados. Sus ojos relucían como dos enormes zafiros. Alcé la mano y le acaricié el morro, sintiendo por un momento una extraña conexión con ella, similar a la que tenía con Hielo, pero mucho más sutil y fugaz. Mi sonrisa se hizo más amplia, puesto que sabía que la dragona había entendido que yo no era una enemiga ni mucho menos.

- Encantada de conoceros, Dae. A los dos -añadí, mirando de nuevo a la dragona y rascándole amistosamente las escamas-. Es preciosa -afirmé, sonriendo-. Supongo que tiene un nombre, ¿no?

Reí entre dientes cuando me preguntó cómo los había encontrado. Daeron me recordó a aquellos niños norteños nacidos durante el largo verano, que jamás habían conocido el invierno ni el frío más allá de la dulce nieve bajo la que jugaban. Aunque si tenía que ser sincera, aquel lugar era realmente bueno para esconder a una criatura como la dragona. Nadie tendría necesidad de entrar tanto al bosque, sobre todo porque en su interior podrían encontrar jabalíes y lobos.

- En realidad, no estaba buscándoos. Me apetecía dar un paseo por el bosque, estoy acostumbrada a las extensiones salvajes del Norte, y Desembarco se me hace algo... opresiva -comenté-. Supongo que fue tu llegada la que hizo que ella se moviese e hiciese ruido. Lo escuché, me entró la curiosidad y me acerqué a investigar. Pero tranquilo -comenté, guiñándole un ojo amablemente-. Tienes mi palabra de norteña de que no diré nada acerca de este lugar. A nadie, prometido -sonreí.

El chaval me caía bien. Su vínculo con la dragona me recordaba al mío con Hielo, y entendía la importancia que tenia para él estar junto a su compañera, al igual que para mí era importante estar junto al mío. Tomé una de las manzanas y le pegué un mordisco, escuchando a Noche piafar en la base del arroyo. Todo parecía tranquilo, en principio.


Última edición por Erënya Mormont el Miér Jul 27, 2016 5:26 am, editado 1 vez

Erënya Mormont
Noble

Noble

Mensajes : 45
Fecha de inscripción : 14/07/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Decide con quien confiar [Erënya Mormont]

Mensaje por Dragon el Miér Jul 27, 2016 4:34 am

El miembro 'Erënya Mormont' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


'Rango S' :

Dragon
Admin

Admin

Mensajes : 926
Fecha de inscripción : 15/12/2014

Ver perfil de usuario http://thedanceofdragons.activoforo.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Decide con quien confiar [Erënya Mormont]

Mensaje por Daeron Targaryen Greyjoy el Sáb Jul 30, 2016 2:17 pm

Me quede mirando a Erë sin decir nada mientras veía como poco a poco se iba acercando a mi dragona, realmente me empecé a tensar poco a poco cada vez que se iba acercando a ella, no sé si tenía más miedo de que Erë intentara herir a Tessarion o que Tessarion le metiera tal bocado que solo dejara sus pies en el suelo, aunque, Tessarion no era de esos dragones agresivos, tan solo intente relajarme hasta que observe como la mujer con total sutileza acaricio el morro de esta, tan solo observe la mirada de Tessarion después de que fuera acariciada, la mire y me encogí de hombros — No me mires así, no sé qué fue eso — Añadí mientras la dragona tan solo dejo ir un leve bufido tumbándose de nuevo.

Poco a poco me acerque a la chica mirando como rascaba las escamas de la dragona y esta se dejaba por ella, Erë se alegró de conocernos, tan solo deje ir una leve sonrisa para después escuchar el comentario de que Tessarion era preciosa — Es una de las dos cosas más preciosas que tengo en este mundo — Añadí medio sonrojado ante aquel comentario el cual solté sin ton ni son para después asentir ante la pregunta — Se llama Tessarion — Añadí riendo.

Solo me quede unos segundos agachado mientras alce la vista de nuevo después de haber preguntado cómo nos había encontrado a ambos, realmente era muy raro de que alguien se adentrara tanto en el interior del bosque, sin embargo la mujer no parecía mala, no parecía la típica mujer que te apuñalaría por la espalda y dejaría ver como otros mataban a tu dragona, tan solo sonreí dulce intentando camuflar mi nerviosismo, aunque, la mujer me explico por qué se había adentrado en el bosque, así que decidí escuchar antes de hablar.

Al parecer la mujer venía del norte, donde las tierras son extensas y realmente amplias, lo cual entendía porque se sentía de esa forma en Desembarco, hasta yo si pudiera ser libre en esas tierras si me llevaran a un lugar como este me sentiría oprimido — Es comprensible, a mí a veces Desembarco me aburre, aunque Antigua…lo tengo demasiado visto — Añadí riendo leve mientras mire a mi dragona para después fijar mi mirada en aquel cielo que poco a poco se iba estrellando por el manto nocturno que iba tomando — Algún día seré tan libre que podré irme de este lugar…con Tessarion y la persona más importante del mundo, podre vivir como yo quiera y ver mundo…aunque — Agache un poco la cabeza mirando el suelo — Supongo que deberemos vivir en ciudades libres por ciertos problemas — Añadí riendo leve.

Erë me guió un ojo ante que iba a guardar mi secreto mientras asentí con una dulce sonrisa en mi rostro — Supongo que una dragona…no puede pasar desapercibida sin hacer ruido — Añadí riendo mientras la norteña tomo la manzana ofrecida por mi anteriormente mientras mire a Tessarion como miraba la manzana restante — Oh, venga ya — Dije lanzándola al aire mientras esta se la trago sin miramientos a lo cual rodé un poco los ojos dejando ir una leve sonrisa juguetona — Por cierto, lo de antes, como…es que pudiste tocar a Tessarion sin problemas? Utilizaste algún tipo de magia o algo? — Pregunte encogiéndome de hombros.

Daeron Targaryen Greyjoy
Principe

Principe

Mensajes : 122
Fecha de inscripción : 29/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Decide con quien confiar [Erënya Mormont]

Mensaje por Erënya Mormont el Vie Ago 05, 2016 3:30 pm

- Es un buen nombre. Un poco valyrio para mi gusto, pero un buen nombre -bromeé, riendo entre dientes, mientras acariciaba a la dragona.

Una amable sonrisa torció mis labios al escuchar hablar a Daeron. Me pregunté si yo misma habría sonado así de niña, pero pronto lo descarté. No conocía qué tipo de vida habría llevado el Targaryen, pero la mía no habían sido precisamente cuentos y rosas. Tener que enfrentarme desde muy joven al rechazo de prácticamente toda una isla, junto al de mi familia, me había curtido hasta el punto de congelar mi sonrisa durante años. El tiempo me había enseñado mucho, y la compañía de Hielo había logrado devolverme gran parte de la alegría perdida. Le guiñé un ojo al chico, sonriendo.

- Por experiencia te aseguro que la vida del errabundo no es fácil, pero si es lo que quieres del futuro, te deseo suerte -comenté. Suspiré ante su pregunta. ¿Qué demonios le enseñaban a los críos sureños en aquellos días? Cualquier norteño habría reconocido en el acto la magia de los Antiguos Dioses que corría por mis venas. Rasqué a Tessarion bajo el morro, riendo entre dientes al verla comerse la manzana. Era una bestia magnífica-. Los hijos de los Primeros Hombres aprendieron algunas cosas de los Hijos del Bosque antes de que estos últimos desapareciesen, Daeron -expliqué, sonriéndole. Aunque los sureños hubiesen olvidado a los Hijos, aún eran una presencia fuerte en las creencias de los norteños, y prácticamente una realidad al otro lado del Muro, aunque nadie del Pueblo Libre hubiese visto jamás a uno-. Nos enseñaron a aprender de la memoria de los arcianos, a ver lo que está oculto normalmente a los ojos de los hombres. Y nos enseñaron a hablar con los animales y las bestias, a entenderlos y forjar vínculos con ellos. La mayoría han olvidado estos dones, pero algunos aún los recordamos. Yo aprendí a hacerlo al otro lado del Muro, y he practicado bastante desde entonces -concluí-. Dudo que pueda forjar un vínculo con ningún dragón, domado o salvaje, pero puedo hacer que me entiendan, y eso he hecho con Tessarion. Hacerle entender que no tiene nada que temer de mí, que no soy su enemiga ni mucho menos -guiñé de nuevo el ojo a Daeron, revolviéndole el pelo con una mano-. Ahora los dos sabemos un secreto del otro -bromeé-. Es lo justo, ¿no?

Erënya Mormont
Noble

Noble

Mensajes : 45
Fecha de inscripción : 14/07/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Decide con quien confiar [Erënya Mormont]

Mensaje por Daeron Targaryen Greyjoy el Dom Ago 07, 2016 2:59 pm

Ante el comentario de Erë tan solo pude dejar ir una leve risa por lo de valyrio, la verdad es que tenía razón sonaba bastante valyrio pero era normal para mí, estaba rodeado de valyrios y mi familia era valyria igual que yo. Sin embargo siempre había algo que fallaba en mi familia y en las leyes de ellas, podrías casarte con uno de tus hermanos, primos, etc. Cosa que realmente no me hacía gracia, porque la única mujer que había era Hela y estaba casada, y a pesar de que hubiera otra mujer no quería para nada estar con una de ellas, pero a quien le iba a negar aquello a mi madre o a mi padre, antes me cortaban la cabeza.

Cuando por fin hable a Erë sobre lo que tenía pensado, la vida del exiliado sin norma alguna me conto que no era fácil, aunque me deseaba suerte, tan solo la mire y deje ir una leve risa algo sonrojado — Gracias, sé que no es fácil, pero si tengo que elegir ser eslavo de lo que otros quieren a poder ser libre de la forma que yo quiero, creo que no hace falta más que decir sobre esto — Añadí mientras agache la cabeza, ser feliz con Veron, sin normas, sin miramientos, es lo que quería, es lo único que deseaba.

Erë me hablo sobre los hijos de los primeros hombres aprendieron cosas de los hijos de los bosques antes de que desaparecieran — Oh, entiendo, ¿aunque puedo preguntar algo?¿Porque desaparecieron los hijos de los bosques? — Pregunte mirando a Erë realmente era muy curioso y simplemente solo quería aprender más, a veces los libros se me hacían cortos o pequeños y siempre era mejor escuchar historias sobre gente de otro reinos y historias suyas, realmente tenía ganas de escuchar que ocurrió.

Me quede boquiabierto por la explicación de Erë, realmente era magnífico todo lo que me estaba contando, aunque cuando mencionó el otro lado del mundo tan solo me quede embobado mirándola, quizá otro la hubiera tachado de salvaje o vete tú a saber de qué, sin embargo, solo tenía más preguntas — Eso es maravilloso, poder conservar algo tan antiguo y que tú seas una de ellas, debe de ser totalmente mágico, sin embargo, quisiera saber cómo es todo detrás del muro, ¿es tan peligroso como dicen? — Añadí observándola.

Cuando esta me explico cómo iba aquello entendí porque Tessarion se dejaba acariciar por ella, así que asentí con una gran sonrisa mientras deje ir una risa dulce ante el comentario de los secretos — Claro que sí, yo guardaré bien tu secreto! — Añadí con una gran sonrisa de oreja a oreja, aunque de pronto escuche un ruido proveniente de los arbustos, tan solo me gire con alegría hacia esa zona —¿Veron!? — Anuncie animado con un rostro de tonto enamorado hasta que tan solo pude observar que era una ardilla a lo que agache la cabeza dejando ir un suspiro — Pues no — Dije mientras me incorporé mirando a la mujer de nuevo a los ojos — Conozco un pequeño lago muy bonito que cae por aquí cerca y quizá te gusta por su tranquilidad y naturaleza, quieres ir a verlo? — Pregunte con una dulce sonrisa.

Daeron Targaryen Greyjoy
Principe

Principe

Mensajes : 122
Fecha de inscripción : 29/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Decide con quien confiar [Erënya Mormont]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.