Ambientación
Staff
Interés
Créditos

Ambientación
Nos encontramos en el año 129, en el apogeo del poder de la casa Targaryen. Los Targaryen son numerosos al igual que sus dragones lo cual ha provocado que su hegemonía no tenga discusión por parte de las casas inferiores, no obstante, ese mismo poder puede hacer que la casa reinante se devore a si misma, o eso es lo que los rumores dicen. Las demás casas luchan por conseguir el favor de la casa real, algunas con mayor éxito que otras. Sin duda la casa que más ha logrado trepar ha sido la casa Hightower quien ha hundido sus colmillos fuertemente en la corte del rey y no parece dispuesta a aflojar, algo que molesta bastante a los Velaryon, la otra rama de la familia real, los cuales también arañan por tratar de llegar a la cima después de que el trono les fuera arrebatado en el concilio del año 101. Estas luchas se han intensificado recientemente ya que el rey Viserys está enfermo y cada vez más débil, se dice que no vivirá mucho más lo cual ha creado un ambiente tenso en los seis reinos que conforman el trono de hierro. El gran temor es que la unificación realizada por Aegon el conquistador sea destejida por sus descendientes y que Poniente arda. Dorne permanece independiente e inconquistable, hazaña de la que todos los dornienses se sienten orgullosos, especialmente los Uller los cuales derribaron a Meraxes tiempo atrás.

Reinos
Próximamente...
administración
dragon
Dragon
MP

Novedades
♦23/06♦ Inauguración del Foro
♦27/06♦ Primera trama global
Normas Gráficas
♦Se deben usar PBs de carne y hueso, nunca dibujos.
♦Avatar de 280x350px.
♦Firma Máxima de 500x250px.

Tramas
1° trama: Torneo en Desembarco

Link:
Lugar: Desembarco del rey
Fecha: 10 del mes I
Se Busca
Créditos
El diseño de los gráficos del foro Hermit the Frog, la edición y creación de codes pertenece a Balerion y en ambos casos este material es único y exclusivo de The Dance Of Dragons. El tablón está elaborado gracias a un foro de recursos y modificado igualmente para este foro.
Últimos temas
» fgffgff
Jue Oct 20, 2016 11:55 pm por probando

» Familia primero || Helaena +18
Sáb Sep 03, 2016 7:00 am por Aegon Targaryen

» Throne´s War - Rol Juego de Tronos - {Af. Élite}
Jue Ago 25, 2016 8:55 pm por Invitado

» Qoren Nymeros Martell se coge vacaciones
Vie Ago 19, 2016 2:23 pm por Aliandre Martell

» Pescando [Linys Daer]
Jue Ago 18, 2016 9:06 am por Torrhen Manderly

» La rockola del bardo.
Miér Ago 17, 2016 5:53 pm por William Stoneheart

» Make It Up As I Go - foro activo de famosos - Más de 3 años - Af. Élite
Miér Ago 17, 2016 3:17 pm por Invitado

» Dios bendiga a Estados Unidos, una nación renacida. —Elite
Miér Ago 17, 2016 5:54 am por Invitado

» Una verde tragedia en un mar de negros [Libre]
Miér Ago 17, 2016 12:30 am por Aegon III Targaryen

Estación



otoño
Primer Mes
Año 129
Habitantes
Más Allá del Muro
0
El Norte
2
Tierra de los Ríos
1
Occidente
5
El Valle
3
Islas del Hierro
3
Tierras de la Corona
14
El Dominio
4
Tierras de la Tormenta
1
Dorne
5
Ciudades Libres
1
Bahía de los Esclavos
1
Essos
0
Af. Élite
13/40

Af. Hermanas
4/8


Entretenimiento femenino || Privado

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Entretenimiento femenino || Privado

Mensaje por Helaena Targaryen el Dom Jul 10, 2016 7:41 pm

*No hay orden de posteo, pero como somos muchas, intentemos esperar dos post antes de volver a intervenir.
*Podéis relacionaros entre vosotras como gustéis.
*Si no estás invitada(?) y ves este tema, manda un mp y te invito(?)
*Para no volvernos locas, por favor usad quotes para ver con quién habláis o a quién mencionáis. A medida que avance el tema nos ahorrará líos.
*Si por cualquier motivo debes retirarte del tema, avisa que no te esperemos.

¡A pasarlo bien señoritas!

Luego de la primera parte del torneo Helaena había decidido hacer una pequeña -bueno, pequeña si tenemos en cuenta el total de casas nobles de Poniente- reunión de damas de las familias nobles más allegadas o valoradas por su familia. No podía invitar a todas las mujeres de cada casa o prácticamente sería una segunda fiesta con un centenar de invitados.

Lo cierto era que aunque era un evento más bien nimio y sin más propósito que socializar entre mujeres iguales en condición, había tenido que tener mucho cuidado al hacer las invitaciones. Como estaban las cosas en la familia lo último que quería es que alguien malinterpretase su intento de entretener a las mujeres invitadas a la capital con cualquier maniobra contra su hermana. Aunque bueno, Rhaenyra conocía lo suficiente a su medio-hermana como para que si alguien hacía una acusación así no pasara de mera anécdota.

Se preocupó de que el menú fuese variado, pues los gustos de cada mujer le eran en general un misterio y también en que el postre y el té de después de la comida estuviese a la altura. Igual cada detalle, desde la vajilla y cubertería hasta la colocación de las mesas y sillas en uno de los jardines de la fortaleza fue supervisada por Helaena, que había optado por algo informal de forma que sus invitadas, todas bastante jóvenes, no se sintieran demasiado cohibidas por un protocolo estricto que ella tampoco tendría a seguir de no ser necesario.

Antes de irse a vestir decidió echar un último vistazo. Una gran mesa preparada para servir la comida a modo de que las damas se sirvieran ellas mismas y varias mesas con bebidas frías, desde zumos a vino. Todo ello decorado en tornos malvas y blancos, con flores a modo de decoración principal. No es que no valorase los colores de su casa, pero el rojo y el negro le parecían excesivos para un almuerzo en un día tan primaveral, a pesar de estar ya metidos en otoño.

Cuando terminó marchó a arreglarse y vestirse para la ocasión, esperando a su hija se dirigió hacía el jardín antes de que las invitadas llegasen, para recibirlas en persona con su pequeña Jaera.

Espera junto a sus hijas a las invitadas.
Vestimenta.

Helaena Targaryen
Princesa

Princesa

Mensajes : 197
Fecha de inscripción : 23/06/2016
Localización : Desembarco del Rey

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entretenimiento femenino || Privado

Mensaje por Jaehaera Targaryen el Dom Jul 10, 2016 8:58 pm

En todo momento, la pequeña Targaryen intentaba ser de gran utilidad con su madre, desde pequeños detalles como acomodar un pequeño florero, o incluso seguirla a todos lados para “ayudarla” a hacer ciertas cosas que su madre podía ella misma; pero le gustaba sentir que de algo de ayuda brindaba. Se encontraba un poco nerviosa por la reunión a la cual asistiría, desde siempre había contado con un carácter fuerte; pero de alguna forma, el más extrovertido siempre terminaba siendo Jaerys. Ella era un poco más reservada con las personas que no conocía, desde luego, por no tratarlos regularmente.

Jaera vestía un hermoso vestido de tonalidad coral, los retazos de su vestido estaban ceñidos cuidadosamente a su pequeña y delgada silueta, mientras que su cabello se encontraba recogido en una pequeña rosca, dejando únicamente un par de mechones que cayeran por los laterales de su rostro como decorativo. El color le sentaba bastante bien para su pálida tez, contando con el plus de su cabello platino y sus orbes violáceos que le otorgaban una belleza sin igual para la tierna edad con la que contaba.

Horas antes se había despedido de su hermano mellizo quien le deseó mucha suerte, alegando tener mucha suerte por no tener que pasar por lo que se le avecinaba. Sin embargo, de forma muy atenta y caballerosa, -o al menos eso pensaba Jaera- le pidió que fuera un poco más abierta, menos temerosa.

Que las princesas tan bellas como lo eran ella y su madre, siempre debían sonreír. No sabía cómo era que su hermano tenía esa clase de pensamientos, pero de seguro que lo dijo para disipar todo el temor que, quizás, había leído en su mirada. Hubieran sido las palabras de su padre, ya que de cierta forma, él siempre lograba hacerle sentir mejor.

Se reunió con su madre, sonriendo de forma amplia mientras se situaba a su lado, esperando cumplir con el protocolo de ser buena anfitriona junto con ella.
Se lo estaba tomando con bastante seriedad, a pesar de que su único trabajo sería ser bonita y pasarla bien en aquella reunión, quería enorgullecer a su mami y a su abuela.

Jaehaera Targaryen
Princesa

Princesa

Mensajes : 8
Fecha de inscripción : 03/07/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entretenimiento femenino || Privado

Mensaje por Najma Qorgyle el Dom Jul 10, 2016 10:15 pm

Hablo con Helaena y Jaehaera

Najma caminaba hacia el jardín donde se celebraría la reunión de damas de Poniente como si fuera una llama que haría arder todo a su paso. Se había puesto un vestido de gasas rojas, naranjas y amarillas que ondeaban en torno a su cuerpo con cada movimiento, haciéndola parecer una llama que se movía con rapidez, dispuesta a propagarse. En lugar de adoptar una vestimenta más estándar a los gustos de Poniente, había decidido vestir de fuego y sol, vestir a Dorne. Sus cabellos castaños ondeaban a su espalda, quizá algo desordenados, y tan sólo una diadema de pequeños rubís rojos y topacios anaranjados. Por último, unos delicados escarpines negros cubrían sus pies y de su cuello pendía un escorpión hecho en plata, símbolo de su casa.

No podía llevar a Edrick consigo, ni siquiera bajo el argumento de ser el capitán de su guardia, así que tenía que reconocer que se sentía algo insegura. Era la primera vez en su vida que estaba fuera de Dorne y, por mucho que hubiera leído y escuchado, temía cometer un error con aquellas mujeres, un error de los que podían desembocar en problemas diplomáticos. Al fin, llegó a los jardines y se encontró en la entrada con la joven princesa Targaryen y su aún más joven hija. Najma sonrió con desahogo, ¡así que entonces ella era Helaena Targaryen! Temía encontrarse con ella de nuevo y seguir sin saber cuál de todas las princesas Targaryen era.

- Muchas gracias por vuestra invitación, alteza - dijo sin perder su amplia sonrisa, contemplando a aquellos dos seres de apariencia casi irreal. No recordaba haber visto nunca a nadie así en Dorne - La verdad es que se agradece un pequeño respiro entre tanta emoción - añadió refiriéndose al torneo. No es que a Najma le estuviera preocupando mucho; de hecho ni siquiera había ido a ver las pruebas, pero sí era cierto que todo el mundo hablaba de ello y en las calles de Desembarco se estaban haciendo grandes apuestas - Vos debéis ser Jaehaera - aventuró inclinándose para rozar con las puntas de los dedos la suave mejilla de la niña.

Mirando de nuevo a Helaena y sin perder su risueña sonrisa, siguió diciendo: - No os entretengo más pues veo que más damas comienzan a llegar - dijo al creer escuchar voces femeninas. Tras pasar al jardín, se tomó unos instantes para respirar los aromas que allí flotaban; de alguna manera, le recordaba a los jardines que había en Asperón y por unos momentos creyó estar en casa. Resignada al saber que aún le quedaban días de estancia allí, se acercó a las bebidas y se sirvió una copa de vino.

Najma Qorgyle
Lady

Lady

Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 28/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entretenimiento femenino || Privado

Mensaje por Thyia Stark el Lun Jul 11, 2016 4:38 am

La princesa para la que ahora trabajaba exigía su presencia para servirle a un grupo de damas a las que había invitado a pasar la tarde en el jardín y pese a desconocer la cultura de la nueva ciudad, era una buena forma de conocer mejor aquellas tierras que alcanzaban a parecerle un recuerdo lejano, pero no podía estar segura de ello; le ayudó a arreglarse e incluso sonrió orgullosa del resultado final, la princesa a su opinión lucía hermosa y radiante, claro está que tampoco conocía muchas princesas y la apariencia que debían tener, pero si sabía de belleza y eso le bastaba para tener una buena opinión.

La siguió retocándose el cabello y vestimenta sutilmente hasta llegar al jardín donde estaba todo listo para las damas que muy dentro de ella tenía curiosidad por ver el tipo de mujeres que iban a asistir, pero se limitó a sostener la mirada hacia enfrente tras la princesa y princesita comparándolas entre ellas, cuando la niña se había unido a ellas le había sonreído queriendo decirle algo, pero prefirió no hacerlo así que solo avanzó tras madre e hija, le parecían como dos gotas de agua y encontrarles una diferencia le sirvió de pasatiempo mientras esperaba que empezara el evento y tuviera algo en que ocuparse.

La primera mujer llegó, por lo que se limitó a desviar la mirada mientras la dama hablaba con la princesa y la niña, pero cuando pasó por su lado asintió a modo de respeto. Para su sorpresa había alcanzado a entender una que otra palabra de lo que dijo la mujer de cabello oscuro y eso le sirvio para saber que posiblemente hace muchos años había estado en esas tierras, tal vez, al final de la noche su mente lograría recordar el idioma que hubiese aprendido alguna vez- Creo que alguna vez hablé este idioma, alcanzo a entender algunas frases- le admitió a la princesa en su idioma natal porque pese a entender sutilmente el idioma de poniente, no se sentía segura de hablarlo


Thyia Stark
Pueblo

Pueblo

Mensajes : 62
Fecha de inscripción : 30/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entretenimiento femenino || Privado

Mensaje por Baela Targaryen el Lun Jul 11, 2016 12:08 pm

Hablo con Helaena y con Jahaerys, después estoy libre

Un torneo como el que había organizado su abuelo era una gran ocasión, en la que todo el mundo quería asistir y participar. Era un buen modo de conocer a otros nobles y relacionarse con ellos, y era también ocasión para que la familia real hiciera ostentación de su poder y magnificencia. Todo eso lo sabía Baela y no tenía que ser muy inteligente para saber que durante el torneo surgieran otras ocasiones y fiestas para relacionarse. Hubiera mentido si hubiera negado que ella realmente tenía ganas de ver las luchas y contiendas entre los mejores guerreros de Poniente. Pero también sabia de su papel como princesa e hija de su padre. Debía comportarse como la modélica dama que esperaban muchos, aun a sabiendas de que ella no era como su hermana.

Su tía Helaena había organizado aprovechando tal acontecimiento, un encuentro entre damas de Poniente. A todo el mundo le parecía una excelente idea. Tal vez Baela no compartiera tal entusiasmo. Claro que quería acudir y ver a sus primas y otras conocidas. Pero también era cierto que tarde o temprano se hartaría de ser tan cortés y recatada, y de poner buena cara a todo el mundo. En aquello no se parecía a Rhaena, a quien sin duda le encantaría tal evento.

Baela había decidido, tras pensarlo mucho, ponerse un vestido de colores claros y algo ligero, a juego con su pelo y sus ojos, distinción de su casa. Esperaba que su hermana llegara en cualquier momento, pero tal vez se hubiera entretenido más de la cuenta, por lo que Baela decidió empezar sin ella. Nada más entrar en el gran espació que su tía había preparado hasta el más mínimo detalle, se encontró con ella junto a sus hijas. Baela se dirigió en primera instancia a su Helaena: - Tía Helaena – le dijo mientras le cogía la mano y la saludaba de un modo más bien protocolario, pues era la anfitriona-. Todo luce esplendido, y creo que os habéis esforzado al máximo. Presiento que esta será una gran acontecimiento – le dijo son sinceridad, porque desde su punto de vista todo lucia perfecto. Después se acercó hasta su prima y a ella le dedico un afectuoso abrazo-. Sin duda tu has tenido algo que ver con todo eso – le dijo con una sonrisa. Tras eso se apartó para dejar paso al resto de invitadas que sin duda serían muchas.

Baela Targaryen
Princesa

Princesa

Mensajes : 22
Fecha de inscripción : 24/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entretenimiento femenino || Privado

Mensaje por Rhaena Targaryen el Lun Jul 11, 2016 9:59 pm

Se mira al espejo una última vez en busca de cualquier cabello fuera de lugar o hilillo en su vestido, no encuentra nada que siembre displicencia en sus ropas o la larga trenza rubia que recoge su melena, así pues se despide de la superficie de plata con una sonrisa. Sus ojos violetas buscan a su hermana para asegurarse de que esté lista, pero recuerda que cuando llegó a la habitación se le informó que Baela ya estaba más que preparada y había salido pocos minutos antes, se pregunta por qué no la habrá esperado, siendo la menor de las gemelas siempre tan puntual. Pasa las manos por las muchas capas de tul traslúcido que se ciñen a su cuerpo, un mar blanco, azul y gris bordado con cientos de estrellas color coral ribeteadas en hilo de plata. Se mira las zapatillas blancas y las uñas impecables, nerviosa por el encuentro que le espera con un sinnúmero de damas en los jardines.

Se apresura con la esperanza de alcanzar a su hermana, escoltada por un guardia se dirige al encuentro de su prima Helaena, la carta que ha recibido de su parte llenó de sosiego el corazón de la princesa que no había experimentado otra cosa sino desazones desde que llegó a la capital. La división entre los dragones es más evidente que nunca y Rhaena tiene la ilusión de que detalles como ese ayuden a aliviar las tensiones, o por lo menos mantenerlas a ellas fuera de esos encuentros hostiles entre sus tíos. Le preocupan los niños de Helaena, tan pequeños para estar viendo semejante despliegue de agresividad entre la propia sangre, cosa que no ha mejorado según lo que le contó Jacaerys la noche del baile. Intenta no pensar en ello cuando arriba, esboza una sonrisa presta al encuentro mientras los criados le abren camino.


-  Querida Helaena. - Se acerca para besar la mejilla de la Targaryen nada más verla acompañada allí de otras damas, para luego posar sus ojos en Jaehaera que se halla tras sus faldas de marfil, le dedica una amplia sonrisa a ambas. - Qué detalle de tu parte, definitivamente hace falta deshacerse de tanto barullo en las lizas, este tipo de encuentros entre mujeres son muy necesarios de vez en cuando. - Bromea en voz baja esperando no ser muy imprudente, luego se acuclilla en busca del rostro de la más pequeña, una cara tersa y afiligranada que florecerá para ser una hermosa mujer. - Luces preciosa, Jaehaera, ¿Este bonito almuerzo ha sido idea de mamá o tuya? - Le guiña un ojo y se yergue esperando su respuesta, pero posando los iris violetas en un par de invitadas de tez morena y bellos rasgos que le recuerdan su estancia en Pentos. No conoce sus orígenes pero le dan un aire refrescante que trae memorias de su niñez, cuando todo era más sencillo. Una de ellas se halla sentada bebiendo de una copa de vino recién servida, se dispone a sentarse a su lado no sin antes posar la mano sobre la delicada piel de su gemela en una caricia, que sutilmente se convierte en un pellizco demasiado disimulado para que alguna que no sea ella se percate. ¿Cómo se le ocurre salir sin ella? Algún escarmiento tenía que darle. - Señoritas. - se adelanta a saludar antes de que Baela pueda replicar nada y toma asiento.  

Rhaena Targaryen
Princesa

Princesa

Mensajes : 31
Fecha de inscripción : 01/07/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entretenimiento femenino || Privado

Mensaje por Skaria Stark el Mar Jul 12, 2016 1:38 am

Interacción: Libre
ATUENDO:


Era plenamente consciente de mi comportamiento áspero hacia las demás personas en Poniente, eran tal vez los sirvientes los que mas se veían desconcertados por mi manera de actuar. Yo no viaje con un séquito de doncellas de cámara y se asombraron cuando rechacé sus servicios. Era perfectamente capaz de vestirme sola, preparar mi baño, ordenar mi cama y mesa, vaciar mi orinal así como otras tareas cotidianas que eran delegadas a la servidumbre. Y lo mas inusual es que rechazara una habitación en la Fortaleza Roja. El Marea Roja contaba con un excelente camarote y ahí me sentía en mis dominios, unicamente disponía del transporte para moverme mas rápido en la ciudad.
La invitación de la princesa Helaena llegó de sorpresa y era una oportunidad perfecta que no dejaría pasar, se trataba de una tarde en compañía de las damas nobles para una comida en los jardines, con un poco de suerte mi madre estaría presente y entonces las cosas se volverían interesantes. ¿Me reconocería? Yo aun usaba pañales cuando me abandono al cuidado de su sirvienta, así que podía descartar la fantasía del instinto maternal, mi nombre como heredera de Castroferro era mi carta mas fuerte. Preparé mi atuendo para la ocasión en colores sobrios, no era mi intención destacar en tonos vivos y llamativos para el jardín, nunca me había gustado y mi gama casi siempre era el negro como base. La mascara negra de maquillaje era unicamente al momento de entrar en batalla y no puede evitar sentirme aun mas extraña sin ella.

Al llegar al jardín, lo primero que pude notar es la decoración, ¿Cuanto dinero se estaría invirtiendo en estos festejos? La corona podía pagar eso y mas pero aun así, me sentí un poco abrumada por el esplendor. Las Islas de Hierro no eran un lugar ideoneo para vivir, por eso los hijos del hierro crecíamos con esa amargura habitando en nuestros corazones. Caminé con el susurro de la hierba a cada paso que daba y aproveché el momento en que nuestra anfitriona se quedaba sola. Ya había agradecido su invitación por correspondencia pero lo correcto es que lo hiciera una vez mas ahora en persona, ¿No? Que manía tenia la gente de Poniente con los modales.

-Alteza- dije haciendo una reverencia que no correspondía a como lo haría una dama, si no a un caballero, me parecía mas cómoda y en cualquier caso, nunca me habían enseñado a como hacerlo. -Gracias por invitarme, Castroferro esta en deuda con usted por la amabilidad mostrada- dije recuperando mi postura. Fueron los Targaryen los que le dieron el poder a la familia Greyjoy para gobernar las islas y esa alianza nunca se había visto manchada. Los deberes de la princesa nunca terminaban así que sin decir mas, me retiré para que otras mujeres tuvieran oportunidad de rendir pleitesía. Un sirviente paso a mi lado con una jarra y copas vacías para servir el vino. Prestó se sirvió para extenderme una y agradecí su gesto de buena manera. El licor dorado que había probado en el banquete no fue de mi agrado pero el vino era un tema diferente.

Skaria Stark
Guerrero

Guerrero

Mensajes : 81
Fecha de inscripción : 07/07/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entretenimiento femenino || Privado

Mensaje por Lian "La Bella Flor" Dunn el Mar Jul 12, 2016 2:00 pm

Vestimenta. Trato con mi hermana y con Helaena y Jaehira, después quedo libre.
Un almuerzo para las damas de la corte, parecía el momento perfecto para dejarme llevar, obviamente, dentro de unos límites controlados. Nunca se sabe de donde pueden surgir "amistades" y yo necesitaba unas cuantas. No es que me faltaran con los Tyrell, pero por supuesto, nunca venía mal conocer a más personas y tener más contactos. Y sobre todo iba a conocer a las mujeres más importantes de todo Poniente con toda probabilidad, incluidas princesas de los Targaryen. Una ocasión perfecta para conocer a esa familia tan particular.

Me arreglé con las pocas damas de compaía que tenía, al fin y al cabo mi casa no era de las más conocidas, así que me sentía extremadamente halagada de que me hubiesen invitado a este lugar. Pensé que lo mejor sería llevar un vestido bonito, pero algo informal, al fin y al cabo, se suponía que no podían entrar hombres. Aunque tenía la sensación de que lo que discutiriamos sería mucho más importante que cualquier cosa que pudiesen discutir los hombres en un almuerzo así. Si algo sabía era que a las mujeres nos habían educado para pensar de forma mucho más política y analítica los asuntos del reino que los hombres (Con excepciones claro). Así que era probable que surgiera algún trato no oficial o acuerdos entre nosotras.

Salí finalmente con un vestido violeta y mi hermana  con uno blanco, bastante bonito, la verdad, pero obviamente la que parecía que había conseguido el buen vestir de mi madre había sido yo. Al llegar allí una isleña estaba reverenciandose como un hombre a la princesa. Desde luego, eran gente muy particular. Pero no era yo la que criticaría su forma de actuar. Tan valida como cualquier otra. Era una mujer bella desde luego. Y notaba como mi hermana también le gustaba mirarla. Después nos acercamos a la familia real.

Su alteza. Desde Bellaflor aceptamos con excitación y deseo su invitación. No sabe lo emocionadas que nos sentimos de que nos haya invitado a una fiesta tan honorable a una casa tan humilde y poco destacable como la nuestra. Una vez más gracias.— Después, dirigí mi mirada hacia la pequeña al lado de la princesa, probablemente fuera su hija, Jaehaera, la posición en la que se encontraba con respecto a la princesa, y su pelo plateado y sus ojos la delataban. — Y veo que está bien acompañada de la pequeña princesa más bella de todos los reinos, encantada, mi nombre es Lian, y mira, tenemos algo del mismo color— Dije señalando sus ojos y luego a mi vestido. Posteriormente le dediqué una sonrisa y le dije adiós con la mano mientras iba a buscar las bebidas. Agua fresquita me vendría bien. Incluso en Invierno me gusta el agua fresca.

Lian "La Bella Flor" Dunn
Reina

Reina

Mensajes : 51
Fecha de inscripción : 05/07/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entretenimiento femenino || Privado

Mensaje por Jeyne Arryn el Mar Jul 12, 2016 7:00 pm

Interactua con Helaena y Jaehaera
Vestimenta

Para cuando Jeyne llegó a los jardines donde tendría lugar la reunión, ya había aparecido un buen número de mujeres, incluyendo varias niñas, que supuso serían las princesas Ttargaryen por el color de cabellos. Una debía de ser la hija de la princesa Helaena (¿Cómo hacían para no confundirse cuando todos tenían el mismo título y los nombres sonaban tan parecidos?), y dado que Rhaenyra solo había tenido varones, las otras dos debían de ser sus hijastras gemelas. La Arryn había pensado que aquél seria un encuentro entre mujeres adultas, pero imaginó que Helaena quería introducir a las ya no tan pequeñas en el mundo de la corte, el protocolo y la sociedad de manera formal. No reconoció al resto de damas, aunque las había estado viendo en los eventos del torneo.

Todo parecía haber sido preparado y cuidado hasta el más mínimo detalle, y como con todo aquellos días, no se había reparado en gastos en ningún aspecto. Se acercó sonriente a la princesa Helaena, recordando con cierta malicia el encuentro que había tenido con el príncipe Aegon Alteza - saludó con una leve reverencia - Os agradezco de nuevo la invitación y el regalo que venía con ella. Ruego que seais vos la que acepte ahora este presente y que sean de vuestro agrado - le entregó la cajita de ónice que llevaba en las manos: dentro había una pareja de pequeños gemelos con la forma y los colores de Dreamfyre y Sunfyre. El orfebre apenas los había terminado aquella mañana y se los había traido corriendo - ¿Vuestra hija? Ha sacado la belleza de su madre, se puede ver a simple vista - comentó mientras se inclinaba para saludar a la pequeña princesa.

Jeyne Arryn
Gran Lady

Gran Lady

Mensajes : 44
Fecha de inscripción : 01/07/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entretenimiento femenino || Privado

Mensaje por Myrielle de Lannisport el Miér Jul 13, 2016 2:23 am

Saludo a la Princesa Helaena, y luego interactuo con Liam.
Si alguien quiere ir con nosotras es libre de hacerlo.

La invitación había sido remitida a ella la misma noche que arribara a Desembarco del Rey junto con Daeric. No era una reunión propiamente tal pero lo parecía, ya que aunque era únicamente para tomar el té de la tarde y probablemente para intercambiar chismes, cierto era que dos cortes habían en la capital de Poniente, y ante un monarca que menguaba todo lo que se hacía podía verse con los ojos de la política. Usualmente desde la silla de su padre era ella quien recibía a los peticionarios y debía dirimir las controversias que estos remitían a su autoridad como Señora de Lannisport, ¿Qué podía decir de Desembarco del Rey? ¡Era divertido verlo desde fuera! Claro está, las intrigas de su puerto aunque numerosas, no eran nada comparadas con las de la ciudad más grande de Poniente.
Bienhallada sea usted Princesa Helaena –. Saludaría con una sonrisa y una reverencia. – yo soy Myrielle Lannister, Señora de Lannisport, aunque eso probablemente ya lo sabe.
No venia en todo caso para encender las intrigas entre Verdes y Negros aquella tarde, a lo menos no era aquella su intención cuando llegara, venia únicamente a ver, a ver y a aprender de mujeres que tal vez tenían menos edad que ella pero todavía más experiencia. Desembarco del Rey eran las ligas mayores, ¡que rápido debía crecerse bajo la sombra de la Fortaleza Roja!

Llegaría pues Myrielle, en escarlata y oro como solían llegar los Lannister a los lugares donde eran invitados, envuelta en un vestido de seda myriense y de hilo de oro, confeccionado por sus modistas en el puerto de Lannisport, los mismos que servían también a Lady Johanna. Sus joyas habían sido hechas en el mismo lugar con oro obtenido en la Sima de Nunn y en las colinas Pendricas, engarzados de rubíes y diamantes. Dorado y Escarlata eran los colores de los Lannister. La mano derecha de Myrielle tenía un abanico abierto cuya parte superior cubría sus labios, apenas, mientras que la izquierda era cubierta casi por completo por la muy amplia manga de su vestido. El otoño había llegado hacia un tiempo y era una mujer casada. Ya no podía darse el lujo de vestir como lo haría una doncella del Dominio o una de Dorne. Todavía así dejaba ver algunos detalles de su piel, su cuello y bajo el un escote que asomaba el nacimiento de sus senos y un poco más.

Las otras invitadas daban a entender la apariencia variopinta de aquella reunión, las mujeres de la familia real eran numerosas, obviamente, empero se encontraban mujeres de muchos de los reinos sometidos al Trono de Hierro, como así mismo una Dorniense del sur aun libre.  
Espero no haber llegado demasiado tarde –. Agregaría a la Princesa. – y espero algún día regresarle el favor y recibirle en el puerto de Lannisport, en los salones que fueran de mi padre.
Luego de las presentaciones formales iría con las demás damas nobles que hasta ese momento se habían apersonado en aquel lugar, se encontraba ahí la domínense que había llamado su atención en el día de la melee, viendo junto con ella aquella resonante derrota que sufriera Daeric frente a uno de los espadachines más fuertes del reino sino el mejor de ellos, Aemond un Ojo, u Ojo de Zafiro como prefería llamarle ella.
Es un gusto volverle a ver Lady Lian.
Cerraría Myrielle su abanico, un instrumento de madera barnizada, y de paño rojo y gris claro, el cual mantendría en sus manos. Ojos verdes le miraban a ella y también a los rincones de aquel lugar, la decoración era una delicia, pero las nobles que habían ahí lo eran tal vez más.

Myrielle de Lannisport
Lady

Lady

Mensajes : 23
Fecha de inscripción : 23/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entretenimiento femenino || Privado

Mensaje por Chrysta Stark el Miér Jul 13, 2016 9:18 am

Saluda a la Princesa Helaena y Jaehaera. Interactúa  con Najma.
Vestimenta


Caminaba por los pasillos que conducían a los jardines donde se realizaría el almuerzo organizado por la princesa dragón, así los llamaba su señor padre y cuando se enteró que su hija había recibido una invitación al igual que su señora esposa frunció el ceño, se podía ver en su rostro severo que no era una buena idea a su parecer. La joven en cambio no se sentía para nada especial y pensaba que era mejor que asistieran sus hermanas que la miraban celosas por el pergamino que sostenía entre sus dedos; ella no era de almuerzos con personas importantes, ya que pasaba sus días entre la servidumbre de Colina Cuerno que eran sus amigos y fieles confidentes.

Mientras se acercaba al lugar de reunión con pasos firmes recordaba lo que había sucedido durante el transcurso de la mañana,  como sus hermanas intentaban convencer a nuestro padre para que las dejaran acompañarla, pero aunque sus esfuerzos fueron infructuosos no lograron conseguirlo. Tampoco sabía si su madrastra asistiría, durante algunos días no se había sentido bien de salud y eso comenzaba a preocuparla, no por su madrastra sino por lo que sufría su padre al ver a su amada en malas condiciones.  La última vez que la había observado en tales condiciones, era cuando esperaba a su pequeña hermana y la sola idea de un nuevo integrante la hacía pensar en su hermano mayor.

Las voces de las damas que ya se encontraban en el lugar fue lo primero que le dio la bienvenida, la ornamentación era hermosa nada se encontraba fuera de lugar y el ambiente se podía apreciar que era propicio para la conversación y el relajo que en ocasiones no se les estaba permitido. En la entrada se encontraba la anfitriona junto a una pequeña niña, se podía ver a simple vista que era su hija, ya que ambas eran como dos gotas de agua tan hermosas y con unos ojos violáceos que era lo primero que llama la atención. Se dirigió hacia ambas con una sonrisa en su rostro - Su alteza, Os agradezco su invitación. En nombre de la Casa Tarly me encuentro honrada en representarlos en esta celebración - miro a la pequeña que se encontraba a su costado y que permanecía en silencio contemplando a su madre - Esta preciosura debe ser su hija, creo que todas las damas te habrán dicho lo bella que eres pequeña princesa - Chrysta le dedico una amplia sonrisa a Jaehaera, para luego dirigirse a donde se encontraban reunidas las damas que habían sido más puntuales que ella.

Observo la mesa con bebidas, se encontraba sedienta y con ganas de servirse una pequeña copa de vino para relajarse, en la mesa se encontraban algunas damas sirviéndose distintos tipos de líquidos algunos con colores llamativos. Presto atención a una de las damas que bebía en silencio, por sus vestimentas debería de ser dorniense y recordó las muchas palabras que les dedicaba su padre cada vez que se enfrentaba en alguna batalla, a Chrysta eso no le importaba y se acercó a conversar con ella - Deben de faltar algunas invitadas, mi nombre es Chrysta Tarly de Colina Cuerno. Espero no molestarla, pero prefiero esperar acompañada que sola en algún rincón - tomo un sorbo de vino y comenzó a jugar con sus dedos por el borde de la copa.

Chrysta Stark
Reina

Reina

Mensajes : 67
Fecha de inscripción : 03/07/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entretenimiento femenino || Privado

Mensaje por Helaena Targaryen el Miér Jul 13, 2016 6:21 pm

Con Jaehaera y Thyia. El resto de interacciones están señaladas en el punto concreto.
Vestimenta.

Su hija era una niña muy responsable que jamás había dado un solo disgusto a su madre, no más que el que le dio el día que nació tan pequeña y enfermiza. Pero eso quedaba en el olvido y verla crecer y ayudarla en todo la enternecía. ¿Cómo no? En ella veía mucho de sí misma y también de Aegon, a fin de cuentas, ella nunca fue tan bonita de niña, su hermano era otro cantar.

Pronto las invitadas fueron llegando y ella tenía hechos sus deberes para reconocerlas a todas. Era obvio que no podía conocer a cada noble del reino y sus familiares, menos recordar sus rostros, pero sus invitados los había elegido ella personalmente y no iba a saludar aquella tarde a una sola dama de la que no supiera algo. Era su deber como princesa, relacionarse y más aún, saber con quién lo hacía. Aunque a la primera dama, ya la conocía en persona.

Najma Qorgyle.

-Me honráis con vuestra presencia, Lady Qorgyle. Sin dudas será una tarde sosegada y sin grandes sobresaltos- admitió con una risilla, aunque a ella los torneos la aburrían profundamente, el protocolo era el que era y si a su padre y sus hermanos aquello les divertía a ella también.- Jaera, ella es la señora de Asperón- hizo las presentaciones dejando que su hija saludase y se desenvolviese hasta que la dama dijo de retirarse.- Por supuesto, no tardaremos mucho en conversar cuando todas lleguen- le hizo un gesto con la cabeza a modo de despedida y antes de que llegase la siguiente, su nueva criada, una esclava liberada por la misma princesa, le habló.- Entonces ya tenemos parte del trabajo hecho, solo debes intentar recordar el idioma, querida Thyia- dijo con dulzura a la morena tras ella.

Baela y Rhaena Targaryen.

Ella ya sabía que aquello sería un no parar de llegas, saludos y presentaciones, por suerte tenía el cuerpo hecho a la idea y la costumbre a esos trámites, aunque esperaba que Jaehaera lo aguantara bien, sabía que se niña todo se volvía más tedioso a veces. Por suerte, la siguiente en llegar fue una de primas, que aunque tuvieran la edad de su hija casi, eran técnicamente las primas segundas de su hija. Los líos familiares de los Targaryen eran así.

-Prima Baela, cómo has crecido desde la última vez que te vi- dijo la princesa sonriendo de forma sincera.- Me alegra teneros a todos en Desembarco por motivo del Día del Nombre del Rey. Muchas gracias- dijo cuando la menor la felicitó por todo.- No es nada y la ayuda que he necesitado me la ha dado Jaera- dejó a las niñas saludarse como correspondía.- Bueno, vamos a seguir con el protocolo y en seguida dejo a Jaera irse contigo... y tu hermana, que seguro está al llegar, así os entretenéis juntas- propuso, a lo lejos reconoció la cabellera de la gemela.- Creo que ya está ahí- las dos gemelas eran dos gotas de agua, pero como les ocurría a Jaerys y Jaera, sus personalidades, no tanto.- Rhaena, estás preciosa- correspondió su beso en la mejilla.- Sobretodo teniendo en cuenta la de tiempo que hace que no nos vemos, pero ya sabéis, mientras dure vuestra visita mi tiempo es vuestro para vernos todas cuando queráis- les ofreció a ambas hermanas.

Skaria Wynch.

La siguiente en aparecer fue una dama de las Islas del Hierro, lo cual era correcto en terminología y teoría pero muy contradictorio en la práctica. Las mujeres de las Islas del hierro, nobles o no, no eran damas. No era algo que las deshonrase, simplemente su vida era tan distinta a la de una noble de Poniente como a una de Dorne o Essos. Helaena aceptaba las singularidades de la gente, sobretodo si eran súbditos de su padre.

-Lady Wynch, no está en deuda conmigo. Es lo mínimo que podía hacer para agradecer tan largo viaje... Aunque imagino que para usted y su gente un largo viaje en barco más que un problema o esfuerzo, es un momento de libertad- los isleños y su vinculación a los barcos y el mar era tal como la de los Targaryen al fuego y los dragones.- Esta es mi hija, la princesa Jaehaera- hizo las presentaciones antes de dejar partir a la noble, mirando a su pequeña.- Queda menos cariño, estás haciéndolo muy bien- le susurró antes de mirar a su doncella.- Thyia, tráenos algo de beber, por favor, un zumo para ambas- pidió con la autoridad pero la dulzura de siempre, mirando a los ojos a su criada, nunca por encima del hombro.- ¿Has notado como varían los modales, el aspecto y la vestimenta de cada dama? Cada una viene de un lugar diferente y en cada lugar tienen una forma de vivir y ver el mundo y nosotros, como familia de reyes que somos, debemos velar por respetar estas individualidades y más aún, por intentar comprenderlas, para así hacer sentir cómodos a cada uno de nuestros súbditos- explicó en voz baja antes de que la siguiente dama llegase.

Lian Dunn.

Era una dama de una casa menor, pero era una forma de evitar que nadie creyese que era una reunión con más fin que el social, pues no llamaría a casas menores si necesitase favores y por otro lado, la princesa lo veía una forma de acercarse más a aquellos que no estaban en una posición tan llena de poder.

-No diga eso, no hay casa poco destacable. Todas están ahí por algo y todas tienen sus historia, nos honra que haya acudido a este pequeño evento social y espero disfrute de mi compañía y la del resto de damas- dijo riendo con suavidad por el comentario sobre el mismo color.- Lady Dunn, os queda ese púrpura tan bien y propio como a cualquier Targaryen el color de ojos.

Jeyne Arryn.

Pero claro está, las casas mayores siempre requerían su atención y nada menos que Lady Arryn, que para más era prima de su medio-hermana Rhaenyra. No tenía una estrecha relación con ella, más bien era nula, ni buena ni mala, pero bueno... Al verla sonrió pensando en que a fin de cuentas, esa mujer era su elegida para hacer de esposa de su amante. Nada que Helaena hubiera decidido a la ligera, aunque claro estaba, le dejaba el mérito de la idea frente a la dama a su esposo, no fuese a ser que alguien sospechaba que la dulce princesa era capaz de pensar por sí sola en su propio beneficio.

-No podía darse una reunión de mujeres de linaje en este reino sin vuestra presencia, Lady Arryn. Sentiros bienvenida en Desembarco y mi humilde reunión, pues compartís sangre con mi hermana y eso os vuelve a mis ojos mi propia prima- dijo con cierto ápice sincero dejando las formalidades para darle un abrazo, esos si, sutil a la dama. Tampoco la iba a aplastar contra ella. Miró la cajita y al abrirla los dragones, mostrándoselos a su hija.- Oh, son un presente magnífico. Sabía de la generosidad de la señora del Valle, pero no era necesario. Igualmente, son preciosos y a mi esposo igual le agradarán cuando los vea- hizo una breve pausa dejando la cajita en manos de su criada para que la pusiera a buen recaudo.- Si, es mi hija Jaehaera, aunque le aseguro que yo no era ni la mitad de bella a su edad, supongo que mi hermano y yo hemos creado una hija maravillosa y hermosa.

Myrielle de Lannisport y Chrysta Tarly.

La siguiente fue Lady Lannister, de Lannisport. La aclaración era importante, pues solo habría dos Lannister en esa fiesta y ninguna se llamaba Cerenna... Aunque dudaba que la zorra tuviese lo que hacía falta para volver a aceptar una invitación suya o de su esposo. Por suerte, ella no acusaba de su condición a sus familiares, igual que nadie la acusaba a ella de los errores de sus hermanos.

-Lo sé, pero me alegra conocerla finalmente en persona. Había oído sobre la belleza de la señora de Lannisport, pero sin dudas los hombres son faltos de palabras para describir con certeza la belleza de una mujer. Le presento a mi hija, la princesa Jaehaera y sin dudas, mi esposo, mis hijos y yo estaremos muy halagados de irlos a visitar a sus tierras cuando la salud del rey nos permita abandonar la capital- comentó, como si fuera posible que el rey mejorase.- Tenemos el príncipe Aegon y yo pendiente una visita a todos los reinos de Poniente y será un honor iniciarla en Lannisport- dijo a modo de despedida parcial ante la llegada de la nueva dama ante la llegada de la siguiente.- Lady Tarly, no hay nada que agradecer, es un placer tenerla aquí. Es una lástima que no la acompañen la esposa de su padre y sus hermanas- evidenció las ausencias aunque no hizo hincapié en ellas.- Si, Jaera, ella es la hija de Lord Tarly, de Colina Cuerno.

Helaena Targaryen
Princesa

Princesa

Mensajes : 197
Fecha de inscripción : 23/06/2016
Localización : Desembarco del Rey

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entretenimiento femenino || Privado

Mensaje por Najma Qorgyle el Miér Jul 13, 2016 10:30 pm

Hablo con Chrysta Tarly

Más damas iban llegando a los jardines: delicadas, perfumadas, limpias, cordialmente sonrientes. De no haber existido flores en aquel lugar, no se las hubiera echado de menos. Las mujeres de Poniente otorgaban un dulce colorido a aquel sitio que se convertía poco a poco en una especie de paraíso para cualquier hombre que hubiera podido asomarse a mirar. Sus voces, agradables y suaves, llenaban poco a poco el ambiente, confundiéndose con el de los pájaros que aún en esa época del año cantaban y revoloteaban entre los árboles.

Najma se sentía en un curioso dilema: se agobiaba por momentos, acostumbrada como estaba a la constante soledad de Asperón, pero por otro lado agradecía ver a aquellas mujeres que eran sus iguales. Le gustaba escucharlas hablar y tratar de determinar de qué reino de Poniente venían por su acento o por sus palabras. También intentaba averiguar cuáles de ellas eran señoras de sus casas y cuáles eran simples hijas o esposas con una vida cómoda pero quizá demasiado aburrida.

Una voz suave sacó a Najma de sus pensamientos. Se giró para descubrir ante ella a una joven envuelta en un vestido verde y oro que no dudó ni en identificarse ni en reconocer que no le agradaba estar sola mientras esperaban quién sabía qué. La dorniense sonrió de inmediato; si había algo que detestaba eran las apariencias, el fingir que se era fuerte, indolente, imperturbable. - Esperemos juntas entonces, mi señora - respondió de inmediato, inclinando levemente la cabeza - Yo soy Najma Qorgyle de Asperón - añadió. Algún día, cuando ella lo decidiera, podría decir que era oficialmente la señora de Asperón, tal como la había presentado la princesa Helaena a su niña. Si no recordaba mal, Lord Tarly se había casado ya tres veces pero no quiso preguntarle a Chrysta cuál de sus tres esposas había sido su madre.

- Creo que no hay dos reinos que más se diferencien que el vuestro y el mío - comentó con aire divertido mientras apuraba su vaso de vino. No era tan bueno como el de Dorne pero estaba bastante bueno. - Me imagino El Dominio tan verde y lleno de vida exuberante por todos lados… Aunque también hay vida en Dorne sólo que bajo las dunas de arena y las rocas que se calientan al sol - dijo con cierto aire misterioso. La joven Tarly parecía tímida, no demasiado acostumbrada a ese tipo de reuniones y Najma quiso amenizarle un poco la velada con alguna trivialidad. - Decidme… ¿Tenéis algún favorito en el torneo? - preguntó con aire pícaro, mirándola de reojo con complicidad.

Najma Qorgyle
Lady

Lady

Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 28/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entretenimiento femenino || Privado

Mensaje por Ravella Swann el Jue Jul 14, 2016 10:52 am

Partiendo la pana.
Interacción: Helaena y Jaehaera Targaryen. Baela Targaryen. Libre para quién desee.
Mención: Lian Dunn y resto de damas.

Le había costado horrores dejar a su hermana atrás. Cada día menos pequeña, la menor de los Swann luchaba por intentar hacerse en hueco en la sociedad de Poniente. Quería conocer a grandes señoras, ladies de su edad y por supuesto, a algún miembro de la realeza. No obstante, cada cosa debía darse a su debido tiempo, o eso es lo que Ravella había tratado de explicarle. Armándose de paciencia y la promesa de que a su vuelta se lo contaría todo, el Cisne Blanco lograría abandonar su habitación temporal para dirigirse al evento. Escoltada por uno de los soldados de la casa Swann, llegó hasta el lugar indicado. No tardó en despacharlo, aunque él le aseguró que permanecería en las inmediaciones por orden de lord Byron en caso de que Ravella pudiese necesitarlo. La propia mujer dudaba que fuese así, pero bien sabía lo disciplinados de sus hombres, por lo que era inútil tratar de despacharlo. Por ello, se despidió de él y avanzó a través de los jardines, maravillándose de que la naturaleza se hubiese abierto paso en semejante lugar.

Princesas.—fueron ellas a quienes primero saludó, haciendo una pequeña reverencia. —Gracias por tenerme en cuenta e invitarme, para mi será un placer devolveros el gesto algún día.—así de paso su hermana conocería a una de las Targaryen.—Iba a deciros que vos debéis ser la hija pequeña de lady Helaena,—dijo poniéndose de cuclillas frente a Jaehaera—¡Pero de pequeña tenéis cada vez menos!—le sonrió con calidez antes de acercarse un poco más y bajar la voz hasta que solo fuese un susurro.—Si en algún momento veis que desfallezco, podéis socorrerme bajo pretexto de querer jugar a la liebre y el zorro.—guiñándole un ojo antes de levantarse, Ravella se había ofrecido de forma más o menos directa para ser una vía de escape al protocolo, demasiado ceñido para una niña. Ya de nuevo en pie se hizo a un lado para no entorpecer el resto de presentaciones, dedicando un instante a reconocer a las damas allí reunidas.

Entre ellas distinguió a Lian, quien parecía estar inmersa en una conversación que Ravella no deseaba interrumpir, por lo que únicamente le sonrió. Fue entonces cuando reparó en la presencia apartada de otra joven que, por apariencia debía ser Targaryen. Tuvo que acercarse para desvelar su identidad, que no era otra que una de las gemelas. ¿Baela o Rhaena? Eso ya era harina de otro costal.—Mi lady, debéis disculparme pero no sé si sois Baela o Rhaena.—se rascó tras la oreja, mal disimulando una sonrisa.—Swann, Ravella Swann.—la presentación le salió de forma automática, pues nunca habría esperado que la conociesen.—¿Estáis bien? No he podido evitar reparar en que estáis un tanto apartada. Claro que, desde aquí tenéis una posición privilegiada con respecto a los pastelitos de limón.—enarcó una ceja sonriente a la par que le echaba una mirada lujuriosa a los dulces.    

Ravella Swann
Dama

Dama

Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 08/07/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entretenimiento femenino || Privado

Mensaje por Johana Lannister el Sáb Jul 16, 2016 8:42 am

Saluda a Helaena y Jaehaera

Johana hubiese preferido llegar temprano, pero esa mañana venía de mal en peor: por si haber estado discutiendo con su marido respecto de ir a dejarse comer con un dragón no fuera suficiente, ahora encima se sumaba la conflictiva situación de la tía de este y los rumores respecto de un posible 'inconveniente' con los dragones.

Cuando la misiva informándole de la reunión de ese día había llegado, Johana se había sentido satisfecha al pensar que por fin podría salir del ambiente campestre que tenía (a su manera) la corte de Occidente. Si bien es cierto que el joven León había logrado aportarle un poco de 'entretenimiento' a sus días y la llegada de su marido había vuelto patas arriba su vida nuevamente, la Señora de Occidente disfrutaba los esporádicos viajes a la Capital, más si éstos incluían la posibilidad de codearse con algunas de las damas nobles más importantes.

Sin embargo, las circunstancias habían cambiado y todavía se debatía respecto de cómo procedería o cómo sería recibida después de los hechos acontecidos poco antes, ya que por una parte estaba la posible censura respecto de lo hecho por Cerenna pero por otro lado todos sabían que un Lannister siempre paga sus deudas, y su familia había sido -en cierta forma- insultada.

Cruzó los pasillos de la Fortaleza hasta llegar a la entrada de los jardines tan 'temprano' como pudo, sabiéndose retrasada respecto del resto, pero decidida a hacer de cuenta 'que nada había pasado'.

Al atravesar la última curva se encontró entonces con la Princesa Helaena, que estaba saludando a las invitadas, recibiéndolas una por una, junto a una niña que parecía una gota de agua con ella.
Su alteza, os agradezco la invitación y el regalo. Espero hayáis recibido el mío junto a la confirmación de mi asistencia. -le dijo, con una sonrisa en los labios y una inclinación de su cabeza a modo de saludo-. Presumo que esta belleza debe ser vuestra hija ¿verdad? -dijo luego, refiriéndose a la niña de ojos violetas y pelo platinado que se encontraba junto a ella.

Johana Lannister
Reina

Reina

Mensajes : 79
Fecha de inscripción : 28/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entretenimiento femenino || Privado

Mensaje por Aliandre Martell el Sáb Jul 16, 2016 12:20 pm

Vestimenta
Peinado

Interactuó con la Princesa Helaena y menciono a Najma. Después libre para quien quiera.

Como representante de su casa en aquella reunión, Aliandre quería causar buena impresión. Normalmente no se preocupaba demasiado por aquellos temas, o les daba una importancia relativa. Ella era hija de su padre, y por lo tanto princesa de Dorne, y si bien se sabía objeto de muchas miradas y comentarios, estos la mayor parte de las veces no le importaban. Del mismo modo que no le había importado que los hombres u otras damas la miraran mal por el hecho de coger una lanza y vestir armadura de cuero en vez de finas telas. Pero Aliandre no era tonta, y sabía que causar buena impresión a una princesa como Helaena Targaryen podía ser algo bueno. Era un tema de protocolo y corte, algo que su madre se había empeñado una y mil veces en que aprendiera. Tal vez los resultados no fueran del agrado de su madre, pero Aliandre creía que el resultado no era malo. Llevaba un vestido de suaves sedas procedentes de algún lugar remoto de Essos, con alguna que otra transparencia y luciendo colores vivos como los de su casa.

Un fallo grave fue el de llegar como una de las ultimas. Cuando Aliandre llegó, ya habían hecho acto de presencia muchas otras damas, y se habían presentado ante la anfitriona de la celebración. Sin más demora, Aliandre fue hasta donde se encontraba la princesa Helaena que estaba saludando una a una a todas las invitadas acompañada de sus hijas. Aliandre no podía negar que la princesa Targaryen junto a sus hijas lucían esplendidas: - Princesa Helaena. En nombre de mi casa y del mío propio os doy las gracias por esta invitación y por la oportunidad que se nos da hoy aquí. Solo llegar he podido comprobar que habéis tenido en cuenta hasta el más mínimo detalle. Una gran ocasión sin duda – dijo inclinando la cabeza primero a ella y después a su hija que estaba justo a su lado.

Y después en medio de tantas caras desconocidas, una que más o menos le resultaba familiar. Estaba allí una Qorgyle. Pero estaba ocupada hablando con una joven del dominio. O eso le parecía recordar. Era en aquellas ocasiones cuando echaba en falta la memoria y practica de su madre, capaz de retener caras y nombres durante mucho tiempo. Se acercó un momento hasta ella y la saludo brevemente sin interrumpir su conversación. Después deicidio dar una vuelta para ver quien más estaba presente.

Aliandre Martell
Princesa

Princesa

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 29/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entretenimiento femenino || Privado

Mensaje por Helaena Targaryen el Sáb Jul 16, 2016 12:53 pm

Con Jaehaera, Ravella, Aliandre y Johanna.

Su hija parecía poco habladora en ese momento, entendió que era normal que la pequeña estuviera impresionada por tantas damas tan variopintas, todos los halagos que estaba recibiendo y además la excitación por vivir su primera reunión de ese tipo. Bueno, en realidad había acudido a algunas con su abuela Alicent con motivo de ese evento por el Día del Nombre del Rey, pero siempre con mujeres de más edad y en un ambiente más sobrio y protocolario aún. Las invitadas de Helaena eran todas bastante jóvenes, algunas más incluso que la propia anfitriona, por lo que la reunión prometía otra clase de energía más juvenil y vivaracha.

-Lady Swann, nada nos complacería más al príncipe y a mi que poder visitaros en vuestras tierras algún día, me han dicho que son de una belleza difícil de describir... Espero algún día no muy lejano nos hagáis de guía para conocerlas- y realmente Helaena esperaba que todas esas invitaciones no cayeran en saco roto, pues desde que se casó, ella y Aegon esperaban la oportunidad de poder conocer el reino en profundidad y viajar por él, pero una cosa y luego otra lo habían impedido. Ahora, con su padre cada vez más lejos del mundo de los vivos irse era absurdo, pero quizás cuando pasase la dura pérdida fuera un buen momento.- Espero os divirtáis, Lady Swann- dijo dejando que la joven marchase hacía el resto de invitadas.- Ese joven es de Yelmo Piedra- explicó a su hija.

Obviamente estaba extenuada y viendo las horas, dudaba que fueran a ir llegando más invitadas, por lo que estaba ya a punto de unirse a alguna de las conversaciones de mayores cuando vio la cabellera rubia de la Lannister a la que esperaba por encima de todas. La señora de Occidente.

-Sin dudas es lo menos que puedo hacer por la cuñada de un fiel servidor de la corona y además, una de las damas más valoradas por la corona, Lady Lannister- inclinó la cabeza con sutileza y luego señaló el broche que unía las cadenas enjoyadas de su atuendo.- No podía dejar pasar esta ocasión para lucir tan magnífico presente, el cual agradezco profundamente. Y si, uno de mis mayores orgullos junto a sus hermanos, la princesa Jaehaera- miró entonces a su hija y de reojo a la Lannister.- Anda cariño, ve junto a tus primas un rato, que seguro quieres ya probar los pastelitos- le dijo con dulzura y una vez solas, miró a la Lannister, cuando iba a hablar con ella, otra dama a la que daba por perdida para la reunión apareció. Nada más que la hija del Príncipe de Dorne.- Johanna, os pido que aguardéis un momento, quiero hablar con vos- dijo, pero obviamente, debía saludar a la nueva invitada. Hizo una reverencia, no propia de una inferior, pero tampoco la que dedicaba a las damas que habían acudido ya a la fiesta, pues la Martell era una igual en título y condiciones.- Princesa Aliandre, no esperaba ya contar con vuestra presencia, pero me alegro de veros aquí entre nos- dijo con sinceridad y una sonrisa amable.- Sin dudas una oportunidad de muchas otras que habrá para dejar el pasado dónde corresponde. Sabed que los Martell siempre serán bienvenidos a nuestro reino, ya que somos vecinos y espero que las rencillas añejas no empañen un futuro de amistad entre nuestras tierras... Espero disfrutéis el encuentro, comed, bebed y pasadlo bien, enseguida nos uniremos a vosotras.

En cuanto la princesa se alejó unos pasos, volvió a centrarse en la Lannister y tras una mirada se alejó aún más unos pasos del centro de la reunión dónde ya las invitadas comenzaban a conversar tranquilamente. Sin dudas, una reunión como cualquier otra, pero ella tenía algo que hablar con la señora de Occidente.

-Antes de unirnos a las demás me gustaría agradeceros especialmente vuestra presencia. Entiendo que no debéis estar muy contentos conmigo en vuestra familia... Pero yo no guardo rencor por los Lannister solo porque uno con su sangre fuera incapaz de comportarse como una anfitriona espera de su huésped- dijo con naturalidad, aunque sin hablar alto para que eso quedara entre Johana y ella, algo más apartadas.- Imagino que de ser vos la mujer que acoge por deseos de su padre a otra dama en su hogar con toda la buena voluntad y de saberla desnudando a vuestro esposo y humillándoos en vuestro propio jardín, delante de vuestros criados y guardias, una quemadura para dicha mujer os parecería poco- alegó mirando los ojos de la dama.- No busco vuestra aprobación, solo espero que entendáis la gran merced que tengo concediendo a vuestra tía el poder regresar a su hogar sin mayor daño que ese y no ensuciar vuestro apellido haciendo este suceso algo de índole pública, pues no busco crear una enemistad con una de las casas más fieles a la corona, ni que se tache a sus miembros de deslealtad por un desliz- miró luego al resto de damas.- Será mejor que vayamos a tratar temas más livianos, igualmente estaré encantada de que vuestro marido y vos acudáis a cenar con mi esposo y yo una noche antes de vuestro regreso, quizás podríamos salir a navegar. Lo que veáis necesario para zanjar este desastroso asunto de una forma más cordial, como debería haber sido todo desde un principio.

Helaena Targaryen
Princesa

Princesa

Mensajes : 197
Fecha de inscripción : 23/06/2016
Localización : Desembarco del Rey

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entretenimiento femenino || Privado

Mensaje por Johana Lannister el Sáb Jul 16, 2016 10:09 pm

Interactúo con la Princesa Helaena y  luego quedo libre

Johana notó el detalle que tuviera la princesa de colocarse el broche que le había enviado y sonrió como respuesta al ver que la dama lo señalaba. Luego, notó que Healena parecía tener la intención de hablarle cuando otra mujer -vestida de un color amarillo como la arena- hizo su entrada en el recinto. Estaba dispuesta a seguir camino hacia las mesas y las otras señoras, cuando escuchó a la Targaryen pidiéndole que la esperase porque necesitaba hablar con ella, así que se hizo a un lado y aguardó. Tras escuchar el saludo que la princesa de Poniente le dispensara a la nueva invitada, supo que ésta era la Princesa de Dorne, a quien no había conocido previamente, e hizo un gesto con la cabeza a modo de reverencia y saludo a esta noble dama.

Los Lannister siempre habían sido fieles al Trono de Hierro y a su rey, pero también habían sido siempre fieles a su propia sangre, no porque los leones fueran vasallos eran necesariamente sumisos o habían sido domados. Su cuñado más joven, después de todo, seguía siendo de las mejores espadas del reino, y el mayor uno de los navegantes más importantes, al margen de ser el Consejero de Naves. Los anuncios en el baile por parte del rey habían confirmado dos cosas: que existía la posibilidad de que se muriese pronto y que la familia estaba dividida, al menos, en dos bandos.... y bien se sabe que 'a río revuelto, ganancia de pescadores'... lo que equivaldría a decir que una mala jugada por parte de un dragón decantaría la balanza en favor de los otros en lo que a los leones se refería.... '¿Falta de lealtad?, no' -pensó Johana- 'después de todo son todos dragones'.

El orgullo de los leones siempre había sido al mismo tiempo su mayor virtud y su peor defecto: la sangre por encima de todo, hasta del honor y del sentido común, y Johana llevaba demasiado tiempo siendo una Lannister como no volverse una. La Señora de Occidente escuchó las palabras de la princesa tratando de 'invitarla' a avergonzarse por las acciones de su tía y, de repente, cierto grado de enojo cruzó su cuerpo: después de todo, la vieja bruja no dejaba de ser una leona, al margen de lo que pudiera pensar sobre la tía de su marido, pero mantuvo su rostro impertérrito y se restringió a decir: 'Entiendo vuestra postura al respecto, princesa; y, es cierto, como esposa tal vez existiese la posibilidad de pensar que reaccionaría como vos decís, después de todo, es bien conocido el orgullo de los Leones de Occidente' -aunque ciertamente, en lo que no coincidía, por una parte, era en la idea de pensar al Príncipe Aegon (que no se destacaba por ser un blandengue) como a un crío al que 'desvistieran y manoseran' como si no lo hubiese deseado o buscado, tal como parecían querer indicar las palabras de la mujer, sea frente a los sirvientes o en la cómplice seguridad de la noche; así como ella sabía que de vez en cuando su marido se metía en la cama de otras, era bien sabido que el dragón le gustaba devorar otras carnes cada tanto, aunque por lo visto tanto él como Cerenna habían perdido la sensatez de hacerlo de una manera más disimulada. Por otro lado, en parte dudaba en si la 'bondad' de la princesa en lo concerniente a la tía de su marido era 'por consideración a la familia de ésta', tal como afirmaba, o (especialmente) por consideración a su propia familia, la cual inmediatamente hubiese perdido las espadas de los leones si ella misma no se hubiese tomado la molestia de evitar esa mañana que su marido se lanzara directo a la yugular de la dragona como un león frente a un ciervo. Después de todo, la vieja leona vivía en casa de ellos y era bastante próxima a su esposo-.

Sintió el sutil deseo de aleccionar a la princesa diciéndole que en el futuro si no quería ser 'humillada frente al servicio' se tomara la molestia de ponerle a su marido un cinturón de castidad, pero tan solo se limitó a decirle: 'Ha demostrado Ud tener verdadera madera de reina al no dejar que el 'desliz' de un súbdito os haga perder el apoyo de toda una familia, o una región. Seguramente, de haberlo dejado mi marido se hubiese hecho cargo de aleccionar a su tía de la manera que considerara apropiado para lavar el insulto... después de todo, los 'trapos sucios' se lavan mejor dentro de casa. Y sí, podríamos cenar juntos si lo desean, o navegar'.

Y, dicho esto, aceptó la invitación a reunirse con el resto de las damas.


Última edición por Johana Lannister el Miér Ago 03, 2016 11:33 pm, editado 1 vez

Johana Lannister
Reina

Reina

Mensajes : 79
Fecha de inscripción : 28/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entretenimiento femenino || Privado

Mensaje por Baela Targaryen el Lun Jul 18, 2016 3:56 pm

Menciono a Rhaena y intereactuo con Ravella Swann

Baela podía contar con los dedos de una sola mano las veces en que había estado en festejos como aquel. No le eran nada desconocidos, pero tan grandes como aquel que preparo su prima Helaena era más bien escasos en los que había estado. Baela no podía dejar de mirar y contemplar con cierta admiración como se había organizado todo, y no podía negar que todo presentaba un estado casi perfecto. Algún día ella y su hermana harían algún banquete similar. Como hijas de Daemon algún día deberían mostrar al resto de la familia cuál era su posición dentro de ella, y también al resto de nobles de Poniente. Baela no podía ignorar quien era su padre, y por lo tanto de quienes eran hijas.

Noto el doloroso pellizco de su hermana, que la cogió algo desprevenida. Pero la idea fue claro, me has dejado sola y te has ido antes. No se trataba de nada duro ni ninguna advertencia severa, pero si que era un recordatorio de que no la dejara sola otra vez. Sin que hubiera ninguna mala intención detrás, se sintió algo apenada. Siempre lo hacían todo juntas, y por una vez había dejado a su hermana detrás para avanzarse ella, tal vez demasiado animada por una vez queriendo asistir a aquella fiesta organizada por Helaena.

Mientras observaba como Rhaena se dirigía hacia una mesa con una nobles que desconocía, Baela se sintió interpelada por una joven a la cual no conocía. Una chica de tez clara y de gran belleza, algo mayor que ella, pero que sin duda por su porte era una dama de alta alcurnia. No pudo evitar sonreír ante la aparente confusión de saber ante quien estaba hablando: - Soy Baela, no quiero que eso pueda ser un quebradero de cabeza para vos. Aunque admito que yo y mi hermana alguna vez nos hemos intercambiado los papeles – dijo Baela afable-. Encantada Lady Swann, un placer conoceros. Espero que tengáis una buena estada en Desembarco del Rey, y que la fiesta de mi prima sea de vuestro agrado. Aunque por lo que veo ha cuidado hasta el más mínimo detalle – reconoció Baela gustosa. Y a la pregunta de Ravella respondió: - Nada malo, descuidad – dijo sincera-. Es solo que admiraba lo que había hecho Helaena. Y creo que es la primera vez que estoy en tipo de recepción como esta. Las fiestas que damos en Rocadragón son algo más sobrias. Pero esta es la capital, así que alguna diferencia debe haber – dijo Baela sin importarle aquello.

Baela Targaryen
Princesa

Princesa

Mensajes : 22
Fecha de inscripción : 24/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entretenimiento femenino || Privado

Mensaje por Rhaena Targaryen el Lun Jul 18, 2016 8:41 pm

Mención a Baela y Ravella, interacción con Skaria.

Rhaena no es demasiado amiga del licor, pero a medida que van entrando damas con sedas de todos los colores, joyas y sonrisas de una variedad que no había visto ni siquiera cuando vivió en Essos, resuelve que podría hacer uso de una copa para deshacerse de los nervios. Son todas mayores que ella y su hermana, cosa a la que no está demasiado acostumbrada y puede llegar a cohibirla un poco a pesar de su facilidad para desenvolverse en sociedad, se sorprende de hallarse sentada en vez de haber entablado conversación con alguna, cosa que su hermana sí ha hecho y no puede sino alegrarle, pues Baela no suele mostrarse presta a ese tipo de encuentros protocolarios. Ve a un criado pasar cerca de ella sirviendo copas de vino, que no es su favorito en lo absoluto pero podría darle una mano, así que se va detrás de él discretamente y lo aborda cuando se detiene frente a una joven que ha visto hincar la rodilla como un caballero momentos antes. En definitiva le causa curiosidad, pero no dice nada hasta que el muchacho la ojea un poco reticente a servirla por su apariencia todavía algo infantil, y a los pocos segundos cede a la sonrisa de la Targaryen para poner en sus manos la bebida.

Ella da un trago, haciendo como que lo disfruta. Se pregunta cómo la gente se puede beber barriles de eso por voluntad propia, entiende lo de la presión social, pero de ahí a emborracharse con semejante cosa le parece una desfachatez. A lo mejor sólo le faltan años para acostumbrarse o incluso cogerle el gusto, ese definitivamente no es el día.

- ¿De verdad bebéis esto por gusto? - Pregunta en voz baja a la mujer del vestido sobrio, no sabría decir si parece más afable que las demás, pero en definitiva no se atrevería a hacer semejante pregunta por romper el hielo con otras damas, que se ven un poco menos relajadas. Se saborea los labios con un desagrado medianamente disimulado y levanta la vista hacia la muchacha, por cuyo aspecto y maneras podría presumirse norteña o una mujer del hierro. - Qué torpeza de mi parte, soy Rhaena Targaryen. - Le dedica una sutil inclinación y una amplia sonrisa, ella no parece ser como las damas de la corte que ve todos los días, por ello se le antoja una mujer interesante, no un adorno para un Lord como lo son muchas que conoce ya. Pendiente de su respuesta da otro trago a su copa, uno que parece menos difícil que el primero, a lo mejor se va haciendo más sencillo con el tiempo, y entretanto pasea la vista por las mujeres que van dedicando sus saludos a Helaena. Varias le parecen conocidas incluso sin haber asistido al baile de inauguración, debe tratarse de mujeres de mucho renombre pero escasamente puede identificar alguna correctamente, cosa que la septa le reprendería, pues una princesa debe conocer a la gente más importante del reino.

Rhaena Targaryen
Princesa

Princesa

Mensajes : 31
Fecha de inscripción : 01/07/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entretenimiento femenino || Privado

Mensaje por Helaena Targaryen el Mar Jul 19, 2016 12:11 am

Interacción con: Johana, Jeyne y Aliandre. Mención a Ravella.

-El orgullo de un león no es mayor al orgullo de un dragón- le dijo sin prepotencia alguna en la voz, no la necesitaba para saber que a defectos su familia iba sobrada. Los Targaryen eran orgullosos, egocéntricos, ambiciosos y aunque tenían muchas virtudes, nadie dudaba de que eso era un lastre muchas veces en la familia real. Lo gracioso es que Helaena que era la más ajena a esos rasgos fuese la que hubiese demostrado abiertamente lo que podía provocar ofender a un dragón.- Y las leonas defienden fieramente a sus crías, pero una dragona no es menos...

Aquello no era tanto por ella como por sus hijos. No pensaba dejar que nadie los hiciera sentir menos, ellos adoraban a su padre y que hubiera zorras con apellido metiéndose en su vida en las narices de toda la familia solo haría que sus hijos terminaran rechazando a su padre. No sería la primera ni la última vez que algo así ocurría en una familia formada por un matrimonio de conveniencia... Pero ella haría lo que fuera porque las infidelidades de su marido quedasen lo más alejadas posible de sus pequeños.

-No son maneras de reina... Esas las tiene mi hermana- dijo con suavidad y una sonrisa mirando a la Lannister a los ojos.- Pero así es la vida, las lealtades se forjan y se destruyen, igual siempre se pueden crear otras nuevas como también se pueden reforzar las existentes. Esto es un posible revés en la unión Lannister-Targaryen, pero ambas familias nos necesitamos- tanto como el oro de los Lannister siempre era bien recibido, de nada les valdría si la corona no ayudase a proteger sus costas de los isleños, que veían con codicia el oro que volvía famoso a los leones. A fin de cuentas, ninguna casa vasalla lo era sin pagar nada por ello, pero siempre recibiendo.- No habría querido tener que contarle ciertos detalles a vuestro esposo, pues entre mujeres estas conversaciones son más... sencillas- si es que se podía decir que esto fuese sencillo de alguna forma.- ¿Pero cómo mirar a vuestro marido a la cara mientras le narro lo que vuestra tía hizo? Primero por decoro, luego por orgullo y finalmente porque entiendo que hay cosas que ningún sobrino quiere oír sobre su tía, más cuando tengo entendido están unidos...- suponía la princesa que posiblemente la harpía con piel de león manipulaba a su sobrino como quería. ¿Sería aquello del agrado de Johana? Eso a fin de cuentas era tan de su incumbencia como sus peleas con Aegon lo serían de la Lannister.- Será un placer organizarlo si desean vos y su esposo para la noche después del baile de clausura, ya con más calma, que el puerto esté más libre...

Luego se unieron a las demás jóvenes en el centro del jardín. Soltó a la Lannister con sutileza sintiendo una ligera punzada de dolor en su mano herida pero haciendo caso omiso a esto fue a coger una copa que rellenó de zumo ella misma observando a sus sobrinas conversar con otras damas. Se sentó cerca de la Swann, la Martell y la Arryn, que no socializaban aún con nadie, si quiera entre ellas.

-Princesa, que sepa que me impresionó en la melé- dijo para romper el silencio.- Es admirable su valor de salir a una arena siempre exclusiva de hombres e intentar ganar en igualdad de condiciones- dijo con amabilidad, era una forma de iniciar conversación.- El hombre contra el que luchó es un buen consejero de mi esposo, parte casi de la familia y además, vasallo de Lady Arryn, que debe sentirse muy orgullosa de que uno de sus hombres llegase a una final dónde prácticamente la mitad eran familia mía- añadió riendo con suavidad.

Helaena Targaryen
Princesa

Princesa

Mensajes : 197
Fecha de inscripción : 23/06/2016
Localización : Desembarco del Rey

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entretenimiento femenino || Privado

Mensaje por Johana Lannister el Jue Jul 21, 2016 12:13 am

Interactúo con Helaena y quedo libre

Johana escuchó las palabras de la princesa afirmando que los dragones al igual que los leones defendían sus crías y por un momento no entendió a qué se refería; bien era sabido que a la vieja bruja le atraía el poder y le gustaba sentir que lo tenía por sobre los otros, siempre dispuesta a mirar al mundo como si fueran lacayos de su ego, pero dudaba que fuera a llegar tan lejos como para dañar a los pequeños dragones...  'Salvo que.... ¿tan fácil sería quitarle fuerza a este lado de la familia que una infidelidad a vistas de la mujer destruyese todo el hilo...?' -se preguntó la Señora de Occidente- 'Cerenna nunca ha sido una estúpida, incluso se la podía acusar de ser demasiado zorra, ¿y si esta jugada tenía por finalidad saber qué tan fuerte es la tapiz que une la trama de los dragones?. Después de todo la soga se corta siempre por donde el hilo es más delgado'. Cierto era que la princesa tenía mayormente hijas y sólo un varón, pero también es cierto que en este mundo y en esta época el amor es lo que menos importa a la hora de hacer matrimonios, y que tanto unos como otros terminan (o empiezan) encontrando a otros en los cuales canalizarlo, casi no existían matrimonios sin infidelidades u hombres sin bastardos; 'incluso yo...' -pensó Johana, que hasta hacía muy poco era fiel y devota a su marido pero...

Por un momento Johana admiró a la Leona por la astucia con la que sabía moverse, los planes que tenía la vieja tía eran mucho más intrincados de lo que había pensado y, con tan sólo una quemadura como saldo, había logrado aprender más de sus enemigos que lo que éstos habían aprendido de ella; no en vano había sido siempre la figura más potente entre los leones.

'Sí, es cierto, princesa, las leonas sabemos cuidar de nuestras crías... y también de nuestra manada, y queda expuesto que los dragones también, aunque espero que las suyas no estuvieran en un peligro real' -le dijo con una sonrisa amable, se le vino a la cabeza la idea de que aún cuando los leones eran temibles a la hora de atacar, nunca habían sido ni tan sanguinarios ni tan estúpidamente locos como los Targaryen; no era algo oculto que más de una familia pensaba que si los dragones no tuvieran a sus bestias no habrían durado en el poder ni dos minutos, ya que más de una quería empalarlos después de haber visto las cosas que eran capaces de hacer...

Luego, la Señora de Occidente escuchó cómo la princesa afirmaba que las alianzas se unían y se rompían como si la lealtad de los leones le fuera absolutamente indiferente y pensó que tal vez esa cría era más peligrosa e irreflexiva que el resto: '¿en serio le importa tan poco perder las espadas de Occidente? ¿o es que tanta sangre y fuego le chamuscaron el cerebro? ¿o es que piensa que si empieza una guerra el resultado sólo dependerá de los dragones y no de los lazos que se tenga con el pueblo?'. Pero después escuchó la afirmación sobre que los necesitaba y comprendió que tal vez le quedaba alguna idea útil a esa mujer, con lo que dijo: 'Si, es cierto, al margen de los gustos personales el reino necesita la alianza entre las casas importantes'.

Oyó la forma en que la princesa excusaba sus actos bajo la premisa de una hipotética vergüenza y respondió:  'Entiendo su postura, princesa, pero mi marido es alguien justo y noble y seguramente no habría hecho falta contarle los detalles para que comprendiera su sentir y obrara en consecuencia'; si realmente era así o no, daba igual, pero pensaba que la irreflexión e impulsividad de esa mujer que elegía poner por delante del reino su venganza y no la estrategia podía convertirse en un riesgo.

Al escuchar su invitación a navegar tras el baile, contestó: 'Sí, creo que sería una buena idea, parece un buen momento y seguramente mi esposo estará complacido igual que yo de ir'.

Vio cómo la princesa la soltó para irse a tomar un jugo y cómo un gesto de dolor le cruzaba la cara y pensó 'después de todo, aún los dragones son susceptibles al fuego' -recordando que había escuchado que el objeto con que había marcado a Cerenna había sido depositado en el brazo de ésta por la propia mano de la Targaryen-.

Luego, se acercó a la mesa, se sirvió una copa de zumo y quedó un momento contemplando las hermosas flores que había en aquel jardín y degustando una galletita. 'Siempre me han gustado las flores' -pensó la leona, mientras meditaba en todas las cosas que habían sido dichas en esa conversación.


Última edición por Johana Lannister el Miér Ago 03, 2016 11:37 pm, editado 1 vez

Johana Lannister
Reina

Reina

Mensajes : 79
Fecha de inscripción : 28/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entretenimiento femenino || Privado

Mensaje por Jeyne Arryn el Jue Jul 21, 2016 12:46 am

Interactua con Helaena y luego con Aliandre y el resto

Jeyne devolvió el abrazo a la princesa mientras respondía a su bienvenida - Y yo por nada del mundo no podía perderme una invitación como la vuestra, princesa - dudaba de que alguna vez hubiera intercambiado con Helaena algo más alla que las típicas formulas de protocolo en las escasas ocasiones en las que se habían cruzado, pero aún así se obligó a sonreir ante su comentario sobre el parentesco - Oh, no es más que un pequeño detalle en respuesta a vuestras sedas, una simple fruslería - pero algo tenía que traer para quedar bien aunque fuera - A plena vista se ve, desde luego - respondió sonriendo a la niña, que si bien tímida se mantenía recta y formal como la habían enseñado, como función de la princesa que era.

Unas pocas damas más llegaron tras de ella, siendo recibida de igual manera por la princesa, pero una destacó sobre el resto, ya que era la única otra Gran Lady presente en el pequeño almuerzo. Además, era la única de edad similar a la suya, el resto eran todavia doncellas en la plenitud de la vida, más aún en el caso de las féminas Targaryen presentes. Claro que la presencia más extraña la encontraba en la joven princesa dorniense, en una corte extranjera rodeada de otras damas de un Reino con el que el suyo mantenía tensas relaciones. Si estaba allí era por invitación de Helaena, desde luego. De no ser por que varias de las damas pertenecían a casas demasiado pequeñas como para resultar relevantes, pensaría que la princesa se traia algo entre manos con aquella reunión.

Para cuando sus pensamientos sobre el tema dejaron de distraerla, la Targaryen ya se había llevado a la leona a un rincón para tratar algun tema privado. Tendría que esperar antes de abordarla ella. Mientras esperaba dió un paseo por las mesas llenas de viandas y refrigerios, pero en aquel instante no tenía ganas de nada. Se entretuvo admirando el jardín y la decoración mientras charlas intrascendentes tenían lugar a su alrededor hasta que la dragona y la leona terminaron su charla y se acercaron al resto del grupo - Secundo las palabras de la princesa, lady Martell, mi enhorabuena por participar y haber llegado tan lejos. Y en efecto, estoy segura de que Lord Tollet habría ganado si hubiera llegado al final de la prueba en las mismas condiciones que Hightower - cuya técnica en la meleé distaba de considerar honorable, pero en aquella prueba la única regla que había era que ganaba el último hombre en pie, fuera como fuera - - Y esto lo digo sin la menor intención de menospreciar las habilidades de vuestro familiar, princesa.


Última edición por Jeyne Arryn el Jue Jul 21, 2016 10:33 am, editado 1 vez

Jeyne Arryn
Gran Lady

Gran Lady

Mensajes : 44
Fecha de inscripción : 01/07/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entretenimiento femenino || Privado

Mensaje por Skaria Stark el Jue Jul 21, 2016 9:46 am

Interacción: Rhaena Targaryen y Libre
ATUENDO:


-"Esto no me gusta"- pensé dando un largo suspiro que me hizo sentir lo ajustado del vestido en torno a mi pecho. Escuchaba las risas y los comentarios superfluos de las damas presentes sin que despertara mi interés, ninguna comentaba el nombre de la persona que me había motivado a asistir a la reunión, y tampoco veía su descripción en el rostro de las bellas damas. -"Bueno, que al menos esto no haya sido una perdida de tiempo y sirva para algo"- pensé mientras pedía que me rellenaran la copa con vino. La ausencia de mi madre me daba a pensar que quizá me estuviera evitando, que de alguna manera se enterara que sería yo quien asistiría al torneo en representación de mi padre, aunque de cualquier modo sus motivos para esconderse sobraban. No importaba donde se escondiera, el mundo no era lo bastantemente grande para que escapara de su pasado, de nada servia alargar lo inevitable, eso solo haría la cacería mas divertida para mi. Aquí, en este ambiente...no sabía como desenvolverme, ¿Que era lo que estaban haciendo estas mujeres aquí? ¿Alianzas? Algo en lo que falló mi padre al momento de mi educación, fue mi trato con las mujeres. Sabía de sobra como comportarme y dirigirme a un hombre para saber sus verdaderas emociones, pero una mujer lo complicaba todo. Sonreí con burla mientras daba un sorbo a mi copa al pensar que era un alivio que no estuvieran presente la corte de los ríos, ¿A cuantos de ellos había asaltado en los últimos dos meses? Pero sin duda preferiría un encuentro de ese tipo donde me sintiera confiada y segura.

Escuché entonces la voz que me llamaba, era una de las gemelas Targaryen. Su cabello fue meticulosamente peinado en una trenza para la ocasión, la primera impresión que me dio al verla, fue la de una estrella invernal del norte, esas que brillaban con mas intensidad en la Bahía del Hielo anunciando la muerte para quien no tomara sus precauciones, pero la pequeña dama no portaba tales augurios...al menos no por ahora. -Princesa- dije haciendo una reverencia no tan formal como la primera, inclinándome lo necesario con un brazo sosteniendo la copa detrás de mi espalda y la mano derecha sobre el corazón. Sentí calor en mi cuello y mejillas, no recordaba o mas bien, me era imposible diferenciar entre Rhaena y Baela Targaryen. -¿Por gusto? No, pero creo recordar que mi septa dijo una vez que la cerveza nunca se sirve al medio día y en cualquier caso esta destinada unicamente a ser servida para los hombres- dije haciendo un guiño de complicidad, ya podía preverse que yo rompía con los estándares establecidos en Poniente. -Skaria Wynch, de Castroferro, alteza. Pero todo lo contrario, si he de ser sincera, me estaba preguntando ante quien de las princesas me encontraba. Imagino que para sus familiares y personas cercanas a de ser sencillo diferenciarlas, pero para mi... dije en una exhalación de alivio por su presentación, me había ahorrado una vergüenza mayor. -Pero usted, ¿Realmente disfruta del vino? ¿O se debe a la presión social? Estos eventos suelen alargarse y a veces una buena copa hace mas llevadero el momento aunque en mi opinión, ninguna de esas situaciones son las adecuadas para probar una copa- dije, admirando nuevamente su vestido. No envidiaba ni por un segundo toda la responsabilidad y protocolo con que la princesa debía vivir, especialmente siendo tan joven, sin ir muy lejos la pequeña Jaehaera Targaryen estaba ya siendo "entrenada" para lo que sería la rutina de su vida.

Skaria Stark
Guerrero

Guerrero

Mensajes : 81
Fecha de inscripción : 07/07/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entretenimiento femenino || Privado

Mensaje por Jancia Tyrell el Sáb Jul 23, 2016 6:04 pm

Vestimenta
Interactuo con la princesa y lady Lian

Este tipo de fiesta eran de mayor agrado para lady Tyrell. Resultaba más íntimas y habitualmente tendían a ser superficiales, se charlaba de moda, de música y de temas considerados tradicionalmente femeninos. Se comían dulces y habitualmente se hablaba de hijos, bodas o matrimonios, y los compromisos era lo más cercano a las charlas políticas que podían existir en esas reuniones. Siendo joven las disfrutaba muchísimo, pues se hablaba de todo lo que le importaba, de todo aquello que, por entonces, consideraba importante.

Recordaba pensar que si lucía un vestido con un color u otro, lord Tyrell se fijaría en ella, o discutir con otras damas sobre cúal era el escote apropiado y cual resultaba demasiado vulgar. Jancia, en esos aspectos, siempre había sido muy tradicional y raramente mostraba su busto, pues pensaba que un hombre halagaría su elegancia y no son cuerpo. Que equivocaba estaba pensaba ahora mientras terminaba de vestirse con la ayuda de un par de jóvenes criadas. Su vestido presentaba una tonalidad rosa clara pero apagada, con adornos en el pecho, las mangas y la cintura. No era demasiado brillante ni demasaido apagado, y aunque podían pensar que era recargdo, al no poseer más accesorios, no resultaba así, al menos, no para la joven señora.

Vistió a su pequeño-la princesa Helaena hablaba en su carta sobre que quería ver al pequeño-con colores de la casa Tyrell, en tonos verdes y ligeros toques dorados, muy sutiles. Tras terminar de arreglarse, ambos salieron de la habitación, guiados por un par de par de jóvenes criadas. Jancia llevaba a su hijo en brazos, que la miraba con expresión interrogante. Si no había calculado mal, no tendría hambre hasta pasadas unas horas, así que podría "disfrutar" de la velada con tranquilidad, aunque cuando se trataba de Lyonel, nunca se sentía del todo tranquila.

Llegaba ligeramente tarde pues, mientras estaba arreglándose, su pequeño había empezado a llorar y no se había calmado hasta que le había dado de mamar.

Entró en la sala con una sonrisa e hizo una reverencia. -Lamento el retraso, espero que sepa perdonarme-sonó algo angustiada, pues detestaba llegar tarde a sus reuniones, fueran formales o informales, porque lo consideraba de muy mala educación. Con el niño en brazos, se acercó hasta la joven princesa dragón. -Me siento muy honrada porque me hayáis invitados y os pido perdón por el retraso, Lyonel sintió hambre y no podía dejarlo así-se explicó con sinceridad. Estaba segura de que la princesa, siendo madre de tres hijos, entendería su situación-espero que os haya gustado mi pequeño presente

Observó a todas las mujeres de la sala y identificó a una de sus vasallas, a la que dedicó una sonrisa. -me alegra verta lady Lian, lucís tan hermosa como siempre-Jancia se esforzaba mucho por conocer el nombre de todos sus vasallos y sus hijos, llegando a estudiárselos para memorizarlos a la perfección. Halagó su belleza como era costumbre hacer en ese tipo de reuniones, donde todo parecía idílico y perfecto. Hacia mucho que no participaba en ese tipo de reuniones, pues tenía otras obligaciones mucho más importantes pero resultaba un agradable regreso a su juventud aunque la melancolía parecía que no terminaba de abandonarla, aunque sabía ocultarla perfectamente.

Esas reuniones eran parte de su juventud, al igual que los bailes, de una etapa más feliz de su vida donde el dolor parecía ser solo un mito. Para sus adentros, suspiró. Deseaba ser como la joven princesa u otras damas, inocente, feliz y ajena al sufrimiento como había sido una vez.


Última edición por Jancia Tyrell el Miér Jul 27, 2016 10:22 pm, editado 1 vez

Jancia Tyrell
Gran Lady

Gran Lady

Mensajes : 22
Fecha de inscripción : 23/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entretenimiento femenino || Privado

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.