Ambientación
Staff
Interés
Créditos

Ambientación
Nos encontramos en el año 129, en el apogeo del poder de la casa Targaryen. Los Targaryen son numerosos al igual que sus dragones lo cual ha provocado que su hegemonía no tenga discusión por parte de las casas inferiores, no obstante, ese mismo poder puede hacer que la casa reinante se devore a si misma, o eso es lo que los rumores dicen. Las demás casas luchan por conseguir el favor de la casa real, algunas con mayor éxito que otras. Sin duda la casa que más ha logrado trepar ha sido la casa Hightower quien ha hundido sus colmillos fuertemente en la corte del rey y no parece dispuesta a aflojar, algo que molesta bastante a los Velaryon, la otra rama de la familia real, los cuales también arañan por tratar de llegar a la cima después de que el trono les fuera arrebatado en el concilio del año 101. Estas luchas se han intensificado recientemente ya que el rey Viserys está enfermo y cada vez más débil, se dice que no vivirá mucho más lo cual ha creado un ambiente tenso en los seis reinos que conforman el trono de hierro. El gran temor es que la unificación realizada por Aegon el conquistador sea destejida por sus descendientes y que Poniente arda. Dorne permanece independiente e inconquistable, hazaña de la que todos los dornienses se sienten orgullosos, especialmente los Uller los cuales derribaron a Meraxes tiempo atrás.

Reinos
Próximamente...
administración
dragon
Dragon
MP

Novedades
♦23/06♦ Inauguración del Foro
♦27/06♦ Primera trama global
Normas Gráficas
♦Se deben usar PBs de carne y hueso, nunca dibujos.
♦Avatar de 280x350px.
♦Firma Máxima de 500x250px.

Tramas
1° trama: Torneo en Desembarco

Link:
Lugar: Desembarco del rey
Fecha: 10 del mes I
Se Busca
Créditos
El diseño de los gráficos del foro Hermit the Frog, la edición y creación de codes pertenece a Balerion y en ambos casos este material es único y exclusivo de The Dance Of Dragons. El tablón está elaborado gracias a un foro de recursos y modificado igualmente para este foro.
Últimos temas
» fgffgff
Jue Oct 20, 2016 11:55 pm por probando

» Familia primero || Helaena +18
Sáb Sep 03, 2016 7:00 am por Aegon Targaryen

» Throne´s War - Rol Juego de Tronos - {Af. Élite}
Jue Ago 25, 2016 8:55 pm por Invitado

» Qoren Nymeros Martell se coge vacaciones
Vie Ago 19, 2016 2:23 pm por Aliandre Martell

» Pescando [Linys Daer]
Jue Ago 18, 2016 9:06 am por Torrhen Manderly

» La rockola del bardo.
Miér Ago 17, 2016 5:53 pm por William Stoneheart

» Make It Up As I Go - foro activo de famosos - Más de 3 años - Af. Élite
Miér Ago 17, 2016 3:17 pm por Invitado

» Dios bendiga a Estados Unidos, una nación renacida. —Elite
Miér Ago 17, 2016 5:54 am por Invitado

» Una verde tragedia en un mar de negros [Libre]
Miér Ago 17, 2016 12:30 am por Aegon III Targaryen

Estación



otoño
Primer Mes
Año 129
Habitantes
Más Allá del Muro
0
El Norte
2
Tierra de los Ríos
1
Occidente
5
El Valle
3
Islas del Hierro
3
Tierras de la Corona
14
El Dominio
4
Tierras de la Tormenta
1
Dorne
5
Ciudades Libres
1
Bahía de los Esclavos
1
Essos
0
Af. Élite
13/40

Af. Hermanas
4/8


A primeras luces |Baela|

Ir abajo

A primeras luces |Baela|

Mensaje por Rhaena Targaryen el Lun Jul 04, 2016 8:53 pm

DÍA VII|MES I| AÑO 129
Fortaleza Roja| Horas de la madrugada


Las campanas del septo anuncian la salida del sol sobre la capital ponientí. El día inicia con una bruma que se disipa sobre el océano, el barullo en los puertos y las estrechas calles se empieza a hacer notar rápidamente, sin dar tiempo al astro mayor de situarse en el cielo por completo. A esas horas Rhaena suele seguir dormida, pero es su primer día en Desembarco del Rey en un buen tiempo, y los eventos que se avecinan por el cumpleaños de su tío le generan una ansiedad que no le ha permitido mantener los ojos cerrados por mucho. De madrugada, cuando sólo se veía algunos sirvientes y pinches de cocina andar de un lado a otro, la princesa salió de la habitación asignada para ella y su hermana con un vestido de algodón ligero y una capa de lana teñida de azul sobre los hombros. Pacientemente y con una tenue sonrisa en los labios ha reposado desde entonces en una silla de piedra junto a una fuente, en uno de los tantos jardines que ofrece la fortaleza; En sus manos lleva un montón de sobras de maíz y pan que va repartiendo a las aves que se posan en el suelo de roca blanca, pajaritos de todos los colores y cantos se amontonan a sus pies buscando llevarse la mayor parte posible del tesoro.

Sus iris violetas se pasean por los ventanales de las habitaciones en las distintas torres que componen el castillo, esperando que las cortinas se abran pronto para iniciar el día. Rhaena no es una muchacha impaciente, pero la idea del torneo le emociona y casi no puede esperar a ver la llegada de los barcos y las caravanas, los campamentos montados en los valles tras la muralla, estandartes izados, caballeros de armadura esmaltada. Se le revuelve el estómago de sólo pensarlo, Rocadragón es un lugar majestuoso pero de una vivacidad y color más bien austeros, muy chocantes con la personalidad jovial de la princesa que ansía otras cosas más allá de los acantilados salados y el rugido de los dragones surcando el cielo gris. Le alegra salir de esa rutina de vez en cuando y poder presenciar tan magno evento, en su cabeza se arremolinan las imágenes de los Lores en sus caballos robustos y sus doncellas abanicándose al sol inclemente del mediodía, ya se está preguntando qué vestido se va a poner para cada prueba.

Se le acaba entonces la comida que tiene para las aves, que la observan expectantes mientras escasea lo que hay en el suelo. Ella sólo se encoge de hombros y niega con la cabeza, como si ellos le entendieran, se sacude las manos y limpia sus palmas de lo que resta en su vestido blanco, soltando un suspiro de aburrimiento al haberse quedado sin entretención alguna hasta que la gente del castillo despierte. Da un sorbo a un té de menta que ha tomado de la cocina después de desayunar en compañía de las criadas, ya lo ha dejado enfriar al paso de los minutos pero no le pierde el gusto, o quizás ha dejado de importarle por estar demasiado concentrada pensando en todo lo que le espera en el torneo. Se plantea volver a la habitación a buscar a Baela, pero si ella misma con el carácter dócil que tiene detesta ser levantada antes de tiempo, no se atreve a hacerle eso a su hermana por un capricho, con suerte no tardará en levantarse y buscarla, o quizás lo haga cualquiera de sus primos y la saque del tedio de una vez.
avatar
Rhaena Targaryen
Princesa

Princesa

Mensajes : 31
Fecha de inscripción : 01/07/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A primeras luces |Baela|

Mensaje por Baela Targaryen el Lun Jul 11, 2016 11:47 am

Acomodarse en Desembarco del Rey estaba resultado algo más duro de lo normal para Baela. Ella no era amante de las rutinas ni de las comodidades de las grandes ciudades, si bien no despreciaba esas en absoluto. Pero cierto era que no era lo mismo la capital de Poniente que Rocadragón. Tantos nobles con sus ampulosos vestidos y gente que iba y venía por todas direcciones era algo que despistaba en gran medida a Baela acostumbrada a la tranquilidad de su hogar. Chica inquieta era, y tampoco estaba quieta en ningún lugar, sino que aprovechaba para moverse tanto por la Fortaleza Roja como por la ciudad a su placer. Además, algo que tampoco podía menospreciarse era la cantidad de caballeros y nobles que empezaban a llegar en tropel para asistir o participar en el torneo de su abuelo. Ocasión que ella no pensaba perderse por nada del mundo.

Aquella mañana había madrugado para ir hasta el Pozo de los Dragones personalmente y desayunar junto a Moondancer. Este como siempre impaciente se había zampado todo cuanto le llevó Baela, que a parecer de su compañero no fue suficiente. Así que Baela tuvo que acercarse hasta el mercado para comprar más comida. A vece no sabía porque no desistía antes acerca de la dieta de Moondancer, porque parecía imposible que siendo la mitad de grande que el mayor de los dragones comía casi tanto como ellos.

De vuelta al palacio fue a ver si su hermana ya estaba despierta. Tampoco era de madrugar mucho o de estar acostada hasta tarde. Pero tal vez Rhaena aprovechara para relajarse un poco, o por el contrario ir con sus primos y visitar Desembarco del Rey. Fuera casualidad o no, se cruzó con su gemela, topando por poco con ella: - A eso lo llamo yo una menuda casualidad. Justo ahora pensaba en ti. Ha descansado plácidamente mi princesa? – le preguntó Baela bromeando a su hermana.
avatar
Baela Targaryen
Princesa

Princesa

Mensajes : 22
Fecha de inscripción : 24/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A primeras luces |Baela|

Mensaje por Rhaena Targaryen el Lun Jul 11, 2016 11:20 pm

Se pone en pie perezosamente después de un rato, cuando las aves que yacían a sus pies han perdido el interés y echado a volar una a una, ya no tiene mucho más para ocupar su tiempo. Se da vuelta dispuesta a volver a su habitación, o quizás deambular un rato por los pasillos a ver qué se encuentra, y entonces su reflejo se pone en pie frente a ella y le sonríe. Podría jurar que Baela se hallaba durmiendo todavía, se sobresalta y suelta una sonrisa con los labios apretados, tratando de disimular que le divierte cuando su hermana la sorprende.

- Casualidad. Tú siempre piensas en mi, ¿me estabas persiguiendo? - Responde a su tono con otra broma. - Pues... Decir bien es quizás demasiado, me he soñado con las justas, las doncellas, los caballos todos vestidos de colores...no descansé mucho, pero ya no quiero dormir. Quiero ver los últimos barcos amarrar al puerto, escuché que faltan varias casas dornienses por llegar, ¿No quisieras acompañarme un rato? - Esboza una de esas sonrisas inocentes que tan bien se le dan. Su hermana la conoce mejor que nadie, sabe que Rhaena podría manipular a cualquiera con una mirada dulce y un parpadeo, pero no a ella, y sin embargo espera que ceda a sus caprichos. - Además, los dragones estarán tranquilos en el pozo, pero Moondancer es muy joven y es una buena oportunidad para sacarlo a volar un rato, seguro que tiene mucha energía acumulada. - Excusas nada más, las dos lo saben, pero razón no le falta y es que en Rocadragón tienen libertades que no se les permitirán en la capital, dejar semejantes bestias sueltas con tanta gente y alboroto sería una insensatez, tristemente para los animales que mantienen la calma unos días con sus hermanos pero no están hechos para vivir encerrados. Rhaena toma las manos de su hermana entre las suyas, por si el alegato sobre su querida montura no es suficiente para persuadirla. - ¿No estás ansiosa por el torneo? Si esas ideas no te suenan podríamos pasarnos por alguno de los campamentos, a lo mejor nos ganamos el favor de un caballero. - Cómo no, con lo que ansía su hermana Baela un amor de cuentos más que el que tiene con su dragón. Se muerde el labio inferior tratando de contener la risa, con ese comentario podría ganarse una respuesta muy mordaz de esas que a Baela le salen tan bien, un empujón o un pellizco, espera que si no se lo toma con tanto humor sea la primera.
avatar
Rhaena Targaryen
Princesa

Princesa

Mensajes : 31
Fecha de inscripción : 01/07/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A primeras luces |Baela|

Mensaje por Baela Targaryen el Lun Jul 18, 2016 3:36 pm

Baela siempre había sido consciente que era Rhaena la encantadora de la familia. Su sonrisa era capaz de cautivar y abrir los corazones más cerrados e inhóspitos, y su felicidad era contagiosa. Así que no podía menos que abrir los brazos y abrazar a su hermana como si hiciera años que no se vieran. Era feliz de tener a alguien como Rhaena en la familia, y sin duda muchos otros así mismo lo pensaban. Para las dos Desembarco del Rey podía ser un mundo de oportunidades, acostumbradas como estaban en la más tranquila y monótona vida de Rocadragón. Por lo que era normal que ambas se mostraran ociosas y con ganas de hacer cualquier cosa. Y como no, Rhaena ya demostraba esa energía de buena mañana.

Como era de esperar, la curiosidad era una de las mejores cualidades del carácter de su hermana, y ya estaba con ganas de acudir hasta el puerto para ver que familias habrían acudido para el gran evento: - Podemos ir al Puerto, y por el camino parar un momento en las cocinas. Ahora he recordado que me olvidaba de algo… - dijo ella de repente pensando que en había llevado el almuerzo a Moondancer y que ella apenas había comido nada-. Asi que puede ser un buen modo de empezar la mañana, y un buen modo para esconderno de nuestras obligaciones matutinas – dijo Baela alzando una ceja para ver si tentaba a su hermana con aquello, pues ambas tenían sus responsabilidades en la corte, y no podían ser olvidadas de ningún modo.

Haber llevado a Moondancer a dar un paseo habría sido uno de sus grandes deseos en aquel momento, pero sabía que Desembarco del Rey no era como Rocadragón, y que si bien los dragones disfrutaban de todas las comodidades que la capital podía darles, no tenían la libertad que muchos de ellos quisieran: - Esta mañana temprano he pasado a ver a Moondancer. Tal vez será mejor que vuelva más tarde para ver como esta. Me acompañaras? – dijo a sabiendas de que tal vez no era la idea que atrajera más a su hermana. El incidente aun era reciente, pero no quería que Rhaena olvidara que algún día ella tendría su dragón, era su derecho y nada ni nadie se lo podía negar.

Decidió morder el anzuelo y pico ante la propuesta de su hermana: - O te refieres más a ver que caballero se pelea para obtener nuestro favor? Aunque me apuesto lo que quieras que acabo por ganar más favores que tu… - dijo mientras la picaba y le sonreía a continuación.
avatar
Baela Targaryen
Princesa

Princesa

Mensajes : 22
Fecha de inscripción : 24/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A primeras luces |Baela|

Mensaje por Rhaena Targaryen el Lun Jul 18, 2016 10:11 pm

El abrazo de su hermana es recibido con calidez, no es difícil convencer a Baela a menos que se trate de una aburrida lección de protocolo o de baile, y por ello son tan unidas a pesar de sus diferencias, es raro verlas por caminos distintos cuando se trata de curiosear e incluso hacer alguna travesura. Aplaude un par de veces y aprieta los labios conteniendo la emoción mientras su hermana termina de hablar, ya puede ver los barcos esmaltados acercándose a puerto y los nobles de procedencias más curiosas pisar la capital, eso le atrae más que ir al pozo, pero la idea de ver a Moondancer ha sido de ella, por más que a veces sienta una punzada de nostalgia y envidia al ver a Baela con el animal, los quiere a ambos y les acompañará en sus tareas sin ningún problema, Rhaena no es propensa a permitir que los sentimientos venenosos la hagan flaquear.

El reto le saca una carcajada, mira a su hermana de arriba a abajo y luego a sí misma, ataviada con un camisón y una capa muy sobria que no llamaría la atención de nadie, por orgullosa que sea quizás debería darle la razón, pues si bien Baela no va de gala seguro que se robaría todas las miradas si salen juntas en ese momento, el aspecto recién levantado de Rhaena no es exactamente apropiado.

- Quizás sí... Podría pasar por tu sirvienta si no fuéramos iguales. Te diré qué, ve a la cocina y róbate algunos panecillos mientras me pongo algo decente. Entonces podremos apostar. - Chasquea la lengua aceptando el desafío, que en un principio sólo había sido un comentario para fastidiarla pero podría resultar en un reto interesante. - Te veré en veinte minutos en el patio principal, ¿Qué dices? - Aunque quizás deberían informar a su padre, pero le desanima la idea de tener que pasear por la ciudad escoltadas por medio ejército, las hijas consentidas de Daemon Targaryen no salen de Rocadragón sin una cuadrilla vigilándolas, no habría que esperar mucho menos en la propia capital. Se muerde la lengua a sabiendas que si lo menciona seguramente Baela opine lo mismo, pero a diferencia de ella lo llevara más allá e insistiera en escaparse sólo con un guardia, o lo que es peor, solas. Rhaena no tiene un espíritu tan arriesgado como su gemela, y aunque ella no cree que pudiera pasarles nada, los rumores sobre la delincuencia en el lecho de pulgas se han esparcido a otros lugares de la ciudad con el arribo de tanta gente rica, así que preferiría no chistar al respecto, especialmente cuando ellas no podrían pasar desapercibidas con la sangre valyria presente en sus rasgos pálidos.
avatar
Rhaena Targaryen
Princesa

Princesa

Mensajes : 31
Fecha de inscripción : 01/07/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A primeras luces |Baela|

Mensaje por Baela Targaryen el Mar Jul 26, 2016 1:50 pm

Le gustaba ver a su hermana feliz, y estaba muy entusiasmada ante la idea de ir hasta el Puerto Real y ver como las diferentes embarcaciones de las casas más importantes del Reino iban llegando. Tal vez pudieran jugar a adivinar el blasón de aquella familia o de aquella otra, como hicieran años atrás en Rocadragón su hogar. Cualquier cosa era buena para Baela en aquel momento si significaba pasar algo de tiempo junto a su hermana. Y en cuanto a lo que ella quería, pues ver a los caballeros más destacados del reino no le importaba, pero además era algo que la fascinaba. No sentía una gran inclinación por la guerra, pero como su padre era un diestro comandante no era algo ajeno para Baela, y sabia sin duda que disfrutaría viendo las lizas.

Entonces reparo en lo obvio, en que su hermana aun vestía el camisón de dormir, y que se habría levantado hacia nada. Si que era buena idea tomarse un tiempo mientras su hermana se ponía algo de ropa mejor que su camisón y ella se acercaba hasta la cocina para pedir amablemente algunos pastelillos: - Me parece buena idea. Me acercare hasta la cocina, pondré cara de buena niña y pediré amablemente que me den algo de comer. Crees que funcionara? – preguntó Baela con sonrisa pícara-. Venga! Ve deprisa! – dijo mientras se alejaba hacia las cocinas de palacio.

[…]

Momentos más tarde, y con la barriga calmada y feliz, Baela estaba en el patio principal de la Fortaleza Roja, tal como había acordado con su hermana. El ir y venir de la gente era constante, y más en aquellos días. Los capas doradas instaurados por su padre no paraban en su tarea de organizar el trafico además de vigilar que nada se saliera del guion. Baela reconoció que su padre había hecho un excelente trabajo con la guardia de la ciudad. Ella estaba esperando distraídamente en un rincón. Algunos se detenían a saludarla, otros iban derecho hacia sus quehaceres. Desde luego todo el mundo parecía muy ajetreado o demasiado ocupado como para prestarle atención. Tal vez eso sería bueno para que tanto ella como Rhaena fuera solas hasta el Puerto.
avatar
Baela Targaryen
Princesa

Princesa

Mensajes : 22
Fecha de inscripción : 24/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A primeras luces |Baela|

Mensaje por Rhaena Targaryen el Jue Jul 28, 2016 12:32 am

Echa carrera de vuelta a su habitación y entre el equipaje que todavía no se molesta en desempacar por completo saca un vestido verde menta con bordados sencillos en hilo de plata, ni siquiera se cambia las zapatillas, tan aprisa como puede se pone el primer collar que encuentra entre su joyero y pasa un cepillo por su espesa melena platina. Unos tragos de agua con limón, un vistazo al espejo y un rocío de perfume sobre su cuello y muñecas, no necesita más. Se echa al hombro la capa de lana azul que ya llevaba y sale a los pasillos, pero antes de cerrar la puerta clava los iris en una recóndita esquina de la habitación, donde apenas se puede ver la tapa de un cofre; allí yace su huevo, no puede evitar entrar de nuevo y abrir el contenedor asegurándose antes de que nadie le esté espiando, y allí lo encuentra, de escamas opalinas y perfectas. Suelta una plegaria a los Siete en voz baja acariciando su cálida superficie con cariño, a veces se atreve a dormir con él, pero el miedo a dejarlo caer de la cama le ha quitado esa costumbre y aprovecha cualquier momento libre para arrullarlo, como si entre el cascarón pudiera escucharla. Quisiera quedarse, pero no le pasará nada por permanecer ahí, como sí pasará si Baela pierde la paciencia. Cierra la caja de madera con cuidado, echando una última ojeada a su alrededor, y al salir de la habitación pone el cerrojo que sólo sus criadas asignadas pueden abrir.

Con un cosquilleo en el estómago y la cabeza puesta en el cofre que deja atrás echa a andar entre los pasillos, cada piso que desciende están más abarrotados, cuando arriba al patio principal se le hace imposible el gentío que transita allí, controlado por la guardia de su padre. Hacía menos de una hora el silencio reinaba en el castillo, no recuerda que haya estado tan concurrido en ninguna de sus visitas, y no sabe si le emociona o le aterra el impacto que puede tener un torneo en todos los reinos. En una esquina encuentra a su hermana, a quien se acerca en silencio abriéndose paso entre los transeúntes y agarra su mano llevándose un dedo a los labios, Baela no está custodiada y eso debe ser que trama algo.

- ¿Los guardias saben que estamos aquí? - Seguro que ella no ha informado a nadie, las dos saben de sobra que salir con una comitiva no sólo llama mucha atención indeseada, sino que espanta los mejores espectáculos, pues mucha gente entre el pueblo asocia los soldados con problemas y huyen nada más ver sus capas. La guardia dorada parece demasiado ocupada manejando lo que entra y sale de la fortaleza como para reparar en ellas. Rhaena se echa la capucha sobre la cabeza y mira a su hermana apremiante. Ella siempre prefiere andar protegida, pero a veces ese exceso de seguridad las ahoga a ambas y se pierden de muchas cosas, a lo mejor una travesura no hace daño... No obstante, hay demasiada gente y eso la intimida, quizás no debería instar a su hermana a cometer una insensatez, en ese monto no tiene idea de lo que quiere. - No creo que haya manera de salir sin ellos, a lo mejor un guardaespaldas o dos no nos vendrían mal... O podríamos ponernos sus yelmos y así nadie nos toca.
avatar
Rhaena Targaryen
Princesa

Princesa

Mensajes : 31
Fecha de inscripción : 01/07/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A primeras luces |Baela|

Mensaje por Baela Targaryen el Sáb Ago 06, 2016 12:20 pm

Cuando su hermana apareció de la nada y la cogió de la mano, puedo ver como su dedo índice estaba colocado sobre su boca, pidiéndole silencio. Por su mirada pudo ver que era momento de la travesura. Baela levantó un momento la cabeza y vio como los antiguos soldados de su padre iban de un lado a otro atareados con el mucho trabajo que tenían aquel día. Era el momento de las travesuras, y los ojos de Baela destellaron en aquel momento, cogiendo a su hermana con ambas manos: - Puede que si, puede que no. Muchos son los que nos han visto. Pero también son muchos otros los que no nos han visto. Y no tienen por qué vernos como nos alejamos – dijo mientras ella se tapaba con su capucha. Estaban en un lado del gran patio de la Fortaleza Roja, un lugar discreto-. Quieres disfrutar de esta mañana sin que nadie te moleste? Libre de ataduras y sintiendo libre por una vez? – le dijo Baela provocadora.

Entonces cogió a su hermana de la mano y la arrastro entre la gente mientras la obligaba a taparse con la capucha. Antes de salir de la Fortaleza misma dio un pequeño rodeo, para camuflarse entre la gente que iba y venía de forma constante en la fortaleza roja: - Piensa que hay muchas otras gemelas como nosotros en la capital, así que será fácil que nos confundan – dijo ella susurrándole casi al oído de forma picara. Aquello le parecía algo divertido, a la vez que atrevido. Sabía que salir sin escolta por la ciudad podía ser algo arriesgado, pero por desgracia a Baela a veces le gustaban hacer cosas arriesgadas. Pero además quería que su hermana pudiera disfrutar del día tal como a ella le gustaba, libre y a su antojo. Poner guardias y guardaespaldas solo serían un estorbo, y un modo más de llamar la atención. Quería que Rhaena fuera al puerto y pudiera ver como todas las comitivas iban llegando al puerto y tomaban su camino hacia la Fortaleza Roja.

A pesar de poder parecer descuidada, Baela estaba al tanto de todo cuanto pudiera acontecer, sin bajar la guardia. Como ya era habitual en ella además llevaba una pequeña daga escondida. No era mucha protección, pero mejor aquello que nada. Y por una vez confiaba más en su buena suerte. Por suerte para ellas la Fortaleza Roja ya estaba cerca del mar, por lo que llegar hasta el Puerto no fue cosa difícil, y Baela decidió pasar por calles poco transitadas. No tardaron en llegar a su destino. Baela además escogió una parte situada en la muralla marítima de la ciudad para poder tener vistas privilegiadas del lugar: - Que te parece? No ha sido tan difícil no? – pregunto satisfecha.
avatar
Baela Targaryen
Princesa

Princesa

Mensajes : 22
Fecha de inscripción : 24/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A primeras luces |Baela|

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.