Ambientación
Staff
Interés
Créditos

Ambientación
Nos encontramos en el año 129, en el apogeo del poder de la casa Targaryen. Los Targaryen son numerosos al igual que sus dragones lo cual ha provocado que su hegemonía no tenga discusión por parte de las casas inferiores, no obstante, ese mismo poder puede hacer que la casa reinante se devore a si misma, o eso es lo que los rumores dicen. Las demás casas luchan por conseguir el favor de la casa real, algunas con mayor éxito que otras. Sin duda la casa que más ha logrado trepar ha sido la casa Hightower quien ha hundido sus colmillos fuertemente en la corte del rey y no parece dispuesta a aflojar, algo que molesta bastante a los Velaryon, la otra rama de la familia real, los cuales también arañan por tratar de llegar a la cima después de que el trono les fuera arrebatado en el concilio del año 101. Estas luchas se han intensificado recientemente ya que el rey Viserys está enfermo y cada vez más débil, se dice que no vivirá mucho más lo cual ha creado un ambiente tenso en los seis reinos que conforman el trono de hierro. El gran temor es que la unificación realizada por Aegon el conquistador sea destejida por sus descendientes y que Poniente arda. Dorne permanece independiente e inconquistable, hazaña de la que todos los dornienses se sienten orgullosos, especialmente los Uller los cuales derribaron a Meraxes tiempo atrás.

Reinos
Próximamente...
administración
dragon
Dragon
MP

Novedades
♦23/06♦ Inauguración del Foro
♦27/06♦ Primera trama global
Normas Gráficas
♦Se deben usar PBs de carne y hueso, nunca dibujos.
♦Avatar de 280x350px.
♦Firma Máxima de 500x250px.

Tramas
1° trama: Torneo en Desembarco

Link:
Lugar: Desembarco del rey
Fecha: 10 del mes I
Se Busca
Créditos
El diseño de los gráficos del foro Hermit the Frog, la edición y creación de codes pertenece a Balerion y en ambos casos este material es único y exclusivo de The Dance Of Dragons. El tablón está elaborado gracias a un foro de recursos y modificado igualmente para este foro.
Últimos temas
» fgffgff
Jue Oct 20, 2016 11:55 pm por probando

» Familia primero || Helaena +18
Sáb Sep 03, 2016 7:00 am por Aegon Targaryen

» Throne´s War - Rol Juego de Tronos - {Af. Élite}
Jue Ago 25, 2016 8:55 pm por Invitado

» Qoren Nymeros Martell se coge vacaciones
Vie Ago 19, 2016 2:23 pm por Aliandre Martell

» Pescando [Linys Daer]
Jue Ago 18, 2016 9:06 am por Torrhen Manderly

» La rockola del bardo.
Miér Ago 17, 2016 5:53 pm por William Stoneheart

» Make It Up As I Go - foro activo de famosos - Más de 3 años - Af. Élite
Miér Ago 17, 2016 3:17 pm por Invitado

» Dios bendiga a Estados Unidos, una nación renacida. —Elite
Miér Ago 17, 2016 5:54 am por Invitado

» Una verde tragedia en un mar de negros [Libre]
Miér Ago 17, 2016 12:30 am por Aegon III Targaryen

Estación



otoño
Primer Mes
Año 129
Habitantes
Más Allá del Muro
0
El Norte
2
Tierra de los Ríos
1
Occidente
5
El Valle
3
Islas del Hierro
3
Tierras de la Corona
14
El Dominio
4
Tierras de la Tormenta
1
Dorne
5
Ciudades Libres
1
Bahía de los Esclavos
1
Essos
0
Af. Élite
13/40

Af. Hermanas
4/8


Suelten a las bestias [Ghiseras]

Ir abajo

Suelten a las bestias [Ghiseras]

Mensaje por Mazdhan zo Loraq el Lun Jul 04, 2016 3:25 pm

Comienzos del año 128

No era de extrañar que el rey de Meereen recibiese invitaciones de los Sabios Amos de Yunkai o de los Bondadosos Amos de Astapor, muchos pensaban que desde el momento en que se hiciera con el poder de la más grande de las ciudades de la Bahía de los Esclavos Mazdhan zo Loraq comenzaría a poner sus ojos en el resto de la bahía de esclavos, pero quienes pensaban eso se equivocaban, la Sangre de la Arpía había pensado en ello mucho antes de haber concretado sus planes en Meereen.

Un trío de Bondadosos Amos les habían invitado cordialmente a ver los juegos en su ciudad, era una excusa tan valida como cualquier otra para tratar de congraciarse con el monarca, tratar de averiguar sus pasos e intenciones y ver si podían sacar algo de ello una vez hiciera su movimiento. Esa era una guerra donde probablemente no se levantarían amras, sería una competencia de influencias y subterfugios por hacerse con el poder. Aquellos esclavistas que le escoltaban con lujos y regalos hasta el mejor palco del reñidero querían asegurarse de que pasara lo que pasara, seguirían conservando sus privilegios en la ciudad, algo que uno de ellos ya tenía asegurado pues Mazdhan había comprado su lealtad hacía mucho y era él quien había instado a los otros dos a ponerse en contacto con el rey.

- De seguro estaréis complacido con los combates su majestad, hemos escogido nuestros mejores guerreros para que os diviertan. - La Sangre de la Arpia gustaba bastante de los juegos y eso era de conocimiento público, su trato para con los esclavos era déspota pero con un tinte extraño ante los ojos de otros esclavistas, pues aunque valoraba a los esclavos como la mercancía que eran y llegaba a usarlos tan solo por diversión, si respetaba a los que ejercían bien sus oficios dándoles un trato digno, pero con los que no tenian talento o valor no era tan considerado. - De seguro así será. - Dijo al momento en que empezaba el primero de los juegos, las puertas del reñidero comenzaban a abrirse para mostrar la primera ronda de sangre y muerte.
avatar
Mazdhan zo Loraq
Rey

Rey

Mensajes : 32
Fecha de inscripción : 29/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Suelten a las bestias [Ghiseras]

Mensaje por Ghiseras el Lun Jul 04, 2016 5:35 pm

Aquella mañana la Leona dormía en una esquina de su celda, el trato de su amo hacia ella era pésimo, un poco de agua y la ración de comida necesaria para no desvanecerse era lo único que obtenía a cambio de arriesgar su vida cada vez que a su dueño se le ocurría, como recompensa excepcional le limpiaban y cocían las heridas provocadas por hojas. “¡Levántate perra!”, le gritó dándole un puntapié en las costillas. Cada vez que esto ocurría Ghiseras tenía nuevamente el viejo dilema, si responder a la agresión o no. Hace años, cuando apenas era una Cachorra, tuvo la osadía de defenderse de su amo, como castigo recibió una golpiza que lamentó por un par de semanas.
Hoy no pelearás para simples mortales que con suerte tienen un puñado de monedas, así que más te vale no decepcionarme, incluso si mueres trata de que sea un buen espectáculo, hay mucho oro en juego“, le comentó su amo, de nombre desconocido para muchos, pues es un nombre que Ghiseras nunca pronuncia.
El hombre la guió a punta de empujones a que la prepararan, una vez en la sala otras criadas la limpiaron y pusieron una prenda nueva, Ghiseras se extrañó de esto último, hacía mucho tiempo que luchaba con la mismas telas y cueros endurecidos con el sudor y la sangre. La Leona sintió muchos nervios cuando las eslavas también le arreglaron el cabello, ¿por qué hacían esto?, lo normal para ella no era recibir más que un par de insultos antes te ser arrojada a la arena, para matar o morir.
La llevaron hacia la arena, una vez parada frente a la reja, esperando a que esta se levantara, su amo en persona le entregó las dos dagas que solía utilizar en el combate, limpias y afiladas. Ghiseras volvió a tener el dilema, ¿y si acababa con el maldito que la hacía sufrir día a día?, los cerca de diez hombres armados a su alrededor la hicieron dudar, uno de aquellos hombres podría hacerle frente incluso a un Inmaculado.
"Mucha suerte", le deseó su amo poniendo cara de esperanza, justo en el momento que ella empuñaba las armas, ¿esto era real?, quizás la mala alimentación la estaba haciendo delirar, el día había comenzado con el hombre agrediéndola y ahora la trataba casi como un amoroso padre trata a su hija.
La Leona de Astapor salió a la arena, el sol la encegueció por un segundo, aun no daba cuenta de lo que tendría que enfrentar esa jornada.
avatar
Ghiseras
Guerrero

Guerrero

Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 03/07/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Suelten a las bestias [Ghiseras]

Mensaje por Mazdhan zo Loraq el Lun Jul 04, 2016 7:11 pm

Uno de los Bondadosos Amos que hacía de anfitrión comenzó a explicarle al invitado de honor sobre el primer evento que tenían preparado, Mazdhan bebió un poco de licor de Yi-Ti mientras mantenía la mierda fija en la arena y escuchaba lo que aquel hombre tenía que decir. - Nuestro primer combate su excelencia es un encuentro entre cuatro bestias. - La cara de decepción del rey al escuchar eso debió ser tan notoria que el hombre volvió en sus palabras de inmediato para hacer una mejor explicación sobre el juego. - Pero no son bestias comunes y corrientes, son las mejores en su tipo. - El hombre hizo una señal y la primera de las puertas se abrió dando pasa a una guerrera de dorada melena que portaba dos dagas. - Ella es la leona, la campeona de la ciudad y una de las mujeres con mayor fiereza que haya visto este reñidero. - Sin duda la mujer se veía como una guerrera competente y podía entender el sobrenombre de leona, pero aún así distaba de ver que interes especial podría tener todo ese asunto. -

Una segunda compuerta se abrió mostrando al segundo guerrero, un hombre de gran tamaño y corpulencia que llevaba un hacha de mano y escudo. - Es la Bestia Roja, un hombre que de tal tiene bien poco, se dice que no le basta con derrotar a su enemigo, incluso comienza a devorarlos una vez han caído como si fuera una bestia en frenesí. - No solo había escuchado rumores de aquel guerrero, peleaba en nuevo Ghis y en una ocasión había sido invitado a ver una de sus peleas, y podía confirmar que lo que decía no eran solo rumores. Al parecer esto empezaba a ponerse interesante.

La tercera reja de levanto para mostrar a un guerrero de tez oscura como la noche y contextura delgada pero fibrosa. - Es el Tigre del Verano, un esclavo capturado de las islas del verano que se dice ha ganado cien batallas con su lanza. - La mirada felina y unos tatuajes como rayas anaranjadas de seguro le habían valido para conseguir dicho sobrenombre, pero algo le decía que aquel hombre sería uno de los más duros de acabar.

Por último la cuarta reja se abrió, para sorpresa de todos no fue un guerrero lo que se vio sino unos esclavos acarreando una jaula que contenía un enorme Hrakkar, la cuarta bestia de ese combate era un verdadero león traído de las llanuras dothraki, Mazdhan les había visto en el pasado pero ese era el espécimen más grande que hubiese visto. - Solo una de las cuatro bestias podrá dejar la arena con vida. - Y por la ferocidad y los rugidos el hrakkar pensaba ganar ese lugar. - ¿Esto complace a su majestad? - La mirada del rey brillaba por el entusiasmo de semejante escenario, aunque no tenía nada que no hubiese visto la puesta en escena era muy interesante, los participantes se veían competentes y la fiera única en su tipo. - Vuestra invitación ha sido bien recibida, Meereen recordara la bondad de sus anfitriones. - Todo el séquito de Bondadosos Amos pareció sonreir y quien le diese la explicación hizo un gesto con la mano para que liberasen a la bestia, cuya primera acción fue despedazar a los esclavos que le habían liberado, ni siquiera había saltado a comerlos, solo a despedasarlos con sus garras como si fuese un juego. La pregunta sería que harían los esclavos ante ello, el sacrificio les daría apenas tiempo de alistarse y pensar una estrategia antes de que fuera su turno.
avatar
Mazdhan zo Loraq
Rey

Rey

Mensajes : 32
Fecha de inscripción : 29/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Suelten a las bestias [Ghiseras]

Mensaje por Ghiseras el Mar Jul 05, 2016 2:38 am

Después de un diálogo tácito se armaron las parejas, al parecer el gran Hrakkar fue el que tomó la decisión, pues se quedó con la mirada fija en el hombre más corpulento y comenzó a acecharle. En esa zona de la arena el duelo sería entre la Bestia Roja y la Bestia Blanca. El Tigre y la Leona cruzaron sus miradas, ambos comprendieron que esa sería la última vez que cruzarían sus miradas. El Tigre del Verano asumió postura de combate y avanzó lentamente hacia Ghiseras, ella se mantuvo quieta totalmente. El moreno guerrero lanzó un grito antes de dar la primera puntada con su lanza, la Leona se movió suavemente para evadirla, sin hacer un mayor esfuerzo, casi como danzando en la arena. Le siguió una segunda y una tercera arremetida con la lanza, ninguna siquiera se acercó a ella. En la frustración del Tigre arremetió con su lanza de izquierda a derecha, tal como si fuese una espada. Ghiseras dio un paso atrás para evadir el corte.
El luchador tatuado dejó ver sus blancos dientes que contrastaban con el tono de su piel mientras sonreía, la Leona se percató que en su viente tenía dos tajos superficiales interrumpidos por su ombligo. La piel estaba ligeramente erosionada y una diminuta gota de sangre se asomó en uno de los cortes, no sería necesario zurcirla pero eso de igual manera hizo que la ira se apoderara de la Leona, quien también le mostró sus dientes, pero no en una sonrisa.
La Leona se le abalanzó y el Tigre intentó dar otro golpe igual al anterior para mantener la distancia, pero la guerrera de Astapor saltó por encima de su lanza y tiró dos cortes rápidos con sus dagas, el luchador de las Islas del Verano trató instintivamente de retroceder con su lanza hacia el frente, pero el segundo corte lo alcanzó. La línea que tenía sobre el brazo ya no era un tatuaje, sino la carne abierta. Soltó la lanza y Ghiseras rápidamente la apartó de su cercanía dándole un puntapié, pero cuando se giró nuevamente para enfrentar a su adversario un puñetazo la hizo caer soltando sus dagas.
El Tigre del Verano tomó por el cabello a la Leona de Astapor y comenzó a darle de patadas en la cara. Ghiseras tenía ya el labio reventado e intentaba inútilmente cubrir su cara con sus manos, comenzaba a nublarse su vista cuando en un último intento levantó el brazo y metiendo su mano bajo las prendas del Tigre le exprimió los testículos con sus últimas fuerzas hasta que la soltó. Ambos cayeron al suelo, la Leona escupiendo sangre.
avatar
Ghiseras
Guerrero

Guerrero

Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 03/07/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Suelten a las bestias [Ghiseras]

Mensaje por Mazdhan zo Loraq el Jue Jul 07, 2016 5:23 pm

Cuando el hrakkar fue liberado este fue contra el más grande de las otras bestias, Mazdhan al ver el escenario había asumido que los tres guerreros unirían fuerzas para derrotar al animal y luego saldar sus diferencias en un combate, pero las cosas no se dieron así lo cual era una agradable sorpresa, quizas sus dueños les habían amenazado para que no hicieran eso, pues de lo contrario le quitaría algo de gracia al combate.

Mientras le hrakkar buscó a su presa, la leona y el tigre comenzaron a danzar. La mirada del rey de Meereen n perdía detalle de todo lo que sucedía en la arena y no pudo evitar pensar de que las piezas se habían dispuesto de forma de beneficiar a la fiera de blanco pelaje, probablemente quien tendría mayores posibilidades contra el animal era al que llamaban el tigre, pues su lanza le permitiría mantener a raya a la bestia sin ponerse en la primera linea del ataque. había visto a la bestia roja en acción, incluso había pensado en comprarlo para su entretenimiento personal pues gustaba de un hombre que hacía de la matanza más que un espectáculo una verdadera obra de arte, sin embargo parecía ser tarde para eso, el león tanteaba el terreno con gran seguridad como intuyendo que el hacha del guerrero n le sería de gran utilidad.

Tras soltar un rugido la criatura se lanzó contra el guerrero que tan solo había logrado rozar con ataques su pelaje, el instinto fue usar su escudo par detenerlo, probablemente acostumbrado a que con su fuerza podía estampar cualquier arremetida por fuerte que fuese. Pero su instinto, aquel que le llevase por la senda de la victoria tantas veces en el pasado había sido su perdición. La fuerza del animal supero con creces la del guerrero quien cayó de espaldas contra el suelo su hachazo logro herir al hrakkar aunque solo de forma superficial mientras que la mordida que este le profirió acabó desgarrándole la mitad del cuello. Mientras el león blanco devoraba a la bestia roja, la leona y el tigre caían al suelo, la mirada del león entonces se posó en ellos, interesada por las nuevas presas que caían literalmente a sus patas.
avatar
Mazdhan zo Loraq
Rey

Rey

Mensajes : 32
Fecha de inscripción : 29/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Suelten a las bestias [Ghiseras]

Mensaje por Ghiseras el Vie Jul 08, 2016 9:18 am

Lamentablemente para el Rey Mazhdan, se había perdido la parte más emocionante del duelo entre la Leona y el Tigre, lo que vino a continuación solo fue un ensañamiento por parte de la guerrera de Astapor. Quien se levantó lenta pero decididamente. Una cosa eran unos cuantos cortes menores en un enfrentamiento, solo unas cuantas cicatrices más para presumir, pero el ser humillada ante la multitud al tomarla su rival por el cabello y patearle en la cara era algo que la llevó al descontrol. Ghiseras nunca emitía sonido alguno, combatía en completo silencio. No dialogaba ni gritaba en la arena, el duro entrenamiento había sido efectivo y su amo lo había conseguido su objetivo con los intensos tormentos que le infería, pero aquella jornada por primera vez se escuchó un leve gemido cuando la Leona después de tomar la daga más cercana lanzó un corte hacia el Tigre del Verano. Quien aún desde el piso, adolorido, intentó cubrirse torpemente y solo obtuvo como recompensa un profundo corte en ambas palmas de sus manos. Al parecer el duelo más previsible comenzaba a declinarse por el resultado menos esperado. La Leona dio una rápida ojeada a las otras bestias, al parecer el hrakkar se tomaría unos cuantos minutos devorando a su víctima. Tiempo de sobra para que ella ajustara las cuentas con el Tigre. Ghiseras volvió a lanzar otro corte e hirió aún más la mano derecha del moreno rival. Ella se posó sobre él y comenzó a disfrutar del momento, salvo por las manos, ningún otro corte que le realizó era profundo. La sangre poco a poco comenzó a teñir la arena, quedando ambos sobre un pequeño charco rojo. El cuerpo del Tigre del Verano estaba casi inmóvil pero aún seguía vivo, la vitalidad no se escapaba aún de sus ojos. La Leona le escupió su propia sangre que le manaba de los labios. “No los necesitarás, después de todo ni mereces ser llamado hombre”, le susurró la astapori sin saber si comprendería el idioma valyrio antes de seccionarle los huevos. Era la primera vez que hablaba desde que su amo se lo prohibiera, probablemente recibiría un duro castigo si salía viva ese día, pero eso no le importó. El placer de ver a aquel hombre agonizando era aún mayor. Cuando ya veía que a su rival no le quedaba mucho, enterró lentamente el puñal en su estómago hasta sentir como la hoja se atascaba contra la columna vertebral. Una vez llegado a este punto presionó una sola ver con fuerzas y sintió como se partió. A pesar del alboroto de la multitud, probablemente todos notaron el momento que la guerrera lo partió. Luego se levantó, cubierta en sudor y sangre para mirar a su último obstáculo para sobrevivir ese día.
avatar
Ghiseras
Guerrero

Guerrero

Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 03/07/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Suelten a las bestias [Ghiseras]

Mensaje por Mazdhan zo Loraq el Lun Jul 11, 2016 6:51 pm

Desde el balcón tenía plena visión de aquel escenario, como con cada movimiento las piezas de aquel tablero comenzaban a moverse para mejorar sus posibilidades de lograr la supervivencia, de ahí pudo ver los ágiles movimientos de la leona que se levantaba tras la caida en conjunto con el tigre. El control en sus movimientos parecía haber sido reemplazado por una ira desenfrenada que bien podría serle de utilidad para acabar con el tigre antes que recuperase sus fuerza o bien podría ser la causa de que acabase siendo devorada por una de las bestias, pues el cambiar concentración por ímpetu era un arma de doble filo.

Pudo ver que ambos dueños hacían muecas de disgusto, podía comprender que el del tigre lo hiciera al ver como la leona era quien tomaba la iniciativa, pero al parecer la guerrera había hecho algo que molestase a su amo, nada que pudiera hacer ya que el trato con sus mercancías entre los esclavista era tan amplio como la gamma de colores en el mundo. la guerrera aprovecho que el hrakkar estaba devorando a la bestia roja realizando cortes al caído felino, más nada definitivo, parecía que el león blanco no era el único que gustaba de jugar con sus presas. Su siguiente ataque fue hasta la entrepierna del tigre y de un movimiento desprendió al tigre de sus gónadas, aquel acto provocó en el rey una sonrisa lo cual hizo que los esclavistas presentes sonrieran junto con él, incluso del dueño de la única luchadora que de momento sobrevivía al juego. Pero el rey no sonreía particularmente por aquel desmembramiento sino por la escena en sí misma, podía sentir la agonía de aquel hombre y eso era lo que siempre le había gustado de los reñideros, ver a grandes luchadores caían y que toda la efímera gloría que habían alcanzado se les escurría como agua entre los dedos.

La forma de acabar con el tigre acentuó la sonrisa del monarca, el sonido de la columna al romperse se había escuchado con claridad desde su locación, no dejaba de ser llamativo incluso en los reñideros, pues aunque algunas mujeres pudieran llegar a lograr dicha hazaña, el que se diese el tiempo para algo así teniendo una amenaza inminente a unos cuantos metros era una muestra de confianza absoluta, la leona estaba convencida de que podría ganarle al hrakkar, pero a veces la confianza era una amante cruel. la mirada de la leona fue a la bestia blanca y esta le correspondió el gesto levantando la cabeza de lo poco y nada que había quedado del otro guerrero, lo único que restaba de la bestia roja era el rojo en el hocico del león y una mancha en el piso de restos de vísceras y sangre. Tras relamerse el bigote al mirar a la rubia el enorme león blanco se lanzó a por ella con una velocidad impropia de un animal de su calibre.
avatar
Mazdhan zo Loraq
Rey

Rey

Mensajes : 32
Fecha de inscripción : 29/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Suelten a las bestias [Ghiseras]

Mensaje por Ghiseras el Vie Jul 15, 2016 7:44 am

Allí quedaron ambos en un duelo entre leones. El hrakkar comenzó a acecharla y arrinconarla, Ghiseras no tenía muchas opciones ante semejante bestia, al menos no con sus pequeñas dagas. La Leona trató de guiar al león blanco hacia un lado y hacia el otro, una vez comprobó que la seguía más o menos a su gusto dio una vuelta hasta quedar cerca de la lanza del Tigre del Verano. Hábilmente con su pie la levantó de un golpe y la tomó en el aire, ante la mirada atónita del público, haciendo salir de ellos un aplauso espontáneo. La Leona giró con la lanza del Tigre haciendo retroceder a la bestia blanca que antes la acechaba. Ghiseras intentó darle una puntada pero la lanza fue desviada con vigor por una de las garras del hrakkar. La astapori intentó nuevamente con mayor fuerza, pero falló otra vez y quedó expuesta, la carne de su muslo quedó desgarrada después de un tímido pero eficaz zarpazo de la bestia. Aun podía caminar, a pesar del dolor, siguió moviéndose en todo momento para no ser un blanco tan fácil. Luego el hrakkar arremetió contra ella y, tratando de evitar el golpe, Ghiseras cayó en la arena. La herida abierta de su pierna seguía sangrando mucho, pero aún le quedaba algo de tiempo antes que la pérdida del líquido color lacre la hiciera desvanecerse en pleno combate. La Leona desde el suelo lanzó una de sus dagas a la bestia apenas esta posó sus dos patas delanteras, un gran rugido silenció la arena. Ghiseras comenzó a levantarse, siempre con la lanza hacia adelante para mantener una distancia segura con su contrincante. Finalmente de pie se decidió a arremeter contra el hrakkar, hiriéndose mutuamente en un mismo movimiento, la lanza se partió y la bestia acabó con la punta clavada entre su vientre y una de sus patas traseras, cojeando, mientras la Leona acabó con parte de su brazo izquierdo y el torso arañado a la altura del riñón. Con la carne abierta entre piel y vestiduras rasgadas. Ghiseras tomó su segunda y última daga y la lanzó hacia la cara de la bestia, quedando enterrada en el sitio donde anteriormente se encontraba uno de sus ojos. Una vez más repuesta, y con la bestia algo descontrolada, se acercó sigilosamente y arrancó el trozo de la punta de lanza primero, de donde la sangre salió con fuerza y no paró de chorrear. Luego algo más confianzuda retiró sus dagas del hrakkar, al sacar la segunda daga del cráneo la moribunda bestia intentó dar una dentelleada que Ghiseras hábilmente eludió. A diferencia del Tigre del Verano Ghiseras le dio un final rápido al león blanco, pasando por debajo de su garganta la daga. Acabando con su sufrimiento.
avatar
Ghiseras
Guerrero

Guerrero

Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 03/07/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Suelten a las bestias [Ghiseras]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.