Ambientación
Staff
Interés
Créditos

Ambientación
Nos encontramos en el año 129, en el apogeo del poder de la casa Targaryen. Los Targaryen son numerosos al igual que sus dragones lo cual ha provocado que su hegemonía no tenga discusión por parte de las casas inferiores, no obstante, ese mismo poder puede hacer que la casa reinante se devore a si misma, o eso es lo que los rumores dicen. Las demás casas luchan por conseguir el favor de la casa real, algunas con mayor éxito que otras. Sin duda la casa que más ha logrado trepar ha sido la casa Hightower quien ha hundido sus colmillos fuertemente en la corte del rey y no parece dispuesta a aflojar, algo que molesta bastante a los Velaryon, la otra rama de la familia real, los cuales también arañan por tratar de llegar a la cima después de que el trono les fuera arrebatado en el concilio del año 101. Estas luchas se han intensificado recientemente ya que el rey Viserys está enfermo y cada vez más débil, se dice que no vivirá mucho más lo cual ha creado un ambiente tenso en los seis reinos que conforman el trono de hierro. El gran temor es que la unificación realizada por Aegon el conquistador sea destejida por sus descendientes y que Poniente arda. Dorne permanece independiente e inconquistable, hazaña de la que todos los dornienses se sienten orgullosos, especialmente los Uller los cuales derribaron a Meraxes tiempo atrás.

Reinos
Próximamente...
administración
dragon
Dragon
MP

Novedades
♦23/06♦ Inauguración del Foro
♦27/06♦ Primera trama global
Normas Gráficas
♦Se deben usar PBs de carne y hueso, nunca dibujos.
♦Avatar de 280x350px.
♦Firma Máxima de 500x250px.

Tramas
1° trama: Torneo en Desembarco

Link:
Lugar: Desembarco del rey
Fecha: 10 del mes I
Se Busca
Créditos
El diseño de los gráficos del foro Hermit the Frog, la edición y creación de codes pertenece a Balerion y en ambos casos este material es único y exclusivo de The Dance Of Dragons. El tablón está elaborado gracias a un foro de recursos y modificado igualmente para este foro.
Últimos temas
» fgffgff
Jue Oct 20, 2016 11:55 pm por probando

» Familia primero || Helaena +18
Sáb Sep 03, 2016 7:00 am por Aegon Targaryen

» Throne´s War - Rol Juego de Tronos - {Af. Élite}
Jue Ago 25, 2016 8:55 pm por Invitado

» Qoren Nymeros Martell se coge vacaciones
Vie Ago 19, 2016 2:23 pm por Aliandre Martell

» Pescando [Linys Daer]
Jue Ago 18, 2016 9:06 am por Torrhen Manderly

» La rockola del bardo.
Miér Ago 17, 2016 5:53 pm por William Stoneheart

» Make It Up As I Go - foro activo de famosos - Más de 3 años - Af. Élite
Miér Ago 17, 2016 3:17 pm por Invitado

» Dios bendiga a Estados Unidos, una nación renacida. —Elite
Miér Ago 17, 2016 5:54 am por Invitado

» Una verde tragedia en un mar de negros [Libre]
Miér Ago 17, 2016 12:30 am por Aegon III Targaryen

Estación



otoño
Primer Mes
Año 129
Habitantes
Más Allá del Muro
0
El Norte
2
Tierra de los Ríos
1
Occidente
5
El Valle
3
Islas del Hierro
3
Tierras de la Corona
14
El Dominio
4
Tierras de la Tormenta
1
Dorne
5
Ciudades Libres
1
Bahía de los Esclavos
1
Essos
0
Af. Élite
13/40

Af. Hermanas
4/8


Un león y una rosa en ciudad de dragones (Lyman Lannister)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Un león y una rosa en ciudad de dragones (Lyman Lannister)

Mensaje por Garth Tyrell el Dom Jul 03, 2016 12:39 am

El viaje desde Altojardín hasta la ciudad de Desembarco del Rey había sido lento en la caravana de los Tyrell. Al menos para el gusto de Garth, quien acostumbraba a ir cabalgando a los sitios para llegar cuanto antes. Pero desde que salieron de Altojardín, se habían ido uniendo cada vez más dominenses a la caravana, lo cual había ido ralentizando el paso. Y no solo nobles. Otros tantos eran caballeros errantes que iban a participar en el torneo y habían aprovechado que se habían topado con la gran caravana para hacer el viaje acompañados. Aun así, habían llegado a Desembarco el día que Garth había calculado y aquello era un alivio para él. Había acordado quedar con ser Lyman Lannister en una de las tabernas de la ciudad y había confiado en llegar a tiempo. Era cierto que podría haberse separado de la caravana y haber cabalgado solo hasta la ciudad, sí, pero se negaba a dejar solas a sus hermanas. Aunque sabía que había guardias de sobra que las protegerían, desde la muerte de su hermano mayor, Garth en cierto modo se había vuelto más protector con ellas.

Cuando al fin llegaron a la capital de los Siete Reinos y lo hubieron preparado todo, Garth se lavó para quitarse el polvo del camino y se puso nuevos ropajes. Hacía lunas que no veía al Lannister y estaba deseando reencontrarse con él. Ambos se habían conocido años atrás, cuando eran todavía unos adolescentes y Lyman visitó el torneo que se celebró en Altojardín para celebrar la mayoría de edad del hermano mayor de garth, quien luego heredaría el Dominio. Al principio chocaron un poco pero no tardaron en hacerse camaradas y finalmente, amigos. Desde entonces se habían visto en varias ocasiones, sobre todo cuando Garth tenía que viajar a Roca Casterly en nombre de su hermano. En cuanto terminaba su misión diplomática, Garth pasaba unos días en la Roca, en compañía de Lyman y más de una vez habían recorrido las calles de la Roca, en busca de diversión. Claro que no todo eran momentos amigables, habían tenido sus peleas, discusiones y rencillas. De hecho, su primer encuentro acabó con un duelo por ver quién era el mejor de los dos, algo que incluso después de tanto tiempo, podía ser motivo de otro duelo o de pullas. Aunque obviamente estos duelos nunca iban del todo en serio.

A su llegada a la ciudad, Garth ya había visto los estandartes de los leones y las tiendas de un rojo carmesí, características de la casa Lannister así que no le cabía ninguna duda de que Lyman también se encontraba en la ciudad. Así que, dejando a sus hermanas y a su cuñada ocupadas con sus vestidos y el resto de sus equipajes, cogió su capa y se adentró en la ciudad. Se había vestido con ropas discretas -algo raro en él- aunque portaba un pequeño blasón con la rosa dorada en el pecho de su jubón, éste quedaba tapado gracias a la capa color marrón que llevaba encima. No quería llamar la atención ni que nadie lo reconociera como Tyrell, y menos cuando iba solo. Sabía que la mayoría de las calles de Desembarco no eran seguras para los nobles pues siempre había ladrones y secuestradores dispuestos a sacar tajada de un encuentro con un noble, y aunque Garth llevaba su espada al cinto, debajo de la capa, prefería no meterse en peleas con ladrones.

Atravesó la calle del Lodazal y se internó por una callejuela secundaria, más estrecha. Estaba atardeciendo pero las calles estaban llenas de gente y niños que iban y venían y de mendigos que suplicaban por una moneda. Garth arrugó la nariz. El desagradable olor que despedía la ciudad se podía percibir casi antes de verla, pero al caminar entre las calles, la peste era aún mayor. Garth, acostumbrado como estaba al suave aroma de los jardines de Altojardín, estaba seguro de que nunca se acostumbraría al olor de Desembarco. En mitad de la calle había una posada, la"Dos Espadas". Seguramente no era la mejor posada de la ciudad pero Garth ya la había visitado en otras ocasiones, no se estaba mal y al menos servían cerveza y vino decentes.

Entró en la taberna y recorrió la estancia con la mirada. Era amplia, con sillas y mesas. Había velas repartidas por todas las paredes, iluminando bien el lugar y al fondo, unas escaleras conducían a las habitaciones pues la taberna era también posada. Por sus ropas, le pareció que los hombres todos ellos plebeyos y trabajadores del puerto o los mercados; la mayoría estaban ya bastante borrachos, gritaban y reían mientras bebían o manoseaban a algunas de las taberneras que les servían las bebidas, por lo que había bastante jaleo.

No vio al rubio así que suponía que no había llegado todavía. Con un suspiro, se dejó caer en una silla y pidió una copa de vino mientras observaba, distraído, a unos hombres que tenían sentadas a un par de mujeres sobre sus piernas y reían y hablaban a gritos.

Garth Tyrell
Caballero

Caballero

Mensajes : 13
Fecha de inscripción : 30/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un león y una rosa en ciudad de dragones (Lyman Lannister)

Mensaje por The Golden Lion el Dom Jul 03, 2016 6:05 am

Luego de un largo viaje a Desembarco del Rey, Lyman por fin había llegado a la hedionda capital de los Siete Reinos. Si no fuera por el torneo y, si no fuera porque tenía otros motivos de importancia para asistir, como la reunión que iba a tener en una de las innumerables posadas de la capital con su viejo amigo Garth Tyrell, probablemente jamás se habría molestado en andar haciendo tal agotador viaje.
Terminó dirigiéndose hasta la posada en la que habían quedado... "Dos Espadas". En cierta manera, hasta el nombre era gracioso teniéndolos en cuenta a ambos... Dos fanáticos de los combates y los duelos que parecían estar siempre compitiendo, a menudo, por ver quien era el mejor guerrero. Disfrutaba con eso de parte del Tyrell... Y aunque odiase admitirlo, lo cierto era que Garth era una de las pocas personas que le habían significado un verdadero reto en el combate, uno de los pocos a los cuales consideraba realmente a su altura con una espada.
Iba vestido de manera sencilla, con un jubón de cuero de color marrón, y unos pantalones a juego, donde se veía a su espada, Garra de León, envainada. No tenía demasiado que lo identificara como un Lannister de la Roca, más allá de sus rizos de color rubio dorado, brillantes al sol y sus ojos claros.
Llegó hasta la puerta de la posada y entonces buscó desde aquella posición a la persona que buscaba... Y lo encontró.

Lo encontró no muy lejos, en una de las mesas, pero si de espaldas a la puerta. Aquellos cabellos enrulados le eran inconfundibles. Lannister esbozó una sonrisa muy amplia al verlo.
Se acercó por detrás y vio que su amigo estaba observando a unos hombres, en evidente estado de alcoholismo, que tenían a unas bellas muchachas sobre sus regazos y que reían y hablaban en voz alta. Lyman puso una mano en uno de los hombros de Garth para llamarle su atención y, en broma le dijo:
- ¿Andas mirando a las chicas o a los hombres, amigo? Son cuarentones borrachos, no creo que sean mucho del estilo de nadie. - soltó una risa jovial y se limitó a apretar con algo de fuerza el hombro del dominense a modo de saludo. Acabó por sentarse en una de las sillas cercanas mientras miraba al Tyrell, con una sonrisa amplia en sus labios. - No creí que fuera a decirte algo como esto, pero es bueno volver a verte.- y, ¡por supuesto que lo era! Hablar con soldados y guerreros comunes era divertido hasta cierto punto, pero solamente podía conseguir un entretenimiento verdadero con alguien que estuviera su altura, como lo era el muchacho de Altojardín.
avatar
The Golden Lion
Rey

Rey

Mensajes : 84
Fecha de inscripción : 30/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un león y una rosa en ciudad de dragones (Lyman Lannister)

Mensaje por Garth Tyrell el Mar Jul 19, 2016 1:01 am

Off Rol: Mil perdones por la tardanza y por lo corto del post, en serio, pero tuve una serie de problemas personales que me impidieron pasarme por aquí. Pero contestaré más rápido a partir de ahora


Se encontraba sentado, observando con aire aburrido a aquel grupo de hombres, dándole vueltas al vino que acababan de traerle mientras se preguntaba si su amigo tardaría mucho en llegar. En general, no le gustaba esperar, aunque a ciertas personas, como sus hermanas, no le molestaba esperarlas… y tampoco a Lyman, debía reconocerlo. Siempre merecían la pena los momentos que pasaba con él y a falta de un verdadero hermano, que había fallecido años atrás, Lyman era lo más parecido a uno que tenía. O al menos Garth lo consideraba así, aunque su orgullo fuese demasiado grande como para reconocerlo ante el Lannister en voz alta.

Entonces de pronto sintió una mano sobre su hombro, lo que le hizo tensarse durante un leve instante hasta que, al alzar la cabeza, vio de quién se trataba. Garth dejó escapar una pequeña risa, relajándose -Bueno, con algo tendré que entretenerme mientras espero ¿no?-replicó, riendo levemente, a su primer comentario -Y aunque no lo creas, esos cuarentones borrachos pueden ser divertidos cuando llevan encima más copas de las que pueden aguantar-su sonrisa se amplió aún más al escuchar el comentario de su amigo -Y yo a ti. Lo reconozco-volvió a dejar escapar una carcajada -Ya me puedes contar qué has estado haciendo todo este tiempo, que no has podido ni venir a visitarme-comentó con una media sonrisa, pero aunque por sus palabras lo pareciera, no le reprochaba nada. Incluso el propio Garth había tenido siempre bastantes asuntos que atender, y sobre todo más preocupaciones en la cabeza desde que su hermano muriese. Y aunque confiaba en su cuñada Jancia, a veces tenía la sensación de que sus consejeros más bien quería sacar provecho de su puesto que hacer realmente lo mejor para el reino. Por ello a veces, le era difícil dejar Altojardín –Te apuntarás al torneo ¿no? Espero verte por lo menos en las justas. No podré apuntarme a la melé, así que si te apuntas, esta vez tendrás una oportunidad de ganar-bromeó. Aunque si Lyman participaba, realmente esperaba que fuese su amigo el que se alzara con la victoria. Sabía lo mucho que se esforzaba y que no era nada fácil esforzarse de aquella manera para llegar a ser tan buen espadachín, aunque se tuviese un talento natural para la espada. Así que para Garth, Lyman se lo merecería sin lugar a dudas.

-Por cierto, me pregunto por qué habrá decidido el rey celebrar este torneo por su día del nombre ¿crees de verdad que...-bajó la voz -no le queda mucho de vida?-aquello era algo que ya se había comentado en la corte de Altojardín. Y seguramente en otros rincones de Poniente.

Garth Tyrell
Caballero

Caballero

Mensajes : 13
Fecha de inscripción : 30/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un león y una rosa en ciudad de dragones (Lyman Lannister)

Mensaje por The Golden Lion el Mar Jul 19, 2016 10:24 pm

A veces podía decirse que hasta eran reconfortantes charlas de aquel estilo, y cuando Garth le dijo aquello de que los cuarentones con varias copas de más eran divertidos, Lyman no pudo evitar soltar una carcajada muy ligera. Luego miró al Tyrell y le dijo:
- Bueno, vaya gustos tienes... Personalmente creo que están demasiado gordos, si fueran más jóvenes y tuvieran mejor figura, quizá hasta me plantearía eso de que pueden resultar divertidos ebrios...
Era relajante. Por una vez, Lyman podía olvidarse un poco de las intrigas de la corte, porque se imaginaba que desde que desde su llegada a Desembarco y en los días que le quedaban en la capital, eso era lo que más iba a abundar. Se encontraba en la ciudad más grande e importante del continente. El mayor nido de víboras de los Siete Reinos. Era un privilegio poder estar sin demasiados cuidados en ese momento.
- En cuanto a lo que hice...- se puso a pensar y se encogió de hombros - Más prácticas y entrenamientos que otra cosa, después de todo, sabes que eso es lo que me gusta por sobre todas las cosas. Lamento no haber visitado Altojardín con asiduidad, pero te prometo que apenas pueda, luego del torneo, me verás por allí.- le guiñó con suavidad un ojo.

Luego escuchó sus dudas con respecto al torneo y al estado del rey Viserys. Lyman se tenía realmente fe en lograr una victoria en las competencias, pero lo cierto es que, obviamente, no luchaba sólo. Los demás también iban a pelear y claramente no se dejarían ganar. Según sabía, muchos buenos luchadores se habían anotado en las actividades y las batallas serían realmente duras. Cuando Garth le reveló que no podría apuntarse en la melé, Lyman frunció el ceño:
- Oh, y yo que esperaba hacerte morder el polvo en la arena.- bromeó y agregó: - Pero espero poder enfrentarme contigo cuando toque justar. Aunque habría que hacer una apuesta que el que pierda deba pagar ¿sugerencias?
En eso estaban cuando miró hacia la zona donde estaba el posadero e hizo una seña de que deseaba algo para beber. Al instante, uno de los empleados de la taberna apareció con dos grandes pintas de la mejor cerveza desembarqueña que Lyman pagó en gesto despreocupado. Podría haberse comprado todos los barriles de cerveza de esa jodida posada, si hubiera querido.
Luego miró a Garth y le dijo:
- En cuanto al rey... Si, eso es lo que se rumorea. Y lo que preocupa a muchos es qué sucederá si en verdad termina falleciendo. - la grieta que dividía a los Targaryen era algo de público conocimiento, hasta los salvajes de Más-Allá-del-Muro debían conocerla, a éstas alturas. Pero no era algo que preocupara tremendamente a ser Lannister, al menos de momento. Aún no había visto a nadie perteneciente a la Casa Targaryen como para buscar algún provecho de la situación... Lo cierto era que si algo le sucedía a Viserys, las cosas iban a ponerse realmente feas. - En cierta medida es preocupante...- negó con la cabeza para después preguntar: - Pero más allá de eso... ¿Qué se siente ser lord regente Tyrell? Espero que no vayas a pedirme que te muestre más respeto ni nada semejante. - sabía que el hermano mayor de Garth había muerto y que su heredero era tan solo un bebé, así que supuestamente era él una de las personas que debía regentear la casa en nombre del niño.
avatar
The Golden Lion
Rey

Rey

Mensajes : 84
Fecha de inscripción : 30/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un león y una rosa en ciudad de dragones (Lyman Lannister)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.