Ambientación
Staff
Interés
Créditos

Ambientación
Nos encontramos en el año 129, en el apogeo del poder de la casa Targaryen. Los Targaryen son numerosos al igual que sus dragones lo cual ha provocado que su hegemonía no tenga discusión por parte de las casas inferiores, no obstante, ese mismo poder puede hacer que la casa reinante se devore a si misma, o eso es lo que los rumores dicen. Las demás casas luchan por conseguir el favor de la casa real, algunas con mayor éxito que otras. Sin duda la casa que más ha logrado trepar ha sido la casa Hightower quien ha hundido sus colmillos fuertemente en la corte del rey y no parece dispuesta a aflojar, algo que molesta bastante a los Velaryon, la otra rama de la familia real, los cuales también arañan por tratar de llegar a la cima después de que el trono les fuera arrebatado en el concilio del año 101. Estas luchas se han intensificado recientemente ya que el rey Viserys está enfermo y cada vez más débil, se dice que no vivirá mucho más lo cual ha creado un ambiente tenso en los seis reinos que conforman el trono de hierro. El gran temor es que la unificación realizada por Aegon el conquistador sea destejida por sus descendientes y que Poniente arda. Dorne permanece independiente e inconquistable, hazaña de la que todos los dornienses se sienten orgullosos, especialmente los Uller los cuales derribaron a Meraxes tiempo atrás.

Reinos
Próximamente...
administración
dragon
Dragon
MP

Novedades
♦23/06♦ Inauguración del Foro
♦27/06♦ Primera trama global
Normas Gráficas
♦Se deben usar PBs de carne y hueso, nunca dibujos.
♦Avatar de 280x350px.
♦Firma Máxima de 500x250px.

Tramas
1° trama: Torneo en Desembarco

Link:
Lugar: Desembarco del rey
Fecha: 10 del mes I
Se Busca
Créditos
El diseño de los gráficos del foro Hermit the Frog, la edición y creación de codes pertenece a Balerion y en ambos casos este material es único y exclusivo de The Dance Of Dragons. El tablón está elaborado gracias a un foro de recursos y modificado igualmente para este foro.
Últimos temas
» fgffgff
Jue Oct 20, 2016 11:55 pm por probando

» Familia primero || Helaena +18
Sáb Sep 03, 2016 7:00 am por Aegon Targaryen

» Throne´s War - Rol Juego de Tronos - {Af. Élite}
Jue Ago 25, 2016 8:55 pm por Invitado

» Qoren Nymeros Martell se coge vacaciones
Vie Ago 19, 2016 2:23 pm por Aliandre Martell

» Pescando [Linys Daer]
Jue Ago 18, 2016 9:06 am por Torrhen Manderly

» La rockola del bardo.
Miér Ago 17, 2016 5:53 pm por William Stoneheart

» Make It Up As I Go - foro activo de famosos - Más de 3 años - Af. Élite
Miér Ago 17, 2016 3:17 pm por Invitado

» Dios bendiga a Estados Unidos, una nación renacida. —Elite
Miér Ago 17, 2016 5:54 am por Invitado

» Una verde tragedia en un mar de negros [Libre]
Miér Ago 17, 2016 12:30 am por Aegon III Targaryen

Estación



otoño
Primer Mes
Año 129
Habitantes
Más Allá del Muro
0
El Norte
2
Tierra de los Ríos
1
Occidente
5
El Valle
3
Islas del Hierro
3
Tierras de la Corona
14
El Dominio
4
Tierras de la Tormenta
1
Dorne
5
Ciudades Libres
1
Bahía de los Esclavos
1
Essos
0
Af. Élite
13/40

Af. Hermanas
4/8


Baile de inauguración

Página 1 de 12. 1, 2, 3 ... 10, 11, 12  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Baile de inauguración

Mensaje por Dragon el Lun Jun 27, 2016 4:56 pm

Baile de inauguración

Situación

El gran comedor de la Fortaleza Roja estaba preparado para el gran acontecimiento. Estatuas, mesas en las paredes laterales con tapetes bellamente decorados y con todo tipo de exquisiteces provenientes de todas partes del mundo, antorchas con fuegos de todos los colores (cortesía del gremio de piromantes) y, por supuesto, pendones con el símbolo de los Targaryen.

Nobles y eminencias de todas las clases se encontraban alli aquella noche, incluso gente de dorne y hasta de Essos. En las cuatro esquinas del gran salón había una orquesta y todas tocaban las mismas canciones prácticamente al unísono, por lo que el ambiente sonoro era el mismo te encontraras donde te encontraras. No, el rey Viserys no había reparado en gastos. Incluso en el jardín había una fiesta de menor importancia para los plebeyos.

El rey Targaryen se encontraba al final de la sala, sentado en un amplio y acolchado sillón desde donde sonreía y saludaba a los invitados que se acercaban a él ya que su salud apenas le permitía mantenerse en pie, mucho menos formar parte de los bailes.

Normas

♦ Cualquiera puede postear aqui.
♦ Esperad al menos dos respuestas antes de postear de nuevo.
♦ Poned en Quote a quien hablais.
♦ ¡Divertíos mucho!

Mini evento


Entre las muchas bebidas exóticas que hay en las mesas, la que más destaca es una extraña bebida dorada proveniente de Yi-Ti. Esa bebida tiene el color del oro por lo que algo del mismo color no se puede distinguir, bien, pues algunas de esas copas tienen el fondo de oro, solo que hasta no haber tomado la bebida no se puede saber.

Cada vez que decidais tomar una de estas bebidas debereis lanzar un dado de 10 caras, si sacas un 10 ¡habrás encontrado la copa de fondo dorado! Encontrar una copa de fondo dorado será recompensado con 15 dragones en vuestro perfil. ¡Ahora bien! Esta bebida es increíblemente fuerte y tiene efectos impredecibles. Si fallas tres veces la tirada o si sacas un 1 en el dado serás automáticamente afectado por ella (puedes lanzar una sola vez por post, pero en tantos posts como quieras), con lo cual deberás lanzar un dado de: Efectos... cuyos resultados no revelaremos aqui. (No es nada peligroso... o al menos no seriamente peligroso).

Por cierto, no se puede lanzar el dado de evento en el subforo de juegos (ni en ningun otro). Así es sorpresa.





Tablilla exclusiva de 'The Dance Of Dragons'

Dragon
Admin

Admin

Mensajes : 926
Fecha de inscripción : 15/12/2014

Ver perfil de usuario http://thedanceofdragons.activoforo.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Baile de inauguración

Mensaje por Helaena Targaryen el Mar Jun 28, 2016 3:06 am

Junto a sus hijos (solo manejaremos a Maelon) y Aegon. Mención al Rey, Alicent y Aemond. Vestido.

No era un día cualquiera y la princesa llevaba de acá para allá desde el alba, apurando los últimos detalles y supervisando todo junto con su madre, la reina Alicent. Puede parecer que mirar como los demás decoran un salón de una fiesta no es un gran trabajo, pero lo es, más cuando tu hijo de tres años cree divertido golpear cualquier objeto decorativo con su espada de madera. Pero por suerte, el saldo total de víctimas de Maelon ese día fue bajo y solo dos jarrones con flores, una copa y dos criados con un moratón en las piernas. Nada grave.

Al final de la tarde ya tenía a sus hijos vestidos, a los tres, Aegon estaba listo -en ocasiones como estas parecía un niño más al que debía andarle detrás- y ella por fin había tenido tiempo de terminar de arreglarse. Odiaba tanto mareo para al final solo sentarse a comer rodeada de nobles ambiciosos y lamebotas, pero respiraba hondo y se recordaba que todo era para contentar a su padre y que como alguien le diese un disgusto al rey -en esos “alguien” había una lista detallada de familiares- ella misma iba a ponerse a repartir azotes dejando en vergüenza a Maegor el Cruel. La salud de su padre se deterioraba con todas esas estúpidas disputas y a Helaena le dolía en el alma verlo en aquel estado, así que si bien era conciliadora, no iba a tolerar que otra vez se montase un numerito como en el baile dónde su sobrino mayor le pidió un baile y tuvo que intervenir la guardia real para que Aegon y él no se sacasen los ojos, lo cual en la familia tiende a ser literal.

Antes de la hora había acudido a ver al rey, le gustaba saber que estaba animado con la perspectiva de que toda su familia y su reino se uniese y hasta tenía mejor aspecto, por otro lado, se había arreglado a consciencia y eso le traía buenos recuerdos de cuando su padre no pasaba más tiempo en la cama que trabajando por su reino.

Finalmente, a la hora propicia para ello, los príncipes Aegon y Helaena acudieron al salón junto con sus hijos.

-Ya sabes, nada de peleas- le dijo por lo bajo a su marido. Había insistido tanto con el tema esos días a sus dos hermanos que se sentía un exótico pájaro de esos que repiten todo.

Helaena Targaryen
Princesa

Princesa

Mensajes : 197
Fecha de inscripción : 23/06/2016
Localización : Desembarco del Rey

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Baile de inauguración

Mensaje por Aelyx Velaryon el Mar Jun 28, 2016 3:38 am

En un lado de la sala, menciono al Rey, Alicent, Helaena y Aegon. Estoy libre.

Un baile, exactamente la clase de eventos que no gustaban tanto al joven Velaryon, menos cuando sería aquella fiesta la primera a la que asistiría tras su regreso, sintiendo el peso de los ojos ancianos de su Tío Corlys incluso si no estaba en aquella sala, sumados a los de Rhaenys... que podía ser incluso más inquietante que el Lord de Marcaderiva. Estaba claro que su estadía en Desembarco no debía ser privada ya, podía confiar en Jace para mantener el secreto, pero no tanto en Luke, que siendo más joven quizá hubiese optado por decirle a su madre de las buenas noticias, cosa que si bien no le molestaba, podía dar que hablar, ya que tendría que haberse presentado directamente a ver a su prima Rhaenyra... el problema era que con tantos años pasados y con la ausencia de Laenor, no sabía si ella seguiría queriendo tener el contacto con Aelyx o le recordaría quizá.

Se vistió no obstante para la ocasión, buscando entre sus ropajes los más adecuados para asistir a la fiesta, además de procurar llevar los colores de Marcaderiva y el símbolo de la casa, aunque este no fuese tan llamativo como otros que había visto y que ocupaban todo el pecho de los jubones. Para Aelyx llevar el símbolo debía ser elegante, no un símbolo de poder o de identidad, así que se puso un broche con forma de caballito de mar para atar la capa, ajustándose las botas y caminando en dirección a la sala, no sin ese nudo en la garganta a consecuencia de los nervios, que abandonaron la boca del estómago hacía dos corredores para instalarse en ese otro lugar, impidiéndole casi articular palabra. Nada más traspasar las puertas la decoración le resultó ostentosa, propia de los Targaryen, pero bonita, elegida adecuadamente para que los invitados se contagiasen con el espíritu de la celebración.

No pasó inadvertida la figura del rey, al que fue a presentarle sus respetos como dictaminaban las normas de cortesía, hincando la rodilla y luego saludando a la esposa del rey, la reina Alicent, por la que no sentía ninguna simpatía. Tras eso fue directamente a un lado de la sala, llevando la mano a su pelo para revolverlo un poco, dejando que el castaño casi rubio adoptase una forma rebelde que pegaba mucho con su personalidad. Sus ojos violeta se pasearon por la sala, reconociendo al príncipe Aegon y su esposa la princesa Helaena, tan bella como el día de su boda. Se hubiese dignado a saludarla de no ser por la figura de Aegon, prefería no encontrarse con varios miembros de la familia Targaryen, más que nada para evitar preguntas, sabiendo que los Velaryon y ellos no terminaban de encajar.

Aelyx Velaryon
Caballero

Caballero

Mensajes : 90
Fecha de inscripción : 23/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Baile de inauguración

Mensaje por Fenrys Tarly el Mar Jun 28, 2016 5:43 am

Mención a toda mi familia, al rey, a los Targaryen en general y en específico a Jancia Tyrell, Helaena y Aelyx.

Interacción con Ilirea Tarly.
Finalmente el gran evento, la inauguración del torneo, llevaba ya unos días en Desembarco del Rey, tiempo suficiente para explorar la ciudad notando algunos cambios desde su última visita hace años, cuando sus padres todavía vivían. Faltaba decir que la ciudad le seguía pareciendo igual que antaño, sucia, sin mayor interés que ser enorme y claro, tácticamente un lugar casi imposible de asaltar a la fuerza, sus muros eran enormes, su defensa férrea, capaces de soportar un atraco en inferioridad numérica con facilidad y por sobre todo, conteniendo a las bestias voladoras capaces de arrasar ejércitos enteros en campo abierto…sin duda una de las ciudad más bellas en un sentido poco apreciado –el militar- pero a su vez más hediondas en todo lo demás.  No es que Fenrys fuese un puritano de la limpieza, de hecho era de extrañarse que alguien del Dominio diese tan poca importancia a detalles como ese, pero vaya…si bien para el evento la ciudad estaba decente, habría que pensar cómo se las arreglaban en la cotidianidad; el señor de Colina Cuerno había visitado Antigua, una ciudad casi tan grande como esa y la diferencia era notoria, los Hightower tampoco eran santos de su devoción, pero la diferencia en esos detalles era abismal.

Pasando a otros aspectos, aunque no era de los nobles que se impresionaban con la plata, sin duda aquella fiesta era digna de alabarse, música, comida, bebida, entretenimiento incluso para el pueblo llano –algo que debía reconocer como acierto del rey-, si tan solo ellos no montasen esas lagartijas aladas, quizás –y solo quizás- estaría más dispuesto a servirles en cualquier cosa que fuese necesaria, pues nunca había sido su ambición ser importante como algunos de sus compatriotas, él simplemente quería prosperidad para su familia y el pueblo, pero la misma nunca llegaría –según su opinión- de la mano de lunáticos que controlaban demonios escupefuego.

-Parece que la familia real ha montado una buena cena- saludó a algunos nobles menores del Dominio y buscó a Jancia Tyrell, la prima de sus hijas Lerissa y Rosemary, no estaba seguro si ella había acudido sola y aunque la gran familia del Dominio no era tampoco una de sus predilectas, le parecía importante no dejar sola a la chica, ella no tenía la culpa de muchas cosas, solo era una joven intentando sacar a flote una situación delicada. Comenzó a preocuparse entonces al no ubicarla, aunque claro, entre tanta gente quizás estaba atendiendo a alguien más, fue en ese momento que varios de sus hijos comenzaron a entusiasmarse y pedirle permiso para ir a su bola, principalmente Rosemary que ya estaba alejándose de la mano de Lerissa “Esas dos…” siempre tenían que ser ellas las que colasen el caos en los demás –Está bien, pero deben comportarse a la altura, no estamos en tierra segura- pues aunque muchos consideraban a la familia real como buena, para él no dejaban de ser potenciales enemigos capaces de montar en cólera hasta por la más estúpida cosa.

Ya con las cosas claras, permitió que Alan fuese junto a Lerissa y Rosemary, al menos así existirían dos mentes pensantes controlando a la más inoportuna, por otro lado, Altair partió junto a Athenea y Lunere, ellos estaban más interesados en ver la fiesta de los plebeyos, finalmente, Chrysta fue tras Sam, no era conveniente dejar al buscapleitos solo en medio de tanto alcohol y sobre todo, de tantas mujeres. Por su lado, se quedó junto a su esposa y avanzó hasta presentarse con el rey para hacer un saludo protocolario, simple y con algo de decoro por parte de Ilirea, ella era sin duda alguna la cara política que Fenrys no tenía, tanto así que no le dedicó ni una sonrisa al rey, aunque esto podría pasar desapercibido pues su carácter era bien conocido como el de alguien seco y más dado a la guerra que a la charla.

Una vez alejado de ese al que todos llamaban rey suspiró, quiso decirle algo a su esposa pero se contuvo, en aquel lugar las paredes y hasta las mismas copas tenían oídos, no iba a cometer el error de decir algo fuera de lugar solo por desahogarse “Ese nunca será mi rey, ninguno de ellos, no mientras esas bestias sigan vivas bajo su resguardo” y era algo realmente doloroso para el Tarly tener que aguantar aquello, fingir que era “leal” a una hombre, a una familia que personalmente para él no lo merecía, pero, ¿qué más podía hacer?, los Tyrell eran cobardes igual que muchos otros y bastantes otros se callaban porque recibían favores, ¿qué iban a saber ellos de la guerra constante?, las Marcas llevaban años disputadas y a nadie le importaba, solo a los Tarly…solo a ellos.

-Vamos- sujetó a su esposa y cambió la dirección sutilmente evitando ir cerca de otros culolagartija –Aelyx y Helaena-, no quería ni saludarlos, pues su lengua y prudencia también tenían un límite y sería un craso error equivocarse, hasta el más bruto sabía que buscarse una pelea pérdida era el camino al otro mundo.

Fenrys Tarly
Lord

Lord

Mensajes : 61
Fecha de inscripción : 23/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Baile de inauguración

Mensaje por Einar Stark el Mar Jun 28, 2016 1:11 pm

Mención a todos los Targaryen, especificando únicamente al rey. En un principio sentado junto a otros nobles del Norte, después se levanta para ir junto a una de las grandes columnas de la sala.

Tras haber llegado dos días antes, por fin daría comienzo el baile de inauguración y tras esto el torneo, en el que él participaría en dos modalidades, justas y combates cuerpo a cuerpo, sin duda sus dos especialidades. Había pensado en apuntarse también a tiro con arco, pero quería ir a lo seguro.

Entró con su armadura puesta y un gran lobo huargo en el pecho aunque sin llamar la atención. Sin duda era algo que no le gustaba y que no pensaba hacer. Buscó su sitio asignado y se sentó junto a otros nobles, de casas más pequeñas del Norte, los saludó con amabilidad y cogió una copa de vino, empezando a escudriñar la sala y a todos sus presentes, tratando de identificar estandartes y recordar caras y nombres.

Finalmente y tras identificar a varios nobles de otras casas de Poniente y a otros miembros de la familia real, recayó en el Rey, dibujando una sonrisa. "No le queda mucho..." Pensó. Sin duda el estado de salud del Rey era lamentable y no era de extrañar que estuviera en sus últimos días de vida, algo que haría tambalear a todo Poniente y que sería interesante observar desde Invernalia.

Comió un poco y se levantó con su copa para alejarse un poco del bullicio, acercándose a una columna y apoyándose en ella mientras observaba a todos los presentes. "Todos comiendo juntos ahora, pero cuando el Rey muera comenzarán a afilar sus espadas..." Odiaba verse en esos eventos y encima sólo, sin algún miembro de su familia como su hermano o su difunto padre, sin duda con ellos todo era más entretenido y aprendía muchas cosas sobre las casas de Poniente y sus nobles.

Einar Stark
Noble

Noble

Mensajes : 132
Fecha de inscripción : 24/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Baile de inauguración

Mensaje por Aegon Targaryen el Mar Jun 28, 2016 3:32 pm

Junto a Helaena y sus hijos, menciona al Rey y Aemond

No se me daban bien estas clases de cenas protocolares, todos teniendo que aparentar algo que no eran, tantos hipócritas juntos en un mismo lugar. La gente tenía opiniones enfrentadas sobre mi familia, sobre mi padre, sin embargo nadie era lo suficientemente valiente como para plantarnos cara. Por esa razón, por muy loco que les suene, el reino que mas respetaba era Dorne. Eran los hombres y mujeres que en su momento desafiaron las leyes de Poniente y sd negaron a hincar la rodilla ante nosotros. A los demás simplemente podía verlos como vasallos nuestros que solamente estaban ahí para hacerse ver o recibir algún que otro favor de la corona.

Mi madre y Hela se ponían insoportable durante esta clase de eventos. Su perfeccionismo me parecía agobiante, tanto que esto me obligaba a dejarlas solas encargándose de todo aquello. Llegada la noche junte a mis hijos junto con ella y nos vestimos de la forma mas apropiada. Nuestra sangre era la misma que el conquistador, debíamos hacer honor a ello y vernos esplendidos. Cuando llegamos al gran salón ya muchos se encontraban ahi, familiares, cercanos y lejanos. Al igual que nobles de otras casas que seguramente ellos me conocían a diferencia de yo a ellos ya que a mi entender muchos eran don nadie.

Ya escuchaste a tu madre Maelon, nada de peleas -Le dije a mi pequeño el cual estaba debajo de mi. Este se giro y puso una cara de desentendido muy graciosa que me hizo reír -Ya deja de preocuparte, no soy un niño como para que me lo repitas tantas veces -le recordé para después ir a sus labios y depositar un suave beso -Vamos a ver al abuelo -le dije a los niños mientras levantaba al menor en mis brazos y lo ponía sobre mis hombros. En mi interior tenía un extraño presentimiento sobre que aquello no iba a terminar para nada bien. Tal vez era cosa mía, o tal vez mi sangre me advertía de ciertas cosas. Fue por eso que mientras caminábamos a través de la gente mire a mi esposa -¿Sabes donde está Aemond? Quisiera saber quien de los dos puede beber mas de esas copas -Le dije para hacerla enojar un poco ya que ella se ponía de malas ante cualquier tontería nuestra. La verdad mi pregunta tenía otro sentido, si todo se ponía mal en aquel lugar deseaba tener a mi hermano para que me cubriera la espalda de cualquier imbécil con aires de grandeza.

Aegon Targaryen
Principe

Principe

Mensajes : 89
Fecha de inscripción : 23/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Baile de inauguración

Mensaje por Aedan Tollett el Mar Jun 28, 2016 3:53 pm

Menciono a Aegon y a Helaena. Entablo conversación con ellos.

Aedan se había pasado buena parte de aquella tarde enclaustrado en sus aposentos, preparándose física y mentalmente para lo que le esperaba aquella noche. Para la situación había escogido, pese a su afición por llevar armadura, una vestimenta un tanto más acorde a la situación, herencia de su padre en las visitas al Nido de Águilas para las asambleas más protocolarias del Valle de Arryn. Lo más llamativo del atuendo era el chaleco de terciopelo con grabados finamente rematados. Lo había hecho su madre, tiempo atrás, cuando su habilidad todavía no se veía limitada por su avanzada edad y sus problemas de visión.

Pero no era la ropa lo que más le preocupaba al soberano de Soto Gris. Aquellas reuniones siempre se llenaban de personalidades que, a su modo de ver las cosas, no conformaban más que un contubernio de conspiradores, corruptos y falsos que dedicaban más tiempo a su apariencia y a sus propios intereses y negocios que al interés común. Para Aedan eran individuos despreciables con los que hubiese preferido no tener que mantener una conversación que se alargase más de dos minutos, pero como consejero de Aegon y como noble con residencia en Desembarco del Rey y participante del torneo, era su deber acudir y poner la mejor cara que sus nervios le permitiesen mostrar.

Cuando ya habían pasado varias horas y el momento se acercaba, el Tollett cerró las tapas de los libros que tenía sobre su escritorio y se levantó para ultimar los detalles de su atuendo, antes de abandonar sus aposentos. Deseaba que aquella noche pasase cuanto antes para no tener que revivirla hasta dentro de muchos años. Por suerte, la oportunidad de ver a Helaena, aunque fuese junto a su marido, hacía menos despreciable el evento y, quién sabía, a lo mejor hasta conocía a algún aristócrata que no mirase única y exclusivamente -en palabras de Aedan- 'por su refinado y delicado trasero de porcelana'.

Se lanzó pues llegada la hora y salió por la puerta en dirección al salón donde tendría lugar la celebración. Por el camino pudo ver a manadas de criados y criadas yendo de aquí para allá, si cabe más nerviosos que los propios asistentes y anfitriones. Llevaban sillas, enseres y toda clase de objetos arriba y abajo por las escaleras a un ritmo frenético, que le hizo pensar en los hormigueros.

Bajó las escaleras en dirección al piso inferior y cruzó una serie de pequeñas antesalas donde ya algunos invitados a los que Aedan desconocía charlaban sin cesar y, finalmente, alcanzó el salón, donde ya había una pequeña multitud congregada. Suspiró lenta y apaciblemente y avanzó a ritmo pasiomonioso, oteando el horizonte y buscando entre las personas alguna cara conocida que le permitiese internarse en un grupo y evitar que le emboscasen lameculos de toda clase. Cuando por fin vislumbró la argéntea melena de Helaena un pálpito en el corazón le hizo pararse en seco unos segundos antes de avanzar hacia ellos. Observó su pálida piel y su rostro en la distancia, junto al de su amigo Aegon que, ¡Dioses! Iba vestido como el más digno mandatario de Dorne. Aquella imagen le sacó una amplia sonrisa que no pudo evitar mantener hasta alcanzarlos.

Buenas noches ― dijo ―. Mi señor, mi señora ― saludó, inclinando suavemente la cabeza a modo de saludo ―. ¿Cómo se os presenta la noche? He de admitir que preferiría haberme quedado en mis aposentos con un buen libro y una copa de vino ― comentó, todavía sonriendo ―. Y por los Siete que os veo mejor vestido que a un triarca de Volantis, príncipe. Casi que no acostumbro a veros sin vuestra radiante armadura.

Muchas horas le esperarían al soberano de Soto Gris fingiendo unas cortesías que le parecían superfluas e innecesarias entre tan viejos conocidos.

Aedan Tollett
Lord

Lord

Mensajes : 88
Fecha de inscripción : 23/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Baile de inauguración

Mensaje por Aelyx Velaryon el Mar Jun 28, 2016 4:10 pm

La gente iba llegando al baile, en principio en Velaryon había visto a poca gente y más de la familia real, pero a esas alturas ya le costaba distinguir rostros e incluso colores.  Distinguió a una pareja que entró a la sala y la observó detenidamente, le llamo la atención la cantidad de hijos que le acompañaban, preguntándose si alguna vez él llegaría a tener tantos mocosos correteando por su casa, porque se le hacía difícil de imaginar.

Prefirió caminar por la sala entonces, buscando con la mirada a alguien des familia, porque se sentía perdido, irremediabmemete, como pez fuera del agua, no reconocía a nadie y a pesar de que se le paso por la cabeza ir a saludar a la princesa Helaena, seguía sin queré acercarse a Aegon,más ahora que estaban hablando con otro hombre. Seguía teniendo esa reticencia a acercarse a la familia de Viserys y Alicent sin apoyo de su familia propia.

En su paseo pudo reconocer a una persona, por fortuna, un norteño, al que sin duda iría a saludar más tarde ya que cabía la posibilidad de que su maestro estuviese también por allí, ver de nuevo a Lord Bolton seria una alegría.


Última edición por Aelyx Velaryon el Mar Jun 28, 2016 6:29 pm, editado 1 vez

Aelyx Velaryon
Caballero

Caballero

Mensajes : 90
Fecha de inscripción : 23/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Baile de inauguración

Mensaje por Morgan N. Martell el Mar Jun 28, 2016 4:36 pm

Menciona al rey y se dirige a Einar

Príncipe, su carruaje lo está esperando –Dijo uno de los hombres que me había acompañado a Desembarco del Rey. ¿Sonaba loco?¿No? Un príncipe Martell tan lejos de su casa, en tierras que por muchos años se habían considerado enemigas. Fue algo que dio largas charlas en Lanza del Sol pero sin embargo entendimos que era necesario empezar a entablar nuevamente relaciones con otros reinos. No era como si lo necesitáramos, al contrario, estábamos más que bien nosotros solos. Sin embargo comprendíamos que las coyunturas no eran las mismas que en años pasados, que el rey no era el mismo y que la gente había cambiado. ¿Debíamos seguir encerrados en nuestro mundo ideal? Puede que fuera un largo tema de discusión, Dorne era Dorne por haber resistido y ganado en la lucha contra los Targaryen. Dorne era Dorne porque no expandía sus tierras pisoteando otros reinos en busca de poder. Nuestro poder nacía desde lo profundo de nuestro corazón y aquello era la energía que nos llevaba a hacer lo imposible. De cualquier manera son temas que llevan años sobre la mesa y no creo que sea el momento para traerlos aquí.

Me había puesto mis mejores ropajes, no me sentaban tan bien como la armadura pero sin embargo eran necesarios. Comprendía que por mucho que no me gustara aquellas cosas, debía ir y cumplir con la tarea que se me había sido asignada. Fue por eso que luego de un dia de preparativos, paseos y demás cosas, me vi sobre una carreta encaminado a la fortaleza roja. Al salir no pude evitar detenerme unos segundos a apreciar aquel enorme palacio en el cual habían vivido tantos reyes, en el cual cada piedra podía relatarnos una historia. Vaya uno a saber que clase de locuras habían visto las columnas, o que secretos habían escuchado los rincones –Principe, se lo espera dentro –Me informo una de las vasallas de la casa de auspiciaba que evento. Esta me miro y le regale una de mis sonrisas para hacerla ruborizarse un poco. A continuación me vi dispuesto a entrar, en cada paso que daba mis ideas no paraban de dar vueltas en la cabeza aunque la verdad me sentía demasiado tranquila. Si había alguien intocable en aquel lugar era yo, simplemente porque mi muerte podría desatar una guerra que nadie quería pelear.

Al entrar a aquel enorme salón muchas personas se giraron a mirarme, los susurros se dejaron oir en el palacio real. Los dornienses parecíamos sapo de otro pozo en aquel sitio, nuestras ropas eran distintas, nuestra forma de pensar, las costumbres. Me escoltaron hasta donde se encontraba el famoso rey Viserys y al toparme con el hice una protocolar reverencia –Su alteza, por motivos de fuerza mayor, mi hermano, el príncipe Qoren no pudo darse el lujo de venir a verlo. Sin embargo espero que mi presencia sea suficiente para representarlo a el y a Lanza del Sol en este maravilloso evento que esta llevando a cabo… -Trate de ser lo más cuidadoso posible con mis palabras y luego de eso simplemente me retire para acomodarme en algún lugar cómodo a esperar que pasaran las horas. Aunque siendo sincero con ustedes, todo en aquel sitio me fascinaba, era tan extraño. Claro que no era la primera vez que salía de Dorne, pero siempre me seguía sorprendiendo. Entonces entre tantas personas pude ver a un hombre con una armadura puesta y lobo en el pecho, de seguro era del norte, aquellas tierras tan lejanas de las mias. Aquello me llamo la atención asi que me acerque hasta el sin hacerme muchos problemas –Al parecer usted es de esos que no pueden dejar la armadura en casa, me agrada esa actitud lord… -Deje un tiempo esperando que me dijera su nombre.

Morgan N. Martell
Comandante de la guardia real

Comandante de la guardia real

Mensajes : 58
Fecha de inscripción : 23/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Baile de inauguración

Mensaje por Helaena Targaryen el Mar Jun 28, 2016 4:39 pm

Con Aegon, sus hijos y Aedan

Sabía que su esposo se irritaba con tanto trámite y con tanto “¡No olvides...!”, “No vayas a decir...”, “No vayas a hacer...”, “¡Ni te se te ocurra!” y la larga lista de instrucciones, por así llamarlas, que la reina y ella le habían dado a él y a Aemond. Parecerá chanza, pero habían sido más exhaustivas en enseñarles a estar a los dos adultos que a los tres pequeños nietos del rey. Pero así era... Al menos el saber estar de su madre en público lo habían heredado todos, hasta el aguerrido renacuajo de tres años que ante su padre puso cara de no saber nada y luego lo señaló.

-Yo soy bueno, él no- dijo de forma algo torpe. No solía hablar demasiado y aunque sabía qué quería decir, a veces se trababa buscando la palabra.

Y si, su hijo sabía lo que decía, porque era imposible que los niños no supieran determinadas cosas, más cuando las peleas entre las dos ramas de la familia eran tema de conversación recurrente, en la familia y la corte. Y juraría Helaena que hasta en el reino y otros lugares. No era algo de lo que alegrarse y luego del fugaz beso se acercó, poniéndose de puntillas, a susurrarle a su esposo.

-Hazle caso a tu jinete, Dragón- murmuró solo para él, sabiendo que entendería las referencias varias en tan breve frase.

Dejó a Aegon ocuparse del menor de sus hijos, que se alegró notoriamente al saber que iban con el abuelo, preguntando si este le contaría un cuento como era costumbre, pues antes de dormir Helaena llevaba cada noche a sus hijos con sus abuelos, los reyes y el viejo Viserys siempre encontraba fuerzas para narrarles a sus descendientes sobre la familia Targaryen. La relación del rey con Jarys, Jara y Maelon era diferente a con sus otros nietos, para empezar porque Helaena y sus hijos habían nacido y vivían en Desembarco, jamás habían conocido otro lugar y para seguir porque la princesa quería que sus hijos disfrutasen el tiempo que les quedaba con su abuelo y que él, mejor que nadie, les enseñase quiénes eran. Pero no llegaron antes de que Aedan se acercase.

-Lord Tollett- saludó, dejando que su marido fuese quién iniciase la conversación, por mero protocolo, aunque normalmente de encontrarse los tres, ella hablaría el doble que ambos hombres y seguramente, sería la que daría vida a la charla. Con tanto público, las cosas no eran tan cercanas.- Pues yo no conozco mejor plan que celebrar cada año de vida de mi padre- dijo con sinceridad y una sonrisa apagada. Su pobre padre... suspiró.- ¡Casi parece un príncipe! Tan aseado y arreglado ¿verdad?- bromeó para picar a su marido.

Helaena Targaryen
Princesa

Princesa

Mensajes : 197
Fecha de inscripción : 23/06/2016
Localización : Desembarco del Rey

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Baile de inauguración

Mensaje por Aelyx Velaryon el Mar Jun 28, 2016 4:49 pm

Tras picar algo de la comida tomó una copa, admirando el licor y sonriendo, le recordaba demasiado a las ciudades libres,a la bahía de los esclavos y los lugares que había visto desde las embarcaciones y donde no fondearon. Quiso probarlo pero no era el momento, tenia que esperar un poco para darse a la bebida, no era un hijo del hierro no un norteño, era más comedido en su forma de proceder.

Se alejo de todos para ir en la dirección donde se encontraban los norteños, apreciando que uno se separaba, uno al que seguro había visto antes, un Stark si lo recordaba bien, era difícil olvidarlos sobretodo porque la familia Stark guardaba cierto parecido entre ellos. Por desgracia no espero que un nuevo noble hiciese acto de presencia,  un dorniende por los ropajes que llevaba, eran inconfundibles, bastante elegantes y con cierto aire del desierto.

Hizo acopio de su valentía para acercarse hasta ambos y mirarles -No esperaba verle lord Stark, ha debido de ser un viaje largo y duro desde el Norte...- luego miro al dorniende, también mostrándose cortes con este, con una sonrisa suave. -No tengo el placer de conoceros milord, pero reconocería a un dorniende en cualquier lugar de los deis reinos... Me llamo Aelyx Velaryon y es un placer- estiró la mano para estrecharla con este si le placía, igual se había pasado de cortes pero lo prefería antes que le tachasen de brusco y con pocos modales.


Última edición por Aelyx Velaryon el Mar Jun 28, 2016 5:25 pm, editado 1 vez

Aelyx Velaryon
Caballero

Caballero

Mensajes : 90
Fecha de inscripción : 23/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Baile de inauguración

Mensaje por Aedan Tollett el Mar Jun 28, 2016 5:02 pm

Interactúo con Aegon, Helaena y sus hijos. Menciono a Trystane Grafton.

La situación era tal y como se la esperaba. Aegon, pese a sus intentos de aparentar, no podía fingir ante Aedan, que le conocía casi mejor que él mismo. Sabía de sobra lo incómodo que se sentía y las ganas que en ocasiones debían arder en su interior de coger una jarra de cerveza llena y lanzársela a la cabeza a alguno de los invitados, pero pese a eso la situación era tan acogedora como siempre. El Tollett esbozó una sincera sonrisa ante el saludo de la princesa e inclinó una vez más la cabeza, agradeciéndolo.

¿Cuántos oligarcas debía haber allí? Más de los que podría contar seguro, pero también era cierto, pensó, que a lo mejor le venía bien entablar conversación con alguno de los presentes, especialmente si había alguien del Valle; al fin y al cabo seguía siendo soberano de una Casa nobiliaria y cualquier acuerdo sería bien recibido en Soto Gris. Aquello le hizo pensar en Trystane Grafton, de Puerto Gaviota, quien no debía faltar mucho para que apareciera, si es que no estaba ya por allí. Aedan tenía alguna conversación pendiente con el lord que, esperaba, fuese bien recibida.

Miró a Helaena ante su comentario y después desvió la mirada hacia Aegon, soltando una suave carcajada ―. Pues sí, casi se diría que tiene el aspecto de un verdadero príncipe ― respondió, todavía riendo. Sabía que lo mejor que podía hacer, tanto él como la familia de Aegon para alejarle de sus malos prontos, era cambiarle de tema e incluso burlarse de él, ¿a quién no le gustaban unas risas a costa de un miembro del grupo, al fin y al cabo? ― Pero una cosa he de decir, mi señor ― añadió ―. Si yo pudiese, también vendría aquí luciendo una comodísima armadura, en lugar de estos atuendos de seda y terciopelo que, estoy seguro, nos hacen perder parte de nuestro varonil encanto, ¿no es así? ― dijo, riendo entre dientes mientras observaba no sólo a Aegon, sino también a los niños. Los conocía desde hacía tiempo y a los gemelos prácticamente los conoció pocos días después de nacer, por lo que para el soberano de Soto Gris eran casi como sus hermanos pequeños. Los quería y velaría por ellos en la medida que le fuese posible.

Miró entonces a Helaena ―. ¿Y cómo está vuestro padre? Hace mucho que no le veo y estoy seguro de que también le entusiasmarán estos juegos que se celebran en su nombre. No todos los días puede decir uno que se hace más viejo y sabio... algunos, de hecho, creo que ni siquiera podrían afirmarlo ― dijo, sonriente.

La velada se mostraba, al fin y al cabo, más animada y cálida de lo que él hubiese esperado cuando se encontraba a la espera en sus aposentos. ¿Quién sabe esas cosas? A lo mejor hasta conseguía divertirse entre tanta víbora tentada de inyectarle su veneno a alguien.

Aedan Tollett
Lord

Lord

Mensajes : 88
Fecha de inscripción : 23/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Baile de inauguración

Mensaje por Dalton Greyjoy el Mar Jun 28, 2016 5:07 pm

Interactúo con Harlon y Veron. Menciono a Aegon, Helaena, el Rey, Alicent, Rhaenyra y Jancia

A pesar de pasar los pocos días que llevaba en Desembarco entrenando en el patio de armas de la Fortaleza Roja, y las noches de taberna en taberna, el rostro del Kraken Rojo no mostraba absolutamente ningún signo de cansancio. Sus pasos, junto con los de su hermano y los de sus más prominentes capitanes, resonaban con firmeza y decisión a través de los pasillos del castillo, mientras se dirigían al salón de baile. Dalton llevaba una túnica de color oscuro bajo una camisa de cota de malla, un chaleco de cuero negro ribeteado en dorado, los colores de su Casa; pantalones de montar, brazales de piel y acero en las muñecas y fuertes botas de cuero claveteadas en hierro. Sobre el pecho del Greyjoy, el kraken rojo que era su emblema personal destacaba como una mancha de sangre fresca sobre el oscuro cuero. Cierta contrariedad podía adivinarse en sus feroces rasgos: al capitán del Ira de Pyke no le había hecho ninguna gracia que le hubiesen obligado a dejar de lado su arma para acudir a aquella ridícula fiesta. Las armas no estaban permitidas en el baile, una absoluta estupidez a los ojos de los nacidos en las Islas del Hierro, que llevaban sus hachas y espadas consigo incluso a los consejos, asambleas y reuniones de capitanes. El Lord Segador había dejado a Anochecer en manos de sus dos escoltas, que permanecían en el exterior del gran salón, y el resto de los isleños había hecho lo mismo con sus propias armas. Aún sin ellas, los hijos del Hierro ofrecían una estampa temible, ataviados como guerreros, con acero en lugar de con sedas, con aquella aura feroz que les concedía su funesta reputación rodeándolos.

Al entrar en el salón, Dalton reparó en la presencia del anciano rey dragón, así como en la reina Hightower a su lado. "Huele a ambición a leguas", pensó, no sólo por la reina, sino también por todos los reunidos allí. Los señores de las tierras verdes tendían a luchar sus batallas en eventos como aquel, a forjar y deshacer alianzas, pactar matrimonios... La sola idea de formar parte de aquello le daba asco. A ojos del Kraken Rojo, si querías algo, lo tomabas. Así actuaban los hijos del Hierro, sin trampa ni cartón, sin mentiras ni ardides. Cualquier otra cosa era complicarse absurdamente la vida y perder un tiempo que podría emplearse precisamente en vivirla. En su caso, en vivirla. El Lord Segador se mantuvo a un lado, junto a los suyos, y miró por un momento a Veron y a Harlon.

- Haced lo que queráis, pero no bajéis la guardia -susurró, para que sólo ellos pudiesen oírlo, antes de coger una copa de aguamiel y vaciarla de un trago. Buscó con la mirada a nobles conocidos para todos o con los que se hubiese encontrado antes. Le pareció apreciar a Lady Tyrell, con la que se había encontrado al poco de llegar, así como a parte de la familia real, o aquello suponía por sus rasgos valyrios, pero no veía a Rhaenyra por ninguna parte. "A saber qué entrada estará preparando", pensó, con un macabro remedo de sonrisa en los labios. La princesa de Rocadragón se había revelado como una mujer orgullosa y directa al hablar con él, que sabía lo que quería y cómo conseguirlo. Tras la fulgurante aparición de Aegon y Helaena con sus hijos, el isleño se preguntaba qué haría la supuesta heredera. Al cabo de un momento, decidió que le daba absolutamente igual. Al fin y al cabo, él no había ido allí para tomar partido por nadie, sino por simple obligación.

Echando mano a otra copa de aguamiel, el Greyjoy hizo un gesto a sus capitanes para que se disgregasen por la sala si querían. Esperaba poder irse pronto. No se sentía cómodo sin su espada, aunque llevaba una daga oculta en la caña de la bota derecha, por simple precaución.

Dalton Greyjoy
Gran Lord

Gran Lord

Mensajes : 58
Fecha de inscripción : 24/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Baile de inauguración

Mensaje por Einar Stark el Mar Jun 28, 2016 5:51 pm

Interactúo con Morgan Martell y Aelyx Velaryon

Seguía apoyado en la columna, dando algunos sorbos a la copa hasta que esta se vació, llamando a un copero para cambiarla por otra llena. A decir verdad, aquel vino no era del todo malo, no era un buen vino norteño, pero era bastante mejor del que había tomado el día anterior en la posada donde se hospedaba.

Tras levantar la mirada de la copa pudo observar como un hombre se le acercaba. Había viajado mucho y los ropajes y el color moreno de su piel hacían indicar que era del sur, del único reino independiente, de Dorne. Asintió a sus palabras y le tendió la mano.-Nunca se sabe donde pueden haber enemigos, aunque todo sean risas y fiestas... Me llamo Einar Stark, un placer Lord...-Dijo, esperando que le refrescara la memoria a ver si por un casual se conocían con anterioridad o si lo acababan de hacer.-Lo siento mi lord, pero si nos conocemos de antes no lo recuerdo, pero he de decir que su tierra me fascina y el hecho de que sigan siendo independientes lo hace aún más, brindo por ustedes.-Levantó la copa y brindó para después dar un sorbo.

Siempre se había posicionado a favor de un Norte independiente y eso le había hecho ganarse muchos enemigos pero jamás iba a ocultar su forma de pensar y lo que quería para su patria.

En ese momento se acercó otro joven a ellos, interrumpiendo la conversación. Einar lo miró de arriba a abajo sin llegar a adivinar quien era aunque el muchacho si parecía conocerlo.-Disculpa joven, ¿nos conocemos?-Preguntó enarcando una ceja, aunque tras escuchar como se presentaba al dorniense dio un largo sorbo a su copa, tratando de contenerse ya que si había algo que odiaba tanto como a los Targaryen era a los Velaryon, ambas familias eran arrogantes y prepotentes y no veía el momento en el que ambas se destruyeran junto con sus dragones.-No sé si nos conocemos Lord Velaryon, pero aún así, encantado.-Dijo, centrándose de nuevo en el dorniense y en su reacción.

Einar Stark
Noble

Noble

Mensajes : 132
Fecha de inscripción : 24/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Baile de inauguración

Mensaje por Aelyx Velaryon el Mar Jun 28, 2016 6:06 pm

No paso inadvertido el escudriño al que fue sometido por parte del Stark, lo comprendía, y simplemente se quedó a beber de su copa mientras este hablaba, mirando de reojo al dorniense, puesto que aquel si era un hombre interesante que merecía la atención del Velaryon. Era un reino con bastante fuerza y los arrestos necesarios para oponerse a los Targaryen sin que estos fuesen capaces de responder con la contundencia que se les atribuían, todos conocían las historias de la batalla entre dornienses y los Targaryen, que incluso habían matado a dragones cuando estos cayeron sobre Lanza de Sol. Una hazaña que los convertía en un reino único, con costumbres aún más únicas y que ojalá compartiesen en los seis reinos, así Rhaenyra no tendría que pasar por toda aquella situación, por los cuchicheos y la gente que no la apoyaba para el trono... inclusive cuando el mismo Rey la había nombrado heredera del trono de hierro y, por tanto, la futura reina de Poniente.

Miró al Stark y negó, restándole importancia, era normal que nadie le conociese y tampoco era algo que buscase el Velaryon. -Solo os conozco de haberos visto cuando era un niño, me hablaron mucho de vos... viví en el Norte al servicio de Lord Bolton como su escudero y copero, le acompañé en sus viajes junto a su hijo por las tierras del Norte y visité varios asentamientos. Una etapa dura pero que recuerdo con gran estima... por no hablar de la nieve, siempre me resultó agradable, junto a los paisajes salvajes de aquellas tierra.- le contestó, dando otro sorbo a su copa, sin querer acaparar demasiado al Stark, tenía más gente a la que saludar, también necesitaba saber si podía permanecer allí un rato más o el dorniense y el norteño preferirían hablar solos.

La falta de gente conocida le pesaba demasiado, era un problema para él, a parte de que no tenía ni idea de quien era de fiar y quien no... sabía de las tensiones, pero poco más, siempre había estado muy al margen de los Velaryon en cuanto a política y más aún desde su desaparición de Poniente. La presión de pertenecer a una casa como la suya podía ser demasiado, o también una ventaja, dependiendo de como se mirase... para Aelyx, aquello no significaba nada, tenía la suerte o la desgracia de poder afirmar ser un caballero y no tener que inmiscuirse en los asuntos que atañían a estos y sus relaciones con otras casas.

Aelyx Velaryon
Caballero

Caballero

Mensajes : 90
Fecha de inscripción : 23/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Baile de inauguración

Mensaje por Fenrys Tarly el Mar Jun 28, 2016 6:19 pm

Interacción con Ilirea Tarly. Mención a Morgan Martell, los norteños, los vallenses y los Greyjoy.
La afluencia se hizo cada vez más notoria hasta el punto que ya era casi imposible ver a través de tanta gente, acto que hizo a Fenrys moverse junto a su esposa para quedar en una posición más cómoda. Pese a las llamativas bebidas ofrecidas él prefería mantenerse bebiendo el típico vino, no le agradaban mucho las sorpresas y pensaba que aquellas copas con un contenido dorado podían ser peligrosas, no en el sentido de la vida, pero si en el sentido de la lengua, con su temperamento, era mejor no tentar a la suerte y mantenerse sobrio. Además, por si fuera poco, a lo lejos pudo observar a un Martell, conocido claramente por ser un bravo guerrero, en otras circunstancias hubiese sido peligroso encontrarse con él, pues las escaramuzas entre los dornienses y los Tarly no solían resolverse de una manera “civilizada”, muchas casas tenían muertos que reclamar, lo que a la larga evitaba la paz, si bien en cuantiosas ocasiones Ilirea se lo había propuesto, Fenrys estaba claro que conseguir la estabilidad en las Marcas era mucho más complicado que solo disculparse y fingir que décadas de luchas y muertes no existieron jamás.

Por otro lado, también estaban presentes los isleños, los famosos Greyjoy, a muchos de ellos les despreciaban, especialmente los Hightower y las casas costeras. En este sentido, si bien el señor de Colina Cuerno no apoyaba ni apreciaba las costumbres de los hijos del hierro, al menos les podía reconocer que solían ser más sinceros que muchos otros nobles, sin tener mucho que ocultar, pudiendo decirte cuando iban a por ti, un rasgo importante para un hombre según su punto de vista. También allí mismo estaban presentes nobles del Valle, siempre le habían parecido extraños, aparte de la obvia distancia que les separaba y de la geografía tan distinta, los del Valle parecían –al menos hasta esos días- más apegados a los Targaryen que muchas otras regiones, algo que en lo particular le daba mala espina, hasta el punto de no querer tampoco tratar con ellos  a ser posible.

Finalmente, los norteños más a su estilo, irónicamente pensaba que podría llevarse mejor con ellos que con muchos de los presentes, ellos tenían sus costumbres y eran fieles a las mismas, por si lo anterior fuera poco, se les consideraba honorables en cualquier región, aunque esto en ocasiones les traía animadversión de las casas más…dudosamente honorables. “Me habría gustado conocer el Norte” durante su infancia y gracias a una breve etapa de paz en las Marcas tuvo la oportunidad de viajar a ciertos reinos en la compañía de sus padres, desde Occidente hasta las Coronas, los únicos reinos que no conocía en nada o casi en nada era el Valle, gran parte de los Ríos, el Norte y obviamente Dorne. Aunque de todas conocía historias y rutas por los mapas o viajeros que de vez en cuando llegaban a Colina Cuerno “Tal vez si un día todo cambia…”.

Fenrys Tarly
Lord

Lord

Mensajes : 61
Fecha de inscripción : 23/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Baile de inauguración

Mensaje por Jacaerys Velaryon el Mar Jun 28, 2016 7:34 pm

Mención a Viserys. Interacción con Aedan, Aegon y Helaena.

La celebración había comenzado cuando el joven Velaryon se detuvo frente a las puertas. Podía oir a los comensales en su interior, riendo, bebiendo y dando vueltas por la sala. Aquel lugar en aquellos instantes era un pozo de hipocresía con el que no le gustaría tener que lidiar. Lamentaba las malas relaciones que existían entre los presentes, aun con su esfuerzo por mantenerlo todo calmado y actuar cortesmente para quien tratara con él. Las rivalidades existían desde hacía mucho tiempo. Jace no necesitaba echar un ojo dos veces a los diferentes nobles como para saber que muchos deseaban la inminente muerte de los suyos, y eso, no sin pesar, le irritaba notablemente. Él no había cerrado nunca la puerta de su casa para todos aquellos que ahora embutidos en sus trajes se aprovechaban de la buena fé de su abuelo Viserys mientras hablaban mal por lo bajo, pero contrariamente a lo que pudiera haberse creído, dibujó una sonrisa en su rostro, y empujó las puertas principales para hacerse al interior.

Jace, al poner los pies sobre las baldosas del gran salón llevaba un traje azul marino, enteramente, ribeteado con pequeños adornos en plata y una suave capa oscura igual que caía por uno de sus hombros. Se había arreglado expresamente, recordando bien las palabras de su tía Helaena, cuando le dijo que la salud de su pobre abuelo era frágil. Este, pese a los murmullos que podría arrancar en algunos por su parecido al negro, era el traje más formal de su armario, y creía que Viserys se lo merecía. Se avecinaban tiempos difíciles una vez partiera el rey, y el joven Velaryon, por el momento, deseaba que pudieran ser apaciguados lo mejor posible.

Sus formas se mantuvieron impecables a la hora de adentrarse en la sala, alargando una mano para tomar una copa, y ofreció una sonrisa y una inclinación de cabeza suave a los diferentes lords que venían expresamente desde reinos lejanos. Se acercó a su abuelo, regalándole un pequeño presente, y se acercó a su tíos, aun con las pequeñas diferencias que pudiera tener con Aegon. En el fondo deseaba enterrar el hacha de guerra, pese a que esto fuera misión imposible.- Helaena, Aegon. -Inclinó la cabeza brevemente en señal de saludo, y vio seguidamente a Aedan, dedicandole una sonrisa también.- Tuve oportunidad de ver a Helaena antes, sin embargo no de veros, tío. Me alegra ver que seguís bien. -Y lo decía con sinceridad, manteniendo los formalismos al encontrarse en público.- Tengo entendido que participaréis en la justa ¿es eso cierto? -Y dedicó entonces la atención a Aedan.- ¿Lo haréis vos también?

Jacaerys Velaryon
Principe

Principe

Mensajes : 50
Fecha de inscripción : 23/06/2016
Localización : Sobre Vermax surcando el cielo, seguramente.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Baile de inauguración

Mensaje por Aegon Targaryen el Mar Jun 28, 2016 8:16 pm

Helaena, Aedan, Jace. Se menciona al rey y a Morgan
Al escuchar las palabras de mi hijo suspire -Por listo te quedas sin espada una semana- Le dije mirándolo mal para luego verlo girarse y abrazarme las piernas -Mentira, eres bueno, eres bueno -Me dijo por lo que no pude evitar reír y levantarlo por los aires con una sonrisa. Me costaba no sonreír cuando estaba con ellos, yo que por lo general era el mas frio de la familia, veía imposible mantener aquella postura en presencia de mis pequeños. Tal vez porque los amaba demasiado, a ellos y a mi mujer. Tal vez porque no quería verlos sufrir o pasar malos momentos, por eso siempre intentaba hacerme un tiempo con ellos y demostrarles que pese a cualquier cosa siempre podían contar con su padre. Al recibir el susurro de Hela trague saliva y sonreí complacido -Ya cállate... -Le pedí mirando hacia otro lado pensando en aquellas palabras tan atrevidas que mi hermana me había regalado. Dragón solo había habido uno, el compararme con el conquistador me resultaba imposible. Aunque esto no quiere decir que no lo admirara y deseara seguir sus pasos en este mundo.

Entonces en medio del salón nos intercepto mi buen amigo Tollett -Lord Aedan, es muy temprano aun para poder responder su pregunta -Respondí con media sonrisa pensando que la paz del lugar podía romperse con simples tonterías y aun la noche estaba comenzando -No eres el único que preferiría estar en otro lado, pero mal que nos pese el deber es el deber -Suspire resignado ante aquellas palabras para luego bufar enojado -No se me da bien andar con todas estas cosas, las armaduras son igual de elegantes y seguras -Luego mire a Hela -Hay príncipes y príncipes, están los que prefieren verse bien y lucirse. Y los que preferimos cumplir con nuestras responsabilidades lo mejor posible, aunque esto conlleve vivir con la armadura puesta recorriendo el reino y Poniente -Sentencie seguro de aquellas palabras, aunque también entendía que un buen príncipe se tenia que hacer espacio en lo diplomático, sin embargo el que me conociera sabia que aquello no era lo que mejor se me daba.

Fue en medio de esa charla que pude ver como alguien, que rompía con el prototipo de personas ahi presentes, se acercaba a mi padre. Pude darme cuenta claramente de quien era, había escuchado de su llegada, y además era fácil de reconocer. "Fuego Helado", el príncipe Martell que sobrevivió a las llamas de Caraxes. Aquello si que era una proeza digna de ser contada, también conocía de sus habilidades de guerrero y de su labor como comandante de la guardia real de Lanza del Sol. Posiblemente a mi entender la persona mas interesante e importante en aquel sitio. Vaya uno a saber cuales habían sido los motivos que habían empujado a Morgan a hacer un largo viaje hasta estas tierras. Seguramente Qoren lo envió en su representación para brindarles respetos a mi padre. Entonces baje a Maelon de mis hombros -Abuelo- Me pidió mirándome, entonces asentí y le acaricie la cabeza -Anda, ve con tu abuelo -Le dije viéndolo corretear hasta el rey para ir a atormentarlo. Sin embargo para mi padre sus nietos eran una bendición y nunca lo había visto molesto por tenerlos con el, cosa que agradecía y valoraba -Yo propongo que nos emborrachemos Aedan, ¿Que dices? -Entonces en medio de todo eso mi sobrino Jace aparece en escena y no puedo evitar mirarlo de mala manera por un momento – Jace… ¿Me preocupa no ver a tu madre, sabes donde esta? -Le pregunte interesado dedicándole un poco de mi atención intentando mantener la compostura -Y si, participare. Espero que podamos encontrarnos sobrino, hace tiempo que no te veo y me gusta comprobar que tanto has madurado


Última edición por Aegon Targaryen el Mar Jun 28, 2016 9:04 pm, editado 1 vez

Aegon Targaryen
Principe

Principe

Mensajes : 89
Fecha de inscripción : 23/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Baile de inauguración

Mensaje por Willem Upcliff el Mar Jun 28, 2016 8:23 pm

Menciono a los Targaryen, Aelyx Velaryon, Einar Stark y Aedan Tollet. Interactúo con Anath.

Tal y como acordaron aquella noche, Willem fue a recoger a Anath a su casa en un carruaje alquilado y sin la compañía de sus hermanos, quienes asistirían al baile por ellos mismos. Como todavía guardaba luto por su padre el único color que teñía su ropa era el negro, si bien era un tono que le gustaba y le confería sobriedad. La portezuela del carruaje para dar paso a la mujer de Pentos, si en la fiesta donde la conoció estaba radiante todavía lo estaba más para esta velada, tal vez porque tenía más importancia.

Finalmente llegaron a la Fortaleza Roja y, bajando él primero, la ayudó a descender y brindó su brazo para entrar juntos. Ella estaba asistiendo por invitación del noble, así que debía de guiarla por los tejemanejes de la corte si bien no es que estuviera muy acostumbrado a ella. Lo cierto es que no conocía a muchos de los allí presentes pero sí los colores o emblemas que adornaban sus ropajes. Reconoció a los Targaryen por motivos obvios, su cabello de oro y plata y los ojos violetas no eran muy comunes, y también a un Velaryon por el color de su jubón. También se fijó en un Stark embutido en una armadura, como si hubiera creído que aquel día era el de las justas en vez del baile, y en Aedan Tollet al que reconoció de las reuniones del Valle.

- Como apreciaréis esto no es muy diferente a lo del otro día. Mercaderes y nobles hacen lo mismo cuando se reúnen: sonríen, se halagan, se mienten... Al final no seremos tan distintos como nos creemos- le dijo de manera íntima, sólo para que lo escuchara ella, riendo entre dientes-. ¿Os apetece tomar una copa antes de conversar con los presentes o queréis dejaros de rodeos?- preguntó sonriendo de lado.

Willem Upcliff
Lord

Lord

Mensajes : 55
Fecha de inscripción : 23/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Baile de inauguración

Mensaje por Aedan Tollett el Mar Jun 28, 2016 10:16 pm

Interacciono con Aegon y Jacaerys. Menciono a Willem.

Asintió varias veces ante las palabras de Aegon, sonriendo. A su razonamiento no le faltaba veracidad y, desde luego, por parte de Aedan era más que correcto. ¿Por qué limitarse a mostrar la riqueza que ya se sabía que se tenía? Todo el mundo allí, por mucho que le pesase, sabía perfectamente que la riqueza de los Targaryen bastaría para comprar sus castillos y palacios veinte veces, antes de derruirlos y volverlos a construir. Mostrarse superfluo y despreocupado no era tal vez la mejor de las ideas, al fin y al cabo.

Observó al Velaryon -al que reconoció de haberlo visto en algunas contadas ocasiones- e inclinó suavemente la cabeza en un gesto de saludo ―. Participaré, sí ― respondió. Supuso que con eso bastaría dado que no había precisado más información y en seguida volvió la mirada a Aegon, que seguía hablando ―. Desde luego, si fuera por el príncipe Aegon, se pasearía hasta por sus aposentos luciendo su pulida armadura, blandiendo Fuegoscuro y usándola para cortar la carne ― sonrió ―. Pero no vais nada desencaminado, mi viejo amigo. ¿Quién quiere un chaleco de terciopelo pudiendo llevar una elegante coraza que, además, te podría salvar la vida? A veces me cuesta comprender estos protocolos sociales ―. Explicó, estirando la mano hacia uno de los sirvientes y tomando de la bandeja una copa de vino, que alzó frente a Aegon ― Y brindo por eso ― respondió ―. Aunque tal vez sea mejor esperar unas horas antes de empezar a emborracharse, ¿no creéis? Uno nunca sabe lo que puede llegar a perderse en estas celebraciones ― añadió finalmente.

Se desvió un poco del grupo mientras conversaban y observó a su alrededor. Pudo distinguir alguna cara conocida, como la de Willem Upcliff, otro lord del Valle. Rápidamente y sin dilación volvió a girarse para seguir la conversación del grupo ―. Estoy seguro de que a alguno de nosotros nos tocará encontrarnos en el torneo, ya sea en las justas o en otras pruebas ― comentó ―. Estoy deseando tener la oportunidad de derribaros del caballo y haceros morder el polvo ― miró a Aegon, a quien sabía que podía retar sin temor a que apareciese un guardia para llevárselo a las mazmorras. Pocas veces habían entablado algún tipo de combate, ya fuese en un torneo o en solitario cuando eran más jóvenes, pero de todas las veces guardaba buenos recuerdos. Aedan siempre apreció medirse con el Targaryen, más como una rivalidad entre amigos que como una medida de quién era el más fuerte de los dos.

Y bueno ― suspiró ―. ¿Qué me podéis contar de los invitados? ¿Alguna personalidad interesante por ahora? ―preguntó. Lo cierto es que por lo general no se interesaba por los demás, y en verdad prefería mantenerse cerca de su grupo durante la velada para no tener que hablar demasiado con quien no conociese. Se repetía a si mismo las palabras de su padre cuando le decía:
“Sé fuerte y no muestres debilidad alguna. Si los demás ven en ti una alegre florecilla, no dudarán en pisotearte” Cambió entonces su semblante y se puso serio y pensativo, más observador que conversador. Aquellas palabras, pese a ser parte del pasado, siempre conseguían inhibirlo y transformarlo en el muro que Thomas Tollett quería que fuese.

Aedan Tollett
Lord

Lord

Mensajes : 88
Fecha de inscripción : 23/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Baile de inauguración

Mensaje por Morgan N. Martell el Mar Jun 28, 2016 10:31 pm

Interactua con Einar y Aelyx. Posteriormente se va con Fenrys Tarly

Me gustaban los intercambios culturales, definitivamente eran algo que le hacia muy bien a cualquier reino. Particularmente en aquel momento las ropas nos dejaban en evidencia a cada uno de nosotros. Los norteños, los sureños, y los que se situaban en el centro de Poniente. Cada uno con claras características marcadas tanto en la ropa como al hablar o moverse. Aquello era un sinfín de variedades y a decir verdad me interesaba conocer a cada una de las personas que se encontraban en aquella gran fiesta. Con los años había comprendido que no solo se ganaban guerras con las armas, si no que un buen diplomático valía lo mismo que un ejercito entero. El saber hablar también era un arte en la que todo caballero debía saber sumergirse, después de todo, los que estábamos ahí representábamos nuestras tierras y a nuestra familia. -¡Stark! -Exclame fascinado gesticulando con mis manos -Escuche muchas historias sobre su familia Lord Einar, sin dudas algún día me gustaría conocer sus tierras y empaparme de la mítica magia que baña las tierras del norte -Le comente con media sonrisa en los labios. Aquello era la pura verdad, muchos eran los libros que había leído sobre esas tierras. Especialmente sobre Brandon “el constructor” el cual había sido el padre del famoso muro que separaba estas tierras con lo desconocido. Estreche la mano del norteño y negue con la cabeza -Me llaman Morgan -comente omitiendo mi apellido ya que no me agradaba andar alardeando de mis títulos -Y gracias por sus cumplidos, la verdad espero que las cosas sigan siendo de esa forma por muchos años mas -agregue en referencia a la independencia de Dorne.

Entonces en medio de nuestra agradable charla llego un joven de ojos color lila como cualquiera que tuviera sangre Valyria, al presentarse entendí del porque de sus rasgos y estreche su mano con la firmeza que merecía -Morgan, es un placer. También leí mucho sobre su familia Lord Velaryon, admito que de joven me desvele noches leyendo sobre las hazañas de ustedes y los Targaryen -le exprese mi mas sincero reconocimiento observando al norteño al mas retraído con el nuestro nuevo amigo. Fue cuando el Velaryon nos conto de sus viajes por las tierras heladas -Los Stark, los Velaryon y los Bolton -Comente sorprendido -Cuantas historias atrapantes deben tener ustedes dos mis lores. Dudo que podamos profundizar demasiado en esta ocasión, sin embargo para mi seria un honor invitarlos a mi humilde morada en Lanza del Sol para que podamos hablar con mas tranquilidad -me gustaba invitar gente de otras tierras para intercambiar historias y conocimientos- Por el momento me dispongo a dejarlos solos un  instante. Me urge hablar con otras personas, para mi fue un honor conoceros a ambos y espero que podamos volver a reunirnos… Si no es que las noche nos haga coincidir nuevamente -Les dije con media sonrisa guiñándoles un ojo a ambos para luego retirarme.

Cuando me separe de aquellos hombres mis ojos vislumbraron dos figuras conocidas, no personalmente pero sin embargo los había visto en alguna que otra reunión diplomática. Asi que de esta forma, sin pudor alguno me acerque a esos dos y al estar frente a frente les hice una reverencia – Lord y lady Tarly, para mi es un enorme placer conoceros- dije de manera educada con una sonrisa inamovible de mis labios – Me llamo Morgan y para mi seria un gran lujo poder intercambiar unas palabras con ustedes, si me lo permiten.

Morgan N. Martell
Comandante de la guardia real

Comandante de la guardia real

Mensajes : 58
Fecha de inscripción : 23/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Baile de inauguración

Mensaje por Helaena Targaryen el Mar Jun 28, 2016 10:47 pm

Interacción: Aegon, Aedan, Jacaerys, Maelon y Viserys.

Ver a su hijo menor arrimarse al sol que más calentaba en cuanto su padre dijo de castigarlo le arrancó unas sinceras carcajadas que no ocultó, aunque si controló para no ser discordante en una situación tan formal. Controló mucho más las que le provocó ver incomodidad en su hermano luego de su susurro, pues Aegon al principio de su matrimonio disfrutaba de incomodarla, pero ella ya había aprendido cómo darle de su medicina con los años.

-Pues estás guapísimo así. Todas las damas del salón pensarán en ti esta noche...- dijo divertida, aunque en su mirada estaba una clara advertencia a que más le valía dormir en su cama ese día si no quería provocar otra incómoda situación como la de unas noches atrás.- Lo dices como si pasaras el día de combate en combate por el reino- de burló.- Anda, disfruta de los tiempos de paz como todo buen príncipe.

Cuando Aedan le preguntó sobre su padre, Helaena giró la mirada hacía él. Quizás todo hijo desea que su padre viva eternamente y nunca lo deje solo o quizás solo era ella, que amaba demasiado y no sabía decir adiós a aquellos que le importaban. Fue cuando iba a responder que sin que le diera tiempo a reaccionar, el pequeño Maelon pasaba de estar controlado sobre los hombros de su padre a estar en el suelo correteando hasta el trono, interrumpiendo a un señor menor que mostraba sus respetos al rey para reclamar atención. Helaena miró mal a su hermano y esposo y le dio un codazo antes de recogerse las faldas lo suficiente para llegar al trono de unas zancadas.

Rápidamente cogió al niño en brazos e hizo una reverencia a su padre disculpándose y luego, sin ningún gesto semejante a un señor menor por obvias razones, también se disculpó, prometiendo luego a su padre que ahora irían. Maelon se mostró disgustado y con cara triste se dejó llevar diciendo adiós con la mano a su abuelo. Llegó de nuevo junto al grupo cuando su sobrino se acercaba a ellos, dedicándole una sonrisa amable, pues sabía que era lo más dulce que iba a sacar de una conversación con Aegon.

-Sobrino- lo saludó formalmente la princesa, que le daba un beso a Maelon en la frente, pues el niño seguía enfuruñado.- Ahora vamos con el abuelito ¿Si? Está cumpliendo su deber y tú tienes que cumplir el tuyo- le susurró. ¿Pronto para enseñarle de deberes a un niño? Quizás, pero así la habían educado a ella. No sabía qué se había perdido de la conversación, pero por lo visto, hablaban del torneo, así que poniendo los ojos en blanco procuró mostrar un mínimo de atención.

Helaena Targaryen
Princesa

Princesa

Mensajes : 197
Fecha de inscripción : 23/06/2016
Localización : Desembarco del Rey

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Baile de inauguración

Mensaje por Fenrys Tarly el Mar Jun 28, 2016 11:18 pm

Interacción con Ilirea Tarly y Morgan Martell.

La fiera mirada de Tarly se postró sobre una figura que se les iba encaminando, ni más ni menos que el Martell, ¿buscaba pelea?, dudoso, dos razones eran las principales, en primer lugar, Fenrys estaba desarmado, como todo buen invitado y de la mano de su esposa no había llevado siquiera una daga oculta, solo su ropa para ocasiones elegantes; por otro lado, incluso al más bruto de todo Westeros le sonarían las alarmas antes de intentar algo en una fiesta de los Targaryen, vamos, hasta el Tarly era lo suficientemente avispado para saber que meterse con ellos era una idea nada conveniente en las circunstancias actuales. –No te preocupes, hablaré yo, seré lo más prudente que pueda- le comentó por lo bajo a su esposa sin apartarse de su lado, a final de cuentas mientras Dorne siguiese luchando las Marcas no se podía hablar de amistad ni siquiera de neutralidad, solo de un potencial enemigo, aunque a su vez, también de un potencial aliado, en cuantiosas ocasiones había escuchado a algunos dornienses –más que nada mercaderes- decir que no todos estaban conformes con seguir disputando las Marcas por algo que ya ni siquiera parecía tener sentido.

-Morgan Martell- siguiendo el protocolo marcado por su esposa y junto a ella devolvió la cortesía, algo inusual en Tarly, solo lo hacía con gente que respetaba o por mera obligación, en aquel caso era lo primero, que ambos fuesen potenciales enemigos no le quitaba el reconocimiento de saber que Morgan era –según las historias y algo de su experiencia- uno de los guerreros más bravos de todo Poniente, incluso quizás del mundo –He escuchado historias de ti- dejó de lado la referencia educada en tercera persona, no era algo que se le diese bien al señor de Colina Cuerno, le parecía demasiado impersonal y falso –En las Marcas todos los que luchan por Dorne claman tu nombre como héroe de las arenas- muchos de ellos segundos antes de morir a manos suyas o de sus hombres, otros en cambio instantes antes de arrebatar una vida de un hombre domínense, así eran las cosas desde hacía décadas, quizás incluso siglos.

Por fortuna, parecía que no había necesidad de ser agresivo, Morgan llegaba con aires tranquilos, algo que Fenrys sabía valorar sobre todo estando en una tierra que para ambos era potencialmente hostil –Claro, aunque bien sabes que entre nosotros poco hay que hablar- aunque sus palabras parecían rudas en realidad pretendían evitarse un protocolo innecesario, quizás Morgan estaba acostumbrado a ello, pero él no y ahora no planeaba dejar las cosas en manos de Ilirea, ese asunto era mejor tratarlo de hombre a hombre –No te preocupes, puedes saltarte todo el protocolo, no soy alguien que lo necesite, si me dices que buscas con sinceridad yo te recompensaré siendo honesto también, después de todo, entre nuestras tierras ha pasado tanto que fingir otra cosa sería un juego para niños- en realidad estaba algo confundido e interesado por el acercamiento de Morgan, si no era para hablar sobre algo en las Marcas o sobre alguna especie de cese de hostilidades entonces desconocía que más podía interesarle de los Tarly, pero vamos, quizás eso mismo era lo que volvía aquello más atractivo.

Fenrys Tarly
Lord

Lord

Mensajes : 61
Fecha de inscripción : 23/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Baile de inauguración

Mensaje por Einar Stark el Miér Jun 29, 2016 1:33 am

Interactúo con Aelyx y Morgan, me despido del primero para volver a quedarme sólo, en otro lado de la sala.

Sonrió de forma forzada pero amable al Velaryon y asintió.-Espero que el Norte y los Bolton le hayan tratado bien, lamentablemente no lo recuerdo, por lo que veo eso fue hace bastante tiempo y seguramente yo aún era joven.-Volvió a beber de su copa, centrándose de nuevo en el dorniense de nombre Morgan.-Cuando queráis Lord Morgan, siempre seréis bienvenido al Norte aunque seguro que el clima es muy distinto al vuestro.-Bromeó, a fin de cuentas se pasaría de la región más cálida de Poniente y más al sur a la más fría y al norte. Sonrió y asintió.-Seguró que vos también tenéis muchas historias interesantes, será un placer volver a visitar Dorne y sobretodo Lanza del Sol.-Dio otro sorbo y le dio la mano antes de que se marchara.-Un placer Lord Morgan, espero que nos volvamos a ver.

Cuando el dorniense se fue se centró en Aelyx, terminándose la copa y cogiendo otra de otro copero que pasaba por ahí.-Lord Velaryon, ha sido un placer conoceros pero habrá que seguir con los encuentros y las presentaciones, si me disculpáis...-Le dio la mano y se despidió, cogiendo algo de comida para acompañar con el vino, dando un paseo por la sala y mirando a todos los presentes para ponerse en otro lado de la sala volviendo a observar a todos los presentes.

Sin darse cuenta y mientras hablaba con ambos nobles, la sala se había ido llenando poco a poco, entrando varios nobles de casas pequeñas y algunos de casas algo más importantes por lo que Einar tenía que volver a jugar a las adivinanzas y tratar de identificar caras y estandartes de nuevo.

Einar Stark
Noble

Noble

Mensajes : 132
Fecha de inscripción : 24/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Baile de inauguración

Mensaje por Anath de Lys el Miér Jun 29, 2016 2:09 am

Con Willem.
Vestido.

Esperé a la hora indicada ya arreglada para el baile. Desde luego no era la clase de eventos a los que iba, solía ir a fiestas privadas de claro objetivo erótico festivo, pero estaba ocupada con el trabajo del hermano del marinero, el señor de Isla de la Bruja y no me costó más que un encuentro que quisiera volver a verme e invitarme a baile. Y sin haberme acostado con él, desde luego, lo mío era un don.

El camino lo hicimos en relativo silencio y me mostré distraída mirando por la ventana como si toda Desembarco y la opulencia real me resultaran nuevas. En realidad estaba pensando que era una lástima usar un vestido tan bonito para aquel circo pues todos me lo verían y no podría volver a usarlo en casi ninguna ocasión. Una lástima, dinero tirado... Pero por suerte había ganado mucho por aquel encargo.

Una vez entraron a la sala me mostré sutilmente impresionada por el despliegue, aunque en el fondo no me interesaba en lo más mínimo, más bien observaba a aquellos conocidos que iban por la sala. Nadie se dignaría a decir que era una ramera, primero porque sería reconocer que de algo me debían conocer y segundo porque sería ofender a un Lord, que si bien era de una casa menor, seguía siendo alguien con apellido. Eso no me preocupaba en exceso.

-Es bueno saber que no son tantas las diferencias, así disfrutaré más de la fiesta- dije con una sonrisa, tomada del brazo del joven.- ¿Ah no? ¿Eso significa que la humilde viuda de un mercader y el gran señor nos parecemos?- pregunté con obvio humor negro, porque ni mi historia era la de una humilde nada ni él era un gran señor, cosa que tampoco había ocultado, pecando de sincero y humilde y ahorrándose sonar como un pedorro narcisista.- Por supuesto...- caminé junto a él hacía dónde las bebidas se disponían, reconociendo una en especial, sonreí alzando más la comisura izquierda, divertida.- Conozco esa bebida, es de un lugar llamado Yi-Ti, una vez viajé allí con mi esposo- mentira, había viajado con uno de mis amos, pero eso daba igual. Había averiguado que mis viajes eran algo que interesaba mucho al noble.


Última edición por Anath de Lys el Miér Jun 29, 2016 4:20 am, editado 2 veces

Anath de Lys
Pueblo

Pueblo

Mensajes : 69
Fecha de inscripción : 23/06/2016
Localización : Actualmente en 'Desembarco del Rey'

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Baile de inauguración

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 12. 1, 2, 3 ... 10, 11, 12  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.