Ambientación
Staff
Interés
Créditos

Ambientación
Nos encontramos en el año 129, en el apogeo del poder de la casa Targaryen. Los Targaryen son numerosos al igual que sus dragones lo cual ha provocado que su hegemonía no tenga discusión por parte de las casas inferiores, no obstante, ese mismo poder puede hacer que la casa reinante se devore a si misma, o eso es lo que los rumores dicen. Las demás casas luchan por conseguir el favor de la casa real, algunas con mayor éxito que otras. Sin duda la casa que más ha logrado trepar ha sido la casa Hightower quien ha hundido sus colmillos fuertemente en la corte del rey y no parece dispuesta a aflojar, algo que molesta bastante a los Velaryon, la otra rama de la familia real, los cuales también arañan por tratar de llegar a la cima después de que el trono les fuera arrebatado en el concilio del año 101. Estas luchas se han intensificado recientemente ya que el rey Viserys está enfermo y cada vez más débil, se dice que no vivirá mucho más lo cual ha creado un ambiente tenso en los seis reinos que conforman el trono de hierro. El gran temor es que la unificación realizada por Aegon el conquistador sea destejida por sus descendientes y que Poniente arda. Dorne permanece independiente e inconquistable, hazaña de la que todos los dornienses se sienten orgullosos, especialmente los Uller los cuales derribaron a Meraxes tiempo atrás.

Reinos
Próximamente...
administración
dragon
Dragon
MP

Novedades
♦23/06♦ Inauguración del Foro
♦27/06♦ Primera trama global
Normas Gráficas
♦Se deben usar PBs de carne y hueso, nunca dibujos.
♦Avatar de 280x350px.
♦Firma Máxima de 500x250px.

Tramas
1° trama: Torneo en Desembarco

Link:
Lugar: Desembarco del rey
Fecha: 10 del mes I
Se Busca
Créditos
El diseño de los gráficos del foro Hermit the Frog, la edición y creación de codes pertenece a Balerion y en ambos casos este material es único y exclusivo de The Dance Of Dragons. El tablón está elaborado gracias a un foro de recursos y modificado igualmente para este foro.
Últimos temas
» fgffgff
Jue Oct 20, 2016 11:55 pm por probando

» Familia primero || Helaena +18
Sáb Sep 03, 2016 7:00 am por Aegon Targaryen

» Throne´s War - Rol Juego de Tronos - {Af. Élite}
Jue Ago 25, 2016 8:55 pm por Invitado

» Qoren Nymeros Martell se coge vacaciones
Vie Ago 19, 2016 2:23 pm por Aliandre Martell

» Pescando [Linys Daer]
Jue Ago 18, 2016 9:06 am por Torrhen Manderly

» La rockola del bardo.
Miér Ago 17, 2016 5:53 pm por William Stoneheart

» Make It Up As I Go - foro activo de famosos - Más de 3 años - Af. Élite
Miér Ago 17, 2016 3:17 pm por Invitado

» Dios bendiga a Estados Unidos, una nación renacida. —Elite
Miér Ago 17, 2016 5:54 am por Invitado

» Una verde tragedia en un mar de negros [Libre]
Miér Ago 17, 2016 12:30 am por Aegon III Targaryen

Estación



otoño
Primer Mes
Año 129
Habitantes
Más Allá del Muro
0
El Norte
2
Tierra de los Ríos
1
Occidente
5
El Valle
3
Islas del Hierro
3
Tierras de la Corona
14
El Dominio
4
Tierras de la Tormenta
1
Dorne
5
Ciudades Libres
1
Bahía de los Esclavos
1
Essos
0
Af. Élite
13/40

Af. Hermanas
4/8


Pequeños privilegios reales || Lucerys Velaryon

Ir abajo

Pequeños privilegios reales || Lucerys Velaryon

Mensaje por Helaena Targaryen el Sáb Jun 25, 2016 7:38 am

Reía animadamente viendo al pequeño Maelon con su inseparable espada de madera -a la cual llamaba Feoslulo, intentando pronunciar a sus tres añitos el nombre de la espada de su padre- correr a unos pasos de ella golpeando todo lo que se ponía por su paso, ya fuesen guardias, viejas armaduras o columnas. Todo era un enemigo al que vencer a sus pequeños ojos y para su madre, verlo corretear espada alzada y gritando como un valiente era tan divertido como digno de orgullo. Posiblemente era el que más se parecía a Aegon y Aemond de sus tres hijos, tenía un carácter de mil diablos.

-Anda, ven con mamá- dijo la princesa tomándolo en brazos y dándole un sonoro beso en la frente. Si algo sabía Maelon era que la espada jamás se alzaba contra ella o Jara, así que aunque se mostró descontento con el fin de su aventura en solitario, simplemente abrazó su espada y se dejó llevar.

Faltaban solo dos días para el acontecimiento del año y todos iban de un lado para otro, atareados como hormiguitas, pero por suerte Helaena ya había dejado todos sus deberes y responsabilidades listos, teniendo solo que cuidar de sus hijos y procurar que su familia estuviese lista y presentable para los actos. Era una tarea menor que le dejaba mucho tiempo libre para dedicarse a sus hijos, pero no por ello significaba que los dos mayores, los gemelos Jaerys y Jara, pudieran librarse de sus instructores y en aquellos momentos recibían una muy interesante -al menos a ojo de su madre- clase de historia con el maestre. Por ello la princesa había tomado al menor de sus hijos y había salido a pasear por la fortaleza roja, para que el pequeño no molestase a sus hermanos con sus incesantes ganas de jugar y su inagotable energía.

Y tenía una idea en la cabeza hacía dónde ir, concretamente a ver a los dragones, algo que a todos los pequeños Targaryen les gustaba tanto como a los adultos, pues eran animales muy especiales que creaban una clase de relación adictiva con los descendientes de Valyria, pero como muchas veces pasa en la vida, tienes un objetivo claro y algo se te atraviesa por el camino.

Lo que se atravesó en el camino de los dos Targaryen fue el dulce e intenso olor de unos pasteles de manzana y canela. La naricilla de Maelon captó el olor y exigió un dulce a lo que su madre tampoco puso mucha oposición, encaminándose hacía las cocinas solo tuvo que bajar una escalera... Sabía que la cocinera jefa del castillo odiaba que nadie se metiese en sus cocinas y mucho menos se llevasen la comida a deshoras, ni hablar si estaba elaborada para una ocasión especial tan importante. Pero conociendo los riesgos, se cuidó de que la viese, viendo a algunas criadas contener la risa al verla escondida detrás de un muro con el niño, que se llevaba un dedo a los labios pidiendo silencio.

-¿¡SE PUEDE SABER QUÉ HACES, LADRONZUELO!?- el bote que dieron madre e hijo no fue pequeño antes de darse cuenta de que la jefa no les gritaba a ellos, al asomarse vio entonces la menor de las hijas del rey el cabello oscuro de uno de sus sobrinos y a la cocinera agitando el rodillo de amasar en el aire, defendiendo los pasteles. Muy digna, aprovechó el momento para salir.- Venga mujer, no se ponga así...- dijo entonces, ganándose una mirada severa.- Estos pasteles son para el Día del Nombre del Rey. Ni un día antes- dijo muy digna y ofendida la rechoncha y especialmente fea mujer.- Seguro que el Rey no se ofende porque sus adorados nietos puedan comer un poco de pastel ¿No cree?- dijo tan diplomática y simpática como siempre, tanto, que casi pasaría cualquiera la amenaza patente de que de no cumplirse su petición, el rey sabría de aquello. En un minuto tenían un pastel cortado para los tres y Helaena se había girado para ver a Luke ahí.- Tienes que aprender a conseguir lo que quieres por las buenas- le dijo de forma cariñosa.- ¿Verdad Maelon?
avatar
Helaena Targaryen
Princesa

Princesa

Mensajes : 197
Fecha de inscripción : 23/06/2016
Localización : Desembarco del Rey

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pequeños privilegios reales || Lucerys Velaryon

Mensaje por Lucerys Velaryon el Dom Jun 26, 2016 1:25 am

Nuevamente el día había sido de lo más aburrido, no podía esperar a que pasara el Torneo para poder regresar a Roca Dragón y a su exilio, aunque la Fortaleza Roja era más grande que donde vivía, sentía sus muros como una prisión, ya que tenía que mantenerse alejado de sus Tíos y de la familia de Alicent para que no hubiera ningún problema, aunque su madre no le había dicho eso, Luke tendía a exagerar las cosas... y más ahora que el mismo se consideraba en peligro... y eso era evidente en su rostro y en su forma de moverse, como si del más mínimo rincón pudiese salir su Tío para matarle o hacerle daño.

Este día había faltado al desayuno y almuerzo familiar usando el pretexto de que no se encontraba bien del estómago, prefería no comer a tener que estar en la misma habitación que sus Tíos y la Reina y pasar hambre durante todo el día; pero ya había pasado demasiado tiempo desde la cena de la noche anterior por lo que decidió salir de sus aposentos para buscar algo de comer; había seleccionado un jubón sencillo de color verde mar sin decoración alguno y unos pantalones negros junto con sus botas del mismo color.

Aprovechaba el camino desde su habitación hacia la cocina para observar la Fortaleza, cuando su madre fuese la Reina de todo Poniente, él podría vivir ahí y realmente ser un príncipe como el título lo requería... quería la Fortaleza pero el peso de la idea empieza a sentirle mal, era eso o el hambre que le estaba provocando dolor de cabeza. Eventualmente el olor de la comida llega a su nariz por lo que empieza a caminar hacia ese lugar... una vez a la entrada asoma la cabeza para observar el lugar y contar personas dentro, solo podía ver a la cocinera; lentamente entra buscando la sombra y esconderse entre muebles hasta llegar a la única comida que veía lista para comer, se incorpora para acercarse y tomar uno, pero un manotazo de la mujer interrumpe el "ataque"; da un paso hacia atrás mientras confronta a la mujer verbalmente como si fuese un miembro más del vulgo y no un Príncipe de las Casas Targaryen y Velaryon, inclusive toma una espátula de madera a forma de arma al ver que la mujer levantaba el rodillo... Ya iba a atacarle cuando escucha la voz de la Princesa... todo el brío que tenía se esfuma cuando lentamente se da la vuelta para observarla sin decir una sola palabra, solo le da una breve reverencia para luego observar al crío que lleva en brazos.

No se da cuenta cuando ya se encuentra comiendo su pastel, el cual come con las manos en lugar de usar la cuchara... solo escucha lo que dice su tía sin decir nada, la única palabra que sale de su boca es "gracias" y muy baja... como si inclusive de ella tuviese miedo; era increíble como la idea del daño y el temor que sentía hiciese que la flama de su personalidad y sobre todo su volatilidad fuese reducida de tal forma por una familia a la que tenía años sin ver y más el hecho que donde quiera que fuese dentro de la Fortaleza, le recordasen lo que él había hecho.
avatar
Lucerys Velaryon
Principe

Principe

Mensajes : 52
Fecha de inscripción : 23/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pequeños privilegios reales || Lucerys Velaryon

Mensaje por Helaena Targaryen el Dom Jun 26, 2016 8:05 pm

La princesa miró a su sobrino espátula en mano y fue como un deja vu de lo ocurrido con Aemond -aunque aquella escena no la presenció, la habían oído todos lo suficiente para visualizarla claramente- y rápidamente salió a suavizar las cosas. Lo que les faltaba a todos eran más incidentes que incluyesen a Luke, sobretodo a la salud del rey.

Por suerte solucionó todo con la diplomacia que la caracterizaba y es que poca gente en este mundo era capaz de decirle que no a la princesa, no por nada, si no porque sabía tratar a la gente. Sobretodo a los criados y al pueblo llano, que la adoraban. Era difícil que no se mostrasen favorables a obedecerla.

-De nada- dijo cogiendo un tenedor para ir dándole pedazos del pastel de manzana al pequeño Maelon, que disfrutaba vividamente del dulce.- ¿Te gusta pequeñajo? ¡Te vas a poner regordete!- dijo haciéndole unas cosquillas en la barriga, riendo con él mientras por el rabillo del ojo observa a Luke comer como si llevase semanas sin probar bocado.- Lucerys ¿Tienes más hambre?- preguntó luego de verlo casi rebañar su plato. Obviamente iba contra todo en ella dejar a su sobrino o a cualquier invitado pasar hambre mientras ella pudiese remediarlo. Ante la mirada de la cocinera, frustrada pero no dispuesta a meterse en una disputa inservible, cogió algo de pan y sentó al pequeño en una de las mesas, para poder preparle un bocadillo con queso y un poco de aceite a su sobrino. No era lo más lujoso del mundo, pero llenaba el estómago, además de que a su modo de verlo las cosas sencillas muchas veces eran más deliciosas que las muy elaboradas.- Anda, toma, que me está dando hambre verte así. ¿Por qué no te lo comes en el jardín? Pueden traernos un zumo bien frío mientras comes- le ofreció amable volviendo a coger al menor de sus hijos en brazos.- Por cierto, Luke, este es tu primo Maelon. Maelon, saluda a tu primo- el niño miró fijamente con sus ojos púrpura al mediano de los Velaryon. Eran muy diferentes físicamente, pues mientras los Velaryon no poseían un solo rasgo valyrio, Maelon como sus hermanos tenía el cabello platinado y los ojos violáceos. Tras un segundo el menor alzó su mano y la agitó saludando. No era muy dado a hablar, aunque era capaz porque cuando quería algo lo hacía, prefería gesticular a hablar.
avatar
Helaena Targaryen
Princesa

Princesa

Mensajes : 197
Fecha de inscripción : 23/06/2016
Localización : Desembarco del Rey

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pequeños privilegios reales || Lucerys Velaryon

Mensaje por Lucerys Velaryon el Mar Jun 28, 2016 3:13 am

Luke solo asiente ante la pregunta de su tía sobre si tiene hambre; tras lo que, una vez recibido el plato de pan, queso y aceite dispone a devorarlo como si no hubiera un mañana, lo único que hace es negar con la cabeza ante la posibilidad de comer afuera en el jardín y luego hablar con un poco de comida todavía en la boca. -Prefería que no, Madre me dijo que no me podían ver con ninguno de ustedes y que evitara sobre todo a mi tío... no quiere problemas o me va a dar una buena tunda... No quiero meterme en problemas.- Solo se le queda viendo a su tía para luego encoger los hombros; eventualmente termina de comer para limpiarse la boca con la manga de su jubón mientras observa al niño a quien Hela le la de comer con un tenedor.

Una sonrisa honesta se dibuja en su rostro y se pone de pie para dirigirse hacia el niño y darle una reverencia exagerada dando a notar que estaba acostumbrado a lidiar con niños pequeños. -Lord Maelon... es un placer conocerle...- Luke se acerca muy despacio al niño mientras observa a su tía, aunque la quería dudaba que fuese a permitir que un primo jugase con el otro aunque en todo momento le estaba mostrando las manos desnudas; Luke se toma su tiempo mientras se acerca más a Maelon y hablarle serio al niño. -Maelon, parece ser que no te limpian bien las orejas... creo que tienes algo detrás de ellas.- Mueve una mano hacia la oreja del niño para simular que saca una golosina que se había robado de la cocina anteriormente. -Mira... hasta dulces te salen de las orejas de tanto que comes.- Todo el tiempo sonría a su primo antes de ver a su tía con la misma sonrisa.

Mientras pasa la mirada se da cuenta de la espada de madera con la que jugaba el Príncipe y se arrodilla ante él y toma una cuchara de la mesa. -Lord Maelon, debo pedirle en duelo el corazón de la princesa... prepare su espada.-
avatar
Lucerys Velaryon
Principe

Principe

Mensajes : 52
Fecha de inscripción : 23/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pequeños privilegios reales || Lucerys Velaryon

Mensaje por Helaena Targaryen el Mar Jun 28, 2016 11:30 pm

Enarcó una ceja al oír que su hermana le había dado semejantes instrucciones a su sobrino. Que no se acercase a Aemond era comprensible, incluso a Aegon -aunque su esposo mucha provocación necesitaría para atentar de cualquier modo contra su sobrino-, pero ¿Con ella? ¿Qué había hecho Helaena aparte de preocuparse por el bien de su familia que mereciera que su sobrino no pudiese sentarse a merendar a su lado? Claro que se sentía dolida por aquello y pensaba hablar con su medio-hermana al respecto. Faltaría más.

-Yo no quiero meterte en problemas, pero yo no soy tus tíos. No entiendo por qué no puedes sentarte a merendar con tu tía y tu primo como una familia normal y no comer aquí escondido como un ladronzuelo.

Obviamente la princesa dejó a Luke interaccionar con su primo pequeño. Ella no entendía por qué seguir haciendo montañas de algo ocurrido casi diez años antes, cuando Aemond y Lucerys eran niños, cuando realmente no fue culpa de ellos, si no de todos. Porque quienes debían supervisar a esos dos niños no estaban allí para hacerlo, porque nadie los vigilaba, porque ni un guardia hizo algo por evitar el altercado. ¿Por qué seguir culpándolos? Aemond jamás recuperaría su ojo, pero eso no era un impedimento para su vida a esas alturas.

Sonrió ante el truco de la golosina que tanto emocionó a su hijo menor, que miraba alucinado al moreno y luego se recuperó para exigir la golosina con la mano tendida, lo cual le hizo mucha gracia a su madre, que se preguntaba si su hijo iba a ser siempre tan goloso como ella, que tenía una debilidad de sobras conocida por los dulces. Aunque lo del duelo la hizo ponerse algo más seria.

-No sé si es buena idea...- murmuró, pero antes de que Luke se sintiese mal añadió:- Maelon se emociona con la espada y no hace mínimo esfuerzo por controlarse. A su hermano lo tiene lleno de moratones, a su padre, a los guardias, a los criados... No me gustaría que tu madre se enfadase si te hace daño.

Obviamente, Maelon ya estaba intentando librarse de los brazos de su madre para responder al desafío. Ese carácter... Sangre del Dragón corría por sus venas.
avatar
Helaena Targaryen
Princesa

Princesa

Mensajes : 197
Fecha de inscripción : 23/06/2016
Localización : Desembarco del Rey

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pequeños privilegios reales || Lucerys Velaryon

Mensaje por Lucerys Velaryon el Miér Jun 29, 2016 5:35 am

Luke niega con la cabeza ante las palabras de su tía mientras le da la golosina a su primo y se pone de pie. -No te preocupes tía, tu estás aquí y sé que no vas a dejar que pase nada... además, qué es un moretón más, si me vieras la piel te darías cuenta que estoy lleno de marcas y moretones... Creo que puedo soportar uno más, ya tengo uno nuevo de hace unos días que me hizo Aelyx.- Le da una sonrisa a su tía buscando asegurarla de que todo estaría bien y no como hace unos diez años.

Tranquila y delicadamente toma Maelon de los brazos de su tía para ponerlo en el piso y darle la espada de madera; se pone de rodillas para estar a su altura y se prepara con la cuchara de madera. -Estoy listo, mi señor... muéstreme que es fuerte y puede proteger a la Princesa.- Todo el tiempo cambia la mirada del niño hacia Hela esperando a que el niño le atacase... se toma su tiempo desviando los ataques procedentes de su primo hasta que considera que debía empezar a ceder terreno, empieza a moverse hacia atrás sobre sus rodillas (eso arruinaría su ropa, pero no le importaba) como si estuviese perdiendo la batalla.

-Es usted fuerte, Lord Maelon, creo que no puedo con usted... pero yo quiero a la princesa... tendrá que matarme.- Hace un intento de atacar al chico pero busca recibir la espada en las costillas, que aunque todo era un juego, había resentido el golpe... se pone de pie fingiendo más dolor del que sentía mientras observa al niño y a su madre. -Mi señor... muero contento sabiendo que la Princesa está segura a su lado.- Camina un poco más simulando que se retuerce de color, en su camino toma un tomate el cual aplasta contra su costado para simular sangre y se deja caer.

-Sangre y fuego....- son sus últimas palabras mientras cierra los ojos como si estuviera muerto, solo abre uno para ver que hace el niño y su madre mientras lucha por no reírse.
avatar
Lucerys Velaryon
Principe

Principe

Mensajes : 52
Fecha de inscripción : 23/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pequeños privilegios reales || Lucerys Velaryon

Mensaje por Helaena Targaryen el Sáb Jul 02, 2016 11:45 am

-Claro que no dejaré que no pase nada, pero aunque tenga tres años, tu primo tiene el mal carácter de su tío. Y ya sabes que es complicado dominar carácteres así- no porque Lucerys lo hubiese intentado, si no porque él mismo sabía la lucha constante que llevaban la reina, ella y hasta Rhaenyra para lidiar con Aemond, siempre dispuesto a dar la nota y demostrar porqué dejaba a Aegon, que tenía de por sí un carácter de mil demonios, como un santo.

Dejó a Luke coger a Maelon y dejarlo en el suelo. Pronto y dispuesto el menor alzó su espada... Claro que se sentía orgullosa del carácter fuerte de Maelon, era un niño muy sano y activo, pero al mismo tiempo la hacía preocuparse del futuro de su hijo, de que este no cometiera los errores de su tío. Y del primo que tenía delante.

Helaena observó el fingido combate, dónde su sobrino dejaba total libertad a Maelon sin tomarlo más que como un juego, mientras su hijo golpeaba y atacaba como si entendiese que una lucha real debe ser a vida o muerte, algo que dada su edad era posible que aún si quiera imaginase. No pudo evitar soltar algunas risas a los diálogos de Luke, mientras el menor se mantenía casi en silencio, mordiéndose el labio con gesto concentrado. Finalmente, el mayor se dejó ganar como era previsible para felicidad del menor, que lo observó con el teatro del tomate sonriendo "muere hellaco" dijo, posiblemente intentando decir bellaco que parecía ser más un pensamiento en voz alta. Luego, abrazó la pierna de su madre, que contenía las carcajadas.

-¿Has protegido a mamá?- preguntó, el niño asintió, demostrando su poco interés en las palabras.- ¿A sangre y fuego?- el niño volvió a asentir y la soltó para ir y darle con la punta de la espalda a Luke, como si quisiera comprobar su muerte.
avatar
Helaena Targaryen
Princesa

Princesa

Mensajes : 197
Fecha de inscripción : 23/06/2016
Localización : Desembarco del Rey

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pequeños privilegios reales || Lucerys Velaryon

Mensaje por Lucerys Velaryon el Mar Jul 05, 2016 4:52 am

Se mantiene recostado en el piso sintiendo los piquetes que le da el niño con la punta de la espada de madera; le hacía un poco de cosquillas pero resentía el golpe en las costillas, pero debía mostrar que se encontraba bien y sobre todo aguantarse las ganas de explotar en una carcajada... al menos por unos minutos antes de abrir los ojos y rugir como lo haría un "dragón" para espantar al niño, ponerse de pie y tomarlo por las axilas para empezar a dar vueltas y entregárselo a su madre.

-Eso fue divertido, Madre no me deja jugar así con mis hermanos... creo que piensa que son de cristal o algo así... aparte, Aegon es un poco aburrido, parece un hombre en el cuerpo de un niño, da risa a veces pero puede ser molesto cuando un crío de 9 años te dice que te comportes.- Encoge los hombros para volverse a sentar, instintivamente se pasa la mano por la mancha de tomate expandiéndola en el blanco de la camisa que llevaba. -Creo que arruiné mi ropa...- Encoge los hombros. -... no importa.-

Suelta un largo suspiro mientras pica un poco más de pastel y toma un poco de agua para empujarlo -Tía, ¿qué es lo que dicen mis tíos Aegon y Aemond de mí? Me odian, ¿verdad?-
avatar
Lucerys Velaryon
Principe

Principe

Mensajes : 52
Fecha de inscripción : 23/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pequeños privilegios reales || Lucerys Velaryon

Mensaje por Helaena Targaryen el Miér Jul 06, 2016 11:55 pm

El pequeño dio un bote, sin soltar la espalda ni retroceder, ante el fingido rugido de su primo, dispuesto a rematarlo de un no suave golpe en la cabeza, solo la mano de su madre pudo frenar el gesto del valiente y guerrero pequeño.

-Bueno, ella sabrá por qué no quiere que los pequeños jueguen con vosotros... A mi me da más miedo lo que Maelon le haga a Jaerys que otra cosa. Cada niño es un mundo y necesita que su madre lo vigile de otra forma- asintió al oír lo de el pequeño Aegon. No se le olvidaba el trato con el niño las veces que lo había visto y ciertamente no tenía nada que ver con El Dragón o su esposo, que rebosaban carácter y un aire de liderazgo. Ese niño era una sombra gris que no despertaba nada más allá en los que lo rodeaban que hastío.- Anda, vamos a mis aposentos. Te dejo algo un momento y te limpio esa mancha, que no quiero que tu madre te regañe por ir sucio por ahí. Aegon y Aemond no están, estate tranquilo que esto queda entre la cocinera, Maelon, tú y yo.

Su sobrino le preguntó entonces por sus hermanos y ella guardó silencio sentando al pequeño sobre la mesa para no tener que cargarlo, porque a sus tres años, ya era mucho peso para sus frágiles brazos. Mentir hubiese sido lo propicio, pero no iba a solucionar nada e iba a ser una mentira de piernas cortas.

-Sabes la respuesta. Aemond jamás perdonará lo que hiciste y Aegon jamás dejará de apoyarlo. No estarían más unidos de no haber venido juntos al mundo, créeme. Pero Aemond es así, entiende que lo que ocurrió cambió su vida y no tiene arreglo... y su carácter no le ayuda a entender que a pesar de todo solo fueron cosas de niños que se fueron de las manos. Ambos actuastéis mal, pero de nada sirve darle más vueltas. Nadie puede volver al pasado- suspiró con pesar.- Nadie puede devolverle su ojo, ni quitarte a ti el peso de lo que hicistéis. Ojalá llegue el día dónde ambos dejéis de atormentaros a vosotros mismos con ese tema.
avatar
Helaena Targaryen
Princesa

Princesa

Mensajes : 197
Fecha de inscripción : 23/06/2016
Localización : Desembarco del Rey

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pequeños privilegios reales || Lucerys Velaryon

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.