Ambientación
Staff
Interés
Créditos

Ambientación
Nos encontramos en el año 129, en el apogeo del poder de la casa Targaryen. Los Targaryen son numerosos al igual que sus dragones lo cual ha provocado que su hegemonía no tenga discusión por parte de las casas inferiores, no obstante, ese mismo poder puede hacer que la casa reinante se devore a si misma, o eso es lo que los rumores dicen. Las demás casas luchan por conseguir el favor de la casa real, algunas con mayor éxito que otras. Sin duda la casa que más ha logrado trepar ha sido la casa Hightower quien ha hundido sus colmillos fuertemente en la corte del rey y no parece dispuesta a aflojar, algo que molesta bastante a los Velaryon, la otra rama de la familia real, los cuales también arañan por tratar de llegar a la cima después de que el trono les fuera arrebatado en el concilio del año 101. Estas luchas se han intensificado recientemente ya que el rey Viserys está enfermo y cada vez más débil, se dice que no vivirá mucho más lo cual ha creado un ambiente tenso en los seis reinos que conforman el trono de hierro. El gran temor es que la unificación realizada por Aegon el conquistador sea destejida por sus descendientes y que Poniente arda. Dorne permanece independiente e inconquistable, hazaña de la que todos los dornienses se sienten orgullosos, especialmente los Uller los cuales derribaron a Meraxes tiempo atrás.

Reinos
Próximamente...
administración
dragon
Dragon
MP

Novedades
♦23/06♦ Inauguración del Foro
♦27/06♦ Primera trama global
Normas Gráficas
♦Se deben usar PBs de carne y hueso, nunca dibujos.
♦Avatar de 280x350px.
♦Firma Máxima de 500x250px.

Tramas
1° trama: Torneo en Desembarco

Link:
Lugar: Desembarco del rey
Fecha: 10 del mes I
Se Busca
Créditos
El diseño de los gráficos del foro Hermit the Frog, la edición y creación de codes pertenece a Balerion y en ambos casos este material es único y exclusivo de The Dance Of Dragons. El tablón está elaborado gracias a un foro de recursos y modificado igualmente para este foro.
Últimos temas
» fgffgff
Jue Oct 20, 2016 11:55 pm por probando

» Familia primero || Helaena +18
Sáb Sep 03, 2016 7:00 am por Aegon Targaryen

» Throne´s War - Rol Juego de Tronos - {Af. Élite}
Jue Ago 25, 2016 8:55 pm por Invitado

» Qoren Nymeros Martell se coge vacaciones
Vie Ago 19, 2016 2:23 pm por Aliandre Martell

» Pescando [Linys Daer]
Jue Ago 18, 2016 9:06 am por Torrhen Manderly

» La rockola del bardo.
Miér Ago 17, 2016 5:53 pm por William Stoneheart

» Make It Up As I Go - foro activo de famosos - Más de 3 años - Af. Élite
Miér Ago 17, 2016 3:17 pm por Invitado

» Dios bendiga a Estados Unidos, una nación renacida. —Elite
Miér Ago 17, 2016 5:54 am por Invitado

» Una verde tragedia en un mar de negros [Libre]
Miér Ago 17, 2016 12:30 am por Aegon III Targaryen

Estación



otoño
Primer Mes
Año 129
Habitantes
Más Allá del Muro
0
El Norte
2
Tierra de los Ríos
1
Occidente
5
El Valle
3
Islas del Hierro
3
Tierras de la Corona
14
El Dominio
4
Tierras de la Tormenta
1
Dorne
5
Ciudades Libres
1
Bahía de los Esclavos
1
Essos
0
Af. Élite
13/40

Af. Hermanas
4/8


Todo se basa en puntos de vista || Rhaenyra (FB)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Todo se basa en puntos de vista || Rhaenyra (FB)

Mensaje por Helaena Targaryen el Vie Jun 24, 2016 5:55 am

El sastre ajustaba la tela a sus caderas, que comenzaban a marcarse a medida que pasaban los meses desde su primer sangrado. Según su madre desde aquel momento era mujer, pero aún faltaba para que las formas de una fuesen totalmente suyas... Aunque eso no era impedimento para que la princesa estuviese probándose su vestido de novia, aquel que usaría para casarse con su hermano.

Era una Targaryen, el tener que casarse con su hermano desde luego no era algo nuevo, algo que no hubiese pasado por su mente y que hubiese aceptado como parte de su vida. ¡El problema era el hermano! Toda su corta vida creyendo que sería su hermano pequeño, Aemond, quién la haría su mujer y sin embargo el destino había querido que su padre la uniese a Aegon.

No es que su hermano mayor fuese un monstruo, en muchos aspectos era alguien más centrado y tranquilo que Aemond y posiblemente, en muchos aspectos sería mejor esposo. Pero desde muy pequeña había sabido que a su madre le rondaba la idea de casarlo con Rhaenyra, a pesar de la diferencia de edad o de lo mal que se llevaban su hermana y hermano mayores, para que así Aegon pudiese ocupar el trono de hierro. Pero eso no pareció ser del agrado del Rey... Y allí estaba ella, vistiéndose de novia para cortar las aspiraciones de Aegon al trono y con ello los sueños de su madre. Se sentía mal por ello pero ¿Qué podía hacer? Desobedecer a su padre no era una opción, pues para ella el Rey era un hombre sabio que nunca erraba en sus decisiones... Y ella era tan hija, princesa como vasalla, por ello obedecía a pies juntillas, negándose a pensar que eso fuese un error...

Fue entonces que una criada la avisó de que tenía visita y dijo que la dejasen pasar, esperando que fuese su madre, se sorprendió al saber que era su hermana. No era que se llevasen mal, ni nada así, la más pequeña carecía de la maldad necesaria para saber lo que era la envidia y la ambición, por lo que solo veía en su hermana las virtudes que aprender y los defectos que perdonar, siempre intentando estar cerca de ella y ser su amiga. El problema es que Helaena se sentía muchas veces una mosca cojonera y peor aún, sentía que para su hermana mayor lo era. Que en el fondo Rhaenyra, aunque no la viese como una amenaza ni en sus peores pesadillas, nunca iba a perdonarle el ser hija de la mujer que si se ponía por medio de su camino.

Cuando la mayor entró a la habitación, Helaena hizo una reverencia como cualquiera de los presentes, mucho menos marcada y más elegante, pero la más sentida entre los presentes, pues ella no solo aceptaba que Rhaenyra sería su reina algún día, si no que apoyaba que si era la decisión de su padre se cumpliese sin más.

-Hermana... No esperaba tu visita. Ponte cómoda, enseguida terminamos.
avatar
Helaena Targaryen
Princesa

Princesa

Mensajes : 197
Fecha de inscripción : 23/06/2016
Localización : Desembarco del Rey

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo se basa en puntos de vista || Rhaenyra (FB)

Mensaje por Rhaenyra Targaryen el Sáb Jun 25, 2016 3:34 pm

Habían llegado a Desembarco del Rey hacía tan sólo unas horas. La galera real había partido hacia Rocadragón por orden expresa del Rey, con el fin de transportar al resto de su familia hacia la capital con motivo de la inminente boda entre dos de sus hijos, los príncipes Aegon y Helaena Targaryen. La embarcación, además de por la tripulación, iba escoltada por tres hermanos juramentados de la Guardia Real, cuya misión era proteger a Rhaenyra y a los suyos a su paso por la
Bahía del Aguasnegras. En Rocadragón se encontraba el cuarto de los hermanos juramentados, Ser Erryk Cargyk, cuya misión desde hacía dos años había sido la protección de la princesa y sus hijos, tras el desafortunado «incidente del ojo». Incidente que había precipitado un forzoso traslado de Rhaenyra y —palabras de Alicent— sus salvajes Velaryon lejos, donde no pudieran destruir nada más.

Cuando la galera atracó en los muelles, dos hermanos juramentados salieron de la embarcación abriéndose paso entre la población. Tras ellos, salió un joven muchacho de trece años —armado con una espada—, se trataba de Aelyx Velaryon, cuya lealtad para con la familia real le había guardado un puesto de confianza en la tarea de cuidar y velar por sus sobrinos, Jacaerys y Lucerys Velaryon —de siete y ocho años—. Ambos niños pisaron tierra detrás de Aelyx, después de casi dos años de reclusión en Rocadragón. Tras ellos, desembarcó Joffrey, el tercero de los Velaryon seguido de cerca por su madre Rhaenyra, que llevaba de la mano al pequeño Aegon —de dos añitos— y, en brazos, a Viserys —de tan sólo unos meses de vida—. Los dos más pequeños no eran Velaryon, sino Targaryen, fruto del matrimonio con el príncipe Daemon Targaryen, tío de Rhaenyra. Detrás de ellos, cerraraban la columna los otros dos capas blancas.

Ascendieron hasta la fortaleza a paso lento. No había prisa, pues el avance con un niño en brazos hacía notar por partida doble cada uno de los escalones. Una vez arriba, Rhaenyra reunió a sus tres mayores y les ordenó un comportamiento ejemplar. Luego se dirigió a Aelix y le pidió, con una caricia de agradecimiento en su rostro, que se encargase de que no se les olvidase. Cuando los niños se hubieron ido, la Princesa de Rocadragón despidió con una reverencia a la escolta blanca, y se dirigió hacia los aposentos de su medio-hermana, la auténtica protagonista de aquellos días.

Cuando llegó, la princesa estaba entallada en un precioso vestido de boda. Aquello le trajo un amargo recuerdo de su propia boda con Laenor, de quien era ya dos años viuda. Aquello fue una boda de las de pluma y pergamino, un acuerdo entre familias, carente de todo atisbo de ilusión, deseo o amor. A pesar de ello, la relación entre Laenor y Rhaenyra siempre fue cordial y afable, quizá algo falta de afecto, pero con un alto entendimiento y complementariedad entre ambos. Los dos eran conscientes de la verdadera naturaleza de su matrimonio, y rápidamente se acomodaron en sus roles, ofreciendo, de puertas para fuera, lo que los demás querían ver y, de puertas para dentro, una total libertad para que cada cual disfrutase en su plenitud de lo que realmente precisase.

Estás preciosa, querida— Admitió Rhanerya mientras se acomodaba en una poltrona, dejando a Aegon en el suelo, para que se moviese a placer por la habitación—Estás echando cuerpo de mujer— Observó reparando en su pecho y caderas, pues hacía prácticamente dos años que no la veía, y entonces no era más que una niña —En la misiva que recibí de padre aseguraba que ya habías sangrado, estoy orgullosa de ti— Le transmitió, en un intento por ser amable y comprensiva.

Conociendo a su hermana como la conocía, sabía que no tenía que ser fácil enfrentarse a tantos cambios a la vez. Por un lado se encontraba su florecimiento, que no era precisamente fácil de aceptar para una niña. Por otro, el aceptar un matrimonio concertado, que por suerte era con uno de sus hermanos al que ya conocía, ahorrándose así el drástico golpe que suponía ser entregada a un completo desconocido.
avatar
Rhaenyra Targaryen
Princesa

Princesa

Mensajes : 64
Fecha de inscripción : 23/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo se basa en puntos de vista || Rhaenyra (FB)

Mensaje por Helaena Targaryen el Dom Jun 26, 2016 5:54 pm

Sin dudas la princesa se sorprendió de que su hermana mayor y heredera del trono decidiese ir a visitarla. Si quiera sabía que hubiese llegado aún, por lo que imaginó que no llevaba más de un par de horas en Desembarco... Era curioso como lo que sería normal en cualquier familia no lo era tanto en la suya. No estaban muy unidas, quizás en principio por la diferencia de edad y porque cuando Helaena no era más que una niña, su hermana ya estaba casada con el hijo de Lord Velaryon. También influía que la reina Alicent, la madre de Helaena y Rhaenyra tuviesen mala relación y sin dudas, el incidente entre Aemond y los hijos mayores de su hermana no terminaron de ayudar a todo aquello.

Si lo pensaba con detenimiento, bastante era que se escribiesen de vez en cuando y se dignasen a dirigirse la palabra, aunque en parte era porque la menor siempre había tenido un comportamiento pasivo y casi de adoración por la mayor, de modo que nunca despertase la muy conocida furia de la heredera en su contra.

-Muchas gracias, hermana, pero sin dudas no tan bella como vos- dijo de forma educada, ciñéndose el protocolo. Con sus hermanos en privado no mantenía aquellas formas y era sumamente cercana y cariñosa, pero con su medio-hermana no era capaz de ser más ella misma.- Gracias.

Se notó cierta incomodidad por los comentarios, en principio, porque Helaena no estaba acostumbrada a los piropos, era el patito feo de la familia y vivía a la sombra de su madre y su medio-hermana, cosa que había aceptado como todo en su vida, con una sonrisa y resignación ante lo que no se puede cambiar. Además, odiaba los comentarios sobre si sangraba o no sangraba, sobre sus caderas o sobre sus pechos. La hacían sentir como una yegua, pero lo peor es que al pensarlo se daba cuenta de que lo era. Una yegua que juntan con el semental adecuado para mantener una pureza en la sangre... Suspiró, asintiendo para demostrar que no ignoraba a su hermana y la estaba escuchando. Además, era obvio que para una joven de su edad, inexperta como la que más en el trato con los hombres, la aterraba la idea de la noche de bodas y todo lo que ello conllevaba, más cuando era sabido por todo el reino de la fogosidad de su hermano. Estaba segura que esa noche iba a ser desastrosa y de esas que no se olvidan y te atormentan toda tu vida, igual que cuando metes la pata o te caes en público y años después aún recuerdas el momento de vergüenza.

Se dijo que de haberse casado con Aemond habría sido todo más sencillo. Su hermano menor era un cafre que allá por dónde pasaba, no crecía de nuevo la hierba. Pero con ella era distinto, quizás porque al ser los dos pequeños había pasado desapercibidos para el interés de los verdes y el odio de los negros. Ellos vivían al margen -hasta el día de lo del ojo al menos- y estaban unidos creyendo que el destino los uniría, así que se había hecho a la idea. Que te cambien el futuro marido no es sencillo, aunque Aegon había hecho un gran esfuerzo -y ella era casi más consciente del mismo que él- por hacerla sentir cómoda y comprendida en todo momento.

No se podía quejar, tenía unos hermanos que siempre cuidaban de ella a capa y espada.

-¿Cómo fue el viaje? Espero que los pequeños lo hayan llevado con soltura, viajar con bebés debe ser poco llevadero... ¿Deseáis algo de beber o de comer? Cualquier cosa que os haga sentir más cómoda no dudéis en pedirla- ofreció mientras la seguían moviendo como una muñeca, arreglando el traje por un lado y por otro. Ante sus palabras las criadas se tensaron a la espera de cualquier orden.
avatar
Helaena Targaryen
Princesa

Princesa

Mensajes : 197
Fecha de inscripción : 23/06/2016
Localización : Desembarco del Rey

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo se basa en puntos de vista || Rhaenyra (FB)

Mensaje por Rhaenyra Targaryen el Lun Jun 27, 2016 2:01 pm


Rhaenyra sintió un pequeño resquemor en su interior cuando observó en el rostro de su hermana cierta incomodidad ante sus cumplidos. En ese aspecto, la dulce Helaena no había cambiado. A la Princesa de Rocadragón no le agradaba su inseguridad, su hermana era una Targaryen y tenía los hermosos rasgos de su linaje, además, era una princesa, no tenía motivos, ni razón de ser, para aquella inhibición ególatra que había mostrado desde la niñez. Helaena siempre había sido una chica dulce y calma, cosa que a Rhaenyra no le disgustaba en absoluto. Sin embargo, en ciertas ocasiones, hubiese preferido que sacase a relucir más la naturaleza del dragón que sin duda poseía en su interior. Ya no era una niña, se había convertido en una mujer, y necesitaría de un carácter fuerte, tanto para educar a sus hijos, como para ser querida por su marido, pues por todos era sabido que «Una mujer que respeto no gana, siempre tiene un hueco, tanto en alcoba, como en cama».

No te recomiendo nunca viajar sola con cinco energúmenos— Frivolizó, aunque a decir verdad los únicos que realmente suponían un quebradero de cabeza eran los tres mayores —Por lo demás, sin mayores complicaciones.

Viserys era un bebé risueño que solía pasar prácticamente todo el día dormido, y Aegon había resultado ser un niño radicalmente distinto a sus hermanos mayores. Compartía cierto parecido con Joffrey en cuanto a que ambos eran silenciosos y tranquilos, sin embargo, mientras que el Velaryon era tierno y encantador, Aegon escatimaba más cada gesto de afecto, el pequeño solía mantener un semblante serio y rara vez sonreía. A pesar de sus dos añitos de vida era un chico bastante melancólico con el que había que medir bien cada palabra.

Tráenos una jarra de agua, no muy fría. Y algo de fruta— Pidió para los niños —Yo tomaré vino dulce.

La verdad es que la ascensión desde el muelle hasta la fortaleza les había provocado más de un jadeo y, como aún faltaban unas horas para la comida central del día, el estómago les había rugído ya un par de veces.

Y bien, querida— Se dirigió de nuevo a su hermana —Cuéntame, ¿Cómo llevas los días previos a tu boda?

Si bien se hacía una buena idea de la situación que debía estar atravesando su hermana, prefería oírlo de su propia boca. Ella misma había pasado por aquello y podía aconsejarla ante cualquier vicisitud que la abordase. Tanto en temas de la boda en sí, como de la posterior convivencia marital. Además, ella ya era madre y podía aconsejarla, si es que el tema de la maternidad la atemorizaba. Incluso en un asunto tan negro como podía ser el de la viudez tenía experiencia. Sólo tenía que superar esa barrera de inseguridad que a veces la bloqueaba y preguntar abiertamente lo que desease saber.
avatar
Rhaenyra Targaryen
Princesa

Princesa

Mensajes : 64
Fecha de inscripción : 23/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo se basa en puntos de vista || Rhaenyra (FB)

Mensaje por Helaena Targaryen el Mar Jun 28, 2016 5:52 am

-Oh, seguro que viajar con tus hijos debe ser precioso en el fondo. Espero algún día poder viajar con los míos... Cuando tú reines y no se nos requiera seguro podré experimentarlo- dijo con algo de ilusión. Era de esas cosas que Aegon y ella habían hablado, sus ganas de viajar, tanto por su reino que apenas conocían, como por el mundo conocido. Habrían deseado hacerlo luego de la boda, pero la salud de su padre comenzaba a resentirse y ni era apropiado viajar así, ni posible, pues se los necesitaba como hijos del rey para ayudar dentro de sus capacidades en las tareas que su padre debía dejar de momento de lado.- Me alegro que el viaje haya sido calmo a pesar del caos que debe suponer mover casi una pequeña corte al completo y a los niños. Me alegra mucho que hayáis venido para nuestra boda...

Sobretodo porque en el fondo sentía que su padre odiaba tener a la familia alejada. Pero es que por desgracia parecía se la única forma de evitar una guerra en el núcleo familiar. Lo que nunca había entendido y Helaena tampoco se había atrevido a comentar, era por qué mandó a su heredera lejos del centro neurálgico del reino en vez de mandarlos a Aegon, Aemond y ella. Era cierto que su madre era la reina y debía permanecer en Desembarco, tanto como que no se llevaba bien con Rhaenyra y que no le agradaría tener a sus hijos lejos, pero era mucho más lógico que la situación actual, dónde los herederos directos al trono apenas estaban en la corte.

La princesa miró a su sobrino que caminaba aburrido por la habitación, casi con aspecto triste, así que cuando se acercó a ella le importó poco molestar al sastre porque se agachó para mirarlo desde su altura.

-¿Qué le ocurre al precioso Aegon? ¿No te alegras de estar en casa?- para ella el recluimiento de sus sobrinos en Rocadragón no significaba que Desembarco no fuese su verdadero hogar, su verdadero lugar, solo que ella no era quién para opinar al respecto y de hacerlo, su padre no la oiría y sus hermanos y madre no lo tomarían bien.- ¿O solo le aburre ver a su tía?- preguntó cogiéndolo en brazos y dándole un sonoro beso en la frente, sobre el cabello platino. No hacía falta más comentario sobre la ilegitimidad de sus sobrinos mayores, solo ver a los dos pequeños evidenciaba que Rhaenyra no era sincera. Pero ella no la juzgaba y con cuidado dejó al niño de nuevo en el suelo ante su absoluta pasividad.- Bien, la reina se ha ocupado prácticamente de todo... Yo solo debo intentar estar radiante, feliz y recordar los votos- admitió dejando ya al sastre ir terminando.- Y evitar que Aegon o Aemond quemen media ciudad. Eso es más complicado, pero si alguien puede supongo que debo ser yo- admitió medio en broma, sonriendo a su hermana de manera dulce. Que Aegon, Aemond y Helaena eran como las tres cabezas del dragón, unidas y conectada como un mismo todo, era algo que saltaba a la vista. Los tres estaba mucho más unidos entre sí que a la su medio hermana o a su hermano menor, pues los dos varones se entendían pero ella era la que les aportaba sus muchas virtudes como la templanza y la calma que a ellos les faltaba notoriamente.- Prometo hacer todo lo posible por evitar cualquier problema que puedan causar, no quisiera que atormenten más a tu familia, ni a padre- dijo solemne, como solía ser cuando daba su palabra.
avatar
Helaena Targaryen
Princesa

Princesa

Mensajes : 197
Fecha de inscripción : 23/06/2016
Localización : Desembarco del Rey

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo se basa en puntos de vista || Rhaenyra (FB)

Mensaje por Rhaenyra Targaryen el Jue Jun 30, 2016 9:46 pm


La frivolidad de sus palabras eran, a fin de cuentas, sólo eso, frivolidad. Ni el viaje había sido para tanto, ni sus hijos eran tan malos. Sin embargo, jamás se le ocurriría hacer un viaje de placer con ellos. Sus hijos —los cinco— tenían la capacidad de chuparle la energía como sanguijuelas a cualquier ser sangrante. Unos gracias a sus travesuras y otros gracias a sus ingentes necesidades de afecto.

Por favor— Respondió quitándole importancia al hecho de haber asistido —Por nada del mundo me perdería tu boda. A pesar del peculiar cariño que nos tenemos tu madre y yo, tú eres mi hermana y es mi deber estar aquí en un acontecimiento tan especial.

La rivalidad con su madre era un hecho. Para qué negarlo. No la soportaba, pero sus hijos no tenían la culpa de ello. El odio que pudiese sentir hacia Alicent era algo que se había ganado ella y sólo ella. La relación que tuviese con cada uno de sus hijos era fruto únicamente de la relación con estos. Con Aegon tenía tantos roces como lazos afectivos, es decir, prácticamente ninguno. No por nada en especial, sino porque quizá eran personas muy distintas y, eso, sumado a la distancia que los separaba que incapacitaba cualquier tipo de contacto, daba como resultado un trato más bien indiferente. Con Aemond en cambio, tras el «incidente del ojo», la relación había adquirido un matiz irreversible. Él no iba a olvidar aquella afrenta, y Rhaenyra no iba a anteponer el bienestar de su medio-hermano al de su propio hijo, por lo que la posición de cada uno de ellos estaba clara; O Aemond cambiada de actitud y aprendía a perdonar, o estaban destinados a mantener aquella relación tensa y hostil hasta el final de los días. Cabía decir que la relación con Aemond no ayudaba a mejorar la relación con Aegon, pues ambos hermanos estaban tan unidos que una afrenta a uno de ellos era una afrenta hacia el otro. Daeron era demasiado pequeño como para desarrollar una relación con Rhaenyra que tuviese cierta importancia para ser tratada. El chico podía dejarse influenciar por sus hermanos, pero a decir verdad, no tenía motivo alguno para que el trato de ambos fuese negativo. En cambio, Helaena siempre se había auto-impuesto una ley de cordialidad que la definía como una persona pacífica y amable casi con cualquiera. Rhaenyra no tenía ningún roce con ella y, si ella lo tenía con la princesa de Rocadragón, no lo manifestaba, por lo que a efectos prácticos la relación era sana. Sin embargo, la distancia y los continuos roces, tanto con su madre, como con sus hermanos, actuaban en detrimento del bienestar general familiar, por mucho que ella se esforzase en que la paz reinase por encima de todo.

Los esfuerzos por Helaena por alegrar al pequeño Aegon no sirvieron de mucho. Aquél chico había adquirido un aura de solemnidad impropia de un niño de su edad. Apenas hablaba, apenas sonreía. Solía ser observador con sus hermanos y, cuando éstos le molestaban, aguardaba el momento para devolverles la afrenta. Si estaba enfadado solía soltar comentarios mordaces e hirientes, seguramente que hubiese oído a los adultos.

No se a quién habrá salido este niño— Dejó caer Rhaenyra al ver qué poco cariñoso se mostraba con si tía —¡Aegon, dale un beso a tu tía!— Le ordenó.

El niño miró a su madre, impasible, y luego se apartó de ambas mujeres. Como si obedecer aquella orden fuese un reflejo de debilidad y desafiarla le brindase algún tipo de poder. Rhaenyra miró a Helaena con cierta exasperación.

No te lo tomes a mal— La tranquilizó —Es así con todo el mundo. Una vez, mientras lo vestía con un bonito jubón de seda con motivos gules y azur, me dijo: «No soy un bufón, no me vistas como tal». Me quedé de piedra.

Rhaenyra no pudo evitar sonreír al recordarlo, pues apenas tenía dos años. Sin duda era un niño inteligente, mucho más de lo que lo fueron cualquiera de sus hermanos a su edad, sin embargo aquella gris melancolía que lo afligía la preocupaba. Con suerte, ésta disminuiría con el paso de los años, pero nunca se sabía.

Luego Helaena se sinceró acerca de los propósitos que tendría para con sus hermanos, a fin de evitar que los problemas latentes entre ambas ramas de la familia llegasen a más.

Te lo agradezco, querida. Pero es tu boda, no puedo permitirte que estés pendiente de unos y de otros— Aseguró —Yo me encargaré de que los míos guarden la compostura, los tuyos son mayorcitos para cuidarse de hacerlo de la misma forma. Desde aquí te prometo que no habrá nada que ose arruinar esta boda. Tienes mi palabra.
avatar
Rhaenyra Targaryen
Princesa

Princesa

Mensajes : 64
Fecha de inscripción : 23/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo se basa en puntos de vista || Rhaenyra (FB)

Mensaje por Helaena Targaryen el Sáb Jul 02, 2016 12:11 pm

-No dudo de nuestro afecto, hermana- dijo rápidamente por si había ofendido a la mayor.- Además, intuyo que poder regresar a la capital del que será tu reino debe ser la mejor parte de todo esto- dijo con sinceridad. Le apenaba que su hermana hubiese tenido que abandonar Desembarco porque su padre lo hubiese ordenado por el bien de todos. A fin de cuentas, ella reinaría ¿Quién más que ella debía estar en la corte real? Muchas veces Helaena no comprendía a su padre.- Pero eso no hace que deje de ser un honor que dediques tu tiempo a venir. A fin de cuentas, solo es un mero trámite... De mi boda con Aegon no depende gran cosa, supongo que solo es una forma de padre de darnos una labor que hacer...- Aunque era obvio por todos que los hijos mayores de Rhaenyra no eran precisamente el futuro de la estirpe valyria que solo los Targaryen y los Velaryon podían mantener, los hijos pequeños de su hermana eran sin dudas hijos de su tío Daemon. Mantener la línea de sangre pura era fundamental en los herederos, pero Aegon, Helaena y sus hijos jamás reinarían, pues Aegon era el octabo en la línea sucesoria según los deseos de su padre.- Y bueno, para evitar que mi madre siga insistiendo en una hipotética boda entre Aegon y tú en caso de que, la Madre lo evite, vuelvas a enviudar. Supongo que para ti es un alivio en parte saber que muchas desgracias deberían ocurrir para que Aegon sea tu esposo a partir de ahora.

No había resentimiento, solo una sinceridad demodelora que sumada precisamente al evidente deseo de no herir con el comentario solo volvía aquello más demoledor. El motivo de que Helaena fuera a casarse con el primogénito del rey era precisamente el deseo del mismo de evitar que su hijo reinase. Y ella había aceptado a pesar de esto, solo por ser la voluntad de su padre.

-Siempre pensé que mi esposo sería Aemond. Muchas agradecerían el cambio de perspectiva, aunque posiblemente no soy como muchas- admitió.- Por suerte para mi casarme con Aegon no cambia nada, ni creo cambie nada entre los tres. Ojalá cámbiese las cosas entre los demás y todo se volviese más cordial- dejó que las criadas la desnudaran cuando el sastre terminó y luego se dejó poner un liviano vestido. Rió al ver a su sobrino ignorar a su madre y a ella misma.- Tranquila hermana, he aprendido durante mi vida que el carácter de un Targaryen solo lo concierne a sí mismo y que somos particulares por naturaleza. Está bien que sepa discernir lo que quiere hacer de lo que le dicen que debe, es el principio para ser un buen líder- argumentó la princesa. Se acercó al fin a su hermana para hacer otra pequeña reverencia y luego darle dos besos en las mejillas, riendo de forma fuerte y genuina cuando la oyó decir que Aegon y Aemond eran mayores para no necesitarla de niñera.- El día que Aegon y Aemond no me necesiten de niñera será el día dónde sienta que mi vida no tiene sentido. Siempre he sido la que los ha controlado y vigilado y la única vez que no estuve...- suspiró. Estaba comprobado era la única capaz de lidiar con esos dos desde la más tierna infancia.- No me apena dedicar el día de mi boda a lidiar con ellos, es mi día a día y no me pesa porque a cambio tengo a dos de las personas que más amo siempre cerca de mi.
avatar
Helaena Targaryen
Princesa

Princesa

Mensajes : 197
Fecha de inscripción : 23/06/2016
Localización : Desembarco del Rey

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo se basa en puntos de vista || Rhaenyra (FB)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.